21 junio 202115:56

Discurso y respuestas a preguntas de los medios ofrecidas por el Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, durante la rueda de prensa conjunta celebrada al término de las negociaciones con la Secretaria General de la OSCE, Helga Schmid, Moscú, 21 de junio de 2021

1246-21-06-2021

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

Estimadas damas y caballeros,

Hemos sostenido unas negociaciones concretas, prolongadas y eficaces. El diálogo ha sido constructivo y sustancial. Como se sabe, es la primera visita de Helga Schmid a Moscú después de su nombramiento para el alto cargo de Secretario General de la OSCE.

Conocemos a Helga Schmid como diplomática con mucha experiencia y profesionalismo y esperamos continuar nuestros contactos con ella en su nueva calidad. Esperamos que la interacción sea eficaz, en particular, contribuya a mejorar la situación en la OSCE que no está en la mejor etapa de su desarrollo. Tenemos una opinión común sobre la necesidad de perfeccionar la actividad de la Organización.

Estamos solidarios en que, en vista de su amplia cobertura geográfica y una actitud integral hacia la seguridad en todas sus dimensiones, así como a tenor de la regla del consenso, la OSCE es capaz de desempeñar un papel más importante en los asuntos internacionales y, ante todo, en la región euroatlántica. Rusia está segura de que para esto es necesario recuperar la cultura de diálogo equitativo y basado en el respeto mutuo y la búsqueda de fórmulas de compromiso que anteriormente fue inherente a esta Organización.

Lamentablemente, no todos los Estados partes de la OSCE comparten este punto de vista. Hemos citado hoy ejemplos que ponen de relieve que en la actividad de los organismos ejecutivos de la Organización se preservan desequilibrios geográficos y temáticos. Los heredamos de los años noventa del siglo pasado, cuando se manifestó claramente una intención de dividir los países del espacio europeo común en los 'maestros' y 'alumnos'. Está claro que es un camino a la nada y es necesario corregir estos desequilibrios lo más pronto posible.

En la última reunión del Consejo de Ministros de la OSCE que se celebró en Tirana (los días 3 y 4 de diciembre de 2020) Rusia propuso discutir de forma regular las posibilidades de incrementar la eficacia de la OSCE. No se trata de la revisión de los principios fundamentales y compromisos básicos. Al contrario, el objetivo es restablecer la misión inicial de la OSCE como la organización paneuropea clave para discutir y aprobar decisiones conjuntas en el ámbito de seguridad en su dimensión política y militar económica y ambiental y humanitaria.

Esperamos que las negociaciones de hoy hayan sido útiles para la Secretaria General y su equipo en lo que se refiere a la continuación de los esfuerzos dirigidos a encontrar puntos de coincidencia entre varias ideas dedicadas a incrementar la eficacia de la OSCE.

Hemos abordado las tareas actuales en tres dimensiones de la actividad de la OSCE que he mencionado: la actividad de sus instituciones especiales y misiones sobre el terreno. Hemos abordado asuntos administrativos, presupuestarios y del personal. En estos campos se han acumulado muchos problemas también.

Rusia confirmó su disposición a cooperar constructivamente con la OSCE en tales direcciones como la lucha contra el terrorismo, el narcotráfico, las amenazas en el ámbito de tecnologías de la información y comunicación, el crimen organizado, el tráfico de personas.

Consideramos que la OSCE debe encontrar su nicho en la superación de graves consecuencias económicas de la pandemia del coronavirus, en particular, elaborando medidas de apoyo de las ramas más afectadas, garantizando los derechos sociales y económicos de la población, fortaleciendo los vínculos comerciales y de transporte en la región euroasiática. En el ámbito de las Humanidades nuestras prioridades incondicionales siguen siendo la protección de derechos de las minorías nacionales, inclusive en el sector de educación y uso de la lengua materna, la prevención de las manifestaciones del neonazismo y el extremismo radical, la lucha contra la cristianofobia y la islamofobia, la defensa de valores tradicionales.

Hemos discutido en detalle las perspectivas de arreglo del conflicto en Ucrania. Se puede arreglarlo solo en caso de cumplimiento pleno y consecuente del Paquete de medidas de Minsk que no tiene alternativa. Los participantes del proceso de Normandía y otros Estados partes de la OSCE hablaron de eso en reiteradas ocasiones. Hemos centrado la atención de nuevo en la importancia de apoyo prestado por la OSCE, el lanzamiento del diálogo directo entre las partes del conflicto: Kiev, Donetsk y Lugansk en el Grupo de Contacto. Las autoridades ucranianas tratan de evitarlo.

Nos hemos pronunciado por aumentar la eficacia de la Misión de Observación Especial (MOE) de la OSCE en Ucrania. Hemos recordado que debe informar de forma clara e imparcial de violaciones del régimen de alto el fuego, reaccionar inmediatamente a todos los casos de muerte y heridas de los civiles en Donbas indicando a la parte responsable.

Recuerdo que a finales de 2020 la MOE publicó al final su informe sobre las víctimas civiles del conflicto (del 1 de enero de 2017 al 15 de septiembre de 2020). En este informe se confirma claramente y de forma convincente el hecho que fue evidente para nosotros durante muchos años: la población civil de Donbas sufre, ante todo, de las acciones de Kiev. Se registraron tres veces más víctimas de bombardeos por parte de las Fuerzas Armadas ucranianas que del fuego de represalia abierto del territorio bajo el control del Gobierno. Esperamos la publicación de un documento similar que cubra todo el período de conflicto, un informe sobre la destrucción de objetos de infraestructura civil y de manifestaciones del nacionalismo agresivo y el neonazismo en Ucrania.

Monitoreas la observancia de los derechos humanos en todo el territorio de Ucrania es de incumbencia de la MOE. Mientras, la Misión no cumple esta tarea con frecuencia. Creo que en calidad del primer paso inmediato hay que esclarecer todos los hechos que menciono ahora. La MOE debe darse cuenta plenamente de su responsabilidad por informar de forma clara y verdadera a la Organización y la comunidad internacional de estos hechos.

Hemos intercambiado opiniones sobre la situación actual en el arreglo en Alto Karabaj y Transnistria, el curso de discusiones de Ginebra sobre la seguridad y la estabilidad en la región del Cáucaso. Hemos abordado varios aspectos de la actividad de misiones en el terreno de la OSCE en Asia Central y los Balcanes.

Hemos deseado a la Secretaria General de la OSCE celebrar reuniones constructivas en el Consejo de la Federación y la sede de la OTSC, una participación eficaz en la IX Conferencia para la Seguridad Internacional de Moscú organizada por el Ministerio de Defensa de Rusia. Hemos subrayado que es necesario proyectar la cooperación fructífera de la OSCE a todas las organizaciones regionales que están en el área de responsabilidad de la OSCE. Me refiero a la UE, la OTAN, la OTSC y otras organizaciones regionales, como fue acordado en el marco de una cumbre de la Organización celebrada hace muchos años.

Creo que las negociaciones fueron útiles. Quisiéramos desear a Helga Schmid un trabajo fructífero en su nuevo cargo y realizar una agenda intensa y muy útil en el período de su estancia de Moscú.

¡Gracias!

Pregunta (dirigida a Helga Schmid): Señora Schmid, quisiera centrar su atención en la situación con los periodistas en Letonia donde ya por segundo año decenas de mis colegas están bajo persecución penal. En sus viviendas se realizaron registros, se confiscaron equipos técnicos y documentos, tarjetas bancarias. Firmaron compromisos de no salir al exterior. Les persiguen por cooperar con las agencias de la información rusas Sputnik y Baltnews. Les acusan formalmente de violar un 'régimen de sanciones', aunque los periodistas mencionados ni las agencias Baltnews y Sputnik no están bajo sanciones.

Es una persecución política. Mi opinión es así. Les persiguen por su postura y el trabajo periodístico. En vista de eso quisiera preguntar, señora Schmid, ¿tiene la OSCE un mecanismo realmente eficaz que garantice la protección de derechos de los periodistas en tales situaciones? ¿Puede la OSCE tomar bajo control la situación en Letonia que he descrito y garantizar su arreglo a tenor de los principios de la Organización?

Respuesta (Serguéi Lavrov añade después de Helga Schmid): Hemos abordado este tema en las negociaciones. La señora Schmid ha expresado la misma opinión. No puedo decir que estoy de acuerdo con ella. Al menos, la cuestión de cómo las sanciones de la UE afectan la libertad de los medios merece una discusión aparte en la OSCE. Además, no está claro por qué las causas penales se abrieron en relación con las 'violaciones' cometidas, según la opinión de la UE, por los periodistas de Sputnik y Baltnews.

No hemos dejado el tema. Sigue estando en la mesa de las negociaciones con la OSCE, con la nueva enviada especial de la OSCE para la libertad de medios de comunicación, Teresa Ribeiro, quien llegará en visita a Rusia próximamente.

Los datos estadísticos sobre el número de los medios en el idioma ruso que funcionan en uno u otro país deben estudiarse para determinar quién es el propietario de los respectivos medios de comunicación.

Repito de nuevo: lo hemos discutido. Este tema no está cerrado para nosotros. La persecución penal de los periodistas no puede justificarse por ningunos datos estadísticos.

Pregunta: En Armenia se celebraron las elecciones parlamentarias. ¿Cómo estima usted la influencia de sus resultados en la estabilidad de la situación en Alto Karabaj y en la región, en general?

Respuesta: Las elecciones acabaron de celebrarse. No está claro todavía cómo sus resultados influirán en la vida política en las nuevas condiciones. Esperaremos la constitución del Gobierno.

Partimos de que el Acuerdo tripartita del 9 de noviembre de 2020 que puso fin a la guerra, igual que el Acuerdo del 11 de enero de 2021 que lanzó el proceso de coordinación de las formas concretas de revelación de toda la actividad económica y el levantamiento del bloqueo funcionan y responden a los intereses de todas las partes concernidas.

Pregunta (dirigida a Helga Schmid): Usted ha mencionado que los Acuerdos de Minsk es la base de arreglo del conflicto en Ucrania. ¿Qué puede hacer hoy la OSCE para obligar a las autoridades de Ucrania a cumplir estos acuerdos?

Respuesta (Serguéi Lavrov añade después de Helga Schmid): Hemos abordado este tema. Las personas sufren. He centrado la atención de nuevo en que en la cumbre del Cuarteto de Normandía celebrada en París en diciembre de 2019 se estudió el documento coordinado con los expertos, asistentes de líderes y presentado para la aprobación. El primer acápite incluía la separación de las fuerzas y armamentos, la retirada del material bélico de toda la línea divisoria en Donbas. Esto fue acordado y hasta firmado. Vladímir Zelenski rechazó a aprobar este acápite que, según ha dicho ahora Helga Schmid, tiene la importancia decisiva para el bienestar de la gente y su seguridad. Se pronunció por realizar la separación solo en tres lugares, pero su coordinación continúa hasta ahora. Es decir, en vez de resolver este problema de una vez para siempre, garantizando la seguridad a las personas en ambos lados de la línea divisoria, Vladímir Zelenski perpetuó y agravó este problema.

Pregunta (dirigida a Helga Schmid): Hace poco el MAE de Ucrania declaró que había concertado un acuerdo de cooperación militar con Turquía. No se excluye la celebración de maniobras militares con la participación de las Fuerzas Armadas de Ucrania en el mar Negro. ¿Contribuye esto a la estabilidad en la región que vive en tensión?

Respuesta (Serguéi Lavrov añade después de Helga Schmid): Hemos anunciado claramente y de forma unívoca nuestra postura en relación con los intentos de involucrar a Ucrania a la OTAN. No hay dudas de que los Estados serios y responsables entienden de qué se trata. Mantenemos un diálogo regular con nuestros colegas turcos. Próximamente está programado un nuevo contacto. Creo que abordaremos este tema también.

Pregunta: Después de la cumbre en Ginebra, la Casa Blanca declaró su intención de continuar suministrando la ayuda humanitaria a Siria. ¿Estará de acuerdo con la prórroga del mandato de la ONU en este ámbito?

Respuesta: La parte estadounidense puso esta cuestión. Recuerdo que ahora el único lugar a través de que la ayuda humanitaria llega a Siria desde el exterior sin la participación del Gobierno del país (de conformidad con el Derecho Humanitario Internacional) es la entrada en la provincia de Idlib. Allí, a pesar de los esfuerzos enérgicos de nuestros colegas turcos, el papel decisivo lo sigue desempeñando la organización terrorista Hayat Tahrir al Sham que mantiene como rehenes a muchos civiles. Naturalmente, es necesario abastecerles con la ayuda humanitaria. El Gobierno sirio está dispuesto a hacerlo sin excepciones partiendo de los principios del Derecho Humanitario Internacional.

A partir de abril de 2020, durante ya más de un año, el Gobierno sirio está dispuesto a enviar convoyes humanitarios para la población civil en Idlib a través de Damasco. Lamentablemente, nuestros colegas de la ONU y los que tienen otro punto de vista no pueden acordar tal actitud evidente y plenamente legítima. Repito que estamos interesados en contribuir a la solución de problemas humanitarios. Solo no se debe olvidar que, además de este paso en la parte de la provincia de Idlib controlada por los terroristas, hay cosas aún más importantes de que sufre la población civil de Siria. Me refiero al Decreto César estadounidense dirigido a poner fin a cualesquiera contactos que podrían ayudar de una u otra manera a restablecer la infraestructura de Siria y el bienestar humanitario de la población; a la ocupación arbitraria por las fuerzas estadounidenses de la orilla este del río Éufrates donde se produce un saqueo de hidrocarburos y otras riquezas naturales de Siria. Con el dinero obtenido se financian proyectos que muchos perciben como la incentivación del separatismo y la provocación de la escisión del Estado sirio unido.

Otro aspecto que ejerce aún mayor influencia en la situación en que se encuentran los civiles en este país es la política de Occidente, la Unión Europea y EEUU en relación con la creación de condiciones para el regreso de los refugiados. Toda la ayuda que recoge Occidente (y la recoge sin alguna participación de Damasco, en violación de las normas de la ONU) no está dirigida a crear las condiciones para que los refugiados puedan regresar dignamente y tengan acceso a los servicios básicos de educación, energía y suministro de agua sino para que vayan a los campamentos de refugiados en Jordania, Turquía y el Líbano y queden allí durante el mayor tiempo posible. Si se reconoce que todos estos hechos en conjunto influyen en la situación humanitaria, estamos dispuestos a discutirlo. Para esto es necesario que nuestros socios occidentales renuncien a la interpretación unilateral de uno u otro problema y reconozcan su responsabilidad por la situación general en el ámbito de las Humanidades en Siria.

Pregunta (dirigida a Helga Schmid): Por encargo de las autoridades oficiales de Ucrania se suspendió el diálogo no solo con las repúblicas no reconocidas de Donbas sino también con el propio pueblo. Es decir, con su parte que no está de acuerdo en todo con la política de las autoridades actuales. Se trata del cierre de tres cadenas de televisión por motivos inventados. ¿Qué piensa la OSCE de esta situación? ¿Qué opina de tal política de la administración de Vladímir Zelenski? ¿Es un intento de buscar una salida de la situación o aumenta la tensión?

Respuesta (Serguéi Lavrov añade después de Helga Schmid): Esperamos a la enviada especial de la OSCE para la libertad de medios de comunicación, Teresa Ribeiro. A propósito, hemos informado sobre este hecho indignante. No ha reaccionado todavía.

 

Documentos adicionales

Fotografías

Consejo de Europa (CE)

OTAN

Unión Europea (UE)

Visor de contenido web

x
x
Criterios adicionales de búsqueda