21 enero 202119:18

Rueda informativa ofrecida por la portavoz del MAE de Rusia, María Zajárova, Moscú, 21 de enero de 2021

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

Reunión del Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, con la delegación unida de representantes de la oposición siria

 

El Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, recibe hoy una delegación de opositores eminentes de Siria que representan la plataforma de Moscú y de El Cairo, Qadri Jamil, Khaled al Mahamid, Jamal Suleiman y Muhammed Dlikan.

La reunión de Serguéi Lavrov con la delegación unida de representantes de la oposición siria busca promover un diálogo constructivo entre los bandos de conflicto sirio para hacer avanzar el arreglo político en Siria, a tenor de la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU, e involucrar a todas las fuerzas políticas y sociales de Siria en los esfuerzos consolidados para restablecer el país después del conflicto.

Además, para hoy están programadas las consultas de los representantes sirios con el Viceministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Mijaíl Bogdánov, quien desempeña un papel supervisor.

***

Quisiera recordar también de los eventos que ya hemos anunciado. El 22 de enero, el Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, se reunirá con el Ministro de Comercio Exterior y Asuntos Exteriores de Hungría, Peter Szijjarto.

***

El próximo 26 de enero, el Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, celebrará las negociaciones en Moscú con el Ministro de Asuntos Exteriores de la República Islámica de Irán, Mohammad Javad Zarif.

 

Reunión del Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, con el Ministro de Asuntos Exteriores interino de Osetia del Sur, Dmitri Medoyev

 

El 25 de enero, en Moscú se celebrará una reunión del Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, con el Ministro de Asuntos Exteriores interino de Osetia del Sur, Dmitri Medoyev. En el marco de la reunión, se prevé intercambiar opiniones sobre los aspectos clave de las relaciones bilaterales y coordinar la política exterior en la arena internacional.

Las relaciones amistosas de Rusia y Osetia del Sur se basan en los principios de alianza e integración, un firme marco legal y no están sujetas a consideraciones coyunturales. De conformidad con la política aprobada por el Presidente de la Federación de Rusia, Rusia presta a Osetia del Sur un fuerte apoyo en su desarrollo como Estado democrático moderno, fortalecimiento de sus posiciones en la arena internacional, mantenimiento de la seguridad y el restablecimiento económico y social del país. Se le entrega a la República una ayuda integral en la lucha contra el nuevo coronavirus y la solución de otras tareas acuciantes en varias áreas de interacción.

El diálogo al nivel más alto es intenso. En 2020, el Presidente de Rusia, Vladímir Putin, y el Presidente de la República de Osetia del Sur, Anatoli Bibílov, se reunieron en Moscú dos veces: el 13 de marzo y el 24 de junio al margen de los eventos solemnes celebrados con motivo del 75 aniversario de la Gran Victoria.

Se lleva a cabo una interacción enérgica en el marco de la Comisión Intergubernamental Ruso-Suroseta para la cooperación económica y social, se realiza el Programa de inversión para contribuir al desarrollo económico y social de la República de Osetia del Sur en 2020-2022. Los contactos regulares se mantienen entre los Ministerios de Asuntos Exteriores, otros ministerios y departamentos.

 

Visita de la Ministra de Asuntos Exteriores de Suecia, Ann Linde, a Rusia

 

El 2 de febrero, en Moscú, el Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, sostendrá las negociaciones con la Ministra de Asuntos Exteriores de Suecia, Ann Linde, que llegará a Rusia en visita en calidad de la Presidenta en ejercicio de la OSCE.

Los jefes de departamentos diplomáticos de Rusia y Suecia abordarán una amplia gama de aspectos de la actividad de la OSCE, así como la situación en el ámbito de seguridad en la región del mar Báltico y en el norte de Europa, la cooperación en el Ártico, los temas acuciantes de las relaciones bilaterales ruso-suecas.

 

Visita a Rusia del Viceprimer ministro, el Ministro de Asuntos Exteriores y Asuntos de Expatriados del Reino Hachemita de Jordania, Ayman Safadi

 

Los días 2 y 3 de febrero, el Viceprimer ministro, el Ministro de Asuntos Exteriores y Asuntos de Expatriados del Reino Hachemita de Jordania, Ayman Safadi, estará en Moscú en visita de trabajo. El Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, sostendrá las negociaciones con él el 3 de febrero.

Las partes intercambiarán opiniones sobre los asuntos candentes de la agenda internacional y regional haciendo hincapié en el desarrollo de la situación en Siria y en torno a este país. Se prevé asimismo discutir la tarea de promover el proceso de arreglo en Oriente Próximo y la situación en Irak. Se abordarán también los aspectos de la profundización de la cooperación bilateral en varias áreas.

Centramos la atención en el carácter regular del diálogo político entre Rusia y Jordania que se destaca por un alto grado de confianza, la afinidad o coincidencia de las posturas de Moscú y Amán sobre muchos problemas clave de la actualidad.

 

Entra en vigor el Tratado para la Prohibición de Armas Nucleares

 

El 22 de enero, entrará en vigor el Tratado para la Prohibición de Armas Nucleares (TPNW por sus siglas en inglés). La parte rusa ha manifestado en reiteradas ocasiones su postura respecto al dicho documento en foros multilaterales, es bien conocida. No cambiará después de que este Tratado entre en vigor.

Subrayamos de nuevo que respetamos las posturas de los que se pronuncian por renunciar a las armas nucleares. Mientras, no compartimos los métodos aplicados para alcanzar este objetivo forzando artificialmente el proceso de desarme nuclear. Por eso consideramos que el TPNW es un error. Este Tratado es incapaz de contribuir a la limitación y restricción de las armas nucleares. Este documento provoca evidentemente las discrepancias en la comunidad internacional. El TPNW se elaboró sin tomar en consideración los principios fundamentales en que se basa el Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares y las existentes realidades estratégicas. Desestima también los problemas clave que deben resolverse para estabilizar el proceso de desarme nuclear a escala global.

Este Tratado no tendrá carácter vinculante para Rusia y otros países que no lo firmarán o ratificarán. No creemos que estipule algunos nuevos estándares o normas universales o contribuya al desarrollo del Derecho Internacional.

Estamos convencidos de que se puede garantizar un progreso real en el ámbito de desarme nuclear sólo tomando decisiones por consenso, fortaleciendo la seguridad y la estabilidad internacional, incrementando la seguridad de todos los Estados sin excepción. Este documento no responde evidentemente a estos criterios.

 

Situación en torno al Tratado de Cielos Abiertos

 

En continuación de nuestra declaración del pasado 15 de enero, quisiera dar comentarios adicionales en relación con el Tratado de Cielos Abiertos (TCA).

EEUU y sus aliados son plenamente responsables por la destrucción del Tratado de Cielos Abiertos.

El retiro de EEUU de TCA cambió drásticamente la configuración formada a la hora de elaborar el Tratado y alteró el equilibrio de intereses de los Estados partes.

La participación de EEUU fue la condición más importante de la ratificación del dicho Tratado por el Parlamento ruso en 2001: de hecho, Rusia y los países de la OTAN llegaron a un acuerdo de observar los territorios de los Estados partes. Después del 22 de noviembre de 2020, los países de la OTAN tuvieron la posibilidad de observar todo el territorio de Rusia, mientras que el territorio de EEUU quedó cerrado de la observación rusa, lamentablemente se calla de esto en Washington y Bruselas.

Hasta en tales condiciones destructivas para el Tratado emprendimos todos los esfuerzos posibles para salvar el TCA y propusimos a los países occidentales que quedaban en el Tratado a cumplir al menos las exigencias mínimas: no entregar a EEUU los datos obtenidos durante los vuelos de observación sobre el territorio de Rusia y garantizar la posibilidad de observar todo su territorio, incluida la infraestructura militar estadounidense desplegada allí.

Nuestras propuestas fueron rechazadas. De esa manera los países de Occidente pusieron cruz y raya en la medida de transparencia y confianza mutua en el espacio euroatlántico, de Vancouver a Vladivostok, que en su tiempo fue la más importante.

En vista de los intereses de seguridad nacional, en Moscú se tomó la decisión de iniciar los procedimientos internos para abandonar el TCA. Los depositarios estarán notificados de eso, de conformidad con lo estipulado en el Tratado.

 

Nombramiento de Jan Kubis para el cargo de Enviado Especial del Secretario General de la ONU para Libia

 

Ha sido nombrado el Enviado especial del Secretario General de la ONU para Libia. Es Jan Kubis. Felicitamos al señor Kubis por su nombramiento para el cargo de Enviado Especial del Secretario General de la ONU para Libia. Estamos seguros de que su rica experiencia diplomática permitirá contribuir al avance tan necesario del arreglo libio y lanzar un proceso político inclusive y sostenible con la participación de todas las fuerzas influyentes del país. La ONU debe desempeñar en este proceso un papel especia en calidad de mediador honesto e imparcial, fiel a la soberanía, la independencia y la integridad territorial de Libia.

Estamos dispuestos a cooperar estrechamente con Jan Kubis contribuyendo al cumplimiento exitoso de la misión complicada y noble encomendada a él.

 

Sanciones impuestas por el Consejo de la UE contra el Ministro de Asuntos Exteriores y de Expatriados de Siria, Faisal Mekdad

 

Tengo que abordar de nuevo el tema de imposición arbitraria por Occidente de sanciones unilaterales contra los países que no comportan de manera que guste a Occidente. Lamentablemente, esta se aplica con cada vez más frecuencia amenazando con destruir el actual orden mundial basado en el Derecho Internacional y socavar las prerrogativas del Consejo de Seguridad de la ONU. Parece que los que se pronuncian constantemente por construir un nuevo "orden mundial basado en las reglas" aspiran a realizarlo.

Esta vez se trata de Siria. Las medidas unilaterales de presión sancionatoria que se endurecen cada vez más  por Washington y Bruselas, incluido la llamada Ley César y muchas otras medidas, ejercen una influencia negativa en la situación en este país que sufre tanto.

Al pronunciar un discurso en la reunión del Consejo de Seguridad de la ONU celebrada el pasado 20 de enero, el Enviado Especial del Secretario General de la ONU para Siria, Geir Pedersen, caracterizó la situación en Siria de forma muy negativa. Contó de los sufrimientos del pueblo sirio y de la situación actual. Este discurso fue pronunciado ante los que agravan directamente la situación en Siria y la vida de la población civil de este país tomando las respectivas decisiones.

En vista de la pandemia del coronavirus, tales restricciones arbitrarias unilaterales por parte de los Estados occidentales provocaron el año pasado una drástica agudización drástica de la crisis económica y social en Siria.

Los sirios no son capaces de superar a solas tales desafíos serios, necesitan mucho el apoyo de la comunidad internacional. ¿Qué se puede hacer para ayuda a los sirios? Es necesario comenzar con lo evidente: dejar de complicar su vida. En vez de esto, observamos un aumento de la presión política ejercida sobre damasco y los intentos continuos de ahogar premeditadamente la economía siria. Debido a la aplicación artificial de estas herramientas sancionatorias, se frena el proceso de arreglo político, restablecimiento económico, regreso de los refugiados. La población pacífica del país sufre de las sanciones en primer lugar. Hasta en las condiciones de la pandemia que afectó a Siria también no se aflojaron seriamente los regímenes sancionatorios occidentales, a pesar de todos los llamamientos de la comunidad internacional. Las llamadas excepciones humanitarias anunciadas con pompa por la Comisión Europea resultaron ineficaces y casi inútiles. No están destinadas a impulsar a los operadores de la UE a mantener los vínculos empresariales con los representantes de los Estados contra que se impusieron sanciones, ante todo, en el ámbito de las Humanidades y medicina, sino al contrario, les desmotivan con un montón de obstáculos y restricciones burocráticos.

La inclusión reciente del nuevo Ministro de Asuntos Exteriores y de Expatriados de Siria, Faisal Mekdad, en la lista de restricciones de la UE por su presunta implicación en "represiones brutales del régimen" es uno de los eslabones en la cadena de acciones arbitrarias que impiden a normalizar la situación en Siria y en torno a este país. De hecho, es una renuncia demostrativa a las negociaciones con el Gobierno sirio. ¿De qué  apoyo al arreglo sirio por parte de la UE se trata? La respuesta es evidente.

Se sabe que Faisal Mekdad es un diplomático profesional. Y no solo nosotros lo sabemos. Es conocido en Occidente porque trabajó durante muchos años en la misión de Siria ante la ONU en Nueva York, inclusive en calidad de representante permanente. Participó en la actividad de varios comités de la ONU, representó su país en muchas conferencias y foros internacionales. Ocupó durante mucho tiempo el cargo de primer Viceministro de Asuntos Exteriores de Siria y, después del fallecimiento de su predecesor, Walid Muallem, fue nombrado para el cargo de Ministro de Asuntos Exteriores.

Las acusaciones contra Faisal Mekdad suenan extrañamente. ¿En cuáles represiones puede estar involucrado? Es de lamentar que tales acciones de la UE no solo no contribuyan a superar las consecuencias de la prolongada crisis destructiva en Siria, sino la agraven.

Exhortamos a la Unión Europea a manifestar el sentido común y regresar al marco legal. Es hora de levantar las restricciones unilaterales arbitrarias impuestas por la UE contra Damasco para el bien del pueblo sirio de que se cuida tanto la comunidad occidental, así como para garantizar la seguridad y la estabilidad en la región.

 

Nuevas sanciones estadounidenses

 

En la antesala del cambio del poder en la Casa Blanca, la administración saliente de EEUU impuso las nuevas sanciones contra Rusia, anunciando el pasado 19 de enero de haber incluido en las listas de sanciones del buque ruso "Fortuna" u su propietario que participan en la construcción del gasoducto Nord Stream 2.

Sorprenden los esfuerzos tenaces de las autoridades estadounidenses para impedir a finalizar la construcción del gasoducto. Las amenazas de aplicar iniciativas discriminatorias suscitan desde hace mucho una indignación no sólo en Rusia sino también en los círculos oficiales de negocios y sociales de la mayoría de los países europeos. En Berlín, París, Viena se pregunta por qué la política energética de la región europea debe regularse por Washington y realizarse en este  continente por ejemplo a través de los Embajadores de EEUU. ¿Cómo un aumento de gastos para los suministros del gas puede incrementar la competitividad y desarrollar las instituciones democráticas?

Por nuestro lado, se subrayó en reiteradas ocasiones que es un proyecto comercial que fortalecerá la seguridad energética de Europa y contribuirá al traspaso a la energía de bajas emisiones. ¿No responde esto a los intereses del continente europeo?

Las acciones hostiles en relación con los participantes del proyecto Nord Stream 2 confirman que EEUU persigue los propios intereses energéticos y sin reparar en ningún medio quiere ser en el Viejo Mundo el único suministrador 'legítimo' sin sentir alguna incomodidad o confusión debido a las acciones emprendidas. Es una desestimación expresa de las normas de competencia leal y libre comercio a favor de que EEUU siempre se pronunciaba.

Quisiéramos constatar de nuevo que las medidas restrictivas arbitrarias no influyeron ni podrán influir en la política de nuestro país en la arena internacional. Las sanciones unilaterales de EEUU no responden a los intereses de nuestros pueblos sino agravan las relaciones bilaterales, ya de por sí complicadas.

 

Problemas con la comunicación telefónica en el Consulado General de Rusia en Nueva York

 

Desde hace varios días (a partir del 18 de enero pasado), el Consulado General de Rusia en Nueva York no tiene acceso a las líneas de comunicación telefónica, lo que repercute negativamente en su labor. Hablando en rigor, la misión diplomática está privada de la posibilidad de prestar debidamente los servicios consulares a los ciudadanos rusos, estadounidenses y de otros países.

Quisiéramos destacar que en esta situación, el Departamento de Estado, notificado oficialmente sobre los fallos, no hizo nada para resolver el problema.  Semejante postura de las autoridades estadounidenses vuelve a confirmar lo infundadas que son las afirmaciones de la Embajada de EEUU en Moscú de que los diplomáticos estadounidenses en Rusia, a diferencia de los rusos en EEUU, cumplen sus funciones en circunstancias más difíciles.

Exigimos que Washington haga todo lo necesario para restablecer en los plazos más breves una comunicación normal para nuestros diplomáticos en Nueva York. Vuelvo a subrayar que muchas personas que acuden  al Consulado General son ciudadanos de EEUU. No les compliquen la vida, entre otros.

Esperamos que lo sucedido no sea una invitación por parte de EEUU a tomar medidas reciprocas. Estoy segura de que existen formas más interesantes para practicar la reciprocidad.

        

Informe del Centro de experiencia avanzada en materia de ciberdefensa, dependiente de la OTAN

 

Hemos leído el informe ‘Ciberamenazas y la OTAN 2030’ publicado el pasado 12 de enero por el Centro de experiencia avanzada en materia de ciberdefensa, dependiente de la OTAN (Tallin). Una parte considerable del mismo está dedicada a Rusia y las medidas para contrarrestar la amenaza “asimétrica” proveniente de nosotros.

A pesar de que en el prefacio se advierte que el contenido del informe no refleja la postura oficial de la OTAN, no cabe la menor duda de que el documento serviría para desarrollar la estrategia de la alianza en el ciberespacio. Dicho con propiedad, es lo que recomiendan los autores a la OTAN: de lo contrario, “los adversarios como Rusia y China obtendrán supremacía sobre  la alianza”.

Según la arraigada tradición occidental, los autores del documento acusan infundadamente a Rusia de desarrollar malware para espionaje, para vulnerar el funcionamiento de la infraestructura crítica, entrometerse en los asuntos internos de otros Estados. Fantasías desbordantes. Lo presentan como una información del dominio público que no requiere verificación. Es una tesis acertada. La información es realmente del dominio público, no requiere verificación, ya que nuestros socios occidentales, y menos aún la OTAN, tienen la costumbre de verificar algo antes de hacerlo  público. Son patrañas imposibles de verificar. Esta tesis podría llegar a ser un eslogan de la alianza: “información del dominio público que no requiere verificación”, pero habría que precisar: “la generamos nosotros mismos”.  Hasta ahora no nos han presentado una sola prueba de implicación rusa en los incidentes cibernéticos.

En la cumbre de Varsovia (2016), la OTAN declaró el ciberespacio otra área de su actividad. A juzgar por todo, el tema de ciberseguridad y protección digital figurará en la agenda de la próxima cumbre de la alianza a celebrarse este año. Se emprenden esfuerzos por incrementar las capacidades (creadas en 2018) del Centro de Ciberoperaciones integrado en el Estado Mayor del Comando Estratégico  de las FF.AA. aliadas de la OTAN, también al objeto de desarrollar operaciones ofensivas en el ciberespacio.

En esta relación, quisiera traer a colación las numerosas iniciativas y propuestas rusas encaminadas a utilizar las tecnologías de información y comunicación (TIC) exclusivamente con fines civiles. Entre ellas, la Declaración del Presidente de la Federación de Rusia, Vladímir Putin, sobre el programa integral de medidas para restablecer la cooperación ruso-estadounidense en materia de seguridad de la información internacional que exhorta a todos los países a asumir el compromiso a no ser los primeros en asestar el golpe con empleo de las TIC.

 

Otorgado el premio “Por la defensa de la democracia” a las entidades noruegas que se ocupan de ciberseguridad

 

La semana pasada, la Fundación Gunnar Sønsteby (destacado héroe de la Resistencia) entregó el premio “Por la defensa de la democracia” a las instituciones y entidades públicas noruegas, incluyendo la policía, la inteligencia militar y la agencia de seguridad nacional, por el “aporte a lucha contra los ciberataques”.

Teniendo en cuenta el contexto del evento y todo cuanto ocurre en Occidente en materia de tecnologías digitales, quisiéramos agregar lo siguiente a la declaración emitida en esta ocasión por la Embajada de Rusia en Noruega.

A lo largo de los últimos meses, los medios noruegos repiten las infinitas acusaciones contra Rusia de haber vulnerado en agosto pasado los sistemas electrónicos del Parlamento noruego. Se sumaron a este coro varios miembros del gabinete de ministros.

Pese al revuelo provocado por este tema, al término de la investigación la parte noruega no pudo presentar pruebas algunas de la implicación de Rusia en el susodicho ciberataque.

Resulta bastante sugestivo: entregar los premios por la lucha contra aquellos que no atacaron. Nos adherimos a las felicitaciones a los que merecieron el premio por esta ficticia actividad. Tienen garantizado para muchos años un financiamiento para el sucesivo incremento de sus capacidades cibernéticas.

Esto refleja una destructiva estrategia de los países en el ámbito de estructuración de las relaciones con Rusia. Es una práctica obsoleta que no responde a las necesidades actuales de la Humanidad. Existen retos y amenazas reales que deben ser contrarrestados. Por ejemplo, la pandemia y sus consecuencias. Es una tarea cuyo cumplimiento requiere la coordinación, las acciones conjuntas y sólo después los premios.

 

Un supuesto ciberataque de los ‘hackers rusos’ contra instituciones públicas y entidades privadas de Dinamarca

 

Alegando a unos “expertos” y a los datos de las autoridades estadounidenses, pero no respaldados por pruebas algunas, los medios daneses han venido publicando noticias sobre una eventual implicación de las autoridades rusas la organización de en ciberataque de amplias proporciones contra instituciones públicas y entidades privadas del Reino en diciembre de 2020.

Todo se compone de unos elementos que conforman el cuadro general. Una labor profesional de las entidades que funcionan bajo los auspicios de Bruselas y confeccionan los correspondientes planes de campañas difamatorias contra nuestro país con vistas a difundir informaciones las supuestas acciones ofensivas, no constructivas e ilegales que emprende Rusia en el ciberespacio. Hemos analizado algunos elementos de este cuadro general.

 

Arrecia la discriminación del ruso y otros idiomas en Ucrania

  

El pasado 16 de enero, entró en vigor el artículo 30 de la Ley “Del funcionamiento del ucraniano como idioma oficial”, aprobada en abril de 2019. A tenor de este artículo, todos en la esfera de los servicios en Ucrania se usará únicamente el ucraniano. Los empleados de organizaciones y empresas que prestan los servicios comerciales, educativos, médicos u otros, deberán usar exclusivamente el ucraniano en el trato con los clientes. Se autorizará usar otros idiomas únicamente a solicitud del cliente.  

Vigilará el cumplimiento de la ley un órgano represivo instituido ad hoc, el aparato administrativo del Defensor del Idioma Oficial, que no sólo hará advertencias por usar el ruso en la esfera de los servicios sino estará facultado para imponer multas. Un verdadero órgano represivo. Sería interesante saber si los emisarios del Defensor del Idioma Oficial estarán presentes en todos los restaurantes y cafeterías de Ucrania o harán redadas selectivas? El propio Defensor, Taras Kremín, ya instó a los “ciudadanos concienzudos” a  dirigir quejas (por ejemplo, si un camarero saluda a los clientes extranjeros no en el ucraniano, sino en el inglés o el ruso), es decir, delatar a los ucranianos rusoparlantes.

La atmósfera de rechazo y miedo que se está imponiendo en Ucrania, probablemente,  es parte constitutiva de la política oficial de Kiev, encaminada a exterminar el multilingüismo y destruir un espacio multicultural   único que se ha venido conformándose en el territorio del país durante varios siglos. Contrariamente a las cláusulas de su propia Constitución, a las conclusiones de las organizaciones internacionales y a las realidades en que viven los propios ciudadanos ucranianos, continúan  violándose los derechos no sólo del pueblo ruso, sino de decenas de otros pueblos que históricamente viven en Ucrania.

A menudo, la lucha de las autoridades ucranianas contra los representantes de otros pueblos y personas de criterios distintos a los oficiales adquiere formas odiosas. Estas formas están condenadas al fracaso, pero, por muy cómicas que sean, denotan rasgos fatídicos por retrotraernos a unas épocas que quisiéramos  olvidar, pero no se puede hacerlo, porque son las enseñanzas de la Historia por las que la Humanidad pagó un precio muy alto.

Basta con mencionar la resolución de la Unión Nacional de los Escritores de Ucrania que prohibió la publicación en las ediciones de la Unión de obras de los escritores procedentes de los países que a la hora de la votación en la ONU no apoyan el punto de vista de Ucrania. En esta lista figuran 17 Estados. Aparte de estupidez, fanfarronada e ilegalidad desde el punto de vista de los compromisos asumidos por Ucrania, es paradójico lo siguiente.

Las   autoridades oficiales de Ucrania practican la denominada descomunizacion, exterminan cuanto guarda relación, en opinión de ellas, con el pasado soviético de Ucrania. Pero si algo parecido hubiera tenido lugar en la Unión Soviética, los soviéticos na habrían sabido quién es Jack London o Mark Twain. Si los soviéticos hubieran leído sólo los libros escritos por los autores provenientes de los países que votaban correctamente por las resoluciones de la ONU, imagínense lo que habría pasado. Es lo que ocurre en Ucrania. Vincular la votación sobre las resoluciones de la ONU con la edición de libros de los autores provenientes de los respectivos  países, es algo realmente fuerte. Mientras antes las medidas restrictivas de Kiev se hacían extensivas a libros impresos en Rusia, ahora estas fobias se ahondaron convirtiéndose en una ideología difícil de calificar. Algunos sostienen que es la ideología de “supremacía de Ucrania”. No estoy seguro de que sea acertado, aunque algunos politólogos la caracterizan precisamente así. Más bien es absoluta incomprensión no  sólo de las realidades, sino también de las consecuencias a mediano y largo plazo que puede acarrear esta actividad, la renuencia a tener presentes las enseñanzas de la historia a las acabamos de referirnos. Todo ello recuerda la historia de un país occidental en filo de los años 30-40 del siglo XX. Da pena que la Ucrania contemporánea esté optando  justamente por esta experiencia europea. Pero es un hecho.

Las autoridades ucranianas van ampliando la ofensiva contra la libertad de opinión, recrudecen la censura, arrecian las presiones sobre los medios y escritores.

No todos en Ucrania están dispuestos a aceptar tal atropello de sus derechos. Creemos en que los habitantes de la Ucrania multinacional que respetan a sí mismos y a sus predecesores no permitirán destruir una rica cultura del país y harán frente a semejantes obscurantismo.

Es de esperar que nuestros socios europeos tengan el valor de dar una adecuada apreciación a las acciones de las autoridades oficiales de Kiev, si, desde luego, ellos mismos no apoyan la política de la cúpula dirigente de Ucrania encaminada a promover la supremacía de la nación ucraniana.

Quisiera citar una muy impactante afirmación de Vladímir Zelenski: “Quiero dirigirme a las autoridades actuales. Podría  espetar muchas palabras poco halagodoras,   pero estamos al aire de un canal respetable. Voy a respetarles a ustedes y les pido que respeten al pueblo. Si en el Este del país y en Crimea la gente quiere hablar el ruso, déjenla en paz. Que hablen el ruso, de conformidad con la ley. Un idioma jamás dividirá nuestro país natal. En mis venas corre la sangre judía, hablo el ruso, pero soy ciudadano de Ucrania, amo a este país y no quiero ser parte de otro país”. Son palabras de Vladímir Zelenski. El problema es que no las ha pronunciado ahora, sino en marzo de 2014. ¿Qué cambios se han producido en los credos del respetado señor Zelenski para que estas palabras estén en flagrante divorcio de la política aplicada bajo su mandato?

 

Sale a la venta la nueva tirada de “Mein Kampf” en Polonia

 

En las ruedas informativas hablamos a menudo sobre la falsificación y revisión de la Historia. Alegamos ejemplos, hechos, hacemos ver materiales audiovisuales al respecto. Nos preguntan con frecuencia si existe un concepto general de falsificación de la Historia, cómo se puede definir de forma global, no sólo con los ejemplos concretos.

De forma breve pero enjundiosa podemos decir que la guerra contra los monumentos soviéticos, desatada en algunos países por las autoridades centrales y locales, es una de las muestras convincentes de falsificación de la Historia borrando y tergiversándola. Este fenómeno alcanza su auge en Polonia, cuyo gobierno, pisoteando las relaciones bilaterales y los acuerdos referentes al patrimonio memorial y firmados con nuestro país, anualmente desmonta a decenas los testimonios materiales de la salvación de esta nación por los soldados soviéticos: monumentos, placas y conjuntos memoriales.

La falsificación de la Historia se manifiesta en Polonia, por un lado, en que a nuestro común patrimonio histórico se aplica forzosamente la Ley de Descomunización polaca.  Y por el otro lado, las autoridades polacas no encuentran fundamentos jurídicos para prohibir o, al menos, comentar claramente, a la difusión en su país del libro de Hitler “Mein Kampf”. Recientemente se supo que la editorial Bellona está preparando el lanzamiento a finales de enero de la nueva tirada de esta obra. Una obra que fundamenta la necesidad de aniquilar la nación polaca, entre otras. Esto es lo que se llama la falsificación de la Historia.

 

Detenidos blogueros rusos en Sudán del Sur

 

Estos últimos días, los medios y la blogosfera han seguido con atención la “aventura” de nuestros blogueros en Sudán del Sur. Tal vez alguien tenga curiosidad por seguirlo. A nosotros no nos despierta curiosidad sino preocupación. La situación pudo haber tomado un cariz dramático. Sirva este ejemplo para sacar ciertas conclusiones y llamar la atención de todos los que se propongan realizar actividad periodística en un país que vive turbulencias políticas.

Recientemente, en Sudán del Sur fueron detenidos el bloguero Iliá Varlámov y sus compañeros de viaje. La Embajada de Rusia en la República de Uganda (también para Sudán del Sur) recomendó insistentemente a los patriotas a aplazar el viaje a Uganda a causa de las elecciones generales previstas en el país y las restricciones de circulación vigentes.

Lamentablemente, estas recomendaciones quedaron desoídas. Es más, los viajeros ocultaron su intención de salir de Uganda hacia Sudán del Sur. Como se sabe, fueron detenidos en el territorio de este último país: primero en la ciudad de Kapoeta en el sureste, luego en la capital, Yuba.

Al recibir la información sobre el arresto de los ciudadanos rusos. Nuestra misión diplomática emprendió sin demora todos los pasos para su liberación. Durante las negociaciones con la parte sursudanesa se consiguió liberar rápidamente a los detenidos y organizar su salida del país.

Nos parece que el incidente arriba referido, que, afortunadamente, no tuvo consecuencias negativas, es un recuerdo de la necesidad de ser responsable a la hora de organizar viajes a los países con la situación complicada y la seguridad deficiente para los ciudadanos extranjeros. Para evitar incidentes que puedan conducir al arresto en el territorio del Estado extranjero, los ciudadanos rusos deben cumplir con el objetivo de viaje indicado al solicitar el visado. Recomendamos insistentemente tener en menta una simple regla: no se puede realizar actividades periodísticas teniendo un visado turístico. Hay países que no exigen documentación específica para hacer periodismo, pero son muy pocos. Como regla general, se necesita obtener un visado especial y (en muchos países) la acreditación del departamento correspondiente. Este es el reglamento que se sigue en Rusia: hacen falta el visado de periodista y la acreditación del MAE.

A ahora de planear las visitas de regiones inestables, recomendamos seguir la información que se publica y se actualiza en los recursos electrónicos del MAE de Rusia, incluido el sitio del Centro de Situaciones Críticas sos.midhelp.ru, la cuesta especial en Twitter @mid_travel, la aplicación móvil “Asistente en el Extranjero” y otras fuentes, como el sitio del Departamento Consular https://www.kdmid.ru/. La aplicación “Asistente en el Extranjero”, además de otras funciones útiles, permite al usuario ruso registrar, si lo desea, el trayecto del viaje al extranjero indicando el mínimo de datos personales, para informar el MAE de Rusia y asegurarse la comunicación en casos de emergencia. Es conveniente viajar preparado a los países con la situación complicada. Tanto más que existen todas las posibilidades para ello.

La aplicación “Asistente en el Extranjero” está destinada para la interacción del MAE de Rusia con los ciudadanos rusos que se encuentran temporalmente en el exterior, y para informarles sobre las situaciones de emergencia y crisis en los países de estancia. Una de sus características funcionales es la posibilidad de registrar su estancia temporal en el extranjero con antelación, con fines de mantener el contacto operativo en modo interactivo con el servicio de guardia del Centro de Situaciones Críticas.

El enlace para descargar la aplicación en cuestión se encuentra en la página principal del sitio informativo del Centro de Situaciones Críticas “Estancia segura en el extranjero” (sos.midhelp.ru) y en GooglePlay y App Store.

Siempre estamos abiertos y dispuestos a ofrecer consultas y prestar ayuda a los periodistas rusos que planean un viaje al extranjero por trabajo. Para ello hace falta avisar la embajada rusa en el país de destino. El Departamento de Información y Prensa del MAE de Rusia también está abierto a la cooperación.

 

Interacción internacional en la lucha contra el coronavirus

 

El 18 de enero pasado, la Fundación Rusa de Inversión Directa (FRID) y el Instituto de Investigación de Epidemiología y Microbiología Nikolái Gamaleya anunciaron la creación del Consejo Internacional de Expertos Científicos sobre la vacuna "Sputnik V". El Consejo congrega científicos líderes en el campo de la virología, microbiología, genética y biotecnología de Argentina, Gran Bretaña, Alemania, la India, Rusia, Estados Unidos, Francia, Suecia y Croacia. En dada plataforma internacional los científicos del desarrollo de vacunas podrán intercambiar información, opiniones y experiencia con destacados colegas extranjeros para potenciar la unificación de todo el potencial de investigación global y el fomento de la asociación internacional en varias materias, incluida la cuestión de la vacuna contra el coronavirus.

La FRID está negociando con la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés). Esta semana se ha celebrado una reunión con la participación de más de 20 expertos y académicos internacionales para realizar el asesoramiento científico. Las recomendaciones basadas en los resultados de la discusión se enviarán a los desarrolladores de la vacuna "Sputnik V". El proceso de la revisión gradual comenzará en febrero.

El número de países que han aprobado el uso de la vacuna "Sputnik V" va en aumento. Hasta la fecha, la vacuna rusa está registrada en Rusia, Bielorrusia, Serbia, Argentina, Bolivia, Argelia, Palestina, Venezuela, Paraguay y Turkmenistán. En los próximos días, varios países más se sumarán a la lista.

El 22 de enero, la Organización Mundial de la Salud (OMS) lanzará el procedimiento previo a la presentación de la solicitud de registro de la vacuna "Sputnik V".

Les mantendremos informados sobre el tema.

 

Fallece el Embajador de la Federación de Rusia en Zambia, Alexander Bóldyrev

 

El 20 de enero de este año, a los 66 años de edad, falleció repentinamente el Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de la Federación de Rusia en la República de Zambia, Alexander Bóldyrev, quien durante unos años trabajó de Director Adjunto del Departamento de Información y Prensa del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia (2010-2012) y era bien conocido por muchos periodistas. Recibimos las condolencias de muchos representantes de los medios de comunicación, que lo recuerdan como gran profesional y una persona de buen corazón.

Lloramos su fallecimiento junto a su familia y amigos.

 

Respuestas a algunas preguntas:

Pregunta: ¿Podría explicar la lógica por la que se guiaron las autoridades rusas con respecto al caso Ives Rocher abierto contra Alexéi Navalny? Como sabrá, fue arrestado, porque el Servicio Federal de Ejecución de Penas de Rusia solicita que la libertad condicional derivada del caso Ives Rocher sea sustituida por una real. Al mismo tiempo, en 2018 Rusia pagó a Alexéi Navalni una indemnización por la persecución penal, puesto que el Tribunal Europeo de Derechos Humanos había calificado la condena dictada contra Navalni en el marco del caso Ives Rocher como infundada y arbitraria. ¿Por qué será que ahora el Servicio Federal de Ejecución de Penas solicita sustitución de la pena, si anteriormente de hecho se reconoció la sentencia del Tribunal Europeo de Derechos Humanos y a Alexei Navalni le fue pagada una indemnización? ¿Si la misma no se reconoció, por qué se pagó la indemnización?

Respuesta:  Debería dirigir su pregunta a los Cuerpos del Orden Público, creo que expertos en Derecho y en el campo en cuestión podrán responder mejor a esta pregunta. Por mi parte, no veo ninguna contradicción. Es cuestión del cumplimiento de la legislación rusa.

Respuesta: No me ha quedado muy clara la respuesta. El Ministerio de Justicia le paga a Alexéi Navalni una compensación confirmando de esta forma haber reconocido el veredicto del Tribunal Europeo de Derecho Humanos sobre la condición infundada y arbitraria del caso en cuestión. Y ahora se solicita la sustitución de la pena, cambiándola de condicional a real.

Respuesta: Le vuelvo a sugerir que se dirija a los expertos en Derecho encargados del asunto. No es un asunto de incumbencia del Ministerio de Asuntos Exteriores. Si por alguna razón le cuesta ponerse en contacto con los representantes de los organismos del orden público, intentaré ayudarle. Puedo hacerles llegar su pregunta, asumiendo de esta forma el papel de una mediadora. A mí me parece que la respuesta cae por su propio peso: estamos hablando del cumplimiento de la legislación rusa.

Pregunta: ¿En qué sentido?

Respuesta: No ha elegido al interlocutor correcto. La persecución penal y las detenciones en el territorio de Rusia son comentadas por los organismos del orden público rusos, pero no por el Ministerio de Asuntos Exteriores.

Pregunta: Comente el artículo publicado recientemente en Rossiyskaya Gazeta y firmado por el Presidente del Consejo de Asuntos Exteriores de Rusia, ex Ministro de Asuntos Exteriores, Igor Ivanov. Habla en el mismo de la necesidad de que Rusia dé una serie de pasos para poder llegar con EEUU a fórmulas de acuerdo en una serie de esferas, entre ellas el Tratado START III, los conflictos regionales, Irán, Corea del Norte, el Ártico y los problemas del clima. ¿Qué opina el MAE de Rusia al respecto?

Respuesta: Incontables son los pasos, las iniciativas y las propuestas que ha dado Rusia para lograr intensificar la interacción con Washington y promover contactos en diferentes campos. Habríamos de recibir las respuestas de la parte estadounidense a todas las propuestas rusas que se encuentran ya encima de la mesa de las negociaciones.

Nos gustaría expresar la esperanza de que la nueva Administración de EEUU acabe respondiendo a nuestras numerosas propuestas hechas hace tiempo, porque continúan en la agenda. Sin embargo, no hemos oído ni reacciones constructivas ni recibido respuestas algunas con respecto a las mismas. Ahora le toca a Washington dar el paso. Puedo citar ejemplos muy concretos.

El 16 de julio de 2018, en el transcurso de la Cumbre ruso-estadounidense celebrada en Helsinki se acordó formar los Consejos Empresarial y de Peritos. Sin embargo, a causa de la postura escasamente constructiva de Washington esta iniciativa nunca fue puesta en práctica.

El 22 de octubre de 2018, al Consejero de Seguridad Nacional del Presidente de EEUU, John Bolton, se le hizo llegar el proyecto de la declaración conjunta de Rusia y EEUU sobre la inadmisibilidad de la guerra nuclear y sobre el refuerzo de la estabilidad estratégica. No hubo reacción alguna.

Para superar la desconfianza mutua que se volvió más intensa tras las infundadas acusaciones de injerir en las elecciones estadounidenses de 2016 formuladas contra Rusia, Moscú propuso intercambiar cartas, mediante las cuales se asumiría el compromiso de no injerir en los asuntos internos de los dos países, tal y como los hicieron Franklin Roosevelt y Maxim Litvínov, al restablecer las relaciones diplomáticas en 1933. En aquellos momentos se hizo por iniciativa de Washington. Moscú ha decidido seguirle el ejemplo e formuló la pertinente iniciativa. No hubo respuesta alguna.

En el transcurso de la visita a Washington efectuada por el Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, el 10 de diciembre de 2019, se formuló la propuesta de lanzar consultas bilaterales de expertos sobre todo el abanico de problemas derivados de la crisis libia. En vez de ofrecérsenos una respuesta, se formularon contra nuestro país acusaciones agresivas de una tal “presencia militar en la región”.

En más de una ocasión exhortamos a nuestros interlocutores estadounidenses a participar en las labores colectivas para lograr el arreglo en Oriente Próximo. Se propuso, entre otras medidas, convocar el “cuarteto de mediadores internacionales” a nivel de Ministros en los márgenes de la 75ª temporada de sesiones de la Asamblea General de la ONU para trazar las medidas conjuntas. La iniciativa fue pasada por alto por Washington, sin que se nos dieran explicaciones algunas.

Son algunos de los ejemplos de cómo fuimos formulando iniciativas e invitando a la interacción, recordando sobre la necesidad de cooperar en aras de la solución de muchos problemas internacionales y regionales. La agenda bilateral también necesitaba ser mejorada.

Esperemos que el equipo que acaba de llegar a la Casa Blanca practique una política más equilibrada, para que no se estropeen más todavía las relaciones bilaterales que ya son excesivamente conflictivas y no por nuestra culpa.

 

 

Calendar

x
x

Архив

Criterios adicionales de búsqueda