2 noviembre 201114:17

Tesos de la intervención del Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, en la primera reunión ministerial del diálogo estratégico Rusia–Consejo de Cooperación de los Estados Árabes del Golfo Pérsico, Abu Dabi, 1 de noviembre de 2011

1693-02-11-2011

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

Me alegro de la oportunidad de volver a visitar la tierra hospitalaria de los Emiratos Árabes Unidos, visitar Abu Dani, reunirme con los amigos y colegas de los países del Golfo.

Ante todo, quisiera expresar mi reconocimiento a las autoridades de los EAU que presiden el Consejo de Cooperación de los Estados Árabes del Golfo Pérsico y a la Secretaría General del Consejo por la excelente organización de nuestra reunión. Valoramos muy altamente nuestra colaboración en desarrollo.

Se nos concede hoy la oportunidad singular de pensar en las vías y métodos de la consolidación y fomento de las relaciones entre la Federación de Rusia y los Estados miembros del Consejo de Cooperación.

La interacción entre Rusia y el CCEAGP que comenzó en el siglo pasado se distingue por el nivel avanzado del diálogo político y por un potencial bueno de la cooperación de negocios. Sin embargo, hoy afrontamos el objetivo de levantar nuestra colaboración a un nivel nuevo, más alto. Debe corresponder a la realidad que, de una parte, impone la necesidad de profundizar la integración regional y, de la otra, requiere un desarrollo cualitativo de la cooperación entre los diversos centros de la fuerza y las asociaciones de integración en beneficio de crear un fundamento sólido del orden mundial del siglo XXI. Además, nosotros, por supuesto, queremos considerar en plena medida la experiencia acumulada de la colaboración entre Rusia y los Estados del CCEAGP.

El fomento de las relaciones con los países miembros del CCEAGP se ha hecho uno de los derroteros prioritarios de la política exterior rusa en el Cercano Oriente y en el mundo árabe-islámico en general. Estamos contentos de que en los últimos dos o tres años la intensidad de los contactos a diversos niveles y en los diversos campos se ha aumentado. Se trata, ante todo, del mantenimiento de un diálogo político activo, la diversificación de los intercambios económicos y comerciales y el establecimiento de los lazos en materia de cultura y educación.

A este respecto quisiera subrayar especialmente la importancia las visitas, primeras en la historia, hechas por el Presidente de la Federación de Rusia Vladímir Putin en 2007 a Arabia Saudí, Qatar y los EAU. En el transcurso de ese viaje el Jefe de Estado ruso visitó por primera vez el país en que están situados los santuarios más importantes del Islam y a donde salen anualmente más de 20 mil pelegrinos rusos. Estamos reconocidos a las autoridades de Arabia Saudí por la constante actitud atenta hacia las necesidades de los pelegrinos rusos.

Destacamos la aspiración de los Estados del CCEAGP, sacando enseñanzas de la crisis financiera y económica global, a diversificar los vínculos comerciales e inversionistas y a elaborar programas nuevos de desarrollo. En la realización de esos planes Rusia podría tomar una parte ponderable. Ello se refiere, en primer lugar, a los objetivos de perfeccionar el sector de hidrocarburos y la infraestructura correspondiente. No obstante, tanto en el plano político como el económico no sería perspicaz limitarnos únicamente a este ámbito de la colaboración. Estamos dispuestos a cooperar eficazmente en materia de energía nuclear y otros sectores de altas tecnologías, así como en la exploración del espacio ultraterrestre con fines pacíficos. Existen posibilidades sólidas también para atraer los capitales de los países del Consejo de Cooperación para modernizar la economía de Rusia: la implantación de las novísimas tecnologías médicas, energéticas e informáticas, el desarrollo de los sistemas espaciales y de telecomunicaciones y el aumento cardinal de la eficacia energética. El Centro de Tecnologías Innovadoras "Skólkovo" organizado por la decisión del Presidente de Rusia podría ser una de las plataformas para entablar una colaboración útil en materia de altas tecnologías.

Estamos seguros de que para los socios extranjeros, incluso de los países del Golfo, podrían ser de gran interés las inversiones en la infraestructura de las instalaciones deportivas que se construyen par los Juegos Olímpicos de 2014 en Sochi. Confiamos asimismo en la cooperación práctica en el contexto de la organización y celebración en Rusia en 2018 del Campeonato Mundial del Fútbol y la Universiada Mundial de 2013 en la ciudad de Kazán.

Hay que aprovechar más ampliamente el potencial de la sociedad cívica de nuestros países para conferir un nuevo impulso a la colaboración entre la Federación de Rusia y los países del CCEAGP garantizándole un apoyo social ponderable. Tal como parece que, el intercambio de las delegaciones de la juventud y las organizaciones no gubernamentales podría ser una ayuda sustancial en materia de extensión de los lazos multifacéticos de nuestro país con los Estados miembros del CCEAGP. Todo ello consolidará nuestras relaciones.

Nuestro trabajo con el CCEAGP es a la vez parte integrante de la actividad rusa en el derrotero islámico en el marco del rumbo hacia la aproximación a la Organización de la Cooperación Islámica. Para nosotros esto es especialmente importante como para un país que había acumulado una experiencia singular no sólo de la coexistencia pacífica sino también de una colaboración fructífera y el enriquecimiento cultural mutuo de las diversas confesiones religiosas, ante todo, de las más grandes: la Ortodoxia y el Islam. En el actual mundo turbulento los esfuerzos consolidados de Rusia y el CCEAGP podrían ser un aporte sustancial al fortalecimiento del diálogo de las religiones y las culturas y el impedimento de la división intercivilizacional.

La nueva realidad que se está formando en el vasto espacio geopolítico del Cercano Oriente y África del Norte toca la esfera de la seguridad y estabilidad no sólo de los Estados sueltos sino también de la Región en general. Nuestros países poseen amplias posibilidades para profundizar la colaboración en el arreglo de las situaciones conflictivas y contrarrestar el terrorismo internacional y otros retos y amenazas en el ámbito de la seguridad. Es obvio que el avance en esas direcciones contribuiría a la solución de problemas de carácter estratégico, tales como la provisión a la población de la energía y agua potable y la lucha contra la contaminación del medio ambiente. El Concepto ruso de la seguridad en la zona del golfo Pérsico sobre la base colectiva y con la participación de todas las partes regionales y otras partes interesadas, lanzada en 2007, está apuntado justamente a la solución de esos problemas. Estamos reconocidos a Bahréin y Omán por la actitud positiva hacia nuestras ideas.

Quisiera proponer a este respecto pensar en celebrar en Moscú el año que viene, sobre la base académica rusa, la reunión de expertos de alto nivel de Rusia y los países del CCEAGP sobre los problemas del desarrollo y la implementación de dicho Concepto.

Supongo que tenemos todas las premisas necesarias para el fomento exitoso de una colaboración fructífera a largo plazo entre Rusia y el CCEAGP en los asuntos internacionales. Nos une la aspiración a avanzar hacia el sistema internacional policéntrico apoyándose en la supremacía del derecho Internacional con el papel central de la ONU y garantizar el arreglo de los conflictos con medios políticos.

En el plano de principio nuestros países tienen posiciones cercanas en cuanto a los problemas básicos del Cercano Oriente. Compartimos la firme convicción de la necesidad de conseguir una paz universal, justa y sólida en la Región que sería exento de las armas de exterminio masivo.

El enfoque ruso de la solución del problema palestino es bien conocido por nuestros socios. Hemos saludado la admisión de la ANP a los miembros de la UNESCO y estamos dispuestos a apoyar la decisión a favor de la participación de Palestina en la ONU como tal con plenos derechos. El objetivo final del proceso de paz palestino-israelí debe ser la creación del Estado palestino soberano, independiente, viable y territorialmente íntegro dentro de las fronteras de 1967, con los intercambios acordados, que viva en paz y seguridad al lado de Israel.

Para nosotros es importante que la autoridad palestina mantiene la intención al arreglo del conflicto mediante las negociaciones y el apego a los acuerdos anteriores, incluida la renuncia a la violencia. Estamos convencidos de que en la situación regional actual el proceso de paz puede ser, más que nunca, el factor estabilizador en el Cercano Oriente. El papel principal en los esfuerzos internacionales en este derrotero lo debe desempeñar el "cuarteto". Está bien que en su última reunión el 23 de septiembre pudo haber enviado una señal inequívoca a favor de reiniciar cuanto antes las negociaciones. Rusia, tanto en el "cuarteto" como por canales bilaterales, continuará pronunciándose por reanudar las negociaciones en beneficio de la paz sobre la base legal internacional reconocida.

En el contexto de los cambios en el mundo árabe creemos que el objetivo principal de la comunidad internacional, incluidos jugadores regionales, tales con la LEA y el CCEAGP así como Rusia como miembro permanente del CS de la ONU y los participante de otros foros internacionales grandes, consiste en asistir al avance de la Región por el camino del desarrollo democrático y prosperidad, la conciliación intercivilizacional, como también el mantenimiento de la estabilidad y seguridad en el mundo y la oposición a los retos a los regímenes de la no-proliferación de las armas de exterminio masivo.

Por más agudos que sean los problemas políticos internos madurados, se los debe resolver por vía pacífica, a través del diálogo nacional que abarque a todas las fuerzas políticas, étnicas y confesionales y a todas las capas de la población. La asistencia externa al arreglo de los conflictos internos debe estructurarse orientándose justamente a tales enfoques y realizarse con la máxima responsabilidad y teniendo en cuenta las necesidades e intereses reales de las gentes del Cercano Oriente y África del Norte. Las resoluciones pertinentes del CS de la ONU deben formularse apoyándose en los hechos objetivos en el estricto marco legal internacional y deben cumplirse estrictamente.

La experiencia acumulada de nuestra cooperación en la palestra internacional ha ayudado a pasar al plano práctico el tema del mecanismo permanente del diálogo Rusia–CCEAGP que podría abarcar el conjunto de nuestra colaboración y permitiría colocar este diálogo sobre una base sistémica sólida. Espero que uno de los resultados del trabajo de nuestro foro sea la formalización organizativa y jurídica de ese mecanismo y la firma del Memorando de Cooperación pertinente, así como del Plan de Acciones. Espero que la próxima reunión tenga lugar en la Federación de Rusia, y les entrego a todos ustedes la invitación.

Estoy convencido de que los vínculos multifacéticos de la Federación de Rusia con los Estados del CCEAGP se desarrollarán con éxito en bien de los pueblos de nuestros países en beneficio de la paz, seguridad y estabilidad en el mundo y la Región.

Les agradezco la atención.

Documentos adicionales

Fotografías

Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE)

Consejo de Europa (CE)

OTAN

Unión Europea (UE)

x
x
Criterios adicionales de búsqueda