Публикатор

23.09.1411:03

SOBRE LA POSICIÓN DE RUSIA EN EL 69º PERÍODO DE SESIONES DE LA ASAMBLEA GENERAL DE LA ONU

23-09-2014

  • en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

Traducción no oficial


1. En el contexto de la complicación de los procesos en las relaciones internacionales causada por los intentos de algunos países de imponer sus enfoques a otros miembros el 69º período de sesiones de la Asamblea General de la ONU está encargada de seguir el rumbo para formular las respuestas colectivas a los desafíos globales y regionales sobre la base de los principios de seguridad equitativa e indivisible, del diálogo inclusivo respetando el derecho de los pueblos a determinar su futuro independientemente.

2. Se hace apremiante la tarea de observar el derecho internacional, sobre todo la Carta de la ONU, y fortalecer el papel central y coordinador de la ONU como mecanismo sin alternativa para asegurar la estabilidad global. La observación estricta de las facultades exclusivas del Consejo de Seguridad de la ONU en materia de mantenimiento de la paz y la seguridad internacionales sigue siendo imperativa. Las decisiones del Consejo de Seguridad no admiten interpretación arbitraria y son obligatorias para todos los miembros de la comunidad internacional.

3. El objetivo de la reforma del Consejo de Seguridad de la ONU es proveerlo de un carácter más representativo sin perjudicar su eficacia y operatividad. Es necesario seguir buscando un modelo de la reforma sin establecer plazos artificiales. Tal modelo debe gozar del apoyo máximamente amplio en la ONU (mucho más que dos tercios de votos de sus Estados Miembros).

Las prerrogativas de los actuales miembros permanentes, incluido el derecho de veto, no están sujetas a la revisión.

4. Apoyamos las iniciativas realistas para mejorar la eficacia del trabajo de la Asamblea General de la ONU. Consideramos fundamental perfeccionar los métodos de trabajo y poner en orden la agenda sobrecargada. Cualesquiera innovaciones han de basarse sobre la estricta observación de la distribución de prerrogativas entre los órganos principales de la ONU.

5. Los mecanismos de sanciones del Consejo de Seguridad deben orientarse a coadyuvar al arreglo político y diplomático de conflictos. Las restricciones deben tener carácter selectivo y minimizar los costos para la población civil. La Aplicación de las sanciones unilaterales que socavan el carácter colectivo de los esfuerzos políticos y diplomáticos internacionales es ilegal y ha demostrado ser completamente contraproducente.

6. Condenamos el bloqueo económico y comercial de Cuba impuesto por los Estados Unidos de América y nos pronunciamos por su más rápido levantamiento.

7. La cooperación de la ONU con las organizaciones regionales es característica inalienable de la etapa actual de las relaciones internacionales. Nuestra prioridad es mejorar la colaboración de la ONU con la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC), la Comunidad Económica Eurasiática (CEEA), la Comunidad de Estados Independientes (CEI) y la Organización de Cooperación de Shanghai (OCS). Atribuimos la importancia particular al desarrollo de la cooperación práctica entre la ONU y la OTSC en el campo de mantenimiento de la paz.

8. En materia de mantenimiento de la paz por la ONU nos basamos en que es necesario observar estrictamente sus principios fundamentales en el proceso de la adaptación de la actividad de la Organización a las realidades contemporáneas. Los mandatos de las operaciones de mantenimiento de la paz deben ser claros y realistas. Llamamos a establecer un diálogo transparente entre los Estados Miembros y la Secretaría de la ONU con el fin de elaborar los marcos para reflejar las tendencias emergentes en el ámbito de las operaciones de mantenimiento de la paz de la ONU (es decir, el gran número de los componentes, las tecnologías nuevas, etc.)

Rusia es uno de los diez principales contribuyentes a presupuesto para las operaciones de mantenimiento de la paz de la ONU (más del 3%) y hace la aportación práctica a las operaciones de mantenimiento de la paz de la ONU mediante la participación de los pacificadores en las misiones, el entrenamiento de los pacificadores y policías extranjeros, el liderazgo en el mercado de los servicios de transporte para el mantenimiento de la paz de la ONU.

9. Es posible arreglar la crisis interna de Ucrania sólo por la vía política y diplomática a base de cese de cualquiera violencia y de un diálogo nacional amplio y equitativo que permita reflejar al nivel constitucional las aspiraciones legítimas de todas las regiones del país, todos los grupos étnicos, religiosos y lingüisticos. Insistimos en que sea realizada una investigación objetiva e imparcial de los casos que acarrearon la violencia grave y las víctimas, y en que se hagan responsables los culpables. Es crucial abandonar la ideología del neonazismo y de la glorificación de criminales de guerra y cómplices nazis en el territorio de Ucrania. Rusia está dispuesta a hacer toda la contribución posible para resolver la crisis interna ucraniana con el fin de aliviar la situación, aumentar la confianza en Ucrania y restablecer la estabilidad a largo plazo.

10. El conflicto sirio debe ser resuelto de manera exclusivamente pacífica mediante el diálogo político inclusivo sobre la base del Comunicado de Ginebra de 2012 y de la agenda acordada. La Conferencia Internacional celebrada en Montreux creó las premisas necesarias para esto. La tarea de unir los esfuerzos del gobierno y de la oposición en la lucha contra la amenaza terrorista que produce riesgos de desestabilización de la situación regional sigue siendo una de las prioritarias.

Aplaudimos el hecho de que se haya terminado exitosamente el proceso de la destrucción del potencial militar químico de Siria de conformidad con las decisiones del Consejo Ejecutivo de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) y la Resolución 2118 del Consejo de Seguridad de la ONU.

11. No nos proponemos disminuir los ritmos de nuestro trabajo para conseguir el arreglo del conflicto en el Oriente Próximo tanto por las vías bilaterales como en los foros internacionales, sobre todo en el marco del "Cuarteto" de los intermediarios involucrando en el proceso a los actores regionales clave y la Liga de los Estados Árabes. El acordado marco jurídico internacional de la ONU debe estar al fondo de este arreglo. Abogamos por el establecimiento de un Estado palestino soberano, viable y territorialmente integral en las fronteras de 1967 con las permutas territoriales acordadas y su capital en Jerusalén Oriental, que viva al lado de Israel en condiciones de paz y seguridad. Llamamos a israelíes y palestinos que renuncien a la violencia y a los pasos unilaterales que prejuzguen el resultado de las negociaciones. Apoyamos los esfuerzos encaminados a lograr la unidad entre los palestinos en el marco de la Organización para la Liberación de Palestina.

12. Apoyamos el proceso de la transición política que desarrolla en Yemen y el rumbo de las reformas efectuado por el gobierno de este país sobre la base de las recomendaciones de la Conferencia de Diálogo Nacional.

13. La agravación drástica de la situación en Irak es el tema que nos hace seriamente preocupados. Apoyamos los esfuerzos de Bagdad en la lucha contra los terroristas y extremistas. Hay que resolver los problemas de la política interior por la vía pacífica teniendo en cuenta los intereses de todos los grupos étnicos y confesionales.

14. Es posible superar la crisis en Libia por medio de la consecución de un amplio consenso sobre el futuro sistema estatal del país. La violencia que ocurre en todas las partes y, de hecho, la descomposición del sistema estatal de Libia son las consecuencias obvias de la intervención militar ilegal en situación del país en violación de las resoluciones pertinentes del Consejo de Seguridad de la ONU. Estamos inquietados por el hecho de que el país se convierte en una fuente de la proliferación de las armas ilegales en la región y afuera.

15. Apoyamos los esfuerzos aplicados por el Gobierno de Afganistán para promover la reconciliación nacional y el diálogo con la oposición armada. La formación de los órganos de poder capaces de ejercer sus facultades en todo el territorio del país y el aumento del potencial de las estructuras de seguridad de Afganistán quedan las premisas importantes para que se normalice la situación. Estamos seriamente preocupados por el traslado de la actividad terrorista de la República Islámica de Irán (IRA) al Asia Central. La Misión de la ONU debe seguir siendo el coordinador principal de los esfuerzos civiles internacionales. Se requiere que la comunidad internacional se enfrente de manera consolidada al problema de la fabricación de las drogas en Afganistán que constituye la amenaza a la paz y estabilidad internacionales. A este respecto se hace apremiante la tarea de ampliar la interacción al nivel regional entre los organismos encargados de hacer cumplir la ley.

Es importante que la nueva Misión de la OTAN en la IRA se base en el marco jurídico internacional y sobre todo en la Resolución del Consejo de Seguridad de la ONU, lo que permitiría a otros países cooperar plenamente con ella.

16. Se puede conseguir una solución a largo plazo a la situación relacionada al programa nuclear de Irán sólo por vías políticas y diplomáticas basadas en el principio de gradualismo y de reciprocidad mediante la conclusión de un acuerdo global entre "las seis partes" e Irán en el ámbito del Plan de Acción común concluido en Ginebra en 2013, y mediante un arreglo entre Teherán y la OIEA.

17. En la Península Coreana, es necesario que se reanuden sin demora las negociaciones de las seis partes sin condiciones previas a fin de lograr un arreglo a su problema nuclear y crear medidas de confianza en Asia de Noreste que realmente surtan efecto. Consecuentemente abogamos por Península Coreana libre de armas nucleares. Un aumento de la presencia militar extranjera en la región bajo el pretexto de la respuesta a las acciones de Pionyang es inadmisible.

18. Arreglo en Kosovo debe basarse en la resolución 1244 del Consejo de Seguridad. El diálogo político entre Belgrado y Pristina tiene como objetivo promover la seguridad y los derechos de minorías, proteger el patrimonio cultural y religioso. Abogamos por una investigación objetiva e imparcial de los casos de tráfico ilícito de órganos humanos en Kosovo.

19. La responsabilidad mayor y el papel principal de prevenir y arreglar conflictos en el continente africano recaen en los propios africanos. Notamos éxitos en el proceso de consolidación de la arquitectura africana de paz y seguridad. Apoyamos la intensificación de la cooperación de la ONU con la Unión Africana y con organizaciones subregionales.

20. En las relaciones entre Sudán y Sudán del Sur es importante reforzar la voluntad de buscar acuerdos de compromiso acerca de los problemas persistentes, incluso la definición del estatuto de los territorios en disputa, sobre todo de la zona de Abyei.

21. Sobre Darfur respaldamos el lanzamiento del diálogo nacional por el Gobierno de Sudán. Ha de imponer sanciones del Consejo de Seguridad contra milicias rebeldes que se nieguen a dialogar.

22. Abogamos por una solución política del conflicto en Sudán del Sur y la aplicación de los acuerdos firmados en enero del 2014. Apoyamos los esfuerzos de mediación de la IGAD a fin del alto del fuego.

23. En la República Centroafricana causa gran preocupación la violencia interconfesional. Respaldamos los esfuerzos de los africanos para asistir a la República Centroafricana en arreglar la crisis y restablecer la autoridad estatal eficaz. La misión de mantenimiento de la paz de la ONU en la República Centroafricana está diseñada para ser un factor importante de la estabilización.

24. Un arreglo sostenible de la crisis en Malí, siendo este la consecuencia del conflicto en Libia, sólo se puede alcanzar mediante un dialogo nacional inclusivo. La evolución de la situación en Malí en gran medida determinará el éxito que tenga la comunidad internacional en la estabilización de toda laregión sahelosahariana.

25. En Somalia, ademas de detener las actividades transfronterizas de los extremistas del Al-Shabaab, se debe continuar la creación de las viables estructuras del Estado, promover la reconciliación nacional y los principios del federalismo.

La clave para erradicar la piratería en Somalia consiste en establecer la orden en tierra firme, cortar los canales de la financiación y llevar a la justicia a los jefes del negocio de la piratería.

26. En la esfera del desarme nos pronunciamos por mejorar la eficiencia de los mecanismos adecuados de la ONU y estamos en contra de los intentos de desmontarlos. Exhortamos a socios radicales a que corrijan su posición a favor de una actitud constructiva hacia la búsqueda de soluciones mutuamente aceptables.

Abogamos por el fortalecimiento del Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares en su totalidad. Vemos la misión principal de la Conferencia de Examen del TNP de 2015 en que todos los Estados Partes reafirmen su adherencia al Tratado y a la indivisibilidad de las obligaciones que figuran en el, así como a la aplicación del Plan de Acción de 2010. Hay que implementar las decisiones internacionales sobre la consolidación del régimen de no proliferación en el Oriente Próximo: asegurar la firma del TNP por todos los Estados de la región e iniciar el proceso de creación de una zona libre de armas nucleares y otras armas de destrucción en masa y sus sistemas vectores.

Tenemos la intención de continuar haciendo nuestros mejores esfuerzos para convocar la Conferencia sobre la zona libre de armas nucleares y otras armas de destrucción masiva en la región del Oriente Medio con vistas a celebrarla antes del fin del año.

Tenemos la intención de oponernos a la proliferación de la carrera armamentista en el espacio ultraterrestre. Es claramente necesario elaborar un tratado jurídicamente vinculante sobre la prevención del emplazamiento de armas en el espacio ultraterrestre, una parte del cual podría ser constituida por medidas de transparencia y confianza. La iniciativa rusa de no ser el primer país que emplace armas en el espacio ultraterrestre, a la que ya se han adherido numerosos países, es un paso político importante hacia eso.

27. Seguiremos con el trabajo proactivo en el ámbito de la seguridad de la información internacional. Hace falta intensificar los esfuerzos internacionales para poner fin a la utilización de la tecnología de información y comunicaciones con fines criminales, terroristas, políticos y militares, para intervenir en los asuntos internos de los Estados.

28. En cuanto a la responsabilidad de proteger a la población del genocidio, crímenes de guerra, limpiezas étnicas y crímenes contra la humanidad, nos guiamos por las provisiones de la correspondiente sección del documento final de la Cumbre Mundial (2005). Lo más importante es que “la responsabilidad de proteger” no sea utilizada como un pretexto para cambiar los regímenes políticos indeseables.

29. La Federación de Rusia apoya las actividades de la Corte Internacional de Justicia de la ONU como el principal órgano judicial de la Organización y está dispuesta a contribuir a la creación de condiciones que le permitan desempeñar sus funciones de modo eficiente e imparcial. Llamamos a los Estados a apoyar al candidato ruso, director del Departamento Jurídico del MAE K.Gevorgyan en la elección de los miembros de la Corte Internacional de Justicia de la ONU.

30. Seguimos de cerca la actividad de la Corte Penal Internacional. La CPI, trabajando con los perfiles de países, debe mantener un equilibrio razonable entre los intereses de la justicia y la necesidad de mantener los procesos de paz. Es imperativo tener una actitud objetiva hacia la investigación de crímenes de todas las partes en un conflicto armado.

31. Tenemos la intención de esforzarnos para que sea finalizada a tiempo la actividad del Tribunal Penal Internacional para la ex Yugoslavia y del Tribunal Internacional para Rwanda y para transformarlos al formato del “mecanismo residual”, de acuerdo con la resolución 1966 (2010) del Consejo de Seguridad de la ONU.

32. Nos oponemos a que el estado de derecho se use en la "plataforma" de la ONU para promover las doctrinas cuestionables de derechos humanos (cuestiones de género, LGBT, justicia de menores). También entrevemos en eso los intentos de proporcionar un pretexto conveniente para intervenir en los asuntos internos de los Estados.

La ONU debe centrarse en el estado de derecho a nivel internacional: en el cumplimiento de obligaciones que derivan de tratados internacionales y en el arreglo pacífico de controversias internacionales. A nivel nacional el estado de derecho debe tomar en consideración las características jurídicas y políticas, económicas, religiosas y éticas de los Estados.

33. El terrorismo sigue siendo una de las amenazas para la paz y la seguridad internacionales. Se exigen las acciones coordinadas de la comunidad internacional auspiciadas por las Naciones Unidas. Resulta esencial la aplicación íntegra de la Estrategia Global de las Naciones Unidas contra el Terrorismo.

Abogamos por el aumento del número de los Estados Partes en las convenciones de las Naciones Unidas sobre la lucha contra el terrorismo y por la prestación de asistencia práctica a los Estados en su aplicación. Apoyamos la consolidación de los esfuerzos destinados a gestionar los medios preventivos de gran escala para prevenir el terrorismo y combatir su ideología, detener la radicalización de la opinión pública sobre esa base, así como luchar contra el uso de Internet y de los medios de información con fines terroristas.

34. Es necesario intensificar los esfuerzos para hacer frente a la amenaza global de las drogas, conservar la integridad del actual sistema internacional de fiscalización de drogas establecido por las convenciones de la ONU sobre las drogas. Rechazamos los intentos de despenalizar el tráfico ilícito de drogas y de imponer métodos controvertidos de la lucha contra ellas como "norma mundial" que contradicen las convenciones universales sobre las drogas. Es esencial fortalecer el régimen internacional de control del tráfico ilícito de precursores.

Rusia seguirá contribuyendo a la lucha contra la proliferación de las drogas, en particular, participando en el proceso "París-Moscú", el eficaz mecanismo multilateral "Canal" y otras iniciativas sobre las drogas en el marco de la OTSC, la OSC, el Consejo OTAN-Rusia y la OSCE.

35. Abogamos por el aumento del número de los Estados Partes y la labor para la aplicación eficaz de las convenciones básicas de la ONU en el campo de la lucha contra la delincuencia. Respaldamos los esfuerzos encaminados a cooperar estrechamente en el marco del mecanismo para observar el cumplimiento de la Convención contra la Corrupción, a iniciar los procedimientos eficientes de devolver los activos provenientes de la corrupción a los países de origen y a ampliar la asistencia técnica prestada a los países interesados. A la vista de eso, prestamos una atención especial a la preparación de la Sexta Conferencia de los Estados Partes en la Convención, que se celebrará en Rusia en 2015. Apoyamos el fortalecimiento de la cooperación internacional en materia de la lucha contra la trata de personas y el tráfico ilícito de los metales preciosos y la fauna y flora silvestres.

36. Rusia aboga por la discusión en la ONU sobre la problemática de la interacción interreligiosa e intercultural en interés de la paz, incluso en el marco de la Alianza de Civilizaciones. Participaremos activamente en las actividades relacionadas con el Decenio Internacional de Acercamiento de las Culturas (2013–2022).

37. Damos gran importancia a la cooperación interestatal en materia de la defensa de los derechos humanos. Partimos de que la principal responsabilidad en esta materia recae en los Estados, mientras que las instituciones y mecanismos internacionales solo desempeñan un papel de apoyo. Consideramos que la arquitectura de los derechos humanos de la ONU debe funcionar sin politización. La adopción de las resoluciones de confrontación acerca de las situaciones con los derechos humanos en ciertos países es inapropiada en el ambiente del funcionamiento exitoso del mecanismo del Examen Periódico Universal realizado por el Consejo de Derechos Humanos. Rusia firmemente condena la utilización de la cuestión de los defensores de los derechos humanos como pretexto para inmiscuirse en los asuntos internos de los Estados.

38. Siempre hemos promovido en la ONU el principio de la inadmisibilidad de la distorsión de la historia y la revisión de los resultados de la Segunda Guerra Mundial, especialmente a la luz del septuagésimo aniversario de la victoria. Rusia vuelve a someter a la Asamblea General de la ONU el proyecto de la resolución sobre la inadmisibilidad de la glorificación del nazismo, a favor de la cual tradicionalmente vota la mayoría de los Estados. Esperamos que las delegaciones que abstuvieron o votaron en contra de la resolución en el pasado, encuentren el coraje para pronunciarse contra la glorificación de los criminales de guerra y sus colaboradores, condenados en Nuremberg, y condenen tajantemente las nuevas formas de discriminación racial, xenofobia y formas conexas de intolerancia.

39. Firmemente condenamos toda forma y manifestación de discriminación por cualquier motivo. La prohibición de la discriminación enunciada en los instrumentos internacionales de los derechos humanos tiene un carácter general y abarca a todas personas, sin excepción.

El derecho internacional no contiene ningunas normas para reglamentar la protección de las personas según su orientación sexual o la llamadaidentidad de género. No podemos aceptar intentos de separar esta categoría de personas de otras personas. Es inaceptable cuando bajo el pretexto de proteger a las llamadas minorías sexuales se efectúen en la práctica la promoción agresiva e imposición de ciertos comportamientos y de un sistema de valores, los cuales podrían herir los sentimientos de una gran parte de la sociedad.

40. En general apoyamos las actividades de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos. Hacemos una aportación anual y voluntaria a su presupuesto en el monto de 2 millones de dólares estadounidenses. Para mejorar la calidad del trabajo de la Oficina es necesario promover su transparencia y responsabilidad ante los competentes órganos intergubernamentales.

41. En la materia del desarrollo social abogamos por la erradicación de la pobreza, la promoción de la integración social, el pleno empleo y el trabajo decente para todos, así como el ejercicio de los derechos sociales con especial atención a los problemas de los grupos sociales vulnerables en interés de la implementación eficaz de las decisiones de la Cumbre Mundial sobre Desarrollo Social (Copenhague, 1995) y del vigésimo cuatro periodo extraordinario de sesiones de la Asamblea General de la ONU. Consideramos la Comisión de Desarrollo Social como el organismo central de coordinación del sistema de la ONU en ese ámbito.

42. La Comisión de las Naciones Unidas de la Condición Jurídica y Social de la Mujer tiene el papel fundamental en la promoción de la igualdad entre los géneros, mientras que las referencias principales son la Declaración y Plataforma de Acción de Beijing, así como las decisiones del vigésimo tercer periodo extraordinario de sesiones de la Asamblea General.

Acogemos con beneplácito las actividades de la entidad "ONU-Mujeres" que puede ubicarse en varios países solo a la coordinación previa con estos estados.

43. Apoyamos el fortalecimiento de la cooperación internacional en materia de la protección de los derechos del niño y la promoción de los ideales de la Convención sobre los Derechos del Niño. El documento final del 27º período extraordinario de sesiones de la Asamblea General de la ONU, titulado “Un mundo apropiado para los niños", es una guía práctica de actuación en esta materia. Damos importancia a la celebración de los 25 años de la aprobación de la Convención sobre los Derechos del Niño planeada para noviembre de 2014.

44. Rusia ve la cooperación en la esfera del deporte y el establecimiento en el mundo de los ideales deportivos como un medio eficaz para inculcar el respecto y la comprensión mutua entre los pueblos. Los Juegos Olímpicos de Invierno, que se celebraron en Sochi en 2014, dieron un fuerte impulso al desarrollo del Movimiento Olímpico. Estamos comprometidos con la organización a un nivel alto de la Copa del Mundo de Fútbol en 2018.

45. Damos importancia al establecimiento de la cooperación multilateral en las áreas económicas, medioambientales y humanitarias, aplicación de los resultados de los principales foros socioeconómicos de la ONU y la continuidad de nuevos objetivos del desarrollo global con respecto a los Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM).

Tenemos la determinación de cooperar constructivamente durante la preparación para la Cumbre de la ONU en septiembre de 2015 en el curso de la cual será aprobada la nueva agenda mundial para el desarrollo después de 2015. Al término de la Cumbre, un programa de acción correspondiente a los desafios y peligros y basado en el concepto del desarrollo sostenible ha de ser adoptada. Reducción de la pobreza es la mayor prioridad de la agenda mundial para el desarrollo después de 2015.

46. Aplaudamos la iniciativa del Secretario General de la ONU sobre la celebración de la llamada "cumbre climática" el 23 de septiembre de 2014 que debe dar un impulso a los esfuerzos para hacer frente al cambio climático y a la adoptación de un nuevo acuerdo climático internacional en 2015 en la conferencia en París. Estamos seguros de que el objetivo final de la Convención Marco de las Naciones Unidas sobre el Cambio Climático (CMNUCC), a saber, estabilizar las concentraciones de gases de efecto invernadero en la atmósfera, sólo puede ser alcanzado mediante la participación de todos los países, teniendo en cuenta sus posibilidades reales y su impacto al cambio climático.

47. Estamos a favor del fortalecimiento de los mecanismos de la ONU en la esfera de la financiación para el desarrollo una vez finalizadas las conferencias internacionales en Monterrey y en Doha. Estamos interesados en la celebración exitosa de la siguiente ronda de esta conferencia para estimular la cooperación multilateral en esta esfera y conjugar los procesos de las Naciones Unidas y fuera de las Naciones Unidas.

48. Las cuestiones del desarrollo social y económico de los estados africanos deben seguir siendo entre las prioridades de la Asamblea General. Estamos interesados en el trabajo exitoso del mecanismo de supervisión para evaluar el progreso en el cumplimiento de las obligaciones de los estados respecto al desarrollo de Africa. Estamos plenamente comprometidos con el cumplimiento de las obligaciones internacionales relativas a la ayuda a Africa.

49. Atribuimos importancia al trabajo en la esfera de las actividades operacionales teniendo en cuenta el estatus del donante de nuestro país en el sistema del desarrollo. Nos pronunciamos por el reforzamiento de la ONU en el fomento del desarrollo internacional y por el mejoramiento de la actividad de sus organismos operacionales.

50. Consideramos los temas de salud pública, entre ellos la lucha contra las enfermedades no transmisibles y el VIH / SIDA, como unas de las prioridades. Estamos dispuestos a colaborar estrechamente con todas las partes interesadas, incluso con las ONG especializadas para aplicar las decisiones de la Reunión de alta nivel de la Asamblea General con respecto a la prevención y la lucha contra las enfermedades no transmisibles.

Estamos decididos a mantener un diálogo constructivo en el marco del período extraordinario de sesiones de la Asamblea General que se celebrará en septiembre de 2014 dedicado al examen de los progresos en el cumplimiento del Programa de Acción de la Conferencia Internacional sobre laPoblación y el Desarrollo.

 

51. Apoyamos el fortalecimiento de la cooperación humanitaria internacional, incluída la preparación para la Cumbre Mundial Humanitaria que se celebrará por iniciativa del Secretario General de la ONU en 2016 en Estambul. La resolución 46/182 de la Asamblea General de la ONU debe seguir siendo la base de las actividades de la ONU en la esfera humanitaria. El reforzamiento de la ONU en la coordinación de la ayuda humanitaria para ciertos países, incluso los que se encuentran en la situación de un conflicto armado, merece atención especial.

 

52. Damos prioridad a la consideración de las cuestiones de reducción del riesgo de desastres. Llamamos a todos los Estados Miembros y a otras partes interesadas a mostrar un enfoque constructivo durante la preparación para la tercera Conferencia Mundial sobre la Reducción de los Desastres Naturales que se celebrará en marzo de 2015 en Japón. Abogamos por el reforzamiento de la FAO y el PMA para garantizar la seguridad alimentaria.

 

53. En lo que se refiere a la cooperación con nuestros socios de la Unión Aduanera y del Espació Económico Único, seguiremos trabajando activamente para establecer a nivel internacional la Unión Económica Euroasiática que se está formando. Vamos a contribuir de forma consecuentemente a la creación y ampliación de conexiones entre la ONU y la Unión Económica Euroasiática.

 

54. Las solicitudes para el aumento de los recursos del presupuesto ordinario de la ONU para los años 2014-2015 deben ser consideradas teniendo en cuenta la necesidad de limitar los gastos. Las inicitiativas del Secretario General sobre la financiación de las misiones con mandatos que no se han cambiado deben ser estudiadas cuidadosamente. Sería razonable insistir en la optimización del uso de los recursos y equipo disponibles para la ONU.

 

Las reformas en la esfera de la política de los recursos humanos, actividades de adquisición, logística del mantenimiento de paz de la ONU deben ser realizados conforme con las decisiones de los Estados Miembros y sus privilegias controlantes.

 

55. Creemos que el principio del multilingüismo es un elemento principal de la Organización. Se necesita la dotación equitativa de recursos para todas las seis lenguas oficiales de la ONU. En lo que se refiere a las actividades de información de la ONU, estamos a favor de un equilibrio adecuado en la utilización de las tecnologías de comunicación tradicionales e innovadoras con el fin de llegar al espectro de audiencias más amplio posible.