2 noviembre 201113:52

Intervención del Ministro de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia, Serguéi Lavrov, y sus respuestas a las preguntas de los mass media en el transcurso de la rueda de prensa conjunta con Abdalá Al-Nahyan, Ministro de Asuntos Exteriores de los EAU, dedicada a los resultados de la primera reunión ministerial del diálogo estratégico Rusia–Consejo de Cooperación de los Estados Árabes del Golfo Pérsico, Abu Dabi, 1 de noviembre de 2011

1692-02-11-2011

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

Le agradezco sinceramente a usted, jeque Abdalá, su hospitalidad.

Su magnífico país siempre ha sido muy hospitalario no sólo para las reuniones oficiales sino también para los turistas rusos que vienen aquí con mucho gusto y cuya cantidad crece continuamente.

Las conversaciones llevadas a cabo hoy en los Emiratos Árabes Unidos han mostrado claramente que nuestros países quieren fomentar y profundizar la cooperación en los ámbitos del comercio, inversiones, cultura, deporte, educación y ciencia. Estoy seguro de que la reunión ordinaria, en el año que viene, de la Comisión Intergubernamental Rusia–EAU para la cooperación Económica y Comercial ayudará a fortalecer la base actual y trazar proyectos nuevos bastante importantes.

Agradecemos a las autoridades de los Emiratos Árabes Unidos la asistencia a la apertura en Sharjah del primer templo ortodoxo en la península Arábiga.

Las consultas del Consejo de Cooperación de los Estados Árabes del Golfo Pérsico (CCEAGP) con el Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia es la primera reunión ministerial de este tipo. Acordamos hace mucho prepararla bien, y me da gusto que ha sido justamente así. Ha tenido lugar una conversación productiva. Hemos aprobado el Memorando del Diálogo Estratégico que fija ámbitos de nuestra cooperación, tales como la economía, el diálogo político, la cooperación cultural y la oposición a los nuevos retos y amenazas. Hemos acordado asimismo la Declaración Común que contiene nuestra visión de los problemas de la agenda internacional. Las posturas de Rusia y los miembros del CCEAGP prácticamente coinciden en muchos aspectos. Se trata sobre todo de lo importante que es respetar las normas del Derecho Internacional y el papel central de las Naciones Unidas, así como la necesidad de hacer todo lo posible para garantizar el arreglo de cualesquiera crisis y conflictos con medios político-diplomáticos. Hemos convenido asimismo y hemos informado a nuestros representantes especiales de que la próxima reunión tendrá lugar en Moscú y para ello los expertos de nuestros países redactarán el Plan de Acciones para realizar la colaboración estratégica que abarcará todos los ámbitos de la cooperación de Rusia con los Estados del CCEAGP.

Quisiera volver a agradecer a los anfitriones del acto de hoy. Estoy seguro de que tras esta reunión habrá pasos prácticos importantes en bien de nuestros países y pueblos.

Gracias.

Pregunta: El viaje de la delegación de la oposición de Yemen he demostrado que las autoridades rusas mostraron un enfoque nuevo del arreglo yemení. ¿Es así? ¿Cuál es la línea rusa en los asuntos sirios?

Serguéi Lavrov: No pienso que se trata de una postura nueva del Gobierno de Rusia con respecto a la situación en Yemen puesto que está reproducida en la Resolución del Consejo de Seguridad de la ONU aprobada unánimemente hace unos días. Este documento se base en el apoyo de la iniciativa del CCEAGP a favor de la necesidad de sentarse a la mesa de negociación para la oposición y el Gobierno acordando el compromiso que permita solucionar el conflicto. Es una propuesta honrada y se está realizando hoy día. Estamos convencidos de que semejante enfoque del sujeto yemení que supone el diálogo entre las autoridades y las fuerzas de oposición debe aplicarse asimismo a la situación en Siria. La postura de Rusia sobre el particular está también reflejada en el proyecto de resolución conjunto de Rusia y China presentado al CS de la ONU. Este proyecto prevé el arreglo pacífico del conflicto sin intervención alguna desde el exterior, sobre la base del diálogo sirio inclusivo en que deben participar todas las fuerzas responsables de Siria.

Estoy satisfecho de cómo el Comité de la Liga de estados Árabes en su reunión en Doha, ayer, aprobó la iniciativa la cual, tal como esperamos, las autoridades sirias aprobarán. La iniciativa está apuntada justamente a la asistencia al diálogo entre el Gobierno de Siria y todas las partes de la oposición siria. Es el único método para lograr que los siros tomen independientemente las decisiones concernientes al futuro de su país, el diálogo político y la reconciliación nacional actuando con métodos pacíficos y sin recurrir a la fuerza.

Pregunta: Si la iniciativa de paz relativa a Siria fracasa, ¿se propone Rusia continuar apoyando el régimen de Bashar Assad?

Serguéi Lavrov: Sabe usted, no apoyamos los regímenes sino que nos pronunciamos a favor del Derecho Internacional. Sin duda, tenemos muchos interrogantes en cuanto a la aplicación del Derecho Internacional tras la aprobación por el CS de la ONU de la Resolución relativa a Libia. Tras el drama que ocurrió allí llevando a decenas de miles de vidas con las consignas de la protección de la población civil, estamos preocupados en extremo por que algunos jefes de las fuerzas de coalición y, más tarde, el Secretario General de la OTAN llamaron la operación libia cierto "modelo" para el futuro.

En lo que respecta a Rusia, no permitiremos que algo parecido se repita en adelante. Repito: no apoyamos los regímenes, tampoco apoyábamos el régimen del coronel Muammar Gaddafi y nos pronunciábamos a favor de la iniciativa de la Unión Africana menospreciada y refutada, lamentablemente, por algunos países importantes miembros de la OTAN. Aprovecharon el mandato del CS de la ONU para resolver el problema con métodos militares y con el precio de decenas de miles de vidas de los civiles.

Somos partidarios del enfoque que se usa actualmente con respecto a Yemen. Fue lanzada la iniciativa del CCEAGP, y todos, e propio CCEAGP, la LEA, la Unión Europea, EE.UU., Rusia y China, actuaban con mucha responsabilidad, sin imponer los plazos artificiales y concediendo el tiempo suficiente, meses, para alcanzar el objetivo declarado.

Supongo que justamente la resolución del CS de la ONU sobre Yemen es modelo para el futuro y no las Resoluciones relativas a Libia que fueron violadas burdamente, lo cual perjudicó seriamente la reputación del Consejo de Seguridad de la ONU. Y, le aseguro, no lo permitiremos en adelante.

De esta manera, la Resolución relativa a Yemen es un modelo de la conducta responsable de los miembros responsables de la comunidad internacional que no se preocupa de las campañas de su propia publicidad sino del futuro de los países de la Región y que, en efecto, se guiarán por la necesidad de proteger los derechos humanos no con el precio de la muerte de los civiles sino por vía de las negociaciones, tal vez complicadas y dolorosas. Este es el vector del avance.

Pregunta: Comente, por favor, la situación en torno a Palestina que se ha hecho miembro de la UNESCO con plenos derechos y la decisión tomada por EE.UU. que dijo que ya no se propone financiar la Organización.

Serguéi Lavrov: Creo que la participación de Palestina en la UNESCO es una respuesta lógica al llamamiento de Ramala. La votación en los órganos dirigentes de la Organización ha sido legítima. Es incorrecto contemplar este paso en el contexto de confrontación. Sin lugar a dudas, la participación de Palestina en la UNESCO o en cualquier otra institución especializada de la ONU e incluso en la ONU como tal no es considerada por las autoridades palestinas en el contexto de la alternativa de las negociaciones. La Administración palestina dice claramente que presentado la solicitud a la ONU, la UNESCO u otra organización se atiene firmemente a la intención de resolver el problema mediante las negociaciones reafirmando su disposición a continuar con el diálogo con Israel sin condiciones previas paro sobre la base los instrumentos vigentes de la ONU u otras resoluciones acordadas. Es postura del "cuarto" para el Cercano Oriente compuesto por Rusia, la ONU, EE.UU. y la Unión Europea, aprobada el 23 de septiembre del año en curso en la Declaración en que se contiene el calendario de las negociaciones y está confirmada de nuevo la disposición de considerar la base legal internacional existente de esas negociaciones.

Es de lamentar que EE.UU. decidió renunciar a la aportación a la UNESCO. Esto no ayudará a la formación del ambiente que contribuya a la reanudación de las negociaciones. Espero que la decisión sea revisada.

Pregunta: A su juicio, ¿cuál es la perspectiva de que la LEA y Siria acuerden el cese de la violencia, y sabe usted algo de las propuestas del Comité de la LEA?

Serguéi Lavrov: Tal como ya he dicho nos pronunciamos a favor de esas propuestas. Creemos que es manifestación de un enfoque constructivo que no sólo consiste en las exigencias presentadas a las autoridades sirias sino también en el llamamiento a la oposición que no debe unirse con los grupos armados radicales y extremistas que actúan de manera destructiva y no debe recibir armas desde el exterior (hay varios informes con los hechos del contrabando de armas para los grupos oposicionistas en Siria que no fueron desmentidos por nadie) como tampoco debe renunciar a las negociaciones. En ello consiste la iniciativa del Comité de la LEA, que apoyamos calurosamente y esperamos que Siria la apruebe. Sin embargo, no podemos examinar este sujeto aisladamente, primero, porque en el caso de haber algo extraño en Siria muchos países sentirán las serias secuelas negativas y, segundo, teniendo en cuenta las enseñanzas de Libia. Somos testigos de los hechos reales de connivencia pública de que, a pesar del embargo impuesto por el CS de la ONU y relativo a los suministros de las armas a Libia, las armas sí que llegaban allí, y lo reconocían las personas oficiales. También reconocían que enviaban subdivisiones armadas especiales para participar en las hostilidades y ayudaban con la aviación de la OTAN a apuntar a los blancos en Libia. Si desde el principio nos decían que Siria no es Libia, ahora oímos de los miembros muy respetables de la Alianza del Atlántico Norte que la operación en Libia es un "modelo" para el futuro. Estamos bastante preocupados por la suerte de esa zona ya que tenemos allí muchos amigos con los que mantenemos relaciones amistosas durante muchos decenios y con algunos de ellos, durante siglos. Con muchos países de la Región tenemos mucho en común en el plano de la historia, cultura y tradiciones. Es una de las causas por qué no podemos menospreciar lo que está pasando allí.

La segunda causa consiste en que la repetición del "escenario" libio tendrá consecuencias geopolíticas muy serias no sólo para el Cercano Oriente y África del Norte sino también para otras regiones del mundo teniendo en cuenta el hecho de que el Concepto Estratégico de la OTAN aprobado el año pasado prevé el uso de la fuerza en cualquier punto del globo terráqueo. Mientras que la OTAN dice que la Alianza actuará de conformidad con las normas del Derecho Internacional y las disposiciones de la Carta de la ONU, la operación libia nos proporciona otros testimonios.

Esos dos argumentos (nuestra cercanía histórica, geográfica y cultural a la Región, así como la no admisibilidad de aplicar un enfoque irresponsable al futuro de la Humanidad) nos incentivan hacer todo lo posible para evitar los escenarios en que se hace uso de la fuerza, las amenazas a hacerlo y se imponen sanciones o se aíslan jugadores importantes en cualquier región del mundo. Estamos convencidos de que la respuesta a todos los problemas, tanto en Siria como en cualquier punto de esta u otra zona es el respeto estricto de las normas del Derecho Internacional y la incorporación de todos los participantes de tal o cual situación.

Gracias.

Documentos adicionales

Vídeos

Fotografías

Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE)

Consejo de Europa (CE)

OTAN

Unión Europea (UE)

x
x
Criterios adicionales de búsqueda