10 octubre 202122:58

Discurso y respuestas a preguntas de los medios ofrecidas por el Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, durante la rueda de prensa conjunta celebrada al término de las negociaciones con el Presidente de la República de Serbia, Aleksandar Vucic, Belgrado, 10 de octubre de 2021

2019-10-10-2021

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

 

Estimadas damas y caballeros,

Quisiera agradecer al Presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, por la reunión de hoy que ha confirmado el carácter estratégico de nuestra asociación.

He transmitido al Presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, los más calurosos saludos y los mejores deseos del Presidente de Rusia, Vladímir Putin. Está dispuesto a continuar un diálogo intenso a nivel cumbre. Hemos discutido posibles contactos a nivel presidencial en un futuro próximo. Estoy seguro de que nos pondremos de acuerdo sobre cuándo se celebrará una nueva reunión.

Mantenemos un diálogo sincero no solo a nivel presidencial, sino también a nivel de Gobiernos, Ministerios, departamentos y, naturalmente, entre los Ministerios de Asuntos Exteriores. El avance de las relaciones bilaterales y la asociación estratégica lo confirmó una reunión ordinaria del Comité Intergubernamental Ruso-Serbio para la Cooperación Comercial, Económica, Científica y Técnica que se celebró la semana pasada, durante la cual, como acaba de decir el Presidente Aleksandar Vucic, se esbozaron los principales esfuerzos concretos para promover la cooperación económica, comercial y de inversión para el bien de nuestros pueblos, en beneficio de la cooperación entre Rusia y Serbia.

A pesar del coronavirus, en los primeros siete meses de este año, el intercambio comercial creció, según nuestros datos estadísticos, más de un 16%, y se acerca a los 1.500 millones de dólares. Al final del año, el resultado será aún más visible.

Continuamos nuestra cooperación en la lucha contra el coronavirus. Además del suministro de vacunas, la prestación del apoyo mediante el envío de nuestros expertos, en julio del año en curso, los Presidentes inauguraron un proyecto para la producción conjunta de la vacuna Sputnik V en Serbia. Estoy seguro de que será una contribución significativa para garantizar los intereses de la población de nuestro país amigo.

Hemos hablado también sobre asuntos regionales y el problema de Kosovo. Rusia aboga invariablemente por que esta situación se arregle únicamente de conformidad con la Resolución 1244 del Consejo de Seguridad de la ONU, que se encuentre una solución en el marco de un diálogo directo entre Belgrado y Pristina, y que esta decisión final se presente al Consejo de Seguridad de la ONU para aprobación. El Presidente de la Federación de Rusia, Vladímir Putin, ha subrayado en reiteradas ocasiones que aceptaremos cualquier decisión que convenga a Serbia y al pueblo serbio, y esto sigue siendo nuestra postura firme. Naturalmente, estamos preocupados por la provocación que se llevó a cabo en el norte de Kosovo a finales de septiembre pasado. Apreciamos la perseverancia y la firmeza de los dirigentes de Serbia, personalmente del Presidente Aleksandar Vucic, que hicieron posible arreglar esta crisis y poner fin a las acciones provocadoras de los kosovares.

En nuestros contactos con la Unión Europea, les recordamos constantemente de la responsabilidad de Bruselas por las funciones intermediarias incentivadas por la UE que se cargaron sobre la Unión Europea por decisión de la Asamblea General de la ONU. Es hora de cumplir los acuerdos alcanzados hace muchos años, en particular sobre la creación de los municipios serbios en Kosovo. Esto se acordó oficialmente en 2013. No honra a la Unión Europea la connivencia con los intentos de los kosovares de dilatar el cumplimiento de esta decisión más importante para la comunidad serbia de Kosovo.

Esperamos que los socios estadounidenses aprovechen también su influencia en Pristina (tienen una influencia significativa) para garantizar el desarrollo normal del proceso negociador y llegar a acuerdos que correspondan con lo estipulado en la Resolución 1244 del Consejo de Seguridad de la ONU y resulten convenientes para nuestros amigos serbios.

Hemos intercambiado opiniones con el Presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, sobre la situación en los Balcanes, en general. Partimos de que Serbia sigue siendo el factor más importante de paz y estabilidad en esta región. Su opinión debe tenerse en cuenta en todas las negociaciones y discusiones.

Agradezco sinceramente al Presidente de Serbia, Aleksandar Vucic, su hospitalidad. Qusiera enfatizar una vez más que nuestras relaciones son de carácter estratégico.

Pregunta: Algunos ciudadanos rusos ahora viajan a Serbia para recibir la vacuna Pfizer. Es la única forma que les permitirá viajar de nuevo. Todo el mundo ha entendido desde hace mucho tiempo que la situación con las vacunas y su reconocimiento es política y nada más que política. ¿En qué etapa se encuentra ahora el reconocimiento mutuo de certificados de vacunación entre diferentes países, en particular, entre Rusia y Europa? ¿Puede nuestro país acelerar de alguna manera este proceso?

Respuesta: En la situación con las vacunas no solo se trata de la política, sino también del comercio. Hay muchas cosas que lo ponen en evidencia. En cuanto a nuestra postura, en abril pasado (cuando se celebró a distancia la cumbre del G20 sobre la lucha contra el coronavirus), el Presidente ruso, Vladímir Putin, se pronunció en público a favor de que los respectivos países productores de vacunas renunciasen a su protección por patentes. Esto permitiría incrementar al máximo la producción de medicamentos para salvar a las personas de esta infección. Nuestra postura no ha cambiado. Lamentablemente, otros países que producen las respectivas vacunas no compartieron esta idea. Hasta ahora, esta posición sigue siendo demandada.

Llevamos mucho tiempo negociando con la Unión Europea el reconocimiento mutuo de los certificados de vacunación. Hay mucho motivos por los que aún no se ha llegado a un acuerdo. Existen razones objetivas relacionadas con la comprobación de los respectivos procedimientos. Observamos un sesgo en contra de las vacunas rusas por motivos políticos. Nuestros colegas europeos lo declaran públicamente sin vergüenza. Pero en la mayoría de los países de la UE vemos interés en que proporcionemos las condiciones más favorables para los contactos entre personas. Ojalá prevalezca el sentido común.

Pregunta (traducida del serbio): Comente las acusaciones cada vez más frecuentes que lanzan ciertos líderes en los Balcanes y Europa contra Rusia de que Moscú ejerce presuntamente una fuerte influencia en lo que está sucediendo en la región a través de la energía y con otros métodos. ¿Cómo ve usted el futuro del diálogo entre Belgrado y Pristina, teniendo en cuenta que Pristina no quiere cumplir nada de lo acordado en Bruselas? Usted ya ha mencionado la Resolución 1244 del Consejo de Seguridad de la ONU, que debería constituir el fundamento de todas las decisiones.

Respuesta: Estamos acostumbrados a los temores e "invocaciones" de que Rusia "trata de injerirse" en la vida del Oeste de los Balcanes. En las relaciones con Serbia y otros países de la región, nos guiamos exclusivamente por el beneficio mutuo, un equilibrio de intereses. Todos nuestros acuerdos con Serbia y otros países del Oeste de los Balcanes se basan en esto.

Sabemos desde hace mucho tiempo que la Unión Europea intenta reclamar sus derechos sobre esta región. La ex Alta Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini, dijo también que cuando la UE está presente en algún lugar, no hay nada que otros puedan hacer allí. Ella se refería directamente al Oeste de los Balcanes. Al mismo tiempo, la Unión Europea considera que tiene derecho a aplicar su política que a menudo no es constructiva en regiones tan alejadas de Europa como, por ejemplo, Asia Central. La UE tiene sus posturas en relación con las regiones aún más lejanas de nuestro planeta. Nos dicen que en aquellas partes del mundo donde la UE tiene sus intereses no deberíamos manifestar ninguna iniciativa. Ni siquiera es necesario explicar que es un pensamiento neocolonial.

Hace varias semanas, durante el período de sesiones de la Asamblea General de la ONU en Nueva York, me reuní con el Alto Representante de la Unión Europea para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, quien siguió la misma línea. Le expliqué todo en detalle. Si alguien tiene hechos concretos que confirmen las acusaciones infundadas de que Rusia presuntamente viola las normas del Derecho Internacional en la región del Oeste de los Balcanes o en cualquier otro lugar, puede presentarlos.

En cuanto al diálogo entre Belgrado y Pristina, solo puedo confirmar que debería estar de conformidad con la Resolución 1244 del Consejo de Seguridad de la ONU. Cuando esta resolución se aprobó en junio de 1999, fue la delegación rusa ante el Consejo de Seguridad de la ONU la que insistió en incluir en el documento la confirmación de la integridad territorial y soberanía de Serbia. Lo defenderemos. Solo aceptaremos una decisión que sea conveniente para los propios serbios.

Con respecto al diálogo entre Belgrado y Pristina, partimos del hecho que la Unión Europea tiene una responsabilidad especial, porque la Asamblea General de la ONU dotó a la UE de poderes de mediador. Como mínimo, los acuerdos que ya se han alcanzado, en particular sobre la Comunidad de municipios serbios en Kosovo, deben realizarse de inmediato. Exigiremos que se cumplen los acuerdos alcanzados entre Pristina y Belgrado.

Documentos adicionales

Fotografías

x
x
Criterios adicionales de búsqueda