12 octubre 202111:38

Discurso pronunciado por el Ministro de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia, Serguéi Lavrov, en la reunión de ministros de Asuntos Exteriores de los países participantes en la Conferencia sobre Interacción y Medidas de Fomento de la Confianza en Asia (CIMFCA), Nur-Sultán, 12 de octubre de 2021

2032-12-10-2021

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

 

Estimado señor Presidente,

Estimados colegas:

Pese a lo destructivo e implacable del coronavirus que estamos combatiendo desde hace casi dos años, Asia supo mantener la dinámica positiva del desarrollo. Las reacciones a la pandemia confirmaron que las experiencias anticrisis atesoradas y la aspiración común a buscar soluciones colectivas permiten hacer frente a los desafíos de envergadura y superar sus consecuencias.

Lamentablemente, la situación geopolítica en la zona no se hace menos complicada, frenando su transición hacia el abarcador sistema de cooperación e integración multilaterales. Se asiste a los coherentes intentos de caldear la situación, desestabilizar los mecanismos existentes de interacción entre Estados. Añádase a ello las estructuras de formato estrecho y composición exclusiva, los bloques militares que se amalgaman obedeciendo la lógica de la guerra fría  y la política de contención.

Cabe mencionar la aspiración de la OTAN a trasladar sus fuerzas retiradas de Afganistán a otras zonas de la región, sea Asia Central, del Sur o Sudeste y paralelamente destinar a estas zonas los flujos de refugiados afganos. La Alianza procura eludir el tema de responsabilidad por las consecuencias de sus experimentos que duraron 20 años. Se propone que de la solución de los problemas se ocupe la comunidad internacional, ante todo, los vecinos de Afganistán.

La presurosa retirada del contingente de la OTAN enmarañó aún más la trama de las contradicciones afganas. En el país se acumularon muchos armamentos y material bélico. Es importante que se utilicen con fines destructivos. Los talibán afirman que se proponen combatir el narcotráfico y el terrorismo, no proyectar la inestabilidad a los Estados vecinos, procura la constitución de un gobierno inclusivo. Lo fundamental es que estas promesas se cumplan.

Sobre el trasfondo de la creciente inestabilidad en el mundo, importa impedir la sucesiva degradación de la situación en la zona. La confrontacionista ideología de bloques ha de ser reemplazada por la concienciación de las ventajas que suponen la cooperación a escala continental, los sólidos vínculos económicos complementarios, el arreglo conjunto de las controversias mediante un diálogo pacífico.

Estamos interesados en que la arquitectura regional sea estable y esté abierta para todos, que se base en la interacción de los Estados y los organismos multilaterales, que otorgue a todos derechos y oportunidades iguales en pie de respeto del Derecho Internacional, de la identidad nacional y confianza mutua.

Actuando coherentemente, podremos asegurar una amplia interrelación en bien de todos los  países de nuestro continente eurasiático. Este proceso se inició a través de la  conjugación de diversos proyectos de integración regional. En particular, se establecen los vínculos entre la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), la Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN) y la Unión Económica Eurasiática (UEEA). Todas estas organizaciones disponen de un sólido marco legal y de una red de mecanismos de trabajo, ejecutan programas y proyectos de actualidad para todos sus participantes, guiándose por los principios de consenso. Creemos que la pujante cooperación entre estos organismos constituye un mecanismo eficaz para seguir armonizando los procesos integracionistas.

La OCS, la UEEA y la ASEAN están fomentando enérgicamente vínculos dinámicos con sus vecinos y otros países. De esa manera se establecen las condiciones necesarias para crear una Gran Asociación Euroasiática, la iniciativa de formación de que la promovió el Presidente de la Federación de Rusia, Vladímir Putin.

La Conferencia sobre Interacción y Medidas de Fomento de la Confianza en Asia (CIMFCA) también podría desempeñar un papel importante. Cuenta con la participación de expertos y recursos prácticos de diversos sectores, lo que goza de demanda en el contexto del fortalecimiento del multilateralismo paneuroasiático, la eliminación de las líneas divisorias restantes y la profundización de la cooperación aplicada.

La presidencia de Kazajstán y la Secretaría de la CIMFCA con el apoyo de los países participantes agregan nuevos elementos a la actividad de nuestro foro. Es evidente que se ha intensificado la actividad en el sector de transporte, en particular, en el contexto de la discusión de las perspectivas de crear corredores continentales para el transporte de cargas, así como en la dimensión humanitaria con hincapié en el turismo y la educación.

Agradecemos por respaldar la propuesta rusa de incluir otra área importante en la agenda de la Conferencia: la seguridad de la información. Nuestra asociación es capaz de hacer aporte a la actividad de la ONU para acordar herramientas seguras para proteger el entorno de Internet y prevenir delitos relacionados con el uso de tecnologías digitales.  

En el ámbito económico de la CIMFCA, Rusia sigue supervisando la cooperación en el desarrollo de las empresas pequeñas y medianas. Nuestros expertos presentaron un concepto actualizado de interacción en esta área para 2021-2023. Se está preparando un plan de actividades concretas.

Está actualizándose el catálogo de medidas de fomento de la confianza de la CIMFCA en que, además de los sectores tradicionales, se registran nuevas áreas de actividad conjunta. Acogemos con beneplácito la propuesta de Kazajstán de comenzar a trabajar en el fortalecimiento de la seguridad epidemiológica. Esta actividad está en consonancia con los esfuerzos que se aplican en otros foros multilaterales. Rusia promueve las respectivas iniciativas en la OCS, en el marco de la Cumbre de Asia Oriental a partir de 2016, en el marco de la asociación de diálogo con la ASEAN, incluida la capacitación de epidemiólogos de los países del Sudeste asiático.

Nuestro país participa activamente en la lucha global contra COVID-19. Estamos aumentando el suministro de medicamentos, sistemas de prueba, equipos y equipos de protección personal. Concedemos una importancia especial a las cuestiones de transferencia de la tecnología a los países en desarrollo, la máxima disponibilidad de vacunas, ante todo, a través de la localización de su producción en otros países.

Tenemos la intención de respaldar la “segunda vía” de la Conferencia en todas las formas posibles, en particular, la actividad en el marco del Consejo de Sabios que está formándose, el reglamento en relación con que vamos a aprobar hoy.

El pasado 5 de octubre, celebramos el 29º aniversario de la creación de la CIMFCA. Nos espera su aniversario y una cumbre para los que tenemos que prepararnos bien. El foro tiene buenas potencialidades. Es necesario revelar aún más sus capacidades como una herramienta importante para fortalecer el ambiente de confianza y desarrollar una cooperación eficaz en el espacio euroasiático.

¡Gracias por su atención!

Documentos adicionales

Fotografías

x
x
Criterios adicionales de búsqueda