Publicador de contenidos

17 junio 202118:20

Rueda informativa ofrecida por la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajárova, Moscú, 17 de junio de 2021

1218-17-06-2021

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

Próxima reunión de Serguéi Lavrov con la Secretaria General de la OSCE, Helga Schmid 

 

Para el 21 de junio, está planeada la reunión del Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, con la Secretaria General de la OSCE, Helga Schmid, quien llegará a Moscú para participar en la IX Conferencia para la Seguridad Internacional de Moscú por invitación del Ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú.

La agenda de las negociaciones incluye una amplia gama de asuntos de la actividad de la OSCE en tres dimensiones de seguridad: política y militar, económica y ambiental y de derechos humanos Se tiene previsto discutir el papel de la OSCE en el arreglo de los conflictos regionales en su espacio. Se trata en particular del arreglo en Ucrania en lo que se refiere de la actividad de la Misión de Observación Especial de la OSCE en Ucrania y la coordinación por la OSCE del trabajo del Grupo de Contacto en que los representantes de Rusia y la OSCE prestan apoyo a Kiev, Donetsk y Lugansk en el cumplimiento del Paquete de Medidas de Minsk. Las partes intercambiarán opiniones sobre el estado actual del arreglo en Transnistria y Alto Karabaj y de las discusiones de Ginebra sobre la estabilidad en la región del Cáucaso.

Se prevé analizar el trabajo de los órganos ejecutivos de la OSCE, incluidas sus instituciones: la Oficina de Instituciones Democráticas y Derechos Humanos, el Alto Comisionado para las Minorías Nacionales y el Representante para la Libertad de los Medios de Comunicación.

Rusia se pronuncia consecuentemente por incrementar la autoridad y la eficacia de la OSCE. Siendo la mayor en el mundo organización regional, tiene la capacidad necesaria para desempeñar el papel de foro de diálogo equitativo de los Estados partes para reaccionar en conjunto a los desafíos y amenazas comunes, la prevención y el arreglo de conflictos.

 

Participación de Serguéi Lavrov en el Diálogo de alto nivel dedicado al 25 aniversario del foro Asia-Europa

 

El 22 de junio, el Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, tomará parte en el Diálogo de alto nivel en el marco del foro Asia-Europa - "ASEM - 25 años: fortaleciendo la asociación entre Asia y Europa en el mundo que cambia".

ASEM es un mecanismo útil de cooperación en el espacio euroasiático común donde crece la demanda de métodos progresivos de la interacción creativa, no conflictiva. Los esfuerzos de Rusia como uno de los coordinadores del grupo asiático de la asociación están orientados a este vector de desarrollo de este foro.

Continuamos trabajando con muchas iniciativas concretas y proyectos de carácter aplicado de diversa índole que ya están realizándose o tan solo se lanzan en el marco de ASEM. Una atención especial se presta a la lucha contra la pandemia de COVID-19 y la tarea de restablecimiento de poscrisis. Los jefes de departamentos diplomáticos de los cinco coordinadores de ASEM (Rusia, la UE, Alemania, Camboya y Singapur) aprobaron en septiembre de 2020 una declaración al respecto. Abordamos posibilidades de incrementar la cooperación en el ámbito de comercio electrónico, formar cadenas de suministro transcontinentales y sistemas de transporte inteligentes, prestar apoyo a empresas pequeñas y medianas, a las mujeres empresarias y modernizar áreas remotas. Las direcciones que gozan de demanda son tecnologías de la información y comunicación, la ciencia y la educación, así como el voluntariado como un nuevo fenómeno sociocultural.

La agenda de la próxima reunión y de ASEM, en general, incluye de manera orgánica el tema de expansión de la integración de la Gran Eurasia mediante la combinación de las capacidades de los centros principales de desarrollo regional: la Unión Económica Euroasiática, la Asociación de los Estados del Sudeste Asiático, la Organización de Cooperación de Shanghái y la Unión Europea.

Confiamos en que el Diálogo contribuya a definir los derroteros clave de la evolución de ASEM, también en el contexto de los preparativos para su 13a cumbre a celebrarse en Camboya.

 

Próxima reunión de Serguéi Lavrov con el Ministro de Relaciones Exteriores de Venezuela, Jorge Arreaza

 

El 22 de junio, el Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, sostendrá en Moscú negociaciones con el Ministro de Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Alberto Arreaza, quien estará en Rusia en visita oficial.

A Rusia y Venezuela las vinculan las relaciones de asociación estratégica basada en la cooperación equitativa mutuamente beneficiosa, los lazos de amistad y simpatía mutua entre los pueblos. El año pasado, los países celebraron el 75 aniversario del establecimiento de relaciones diplomáticas, este año se cumplieron 25 años de la suscripción del Tratado de Amistad y Cooperación.

La próxima llegada del jefe de la diplomacia venezolana a Rusia pone de relieve que el diálogo político bilateral se desarrolla de forma dinámica, a pesar de la pandemia.

Los interlocutores discutirán la situación en Venezuela y en torno a este país, varios aspectos de la interacción bilateral, ante todo, en la lucha contra el coronavirus. Actualmente la vacuna rusa Sputnik V se suministra regularmente a este país.

Las partes intercambiarán opiniones sobre los temas acuciantes de la agenda global y regional, la cooperación en el marco de la ONU y otros foros internacionales basada en un fundamento sólido de respeto por nuestros países de las normas del Derecho Internacional, inclusive el principio de defensa de la soberanía y la no injerencia en los asuntos internos.

 

Próxima reunión de Serguéi Lavrov con el Presidente de la Cruz Roja Internacional, Peter Maurer 

 

El 23 de junio, el Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, sostendrá una reunión con el Presidente de la Cruz Roja Internacional, Peter Maurer, quien estará en Moscú del 21 al 24 de junio para participar en la IX Conferencia para la seguridad Internacional de Moscú.

Durante la reunión de Serguéi Lavrov con Peter Maurer, las partes discutirán los desafíos globales en la esfera humanitaria y los esfuerzos por contener la pandemia de coronavirus, así como intercambiarán tradicionalmente las evaluaciones de la situación humanitaria en zonas de crisis.

El diálogo entre los jefes del MAE de Rusia y del Comité Internacional de la Cruz Roja se mantiene regularmente y tiene carácter constructivo y sustancial. Partimos de que la próxima reunión contribuirá a la profundización de nuestra cooperación.

 

Visita de trabajo a Rusia del Viceprimer Ministro, Ministro de Asuntos Exteriores de la República Democrática Federal de Etiopía, Demeke Mekonnen 

 

El 23 de junio, el Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, sostendrá negociaciones con el Viceprimer Ministro, Ministro de Asuntos Exteriores de la República Democrática Federal de Etiopía, Demeke Mekonnen, durante su visita de trabajo a Moscú.

Los interlocutores abordarán las direcciones clave de la cooperación entre Rusia y Etiopía en los ámbitos político, económico y comercial, inversionista, de educación y las Humanidades.

Se prevé discutir también temas acuciantes de la agenda global y regional, el arreglo de las crisis en el continente africano, la situación en la región del Cuerno de África.

Se abordarán también los preparativos para la segunda cumbre Rusia-África programada para 2022.

 

Participación del Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, en la IX Conferencia para la Seguridad Internacional de Moscú 

 

El 24 de junio, el Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, tomará parte en la IX Conferencia para la seguridad internacional de Moscú organizada por el Ministerio de Defensa de Rusia.

En su discurso pronunciado en este foro representativo el Ministro abordará los problemas de actualidad y desafíos que afrontan la seguridad y la estabilidad global y regional.

 

Próximas negociaciones del Ministro de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia, Serguéi Lavrov, con el Canciller de la República de Guatemala, Pedro Brolo

 

El próximo 24 de junio, el Ministro de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia, Serguéi Lavrov, sostendrá en Moscú negociaciones con el Ministro de Relaciones Exteriores de Guatemala, Pedro Brolo, quien acudirá a Rusia en una visita de trabajo.

Guatemala es un socio de Rusia que posee un gran potencial de cooperación. La interacción entre los dos países se basa tradicionalmente en el respeto mutuo y paritario de sendos intereses. En 2020 nuestros Estados celebraron el 75º aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas.

En el transcurso de las negociaciones los diplomáticos de alto rango abordarán una amplia gama de asuntos relativos a la agenda bilateral, incluido el fomento y la diversificación de los vínculos económico-comerciales, de la cooperación en los ámbitos de la cultura y las Humanidades, la científico-tecnológica y el perfeccionamiento del marco legal. Se prestará atención especial a la lucha contra la propagación del coronavirus COVID19.

Se prevé que las partes intercambien opiniones acerca de los asuntos internacionales y regionales de mayor relevancia, abordando el desarrollo del diálogo entre Rusia y el Sistema de la Integración Centroamericana (SICA), la presidencia del cual Guatemala asume en el segundo semestre de 2021.

 

Cumbre Rusia - EEUU 

 

Anticipando las preguntas de los corresponsales que acaban de conectarse, responderemos a las preguntas que se nos han hecho antes de esta rueda informativa. Parte de ellas tiene que ver con la Cumbre Rusia – EEUU que se celebró ayer en Ginebra.

Las autoridades rusas ya han ofrecido sus evaluaciones sobre el particular. Además me gustaría llamar la atención a la entrevista del Viceministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Riabkov, sobre la estabilidad estratégica y la cooperación entre Moscú y Washington en el mencionado campo disponible en la página web del MAE ruso. Contiene una explicación detallada no solo de la pertinente postura rusa, sino también abarca las perspectivas de la cooperación bilateral en dicha esfera.

Es de interés común el retorno a EEUU del Embajador de la Federación de Rusia, Anatoli Antónov. Está previsto que la próxima semana volverá a desempeñar sus actividades profesionales en Washington.

El MAE de Rusia está trabajando intensamente en todos los temas mencionados por el Presidente de la Federación de Rusia, Vladímir Putin, en la rueda de prensa de ayer.

 

Cumbre del G7 

 

Hemos seguido con sumo interés la Cumbre del G7 convocada en el Reino Unido entre los días 11 y 13 de junio. 

En general es de entender el deseo de los líderes del G7 de reanimar este foro que en su momento gozó de un gran prestigio, de concederle una nueva relevancia. No es una tarea nada fácil, puesto que el G7 representa una asociación formada por los principales países occidentales. El Presidente de EEUU, Barack Obama, gustaba de decir que “este foro se ha vuelto regional”. Me parece que es como debe verse. Ni está representada Rusia, ni está representada China, mientras que una parte muy, pero que muy considerable de su tiempo y su atención, los participantes en el foro les están prestando precisamente a Rusia y China.

Sin embargo, la pertinente labor podría perfectamente llevarse a cabo en el marco del G20 que incluye, además del G7, a los países miembros de BRICS y otros centros del desarrollo económico mundial.

Hemos de señalar que para lograr la consolidación de los G7 se recurre a una agenda “orientada a los valores”. En torno a ese principio en el Reino Unido fueron vertebrados los debates y tomadas las decisiones acerca de una amplia gama de temas. Al mismo tiempo, los llamados valores del G7 distan de ser universales ni compartidos por la mayoría de los miembros de la comunidad internacional. Les diré más, hemos de señalar que dentro de los propios países que forman parte del G7 tampoco hay consenso acerca de los mencionados valores impuestos desde el punto de vista político e informativo a la comunidad internacional a través de las instituciones del G7.

No puede menor de resultar preocupante el hecho de estar trazando con su actuación los líderes del G7 una nueva línea divisoria en los asuntos internacionales. Esta vez estamos ante el enfrentamiento de un reducido grupo de países que se proclaman “países democráticos” y el resto de las naciones. A través de esta perspectiva el G7 está presentando sus propuestas encaminadas a superar la pandemia del coronavirus COVID19, a reformar el sistema del comercio mundial, a proteger el medio ambiente, a luchar contra el cambio climático.

No estamos seguros de que esta postura ofrezca resultados sostenibles y positivos ni que propicie la verdadera multilateralidad plasmada en la creación de la ONU y en la Carta de la misma a través de los estipulados principios de paridad y cooperación mutuamente beneficiosa entre todos los Estados.

En cuanto a los debates y los fragmentos del comunicado dedicados a Rusia, como era de esperar, no contienen nada radicalmente nuevo. Se reproduce en los mismos una lista conocida de declaraciones confrontacionistas. Si nuestros interlocutores no pueden autoafirmarse de otra forma, ni se lo podemos impedir ni pretendemos hacerlo. Es evidente que este interminable ejercicio en la retórica antirrusa no contribuye a mejorar las relaciones entre Occidente y nuestro país. Dicho sea de paso, lo mismo ocurre con China, contra la cual el G7 formuló una serie de exigencias impertinentes, muy del estilo de la injerencia en los asuntos internos de Estados independientes tan practicada actualmente por los países occidentales. La misma actitud escasamente constructiva se demostró con respecto a Bielorrusia que forma junto con Rusia parte del Estado de la Unión y una serie de países que, según todo parece indicar, “no dan el talle” en cuanto a los estándares democráticos tantas veces mencionados.

Al mismo tiempo, hemos captado el mensaje del G7 de buscar tener con Rusia unas relaciones estables y predecibles. Esperemos que no sean palabras huecas, sino el sincero deseo de los participantes en la Cumbre que será respaldado por pasos prácticos muy concretos. Nunca hemos dejado de demostrar la estabilidad y la predictibilidad en las relaciones internacionales. Por nuestra parte volvemos a confirmar nuestra disposición a dar pasos a modo de respuesta, siempre basándonos en los principios de la paridad, el pragmatismo y el respeto mutuo.

 

Resultados de la cumbre de la OTAN

 

Los resultados de la cumbre de la OTAN (Bruselas, 14 de junio pasado)  eran pronosticables. Evidentemente, la Alianza con desempeñar un papel global. Se prepara para rivalizar con China cuyas “aspiraciones y comportamiento asertivo” fueron declaradas un desafío para el Euroatlántico. Toda vez que uno lee de año en año estos  documentos relativos a las amenazas y los desafíos que no se confirman (en realidad, emergen de otros problemas), vienen a la mente las siguientes estrofas del insigne poeta ruso Mijaíl Lérmontov: “Mas ella pide, rebelde, una tormenta, ¡como si ésta la pudiera apaciguar!”. Da la impresión de que la cumbre de la OTAN y su comunicado están inspirados en esta poesía.

Los participantes en la cumbre amenazaron con aplicar el artículo 5 sobre defensa colectiva en caso de “ataques en el espacio ultraterrestre” y en el ciberespacio. Escuchamos con regularidad las tesis sobre el ciberespacio. En cuanto a “ataques en el espacio ultraterrestre”, sería bueno saber qué es lo tienen en cuenta nuestros socios de la OTAN.

Esto rebaja el umbral de empleo de la fuerza y agrava la situación en el ámbito de la seguridad para todos los países, complica seriamente las perspectivas de llegar a acuerdos universales con vistas a prevenir el uso del espacio ultraterrestre y del ciberespacio con fines no civiles. En lo ideológico  se pretende aglutinar el “mundo democrático” en la confrontación con las “autocracias”, incluida China. Por lo visto, la nueva concepción ideológica se basa en ello. Ni más ni menos.

Con respecto a Rusia, la Alianza permanece sumergida en una realidad que ella misma inventó. De nuevo escuchamos las afirmaciones sobre unas supuestas “acciones agresivas” de Rusia que en el comunicado se califican como amenaza a la seguridad euroatlántica. La postura de la OTAN en relación con Rusia sigue siendo anquilosada, se aplica una política destructiva, doble, en forma de “disuasión y diálogo”. ¿Habrá dado alguna vez algún resultado?

Los mandatarios de los países de la OTAN afirman que a lo largo de más de 25 años la OTAN intentó estructurar con Rusia unas relaciones de asociación. Nos acusaron de haber frustrado este proceso, de haber infringido los valores, principios, confianza y compromisos refrendados en los documentos consensuados en los que se basan las relaciones entre Rusia y la OTAN.

Entre las reclamaciones presentadas a nosotros figura el “incremento del poderío militar”, movimientos militares provocadores, también en proximidades de las fronteras de la OTAN, ejercicios de envergadura realizados súbitamente y sin notificación, despliegue de misiles de doble uso en la provincia de Kaliningrado, fomento de la cooperación militar con Bielorrusia y, lo que es más absurdo todavía, “reiteradas violaciones del espacio aéreo de los Estados miembros de la OTAN”. Nuestra propuesta de introducir la moratoria recíproca sobre el despliegue de misiles de alcance medio en Europa con las correspondientes verificaciones fue calificada como carente de credibilidad. Los miembros de la OTAN se negaron rotundamente a discutirla. Otro acto del “teatro de absurdo”.

A Rusia le exigen “respetar el Derecho Internacional y sus compromisos”. Mientras, supuestamente, Rusia no lo haga, la Alianza practicará la “disuasión” de nuestro país, también mediante la presencia avanzada en el “flanco del Este”. Simultáneamente, pretenden persuadirnos de que las medidas adoptadas por la Alianza, supuestamente, no contradicen el Acta Fundacional Rusia-OTAN. Afirman que “la Alianza no busca confrontación ni representa una amenaza para Rusia”, como si la OTAN no se empeñara en incorporar cada vez más países. Como si sus países miembros no desarrollaran con regularidad unas maniobras con la participación de muchos miles de efectivos (y no sólo en sus territorios nacionales), no acercaran sus contingentes e infraestructura militar a las fronteras rusas, mientras el total de sus dispendios militares ya superó un billón de dólares, representando más de la mitad de los mundiales.

En el curso de la cumbre, los Jefes de Estado o de Gobierno de los países miembros le encomendaron al Secretario General de la OTAN proceder a actualizar la concepción estratégica de la Alianza que se planea adoptar en la próxima cumbre (España, 2022). Esperamos que en la misma estén reflejadas las verdaderas realidades de nuestra época y no las fantasías de algunos miembros de la Alianza. Es de creer que una organización con un historial tan rico sepa pasar de las figuras metafóricas a los hechos reales. Pero, a juzgar por los resultados de la cumbre, la OTAN no podrá prescindir de la “amenaza desde el Este”. O tendrá que reformarse a fondo.

 

Informe presentado por el Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, y la Comisión Europea sobre la política de la Unión Europea hacia Rusia

 

Hemos recibido varias preguntas de los medios en relación con el Informe conjunto del el Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, y la Comisión Europea sobre la política de la Unión Europea hacia Rusia publicado el pasado 16 de junio.

Según dijo una fuente en Bruselas, por lo menos afiliada con las instituciones comunitarias, la fecha fue elegida sin tomar en consideración que aquel mismo día se celebraba la cumbre ruso-estadounidense.

Nunca me imaginaba que las fechas de publicación de tales documentos pudieran elegirse a ciegas. Es el primer caso en nuestra práctica.

Hemos leído el mencionado documento redactado conjuntamente por el jefe de la diplomacia de la UE, Josep Borrell, y la Comisión Europea por encomienda del Consejo Europeo. Fue una continuación lógica de la “revisión estratégica” de las prioridades de la UE en las relaciones con Rusia promovida por los líderes de la UE. Creíamos que una vez concluida esta revisión, Bruselas y las mayores capitales comunitarias reconsiderarían la política actual de la UE hacia Rusia partiendo de sus intereses a largo plazo.

Desde 2016, esta política se viene trazando sobre los conocidos “principios de Federica Mogherini» que condujeron al estancamiento y derrumbe de la arquitectura de las relaciones. Tal reconsideración estratégica podría promover la predictibilidad y la estabilidad. Sabemos que en la UE hay fuerzas que abogan por tal escenario positivo. Y esto es lógico. En un mundo altamente competitivo que afronta un inusitado brote de globales retos  transfronterizos, importa como nunca que todos los actores concernidos aúnen sus esfuerzos.

Pero no eran más que esperanzas. En realidad hacemos constar que la aportación intelectual hecha por las instituciones europeas, no acerca la perspectiva de normalización entre dos mayores vecinos en el continente europeo. El contenido del informe está ideologizado. Cuesta calificarlo de conceptualización de los intereses radicales de los europeos para reconsiderar las relaciones con Rusia. Los se focalizaron fundamentalmente en generar un concepto de Rusia muy distanciado de la realidad y proyectado a crear el mito sobre la “amenaza desde el Este”.

Acabamos de comentar que es una terminología de la OTAN, ahora decimos lo mismo sobre la UE. Ya dijimos antes que la OTAN, lamentablemente, va eliminando cada vez más la autonomía de la UE. Lo mismo se pone de relieve en el documento mencionado. Las “narrativas” sobre nuestro país que pasan de un documento a otro, no tienen nada que ver con la política oficial de la Federación de Rusia ni con los intereses de los ciudadanos rusos.

La triada de los principios de las relaciones entre la UE y Rusia formulada en el informe (tal vez, para la burocracia de Bruselas es un lenguaje normal, pero para una diplomacia tradicional es cortante) como “repulsa, contención e interacción” que Josep Borrell había anunciado en febrero pasado al término de su viaje a Moscú está imbuida por la retórica de la guerra fría, cuando la tan mentada disuasión era elevada a un principio absoluto, y hoy vuelve a esgrimirse.

Desde luego, semejantes principios no pueden servir de base para unas estables y constructivas relaciones entre Rusia y la UE, no pueden hacerlas evolucionar más allá de los marcos de una interacción coyuntural. Y menos aún, para vertebrar en un futuro una “asociación renovada” a lo que exhortan los autores del informe. El documento es muy contradictorio.

Son categóricamente inadmisibles las acusaciones descabelladas de proyectar ciertas amenazas “hibridas” y de otra índole a los intereses y a la integridad de la UE. Su carácter ficticio es evidenciado por el hecho de que la propia Bruselas eluda entablar con nosotros un diálogo profesional sobre los temas que, supuestamente, inquietan a la UE, tales como la ciberseguridad y la lucha contra la desinformación. Estamos dispuestos a discutirlos a cualquier nivel, en cualquier formato y en las fechas convenientes a nuestros socios. Lo hemos ofrecido en reiteradas ocasiones. Lamentablemente, no hemos recibido ninguna respuesta. Pero luego ellos hablan en los informes de sus preocupaciones.

La Unión Europea pretende hacerse pasar por un “valedor” del Derecho Internacional. Pero su interpretación del Paquete de Medidas de Minsk, aprobado por la resolución 2202 del CS de la ONU, da la impresión de que los cargos oficiales de la UE no han leído este documento de importancia fundamental para el arreglo en Ucrania. Mientras, el mismo define con meridiana claridad a las partes del conflicto. La UE tampoco recuerda las cláusulas de la Declaración aprobada el 12 de febrero de 2015 por los Jefes de Estado del cuarteto de Normandía que plantea que los mandatarios harán su aporte al cumplimiento del Paquete de Medidas aprovechando su influencia sobre las respectivas partes. Los miembros de la UE no ejercen influencia alguna sobre Kiev en este sentido. Más aun, estimulan el sabotaje de los Acuerdos de Minsk por parte de los dirigentes ucranianos.

La UE prefiere desestimar el hecho de que la reunificación de Crimea con Rusia, así como el conflicto en el sureste de Ucrania, fuesen resultado lógico de la imposición por la UE de la política de  “Asociación Oriental” que pone a los países de la “vecindad común” ante la disyuntiva artificial entre Rusia y la UE, así como del apoyo al golpe de Estado anticonstitucional en Kiev en febrero de 2014. Quiero recordar que sus promotores anunciaron la expulsión de todo lo ruso desde Crimea, con lo cual no dejaron a los habitantes de la península otra opción que ellos hicieron. Por lo que se refiere a los compromisos en materia de derechos humanos en el marco de la OSCE y del Consejo de Europa, recomendaríamos a las instituciones europeas, antes de presentar a Rusia unas reclamaciones infundadas, arreglar la indignante  situación con la violación de los derechos de la población rusoparlante, una manifiesta censura de los medios en los países bálticos y en Ucrania. Los hechos sobran, informamos de ellos con regularidad a nuestros socios, pero una reacción clara brilla por su ausencia.

En general, la filosofía del informe redactado en el seno de las instituciones europeas evidencia que muchos sectores de la UE, al continuar rehaciendo el mundo a su parecer, partiendo de su propia visión de los auténticos valores, desearían vertebrar la interacción sobre la base de sus “únicamente correctas” convicciones.

Cuando sus intenciones no llegan a cuajar, los burócratas europeos consideran necesario distanciarse recurriendo a las líneas divisorias, ultmatums, sanciones unilaterales e ilegitimas desde el punto de vista del Derecho Internacional. El pronóstico del sucesivo empeoramiento de las relaciones entre la UE y Rusia contenido en el informe no puede percibirse sino como testimonio de que la UE no está dispuesta a renunciar a esta postura arcaica ni a la ideología de confrontación entre bloques y su propio “predominio”, de “tener razón en todas las cuestiones”, “exclusividad”, etc.

Salta a la vista que la UE, como por inercia, sigue cosida conceptualmente  a las faldas de la OTAN y EE.UU. El documento presta especial atención a la coordinación de las acciones con la OTAN y EE.UU en el tramo ruso. ¿De qué “autonomía estratégica” puede tratarse en tal caso?

Estamos dispuestos a promover la interacción con la UE en pie de igualdad y respeto mutuo. No nos proponemos eludir una minuciosa labor con vistas a buscar los puntos de coincidencia en beneficio de los intereses de todos los habitantes del continente europeo (los autores del informe reconocen que Rusia y la UE están unidas por una historia y geografía comunes, por los contactos humanos). Da pena que lo reconozcan sólo en papel, mientras los pasos prácticos de la UE van en otro sentido. Nos guiamos por los principios fundamentales del Acta Final de Helsinki de no injerencia en los asuntos internos, cooperación entre los Estados y cumplimiento  de buena fe de los compromisos asumidos a tenor del Derecho Internacional. Nuestra futura agenda no debe constar sólo de las contradicciones existentes. No es lo único de que debemos ocuparnos.

Sin embargo, el informe presentado por Josep Borrell hacer constar la importancia del diálogo entre Rusia y la UE en las áreas como sanidad, cambio climático, digitalización, ciencia y educación, medidas para contrarrestar los desafíos y amenazas transnacionales, arreglo de problemas internacionales y regionales.

Su lista es coherente con nuestra visión de las esferas promisorias de los intereses afines en las relaciones con la UE. Estamos dispuestos a desarrollar una labor conjunta en estas áreas, si la UE muestra la correspondiente voluntad política. Pero para que esto se haga realidad, recomendaríamos a los cargos oficiales de la UE responsables de la política exterior renunciar a las posturas ideologizadas a la de apreciar lo que acontece en el mundo.

Asumir a nivel de conciencia el multilateralismo y la diversidad del nuevo ordenamiento mundial policéntrico en que Rusia también en adelante seguirá desempeñando un papel constructivo y responsable de conformidad con sus intereses nacionales. Eso es lo que debería hacer Bruselas..

 

Declaraciones del Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas de Suecia

 

Hemos tomado nota de las declaraciones hechas el pasado 12 de junio por el Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas de Suecia, Micael Byden, en su entrevista con Sveriges Radio AB (Radio sueca) en relación con una mayor amenaza a la seguridad nacional, en vista de que, según él, no se puede excluir la posibilidad de que se lance una ofensiva armada contra su país. Comentando la agenda de la OTAN, su postura e ideología, hemos hablado hoy sobre las fobias que dominan sobre la percepción de la realidad. Es tal caso, porque se declara de nuevo que Rusia es fuente de la agresión potencial.

Últimamente, tales declaraciones infundadas de los altos mandos militares de Suecia se hicieron regulares. Están dedicados a la necesidad de prepararse para una guerra con Rusia. Lo percibimos como una campaña premeditada dirigida a inflar en la sociedad sueca fobias sobre la amenaza bélica rusa al borde de paranoia. Parece que en el archipiélago de Estocolmo hay pocos que dan crédito a los mitos sobre "los submarinos extranjeros" asociados con nuestro país. Ahora los militares suecos necesitan nuevos argumentos inventados para justificar el incremento del presupuesto militar en Suecia que no tuvo precedentes hasta en la época de la Guerra Fría.

Es de lamentar que el Comandante Supremo de las Fuerzas Armadas de Suecia, Micael Byden, igual que otros cargos militares suecos, no mencione que Estocolmo sigue desestimando desde hace ya varios años las propuestas de Rusia de reanudar el diálogo entre los departamentos militares suspendido en 2014 por iniciativa de la parte sueca para fortalecer la confianza mutua. En vez de esto, el Comando de las Fuerzas Armadas de Suecia que está fuera de algunas alianzas incrementa cada vez más la interacción con la OTAN, inclusive se llevan a cabo las maniobras conjuntas cerca de las fronteras de Rusia, durante que se ensaya la resistencia al llamado enemigo equiparable, inclusive la imitación de ataques con el uso de armas nucleares. La declaración del comandante en jefe sueco coincidió con la fase activa de las maniobras de la Alianza Atlántica Baltops con la participación de Suecia en que se usan asimismo los bombardeos estratégicos estadounidenses В-52Н.

 

 Militarización de Kosovo 

 

Registramos con preocupación la información sobre el suministro por EEUU de armamentos y el material bélico a las autoridades de Pristina. De esa manera EEUU socava abiertamente los esfuerzos internacionales dirigidos a garantizar la paz y la estabilidad en los Balcanes. La militarización de la autoproclamda República de Kosovo es incompatible con estos.

La idea de Washington consiste en crear en la región un "Ejército", lo que viola burdamente lo estipulado en la resolución 1244 del Consejo de Seguridad de la ONU. Este documento fundamental en el ámbito del Derecho Internacional prevé la disolución de cualesquiera unidades militarizadas albano-kosovares y permite la presencia en el territorio de Kosovo tan solo del contingente de paz internacional.

Exhortamos a todos los que no estén indiferentes al destino de los Balcanes y el futuro de esta región sensible a no permitir que se realicen acciones que pueden desestabilizar esta región, aumentar las capacidades de provocar conflicto.

 

80 aniversario del inicio de la Gran Guerra Patria

 

Ocho décadas nos separan del día horrible, trágico, cuando los invasores nazis lanzaron una ofensiva traicionera contra nuestro país. La Gran Guerra Patria iniciada cobró millones de vidas y dejó su huella en cada nuestra familia. En esta fecha, el 22 de junio, rendimos homenaje a los fallecidos.

Queda tiempo hasta esta fecha, pero quisiera recordar que, hablando de tales fechas y preparándonos a conmemorizarlas, pensamos de nuevo qué conllevó a aquellos acontecimientos fatales. La causa principal es la esencia agresiva, misantrópica del nazismo y la política de los países del Eje. Sus planes agresivos pudieron realizarse debido a la connivencia de las mayores potencias de aquella época que, como mostró los Acuerdos de Múnich, intentaron garantizar su seguridad a cuenta de la seguridad y la soberanía de otros, el deseo de las 'democracias' occidentales a dirigir el vector de agresión hacia Este.

En vista de eso, son inadmisibles, sacrílegas y antihistóricas las declaraciones de una 'identidad' del nazismo y el comunismo, los intentos de responsabilizar en igual medida por el inicio de la guerra a Alemania y la URSS, igualar a los verdugos y víctimas, callar sobre el aporte decisivo de la Unión Soviética a la derrota de la máquina de guerra hitleriana, reducir la importancia de la hazaña de los soldados libertadores del Ejército Rojo, presentarla menos importante que fue en la realidad.

Tales declaraciones acusan a Rusia, profanan la memoria de los millones de ciudadanos de nuestro país fallecidos en la lucha contra el nazismo. Como subrayó el Presidente de Rusia, Vladímir Putin, en la reunión del Comité coordinador ruso Victoria celebrada el pasado 20 de mayo, no podemos dejar sin reacción, sin la respectiva respuesta tales acciones, haremos todos lo posible para que las futuras generaciones preserven la verdad sobre la guerra, un trato sagrado, agradecido a sus héroes, sus antecesores.

 

Foro Internacional de compatriotas rusos "22 de junio de 1941. ¡La Victoria será nuestra!" 

 

El MAE de Rusia y sus entidades en el exterior organizarán varios eventos. En vista de la situación epidemiológica, se celebrarán en su mayoría a distancia. Proponemos a tomar parte en éstos.

Del 19 al 23 de junio, se celebrará en Minsk y Brest bajo los auspicios de la Comisión gubernamental para asuntos de compatriotas residentes en el exterior el Foro internacional de compatriotas rusos "22 de junio de 1941. ¡La Victoria será nuestra!" consagrado al 80 aniversario del comienzo de la Gran Guerra Patria.

El evento contará con la participación de más de 80 representantes de la diáspora rusa que participan intensamente en la vida política y social de la comunidad en el exterior provenientes de unos 40 países. En la ceremonia de inauguración del foro participará el Viceministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Andréi Rudenko. Entre los que presentarán discursos estará un miembro del Consejo de la Federación de la Asamblea Federal de la Federación de Rusia para asuntos internacionales, Elena Afanásieva, el jefe de la Agencia Federal para la Cooperación Internacional Humanitaria (Rossotrudnichestvo), Yevgueni Primakov, otros representantes de órganos del poder ejecutivo, organizaciones no gubernamentales y fondos que se ocupan de la actividad patriótica de Rusia. Durante las discusiones, se hará hincapié en la consolidación de nuestra diáspora en el ejemplo de la memoria histórica común, la lucha contra la tergiversación de la historia y la educación patriótica de la joven generación.

Un elemento importante de la agenda será la visita de los compatriotas a la Fortaleza de Brest, la colocación de flores y la participación en un mitin-réquiem en su recinto. 

 

Respuestas a algunas preguntas:

Pregunta: Recientemente, el Ministro de Asuntos Exteriores de Ucrania, Dmitri Kuleba, puso una condición a Rusia para la puesta en marcha del gasoducto Nord Stream 2. Propuso “intercambiar la puesta en marcha del gasoducto por Crimea”. Kiev también sugiere transferir hasta el diez por ciento de las acciones a Ucrania para que pueda compensar sus daños. Comente, por favor, estas declaraciones.

Respuesta: Hay un proverbio ruso que responde a su pregunta en sentido literal y figurado: “Hay un saúco (en ruso: buzina) en una huerta y un varón en Kiev” (en español: Eso es harina de otro costal). Si tan solo Oles Buzina estuviera en Kiev, pero fue asesinado. En cambio, algunos varones en Kiev siempre se meten en asuntos ajenos en vez de ocuparse de sus propios. Es un ejemplo clásico. No está claro por qué Dmitri Kuleba propone un intercambio de algo que tiene nada que ver con Ucrania.

En cuanto a Crimea, hace siete años que su pertenencia territorial fue decidida por los habitantes de la península mediante el referéndum que garantizó la libre expresión de su voluntad. Es su decisión. Se trata, entre otras cosas, de su evaluación de la labor de las autoridades ucranianas durante los años de la independencia de Ucrania.

En cuanto al Nord Stream 2, me gustaría recordar a Dmitri Kuleba y al régimen de Kiev que se trata de un proyecto con ánimo de lucro que beneficia a los países y socios participantes. ¿Quieren participar? Entonces expresen su deseo.

Me gustaría recordar a nuestros homólogos ucranianos que el proyecto está sustentado en el interés económico mutuo de las empresas rusas y europeas en garantizar un suministro estable de gas ruso por la ruta más rentable. El proyecto no tiene nada que ver con política, por extraño que le parezca a Dmitri Kuleba. Se basa en el beneficio. La presentación por Ucrania u otros países de unas condiciones de puesta en marcha y explotación del gasoducto, además de normas legales existentes, contradice los principios universalmente reconocidos de las relaciones económicas internacionales. Esa es la postura que los tutores occidentales de Kiev nos pidieron que adoptáramos. La hemos aceptado y adoptado, y la estamos aplicando. Las declaraciones de Dmitri Kuleba son exactamente la politización de la cooperación energética de la que acusan los adversarios del proyecto a Rusia.

Como se sabe, muchas principales empresas europeas fueron previsoras y decidieron participar en el financiamiento del Nord Stream 2 para asegurar la importación estable de gas ruso a precios favorables y para beneficiarse de su transporte. Si Ucrania quiere participar en el proyecto, debería negociar con los accionistas y otras empresas interesadas, dejar de lado una histeria política y comportarse.

Pregunta: Las unidades de las Fuerzas Armadas de Azerbaiyán que han invadido el territorio soberano de Armenia aún no se han retirado. Recientemente se supo que representantes de las Fuerzas Armadas de Rusia visitaron la frontera de Armenia y Azerbaiyán, examinaron esos territorios y los posibles puntos donde pueden estar desplegados los guardias fronterizos rusos en caso de retirada de las tropas de las partes. ¿Cuáles son los resultados de las negociaciones mediadas por la parte rusa?

Respuesta: Ya hemos señalado que los incidentes ocurridos en la frontera entre Armenia y Azerbaiyán están relacionados con la ausencia de su delimitación legal y del reconocimiento internacional, que se superpone a la falta de confianza mutua de las partes.

Rusia sigue realizando esfuerzos activos de mediación para aliviar la situación. Se ha establecido una estrecha coordinación con Bakú y Ereván a través de los Ministerios de Asuntos Exteriores, los Ministerios de Defensa y los Servicios Fronterizos. En las últimas semanas, las tensiones en general se han aliviado. Además, continuarán las consultas apropiadas sobre la solución de la disputa fronteriza.

Como solución sostenible y a largo plazo del problema, vemos el inicio más pronto de los trabajos de delimitación de la frontera entre los dos países con su posterior demarcación. Confirmamos nuestra disposición a brindar la asistencia más activa a este proceso.

Pregunta: El pasado 15 de junio, el Presidente de Turquía, Recep Erdogan, junto con el Presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, visitaron la ocupada localidad de Shushi. En el contexto de la invasión por Azerbaiyán del territorio de Armenia y el incumplimiento de las obligaciones de devolver prisioneros de guerra durante casi 7 meses, ¿no cree usted que la organización de tal visita es una manifestación de presión psicológica sobre los armenios de Artsaj o una provocación contra el establecimiento de una frágil estabilidad en la región?

Respuesta: No consideramos correcto confundir los temas relacionados a Alto Karabaj con las relaciones bilaterales de Azerbaiyán (o Armenia) con terceros países. Y es como tratamos los últimos contactos entre Azerbaiyán y Turquía al más alto nivel.

Suponemos que los lazos bilaterales en la región, incluidos los militares, no deben estar dirigidos contra otros Estados. Apoyamos firmemente las medidas encaminadas a normalizar el diálogo entre Bakú y Ereván, entre Ereván y Ankara. La interacción de las partes en el Cáucaso Meridional debe desarrollarse sobre la base de los principios de buena vecindad, teniendo en cuenta y equilibrando los intereses de todos los países de la región.

Pregunta: Siete meses después del cese de hostilidades las autoridades azerbaiyanas continúan incumpliendo sus obligaciones adoptadas por la declaración del 9 de noviembre de 2020, en particular, en relación con el regreso de prisioneros de guerra y otras personas. Además, Azerbaiyán empezó procesos judiciales falsos contra prisioneros armenios. ¿Cómo comentaría la incoación de casos judiciales falsos, iniciados por parte de Azerbaiyán?

Respuesta: El tema de los prisioneros de guerra y otros detenidos sigue siendo relevante, inclusive en el contexto de la implementación de las disposiciones de la declaración de los líderes de Rusia, Azerbaiyán y Armenia del 9 de noviembre de 2020. Celebramos el traslado por parte de Azerbaiyán a Ereván de 15 ciudadanos armenios. Abogamos por la realización final del intercambio de acuerdo con la fórmula "todos por todos" sin condiciones previas. Al mismo tiempo, creemos que es importante resolver otros problemas humanitarios, en particular, los relacionados con el desminado y el suministro de mapas de campos minados. Creo que ustedes están al tanto de nuestros esfuerzos en esta dirección.

Pregunta: El Presidente de Turquía, Recep Erdogan, durante su visita a Alto Karabaj el pasado 15 de junio, prometió apoyar a Azerbaiyán en caso de algún ataque al país. ¿No es provocativa tal declaración y no alimenta sentimientos militaristas, teniendo en cuenta que se están haciendo esfuerzos colosales para garantizar una vida pacífica en la región?

Hubo informes sobre la posible apertura de un consulado turco en Artsaj, en particular, en la ocupada localidad de Shag. ¿No contradice esto a la misión de paz de Rusia? ¿Cómo comentaría esta afirmación? ¿Con qué propósito se está haciendo? ¿Cómo ve Rusia la actividad turca y sus intentos abiertos de afianzarse en la región?

¿Cómo evalúa Rusia la así llamada "Declaración de Shushi" firmada entre Recep Erdogan e Ilham Alíyev?

Respuesta: Hoy ya he respondido una pregunta similar. Creo que es incorrecto mezclar dos temas, relacionados concretamente con Alto Karabaj, y con las relaciones bilaterales de Azerbaiyán con terceros países.

En este sentido también evaluamos los últimos contactos entre Azerbaiyán y Turquía al más alto nivel. Consideramos muy importante que los lazos bilaterales en la región, incluso en la línea militar, no se construyan contra otros Estados. Apoyamos acciones encaminadas a normalizar el diálogo entre los países de la región.

Teniendo en cuenta los procesos que se desarrollan en la región, los esfuerzos multilaterales encaminados a llevar a las partes a la conclusión de acuerdos y al inicio del movimiento en una dirección pacífica, todas las declaraciones que se hagan al respecto deben trabajar por un solo objetivo: estabilización, paz, desarrollo, restauración de los lazos económicos y, por supuesto, satisfacer los intereses de la población civil de la región.

Pregunta: El pasado 14 de junio, durante la cumbre de la OTAN en Bruselas, los líderes de la Alianza apoyaron el derecho de Ucrania y Georgia a unirse al bloque militar, sin nombrar fechas, pero señalando la necesidad de continuar las reformas en estos países.

Además, durante una reunión del secretario general de la OTAN, Jens Stoltenberg, con observadores militares, él dijo que Ucrania necesita hacer más en términos de reformas para la adhesión. Es imposible no darse cuenta de que tales declaraciones se intensificaron justo en vísperas de la cumbre del Presidente de la Federación de Rusia, Vladímir Putin, con su homólogo estadounidense, Joe Biden, el 16 de junio.

¿Cómo se siente Rusia ante tales declaraciones que impulsan la posición de la OTAN sobre una mayor expansión de la Alianza? ¿Cómo defenderá Rusia sus intereses y su seguridad en tales condiciones?

Respuesta: Hoy he hablado mucho sobre la cumbre de la OTAN, sobre las declaraciones que se han hecho, sobre la atracción de estos países a sus redes a lo largo de los años. Solo puedo repetir que esto no cumple con los elevados objetivos, marcados por la Alianza y declarados por sus líderes y los líderes de los países miembros de la Alianza, sobre estabilización, mayor previsibilidad, seguridad, etc., sino que va en una dirección completamente diferente, y contradice en gran medida a estos objetivos.

Ustedes conocen muy bien nuestra postura sobre este asunto, por lo que solo puedo confirmarla. En la práctica, me parece que es obvio que tales declaraciones y diálogos similares ya han conducido exactamente a resultados opuestos y con tristes consecuencias. Esto no ha traído ni traerá mayor estabilidad, previsibilidad o equilibrio de intereses. Por tanto, son postulados divorciados de la realidad, reencarnados de los tiempos de la Guerra Fría.

No creo que estas declaraciones hayan sido especialmente pronunciados en vísperas de la cumbre ruso-estadounidense. Hubo una cumbre de la OTAN, en el marco de la cual se hicieron estas declaraciones. Y por qué no pueden deshacerse de este "concepto del pasado" es, probablemente, la cuestión de su potencial intelectual. El concepto anterior debería cambiarse por uno nuevo, que no sería solo un modelo actualizado de algo que ya existía y no funciona, sino algo fundamentalmente nuevo, algo que se puede ofrecer al mundo como un verdadero camino progresivo hacia adelante, en respuesta a los nuevos desafíos. Pero creo que la OTAN simplemente no tiene esa capacidad intelectual. Si la hubieran tenido, lo habrían hecho y no habrían repetido lo mismo como un mantra durante muchos años.

Pregunta: La OTAN asigna a Turquía un papel clave para garantizar la seguridad del aeropuerto de Kabul después de la retirada de Estados Unidos y otras fuerzas de la OTAN de Afganistán. Así lo afirmó el secretario general de la organización, Jens Stoltenberg, el pasado 12 de junio en la cumbre de la Alianza en Bruselas. ¿Cuál es la posición de Rusia sobre las garantías de seguridad del aeropuerto de Kabul por parte de Turquía tras la retirada de las fuerzas estadounidenses y de la OTAN de Afganistán?

Respuesta: La preservación por parte de Turquía, como por cualquier otro país, de su contingente militar en Afganistán desde un punto de vista legal, contradice al acuerdo firmado entre Estados Unidos y el Movimiento Talibán (TD) en Doha en febrero de 2020, que supone la retirada completa de las tropas extranjeras del IRA para el 1 de mayo, fecha que ya se ha aplazado al 11 de septiembre de 2021. El Movimiento Talibán expresó de manera inequívoca su actitud negativa ante tal perspectiva.

Creemos que la decisión final sobre este asunto debe tomarse con cuidado, partiendo de los objetivos de promover el proceso de reconciliación nacional entre los afganos.

Además, surge una pregunta lógica: ¿por qué no se puede confiar la protección del principal puerto aéreo del país a las Fuerzas de Seguridad Nacional afganas? Permítanme recordarles que se han gastado miles de millones de dólares en su capacitación y equipamiento durante veinte años. Durante todos estos años, hemos escuchado regularmente, de parte de funcionarios estadounidenses y de la OTAN, declaraciones sobre su alto nivel de preparación para el combate y su capacidad para resolver tareas de forma independiente para garantizar la seguridad de su país. Y ahora resulta que no se confía en las fuerzas de seguridad afganas.

Pregunta: A los periodistas rusos no se les permitió asistir a la rueda de prensa del Presidente de Estados Unidos, Joe Biden. ¿Cómo comentaría estas condiciones laborales para la prensa?

Respuesta: Es genial que, debido al hecho de que a los periodistas rusos no se les permitió asistir a la rueda de prensa del Presidente de Estados Unidos, Joe Biden, preocupe al periodista de un país de la UE. El hecho de que a los periodistas rusos no se les permitiera asistir a la rueda de prensa de Joe Biden, solo indica que todas las declaraciones sobre cierta apertura, democracia, ausencia de censura en el espacio de información, que escuchamos de los socios estadounidenses, están rotas por su propia práctica. Es decir, las consignas se proclaman, pero no están respaldadas por pasos reales. Como saben, en las ruedas de prensa del Presidente ruso, Vladímir Putin, en las ruedas de prensa de los representantes de los órganos estatales rusos, de diferentes ramas del gobierno, no sólo siempre dejamos entrar, sino que invitamos a periodistas extranjeros de diferentes países. Y más aún, cuando entendemos que el evento, tras el cual se planea una rueda de prensa o comunicación con la prensa, concierne a un determinado país, invitamos a periodistas de este país o de esta región. No tenemos esos problemas. Saquen sus propias conclusiones, aunque, en mi opinión, son obvias.

Documentos adicionales

Fotografías

x
x
Criterios adicionales de búsqueda