26 octubre 202009:00

Entrevista ofrecida por el Ministro de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia, Serguéi Lavrov, a la Agencia de Noticias Ateniense-Macedonia, 26 de octubre de 2020

1818-26-10-2020

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

 

Pregunta: ¿Qué importancia tiene su visita actual a Atenas pasados cuatro años después de su visita anterior a esta capital? ¿Considera Usted que los festejos con motivo del 200 aniversario de la Revolución Griega son un motivo para seguir profundizando las relaciones ruso-griegas y en qué dominios?

Respuesta: Estoy encantаdo de volver a visitar Grecia. Mi anterior visita de trabajo a Atenas en 2016 coincidió con el proyecto conjunto de los Años Duales Rusia-Grecia, sin par por sus dimensiones, cuyo evento clave fue la visita a vuestro país del Presidente de la Federación de Rusia, Vladímir Putin.

Desde aquella fecha, los Años temáticos se convirtieron en una buena tradición. En 2017-2018 se celebró con éxito el  Año de Turismo; en 2019-2020, el  Año de Lengua y Literatura. En 2021 se tiene previsto celebrar el  Año de Historia que simbólicamente coincide con el 200 aniversario del inicio de la lucha de liberación nacional del pueblo griego.

Los próximos festejos serán otro testimonio del entrelazamiento de los destinos históricos de los pueblos ruso y griego. Es grato que en vuestro país recuerden el papel desempeñado por Rusia en la independencia de Grecia y su afianzamiento como Estado, veneren la memoria del primer presidente de Grecia, el Ministro de Asuntos Exteriores del Imperio Ruso, Ioann Kapodistria. La abnegada lucha del pueblo griego amante de la libertad fue cantada por nuestros insignes poetas: Alejandro Pushkin, Vladímir Kuchelbecker, Kondrati Ryleev, Vasili Kapnist, Fiódor Glinka y otros.

La pandemia del coronavirus ha lanzado un reto tanto a las economías de nuestros países como a la cooperación bilateral en los ámbitos de comercio e inversiones. Entre enero y julio del corriente, los intercambios comerciales se redujeron el 16,1% frente al mismo periodo del año pasado. Hemos de realizar una intensa labor conjunta para recuperar siquiera el volumen anterior a la crisis. Espero discutir detalladamente esta problemática durante las negociaciones con mis colegas griegos.

Los pueblos de nuestros países en reiteradas ocasiones prestaban asistencia recíproca. La última vez no ha sido una excepción. Estamos reconocidos a nuestros amigos por su asistencia logística en la repatriación de los ciudadanos rusos. La cooperación ha sido ejemplar. Mención aparte merece que el primer vuelo de retorno desde Grecia fue gratuito para los rusos. Desde marzo pasado, en siete vuelos especiales fueron repatriados a Rusia más de 700 nuestros ciudadanos.

Pregunta: ¿Cuál es la postura Rusia, que ya se pronunció a favor de la zona económica exclusiva y la plataforma continental de las islas, respecto a los pasos provocativos y violaciones cometidas por Turquía en el sureste del Mediterráneo durante el último año, desde la firma del memorando turco-libio hasta el envío de buques científicos y de guerra turcos al área de la plataforma continental griega? Estas acciones fueron censuradas por la UE y la comunidad internacional.

Respuesta: La postura de Rusia que estampó su firma al pie de la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar de 1982, se basa en las normas contenidas en este documento legal internacional. En particular, el Artículo 3 de la Convención estipula que todo Estado tiene derecho a establecer la anchura de su mar territorial hasta un límite que no exceda de 12 millas marinas. Pero en varios casos, por unas u otras razones, los países establecen una anchura inferior de su mar territorial. La cuestión de delimitación del mar territorial entre los Estados vecinos debe resolverse en correspondencia con el Derecho Internacional.

Rusia aboga por resolver cualesquiera litigios exclusivamente a través del diálogo político, medidas de confianza, soluciones mutuamente aceptables a tenor del Derecho Internacional.

Pregunta: ¿Cómo la sociedad rusa ha reaccionado a la conversión en mezquita de la Catedral de Santa Sofía en Estambul? ¿Este paso es ofensivo para el mundo cristiano y, sobre todo, el ortodoxo?

Respuesta: La Catedral de Santa Sofía es un Sitio del Patrimonio Mundial de la UNESCO, patrimonio de toda la Humanidad, tiene un exclusivo valor cultural, histórico y significado sagrado para los creyentes ortodoxos de nuestro país y de todo el mundo. Todos saben que para los rusos que anualmente visitan Turquía, la Catedral de Santa Sofía tiene un especial valor espiritual. Muchos llegan a Estambul para deleitarse con el arte de sus artesanos y arquitectos, la belleza de los conservados elementos del interior, mosaicos y frescos.

Con regularidad informamos sobre nuestra postura respecto al tema dado a los socios turcos, incluyendo a los niveles alto y cumbre. Representantes de la Iglesia Ortodoxa Rusa hicieron varias declaraciones en relación con la Catedral.

Partimos de que la parte turca, según nos aseveraron reiteradamente, se guiará por los principios de respeto mutuo, dedicará la debida atención a los sentimientos de los creyentes ortodoxos y cumplirá los compromisos asumidos en lo relativo a observar todas las reglas y condiciones relacionadas con el status del sitio, garantizará su plena integridad y acceso para los turistas y peregrinos.

Para evaluar el estado físico de la Catedral tiene mucha importancia la labor desarrollada por la misión de monitoreo integrada por expertos del Centro del Patrimonio Mundial de la UNESCO y del Consejo Internacional de Monumentos y Sitios. Esperamos que al término de la inspección realizada entre el 5 y el 9 de este mes octubre, la misión no tardará en presentar sus conclusiones, incluida la evaluación pericial de la calidad de las restauraciones realizadas por la parte turca, así como sus consideraciones relativas al libre acceso a la Catedral de Santa Sofía de los representantes de todas las religiones.

Pregunta: Comente la implicación de Turquía en los conflictos en Alto Karabaj, Siria y Libia.

Respuesta: Rusia y Turquía aplican esfuerzos para arreglar conflictos en las zonas de tensión mencionadas por usted. No es un secreto que nuestras posturas en relación con la solución de varios contenciosos regionales pueden ser diferentes.

La normalización de la situación en Siria es un resultado obvio de una interacción eficaz y concreta de los diplomáticos, militares, servicios secretos de Rusia y Turquía basada en el respeto mutuo de los intereses. Gracias a nuestros acuerdos conseguidos tanto a nivel bilateral como trilateral (con la participación de Irán), se logró formar el mecanismo de arreglo de Astaná que es el más viable hoy. La interacción enérgica de nuestros dos países permitió declarar el régimen de alto el fuego en Siria, crear zonas de distensión y formar el Comité Constitucional. Tales zonas de Siria como Idlib y la orilla Este del río Éufrates donde se observan problemas se patrullan por las tropas rusas y turcas, lo que desempeña un papel importante para mantener la paz y la seguridad en esta región. Los esfuerzos conjuntos dirigidos a neutralizar los grupos terroristas crean premisas para continuar el proceso político, contribuyen al regreso de los refugiados sirios a la Patria.

Los expertos rusos y turcos ayudan también a reconciliar a los bandos en conflicto en Libia. Gracias a los esfuerzos conjuntos, se logró establecer el régimen de alto el fuego y reanudar la actividad del principal sector económico del país: el petrolero. Continuamos trabajando para aproximar las posturas de los bandos en conflicto en las negociaciones para lanzar reformas políticas, de conformidad con las resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU y las decisiones de la Conferencia de Berlín.

En el caso de Alto Karabaj la involucración de Rusia y Turquía tiene sus peculiaridades. No disimulamos que no apoyamos la postura que prevé la posibilidad y la admisibilidad de la solución militar de este conflicto. No podemos compartir tales ideas porque consideramos amigos a ambos pueblos: el armenio y el azerbaiyano. Los Presidentes de Rusia, EEUU y Francia como líderes de los Estados copresidentes del Grupo de Minsk de la OSCE se pronunciaron a favor del arreglo exclusivamente político. Los tres países copresidentes constituyen un formato de mediación comúnmente reconocido en el marco del arreglo de este conflicto que se libró hace mucho.

El pasado 10 de octubre, después de las consultas que duraron 11 horas, los Ministros de Asuntos Exteriores de Rusia, Azerbaiyán y Armenia con la participación de los representantes de EEUU y Francia consiguieron acordar la Declaración Conjunta que prevé el cese del fuego y la reanudación de un proceso negociador máximamente constructivo. Convencemos a nuestros socios turcos de que sería oportuno que aprovechasen su influencia para respaldar esta línea. Sostuve una serie de conversaciones telefónicas en relación con Alto Karabaj con el Ministro de Asuntos Exteriores de Turquía, Mevlut Cavusoglu.

Exhortamos a todos los actores externos a hacer todo lo posible para prevenir la continuación de la escala del conflicto militar, calmar las emociones de las partes, intensificar los esfuerzos para crear las condiciones necesarias para reanudar el proceso de paz.

Pregunta: ¿Qué quiere decir la decisión de Turquía sobre la apertura de la playa cerca de Varosha? ¿Obstaculizará esto la solución del problema de Chipre?

Respuesta: Es necesario preguntar a los que tomaron esta decisión para qué se tomó y qué quiere decir la decisión de reabrir la playa cerca de Varosha.

Naturalmente, este paso nos preocupó seriamente porque, primero, contradice a varias resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU: 414 (1977), 482 (1980), 550 (1984), 789 (1992) y 2483 (2019). Además, cualesquiera acciones unilaterales impiden que se forme un ambiente constructivo y crean dificultades adicionales para reanudar el proceso negociador y arreglar definitivamente este problema antiguo.

Como se sabe, el pasado 9 de octubre, se convocó una reunión extraordinaria del Consejo de Seguridad de la ONU bajo nuestra presidencia en que se anunció la declaración del Presidente del Consejo de Seguridad de la ONU. Rusia como miembro permanente del Consejo sigue siendo fiel a los parámetros de arreglo aprobados por la Organización y está dispuesta a contribuir a su realización. Esperamos que después de que se finalicen los procedimientos electorales en el norte de Chipre y se normalice la situación epidemiológica en la isla, las partes se sienten de nuevo a la mesa de las negociaciones y busquen soluciones mutuamente aceptables. Esto contribuirá a estabilizar la situación, restablecer la paz y la seguridad en la región.

x
x
Criterios adicionales de búsqueda