• ru-RU1 es-ES1

El 31 de mayo de 1970, el Departamento de Áncash (Perú) fue azotado por un devastador terremoto de magnitud 7,9 que se cobró más de 70 mil vidas humanas y dejó sin techo a unos 800 mil habitantes de las provincias centrales del país. Los aludes de lodo provocados por el terremoto arrasaron el distrito de Yungay (Departamento de Áncash).

La URSS que estableció las relaciones diplomáticas con Perú el 1 de febrero de 1969, resolvió prestar ayuda humanitaria a la población del país suramericano. Fue destinado a Perú un grupo de militares, ingenieros, médicos, así como 55 jóvenes voluntarios quienes durante tres meses prestaron asistencia médica a los peruanos afectados por el terremoto, también con el telón de fondo de la agravada situación epidemiológica. Participaron asimismo en las operaciones de búsqueda y rescate en áreas montañosas de difícil acceso, en el entierro de los fallecidos y la reconstrucción de los poblados damnificados por el terremoto.

El avión de transporte militar Antéi traslado a Perú tres helicópteros Mi-8 (luego fueron donados a este país), unas 60 toneladas de equipos, ambulancias, fármacos e instrumentos médicos, tiendas de campaña, ropa de abrigo y muchos otros artículos. Especialistas soviéticos organizaron entrenamientos para pilotos y socorristas peruanos, capacitaron a prestar asistencia médica a centenares de voluntarios entre la población local.

En Huaraz, capital del Departamento de Áncash, se desplegó un hospital militar de campaña, también donado posteriormente al Gobierno peruano y reconvertido más tarde en hospital multifuncional que funciona hasta hoy. Fueron atendidos más de 32 mil enfermos, se practicaron unas mil hospitalizaciones, vacunadas 90 mil personas, sepultados casi tres mil cadáveres. En el distrito de Yungay arrasado por aludes de lodo, fueron construidos y dotados de electrodomésticos de fabricación soviética edificios de vivienda con paneles prefabricados traídos de la URSS.

Junto con los socorristas arribaron a Perú artistas soviéticos. En Lima y otras ciudades, también en Chimbote, la más cercana al epicentro del terremoto, ofreció  conciertos el conjunto Druzhba (Amistad) con Edita Pieja como cantante.

El 18 de julio de 1970, cumpliendo la misión humanitaria de prestación de ayuda a Perú, se ocurrió una tragedia: al cruzar el Atlántico Norte se estrelló uno de los aviones soviéticos de transporte An-22, matrícula 09303, que volaba al servicio de la ruta Ivánovo-Chkalovski-Keflavík (Islandia)-Lima. A bordo del avión se encontraban  16 miembros de la tripulación y 6 colaboradores del hospital. En memoria de los fallecidos se erigieron estelas en el cementerio Novodevichie de Moscú y en el recinto del hospital en Huaraz. Una placa conmemorativa  se instaló  en el complejo recordatorio de Yungay. El 18 de julio, en ambos países se celebran el Día de la Solidaridad Ruso-Peruana y conmemoraciones.

Documentos adicionales

Fotografías