Novedades

21 noviembre 202020:19

Discurso y respuestas a las preguntas de los medios ofrecidos por el Ministro de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, en la rueda de prensa conjunta al término de su reunión con el Presidente de la República de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, Bakú, 21 de noviembre de 2020

2028-21-11-2020

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

Buenas tardes:

La delegación interministerial rusa ha dado por finalizadas una serie de conversaciones con el Presidente de la República de Azerbaiyán, Ilham Aliyev. También se ha llevado a cabo un conjunto de consultas de carácter más reducido. La conclusión más importante de las reuniones ha sido la reafirmación de las partes de la relevancia e inexistencia de una alternativa al acuerdo alcanzado por los líderes de Rusia, Azerbaiyán y Armenia el pasado 9 de noviembre. El tratado ha puesto fin al derramamiento de sangre y ha allanado el camino para una solución a largo plazo de la situación en torno al Alto Karabaj. El Presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, ha subrayado específicamente en el día de hoy la necesidad de una implementación constante y de buena fe de todas las provisiones presentes en la declaración trilateral conjunta.

Además, nuestro enfoque coincide plenamente con la exigencia de crear las condiciones ideales para la restauración de la paz interconfesional e interétnica, de la coexistencia y favorecer la reconciliación. Hemos tratado varias iniciativas específicas que se implementarán conjuntamente con las partes azerbaiyana y armenia.

Estamos interesados en un mayor compromiso de organizaciones internacionales como la ONU o el CICR en la resolución de problemas humanitarios, mientras trabajan de forma conjunta con los cuerpos de paz rusos y con el Centro de Respuesta Humanitaria Interdepartamental. El Presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, ha realizado propuestas específicas sobre una ejecución más eficiente de este trabajo. Las hemos debatido hoy con interés y continuaremos trabajando juntos en este ámbito.

En cuanto a la agenda bilateral más general, hemos percibido un progreso intensivo de nuestra alianza estratégica y hemos esbozado un conjunto de pasos específicos encaminados a retomar los eventos presenciales cuando la situación del coronavirus mejore. Me refiero a la Comisión Intergubernamental para la Cooperación Económica, el Foro Interregional Ruso-Azerbaiyano, el Foro Humanitario Internacional de Bakú y el Foro de la Juventud Ruso- Azerbaiyano.

Tenemos un conjunto de herramientas valioso para el refuerzo de la cooperación bilateral y lo utilizaremos de forma vigorosa en el futuro.

Hemos conversado sobre cooperación en plataformas internacionales tales como la ONU y la OSCE, donde tenemos posturas coincidentes en la mayor parte de los temas clave. Asimismo, tenemos proyectos conjuntos con la CEMN (Cooperación Económica del Mar Negro) y los cinco países del mar Caspio.

Consideramos los resultados de estas conversaciones muy satisfactorios. Tenemos motivos suficientes para informar al Presidente de Rusia, Vladímir Putin, de que las instrucciones que dio a la delegación rusa en su visita a Armenia y Azerbaiyán han sido cumplidas. Se las resumiremos y le enviaremos nuestra evaluación, que espero que siente las bases de posteriores decisiones para la mejora de nuestros lazos.

Pregunta: Los servicios secretos rusos informaron de que Estados Unidos y sus aliados de la OTAN estaban tratando de minar los acuerdos del 9 de noviembre y expulsar a Rusia del Cáucaso Sur. ¿Ha tratado este tema con sus homólogos en Bakú y Ereván? ¿Qué dijeron? ¿Este tema salió en su reunión con sus socios del Grupo de Minsk de la OSCE en Moscú?

Respuesta: Al comienzo de las conversaciones de hoy en Bakú, el Presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, mencionó que no todo el mundo había entendido los acuerdos alcanzados el 9 de noviembre. Hemos observado también diversos intentos de cuestionarlos, pero no creo que tengan éxito. En primer lugar, porque los miembros del Grupo de Minsk de la OSCE, entre los cuales se encuentran Estados Unidos, Rusia y Francia, han puesto hincapié de forma reiterada en la necesidad de resolver el problema del Alto Karabaj sobre la base de los mismos principios que se están materializando ahora en el desarrollo e implementación de la declaración trilateral conjunta del 9 de noviembre. En segundo lugar, siempre enfatizamos esto en relación con este conflicto y con cualquier otro: las personas importan por encima de todo. Volvimos a expresarlo a nuestros colegas francés y estadounidense, copresidentes del Grupo de Minsk de la OSCE, durante su visita a Moscú. La gente no debería morir, no deberían perder sus vidas en guerras sangrientas. Necesitan una vida pacífica. Las religiones y las culturas deberían de poder coexistir pacíficamente. Personas de diferentes etnias y religiones deberían vivir unas junto a otras en paz y seguridad. Si ponemos esta idea al frente, no veo razón u oportunidad para interpretar negativamente o cuestionarse los acuerdos del 9 de noviembre. Pero, si anteponemos ambiciones geopolíticas, no seremos capaces de conseguir nada. Así, rechazaremos firmemente estos intentos y nos concentraremos en la implementación de estos acuerdos, que reúnen los intereses fundamentales de los pueblos que habitan la región.

Pregunta: La declaración trilateral pide el desbloqueo de las conexiones económicas y de transporte en la región. ¿En qué medida cree que esta cláusula puede contribuir al desarrollo ulterior de la cooperación económica entre los países de la región?

Respuesta: Creo que este es uno de los puntos clave. Hemos hablado sobre esto de forma detallada en el día de hoy. El Presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, está sinceramente comprometido con las nuevas oportunidades que se abrirían una vez que se reanuden los proyectos en infraestructuras, transporte y vínculos comerciales. Hay algunas vías de carácter vital que cruzan la región, como los corredores Norte-Sur y Este-Oeste. Las partes turca e iraní las usan también. Una vez que se levanten las restricciones que las han bloqueado durante casi 30 años, las perspectivas serán realmente sorprendentes. Con todos estos enlaces abiertos, la economía de la región comenzará a respirar a fondo, lo que definitivamente ayudará a asegurar condiciones de vida decentes para los pueblos locales y hacerlo de forma rápida. Este será, del mismo modo, el prerrequisito material más importante para la obtención de la paz interconfesional e interétnica, que será uno de los objetivos clave de nuestros esfuerzos en el futuro inmediato.

Pregunta: Turquía está jugando un papel cada vez más destacado en la región del Cáucaso Sur. ¿Cómo va a llevar a cabo Moscú sus relaciones con Bakú? ¿Va a tener en cuenta el factor turco? ¿Existe miedo a que Rusia pueda ir viendo reducida gradualmente su posición de dominio en la región?

Respuesta: El Presidente de Rusia, Vladímir Putin, hizo referencia a este tema en una entrevista del 17 de noviembre. Turquía es un factor de gran importancia en varias regiones, incluyendo esta, así como nuestro socio en muchas áreas. Azerbaiyán, como Estado soberano, está perfectamente autorizado a elegir su propia política exterior y a sus aliados, de la misma manera que Armenia elige los suyos. Quizá el arte de la política se basa en el apoyo de cualesquiera iniciativas que tomen en consideración el conjunto de los factores que influyen en la situación en una determinada región.

El éxito final de las difíciles y extensas negociaciones con el Presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliyev, y el Primer ministro de Armenia, Nikol Pashinián, celebradas por iniciativa del Presidente Vladímir Putin, se ha debido fundamentalmente a las evaluaciones realistas de la situación expresadas por todas las partes. Nos hemos puesto de acuerdo con la parte turca en establecer un centro de monitoreo ruso-turco en Azerbaiyán y ese país ha apoyado esta iniciativa. La idea es controlar la implementación del cese de hostilidades desde dentro y desde fuera del Alto Karabaj, de forma remota, por medio de la utilización de herramientas tecnológicas avanzadas. Esto será un factor añadido que puede asegurar un alto al fuego sostenible, en el que los cuerpos de paz rusos jugarán un papel clave.

Pregunta: El 10 de noviembre, los líderes de Azerbaiyán, Armenia y Rusia firmaron una declaración conjunta. ¿Cómo valora la importancia de este documento?

Respuesta: Este documento es clave para el establecer la paz en la región tras treinta años de conflicto latente. La declaración satisface plenamente los intereses de las poblaciones azerbaiyana y armenia. Tiene como objetivo la creación de las condiciones que permitan a la gente que ha vivido ahí siempre un retorno a una coexistencia pacífica y una vida segura unos con otros, sin importar su origen étnico o su inclinación religiosa. Esto es lo que de verdad importa.

Documentos adicionales

Fotografías

Representación exterior del MAE de Rusia

Representación en la Federación de Rusia

Fotoreportaje