26 novembre 201916:51

Discurso y respuestas a las preguntas de los medios ofrecidos por el Ministro de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia, Serguéi Lavrov, en el transcurso de una rueda de prensa conjunta con el Ministro de Asuntos Exteriores de Islandia, Gudlaugur Thor Thordarson, Moscú, 26 de noviembre de 2019

2448-26-11-2019

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

Estimadas damas y caballeros:

Hemos celebrado unas negociaciones muy útiles y nutridas. Los vínculos entre Rusia e Islandia cuentan con una larga historia: en octubre del año pasado celebramos el 75º aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas entre nuestros países. Sin embargo, las relaciones extraoficiales hunden sus raíces en una época más antigua todavía.

Este año nos hemos reunido con mi homólogo islandés en mayo, durante la reunión ministerial del Consejo Ártico celebrado en la localidad finlandesa de Rovaniemi. En aquellos momentos prestamos atención prioritaria a la agenda de la reunión, mientras que hoy hemos abordado además una serie de otros asuntos candentes, relativos, en primer lugar, a la cooperación bilateral.

Hemos expresado nuestro interés común en un desarrollo paulatino de la misma en intereses de nuestros ciudadanos y en aras de la estabilidad en nuestra región común, la región euroártica. Hemos aplaudido el restablecimiento del diálogo político, también al más alto nivel. Como sabrán, “al margen” del Foro Ártico-territorio del diálogo celebrado en abril de 2019 en San Petersburgo celebraron su reunión los Presidentes de Rusia, Vladimir Putin, y de Islandia, Gudni Thorlacius Jóhanesson.

Se están reanudando los vínculos interparlamentarios. En pasado octubre, en el marco de la reunión de los Presidentes de los Parlamentos de los países europeos, mantuvieron una conversación el Presidente de la Duma de Estado de la Federación de Rusia, Viacheslav Volodin, y el Presidente del Alting, Steingrímur Jóhann Sigfússon, a quien se le invitó a visitar Rusia en 2020. Espero que su visita llega a celebrarse.

Al término del año pasado, pese a las limitaciones y sanciones en vigor, logramos revertir la tendencia negativa en el comercio, habiendo crecido los volúmenes del intercambio comercial en más del 20%. Aunque las cifras absolutas son todavía más bien modestas, cerca de 50 millones de dólares, sin embargo, la tendencia es evidente, por lo cual hemos de intentar reforzarla, para lograr que se vuelva estable. Dada esta circunstancia, concedemos un papel especial a las consultas ruso-islandesas celebradas con regularidad, una nueva ronda de las cuales está prevista para el segundo trimestre de 2020.

Hemos hecho constar el creciente interés del negocio islandés por la presencia en el mercado ruso. Fruto del mismo fue la creación el mes pasado de la Cámara de Comercio Islandesa-Rusa que agrupa a más de 30 empresas de Islandia.

Hemos hecho constar con satisfacción que la geografía de los vínculos interregionales se está ampliando. Tales provincias rusas, como el Distrito Autónomo de Yamalo-Nenets, el Territorio de Kamchatka, Chukotka y la provincia de Múrmansk se muestran dispuestas a cooperar con la parte islandesa. Y no son meras muestras de interés: en general, una serie de provincias rusas ya está poniendo en práctica importantes proyectos en los campos de las tecnologías innovadoras, telecomunicaciones y de la energía geotérmica. La energía geotérmica es usada en Kamchatka en calidad de potencia generadora para el proyecto de puente energético que vincula a la región con las islas Kuriles, ampliándose el proyecto en el futuro a Japón. Las empresas islandesas están participando de manera activa en la puesta en práctica de dicho proyecto.

Me gustaría señalar también la participación de las empresas islandesas en la puesta en práctica del programa para la modernización de la flota pesquera rusa. La parte islandesa participa en el diseño de los buques modernos y en los suministros del equipo técnico.

Permítanme también mencionar aparte los acontecimientos del mes pasado. La Fundación Skólkovo firmó un Acuerdo de interacción con el Centro de innovaciones de Islandia. El año pasado las líneas aéreas rusas S7 Airlines durante la temporada de verano empezó a efectuar vuelos regulares a Islandia. Dadas las experiencias positivas que acumuló, la empresa procedió a la venta de billete para la próxima temporada de verano. En gran medida gracias a ello, el número de turistas que visitaron Islandia el año pasado aumentó casi en un 20%, mostrando nuestros interlocutores islandeses interés en reforzar dicha tendencia.

Hemos abordado las medidas que habrían de tomarse para reforzar la base contractual legal existente entre nuestros países. Se está trabajando en estos momentos en toda una serie de documentos. Hemos acordado acelerar los procedimientos necesarios para su entrada en vigor y promover la firma de los documentos que todavía no se han acordado.

Nuestros países están unidos por las memorias de una lucha conjunta contra el fascismo. Rusia recuerda con gran agradecimiento la aportación de Islandia a la formación y el apoyo de los convoyes polares. Hoy hemos hablado de la invitación del Presidente de Rusia, Vladimir Putin, formulada a su homólogo islandés, Presidente Jóhannesson para que acuda de visita a Moscú el 9 de mayo de 2020 y participe en los eventos dedicados al 75º Aniversario de la Victoria.

Hemos hecho constar una interacción bastante fructífera y permanente mantenida a través de los Ministerios de Asuntos Exteriores de ambos países. Islandia asume la presidencia en el Consejo Ártico entre los años 2019 y 2021, siguiéndole Rusia en dicho puesto. Hoy hemos intercambiado las opiniones acerca de las formas de vertebrar las actividades de este Foro del Ártico de importancia clave. Nuestras evaluaciones en la mayoría de los asuntos son completamente idénticas. Acabamos de firmar una Declaración conjunta que subraya y simboliza la continuidad de la presidencia de Islandia y de Rusia en el Consejo Ártico.

Hemos abordado una serie de problemas internacionales, la situación en Siria, en Ucrania, en torno a Irán, así como la interacción en el Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas y otros aspectos relativos a las actividades de la ONU.

Hemos acordado mantener nuestros contactos. El señor Ministro me invitó a visitar Islandia y me gustaría efectuar tal visita. Acordaremos los pasos concretos que lo harán posible.

Pregunta: El número de países que no pertenecen a la región del Ártico en la potenciación de dicha zona está aumentando constantemente. ¿Qué opina de la perspectiva de la ampliación del Consejo Ártico?

Respuesta: Es verdad que muchos países muestran su interés por dicha región. Los países miembros del Consejo Ártico no sienten aversión a que los Estados no pertenecientes a la misma interaccionen en la puesta en práctica de toda una serie de proyectos en el Norte, en latitudes altas. Sin embargo, no se pretende ampliar el número de miembros del Consejo, por lo menos, nadie ha formulado tal idea.

Quienes así lo deseen, puede recibir el estatus de observador que ya ha sido concedido a 13 países. No vemos ningún impedimento para que sea concedido a los países que realmente esté dispuestos a participar de una manera no politizada, pragmática en las labores del Consejo, en caso de ser respetadas las decisiones básicas tomadas por los “ocho Estados del Ártico”.

Pregunta: Las Fuerzas Democráticas Sirias han vuelto a acusar a Turquía de incumplir los compromisos asumidos y relativos a la zona de seguridad. La operación militar llevada a cabo cerca de Ayn Issa es percibida como la intención de Ankara de acabar teniendo bajo su control la autovía internacional M4. ¿Qué opina Moscú de esta situación?

Respuesta: En cuanto al cumplimiento del Memorándum ruso-turco del 22 de octubre de 2019, no disponemos de datos que evidencien la intención de Turquía de no observarlo. Les recomendaría a las Fuerzas Democráticas Sirias y en general a la dirección política de los kurdos cumplir con su propia palabra, porque enseguida después de la firma del documento en cuestión, el pasado 22 de octubre, recibimos el consentimiento para su cumplimiento, en primer lugar, por parte del Presidente de la República Árabe Siria, Bashar al-Assad, y también por parte de los dirigentes de los kurdos que nos aseguraron enérgicamente de que cooperarían plenamente. Algunos días más tarde, tras haber cambiado Washington su postura, los dirigentes de los kurdos también perdieron todo su entusiasmo por la interacción en el cumplimiento de los acuerdos de Sochi y volvieron a fiarse del patronazgo de EEUU. Si siguen con esta postura, todo acabará mal. Han de tener presenta una verdad absoluta: los derechos de los kurdos sirios pueden ser garantizados únicamente en el marco de la integridad territorial y la soberanía de la República Árabe Siria.

Para lograrlo, necesitarían entablar un diálogo concreto y abarcador con el Gobierno sirio. Al anunciar los estadounidenses la retirada de sus fuerzas de Siria, los kurdos enseguida se mostraron dispuestos a mantener tal diálogo, pero más tarde volvieron a adoptar una postura escasamente constructiva. En este sentido les aconsejaría a nuestros interlocutores kurdos que fueran consecutivos y no buscaran aprovecharse de la coyuntura ni se dedicaran a actividades dudosas.

Pregunta: Existe el peligro de que Heyar Tahrir al-Sham esté preparando de nuevo provocaciones con el uso de las armas químicas en Idlib. ¿Qué opina acerca del reciente informe del Director General de la OPAQ relativo a la situación en Duma?

Respuesta: Con regularidad estamos recibiendo noticias acerca de las provocaciones que se están preparando en Idlib. En la mayoría de los casos los datos en cuestión se confirman. El hecho de hacerlos públicos, en cooperación con el Gobierno sirio, hace que la provocación no se vuelva realidad. Sin embargo, sabemos también que se siguen preparando y que participan en el proceso los provocadores de los llamados Cascos Blancos, creados y dirigidos por los servicios secretos británicos con el apoyo de determinados países occidentales, EEUU inclusive. La situación en torno a la participación de los Cascos Blancos en un gran número de vídeos falsificados, entre los cuales los hechos en Guta Oriental en abril de 2018 parece quedar más claro que el agua para todos. Los hechos presentados para desenmascarar a los provocadores son más que convincentes. Abordamos este tema en el marco de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ). En estos momentos se está celebrando precisamente la Conferencia de los Estados miembros de la Convención sobre Armas Químicas. Hablan por sí solos los datos que confirman la parcialidad de toda una serie de expertos de dicho organismo que redactaron los informes acerca de la situación en Duma y acerca de muchos otros casos dudosos. Contamos con que el Director General de la OPAQ y el demás personal de la Organización se guíen implacablemente por el principio de la imparcialidad y la no aceptación de instrucciones de ningún Estado. De momento dudamos que dichos principios sean observados por los dirigentes de la OPAQ.

Pregunta: La Agencia Mundial Antidopaje recomienda que a Rusia le sea prohibida la participación durante cuatro años en las competiciones internacionales. ¿Cómo podría afectar dicha medida a la imagen del país? ¿Sería justo, a su modo de ver?

Respuesta: Antes que nada, estamos hablando de tan sólo una recomendación de la Agencia que todavía debe ser sometida a consideración del Consejo de Fundación de la misma. No sacaría conclusiones precipitadas.

Hay quienes desean que Rusia acabe siendo un país que se defiende y es acusado en todos los campos de la vida internacional, sean los conflictos, la economía la energía, los gasoductos, el comercio con artículos de uso militar, en todas estas esferas Rusia bien infringe algo o actúa de una manera que no le gusta a alguno de los países occidentales o incluso a un grupo de países occidentales. Desde su punto de vista, cuantas más decisiones de este tipo, mejor para su argumentación antirrusa. Sin embargo, sabemos de sobra que normalmente son estos países los promotores de dichas situaciones.

Seguiremos insistiendo en la necesidad de mantener una conversación honesta, sea cual sea el tema. Todos los países están en su derecho de contar con un examen imparcial de su conducta en la arena internacional. No puede ser que uno o dos países, por ejemplo, Rusia y China, tengan la culpa de todo e infrinjan todas las normas, mientras que el resto respete las normas que ellos mismos redactaron, sin consultar a nadie, e intenten obligar al resto a respetarlas.

Respetamos el derecho internacional que supone, en primer lugar, la justicia y la paridad. Cada uno debe explicar sus actos. Sin embargo, muy pocas veces recibimos explicaciones conexas y correspondientes al derecho internacional por parte de nuestros interlocutores occidentales.

 

Documentos adicionales

Fotografías

Ambassades et consulats russes à l'étranger

Représentations en Russie

Reportage photos