Novedades

20 noviembre 202019:00

Discurso del Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, en la reunión por videoconferencia sobre la misión rusa de la paz en Alto Karabaj

20-11-2020

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

 

Estimado señor Presidente, estimados colegas,

Durante estos días, desde el pasado 13 de noviembre, estamos en estrecho contacto con los copresidentes, estadounidenses y franceses, que visitaron Moscú. Me reuní con ellos, también lo hicieron mis colegas. Les proporcionamos la información completa que confirmó una vez más que el acuerdo firmado por los presidentes de Rusia, Azerbaiyán y Armenia el pasado 9 de noviembre corresponde totalmente a los principios acordados en los últimos años entre los copresidentes del Grupo de Minsk de la OSCE y ha recibido un amplio apoyo en el mundo.

En esta etapa, y como usted, señor Presidente, ha señalado, nos estamos concentrando en el trabajo con las organizaciones internacionales. En primer lugar, con el Comité Internacional de la Cruz Roja, cuyo presidente, Peter Maurer, realizó una visita a Moscú y discutió en detalle la situación y perspectivas de la cooperación en el Ministerio de Asuntos Exteriores, el Ministerio de Defensa, el Ministerio de Situaciones de Emergencia y en otros nuestros departamentos, que de alguna manera están involucrados en este trabajo.

La singularidad de la Cruz Roja consiste en que tiene oficinas de representación en Ereván, Bakú y Stepanakert. Sus empleados se vieron obligados a abandonar Stepanakert durante el período de hostilidades, pero hace algunos días regresaron allí. Y ahora están interesados en mantener contactos más cercanos con nuestro personal de la paz y con el Centro Interdepartamental de Respuesta Humanitaria. Usted ya ha designado estas tareas, y trabajamos enérgicamente para cumplirlas.

Es necesario hacer más todavía a través de las propias organizaciones de la ONU. Se trata de la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Refugiados, el Programa Mundial de Alimentos, la Oficina de Coordinación de Asuntos Humanitarios, UNESCO. Estos organismos no tienen representación en todas las partes de la región, pero ya están haciendo los esfuerzos necesarios.

Es importante que el Comisionado para los Refugiados tenga estadísticas fiables sobre el número de personas que necesitan ayuda. Según estimaciones previas, se está hablando de unas 90.000 personas que partieron hacia Armenia y de unos 45.000 azerbaiyanos que, en el contexto de las hostilidades, abandonaron las regiones adyacentes a Alto Karabaj.

Por supuesto, el Comisionado para los Refugiados está interesado en conseguir el apoyo de todas las partes relevantes para poder ampliar su trabajo, incluida la ayuda a regresar de los que se vieron obligados a abandonar sus hogares evitando desalojos forzosos como sucedió, por ejemplo, en Shusha, la localidad que en general no sufrió tanto, y adonde se dirigen ahora muchas personas de Azerbaiyán. Nuestro personal de la paz está contribuyendo activamente a estos procesos.

Y, por supuesto, un tema aparte son los así llamados refugiados históricos de Azerbaiyán que abandonaron la región en 1992-1994 durante aquella guerra. El Programa Mundial de Alimentos recibió oficialmente la invitación de Ereván. Al mismo tiempo, contactó con Azerbaiyán, aunque en Bakú esta institución no está representada desde 2013, pero desde allí se envió una propuesta con ideas que pueden ser útiles para prestar ayuda con productos alimentarios también a Bakú.

Hoy he hablado con la Directora General de la UNESCO, la Sra. Azoulay, que hoy mismo ha emitido la declaración en la que anuncia su intención de enviar una misión especial de la UNESCO a la zona de conflicto para evaluar la situación y definir el alcance de las tareas relacionadas con restauración y protección de monumentos históricos, lugares de culto y prestación de asistencia en el campo de la educación. Por supuesto, se está hablando de asistencia tanto a la parte armenia como a la azerbaiyana.

Partimos de la premisa de que todas estas instituciones de la ONU que menciono, y que usted, señor Presidente, también ha citado, deben ser estimuladas a ofrecer más activamente sus capacidades a las partes. Y los propios funcionarios de la ONU conocen estas posibilidades mejor que nadie. Nosotros llamamos a nuestros socios en la troika de copresidentes: los estadounidenses y los franceses, a otros miembros del Grupo de Minsk de la OSCE, al igual que al Consejo de Seguridad de la ONU, a fomentar de todas las formas posibles esta actividad de las organizaciones internacionales.

Lamentablemente, existe una tendencia, lo sentimos, que tiene como objetivo tratar de frenar la implementación de la declaración de los presidentes de Rusia, Azerbaiyán y Armenia del 9 de noviembre, y no permitir que este acuerdo se lleve a cabo en su totalidad, aunque todos se ven obligados a admitir que se está implementando con éxito. Y también observamos intentos de cambiar la naturaleza de la operación de de la paz, aunque latentes, pero se están produciendo.

Por lo tanto, nuestra tarea consiste en que nosotros, junto con el Ministerio de Defensa, el Ministerio de Situaciones de Emergencia, con nuestros guardias fronterizos participemos en la evaluación de la situación en el terreno, y en consecuencia enviemos las señales correspondientes a los organismos internacionales, alentándoles a ofrecer sus posibilidades de solución más pronta y más activa posible de cuestiones humanitarias y problemas de conservación del patrimonio cultural en la zona de conflicto.

 

Fuente: sitio web oficial de la Presidencia de la Federación Rusa – kremlin.ru

Representación exterior del MAE de Rusia

Representación en la Federación de Rusia

Fotoreportaje