6 septiembre 201318:10

Comentarios para los medios de comunicación del Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov sobre los resultados del encuentro con los ministros de asuntos exteriores de los países del G-20 y el enviado especial de la ONU y la Liga Árabe para Siria, Lajdar Brahimi “al margen” de la cumbre de San Petersburgo, 6 de agosto de 2013

1697-06-09-2013

  • en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

Serguéi Lavrov: Hemos aprovechado la participación en la cumbre del G-20 en San Petersburgo de los ministros de asuntos exteriores de países clave, así como que el enviado especial de la ONU y la Liga Árabe Lajdar Brahimi fuera incluido en la delegación del Secretario General de Naciones Unidas Ban Ki-moon, para organizar un desayuno de trabajo en el que, de manera informal, hemos intercambiado opiniones sobre la problemática de Siria continuando la conversación que tuvo lugar ayer entre los líderes de los países durante la cena de clausura.

Las posiciones que se conocen perfectamente fueron reproducidas hoy. Lo más importante es que hemos tratado (al igual que lo hicieron ayer los jefes de estado durante la cena) no sólo de escuchar, sino de escucharse el uno al otro.

No puedo decir que fuera la opinión dominante, pero muchos estados responsables se hicieron una clara composición de lugar, en mi opinión, de que el uso de la fuerza fuera del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas pone cruz y raya al esfuerzo de una regularización por la vía política y la convocatoria de la conferencia internacional de "Ginebra II", de la que se está ocupando de forma independiente nuestro colega y amigo, Lajdar Brahimi. Por eso la conclusión general de la reunión de hoy es que es necesario hacer todo lo posible para encontrar la posibilidad de no dejar que un escenario de guerra entierre el escenario del proceso político. Tenemos tiempo todavía.

Tal como ustedes saben, los parlamentarios rusos propusieron a sus colegas estadounidenses reunirse para intercambiar a este nivel puntos de vista, valoraciones y posiciones, sobre todo habida cuenta de que ahora precisamente se encuentra en manos del Congreso de EE.UU. la cuestión de si se aplicará o no la fuerza contra Siria. Lamentablemente, los miembros del Congreso estadounidense no han podido encontrar la posibilidad de ese encuentro. Así y todo estoy convencido de que mientras no empeoren las cosas, es necesario aprovechar cada día, cada hora y cada minuto, para que llegue públicamente a todos a través de canales fiables la idea de lo funesto que sería un escenario de fuerza. Espero que los que han participado en el encuentro de hoy lo entiendan perfectamente. Vamos a continuar trabajando así.

Serguéi Lavrov (completando el comentario de Lajdar Brahimi): Me gustaría apoyar lo que ha dicho Lajdar Brahimi sobre la necesidad de respetar la Carta de Naciones Unidas. Junto con este compromiso jurídico, cada Estado debe cumplir con sus acuerdos políticos alcanzados en diferentes formatos. En conexión con esto, vuelvo a recordar que, en la cumbre del G-8 en Lough Erne en el mes de junio, los líderes de los ocho Estados, incluyendo los cuatro miembros permanentes del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas –EE.UU., Gran Bretaña, Francia y Rusia –aprobaron una declaración conjunta. En primer lugar, en ella se expresó la condena de todo tipo de empleo de armas químicas, fueran cuales fueran. En segundo lugar, en ella se decía que cualquier comunicado sobre el uso de armas químicas debía ser investigado de forma profesional y objetiva, y que los resultados de la investigación debían ser presentados al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. En consecuencia, existe incluso un compromiso político concreto según el cual no se debe esquivar al Consejo de Seguridad de Naciones Unidas en la crisis de Siria, sobre todo en la cuestión del uso de armas químicas y por quién.

Ahora escuchamos como nuestros colegas estadounidenses dicen que han hecho su propia investigación y que tienen pruebas irrefutables (que no nos muestran en absoluto), por eso no tienen ni que esperar a los resultados de los trabajos de los inspectores, ni a los resultados del examen del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas. Pero nosotros vamos a guiarnos por el principio que queda muy bien expresado en el sabio refrán ruso que el Presidente Reagan respetaba y tomaba como guía "La confianza mata al hombre" (literalmente –"Créetelo, pero comprueba"). Pero sólo se puede comprobar en función de unos hechos objetivos y únicamente a través de órganos legítimos como el Consejo de Seguridad de Naciones Unidas.

Pregunta: ¿Se sabe cuando se puede completar el examen llevado a cabo por el personal de la ONU sobre la investigación del informe sobre el uso de armas químicas en Siria?

Serguéi Lavrov: Tal como ha señalado Lajdar Brahimi, existe un protocolo de investigación por el que se están guiando los inspectores. .

Documentos adicionales

Vídeos

Fotografías

Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE)

Consejo de Europa (CE)

OTAN

Unión Europea (UE)

x
x
Criterios adicionales de búsqueda