1 noviembre 201913:24

Comentario de la portavoz del MAE de Rusia, María Zajárova, sobre la visita del Consejo de la OTAN a Ucrania

2229-01-11-2019

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

Hemos tomado nota de las declaraciones sobre los resultados del viaje que los días 30-31 de octubre pasado realizó a Ucrania el Consejo de la OTAN encabezado por el Secretario General de esta alianza, Jens Stoltenberg. De nuevo, los otanistas presentan a Rusia toda una serie de infundados reclamos y acusaciones. Pretenden presentar el conflicto en Ucrania como un conflicto con Rusia. Menosprecian los esfuerzos emprendidos en el marco del Grupo de Contacto que desempeña el papel protagónico para definir las vías conducentes a cumplir el Conjunto de Medidas de Minsk a través del diálogo con las autoridades de Donetsk y Lugansk.

La alianza sigue comportándose destructivamente, en vez de tratar de reconciliar a las partes, las indispone entre sí. Sus pasos, incluidas las promesas a los ucranianos de que “la OTAN siempre estará del lado de ustedes”, no hacen sino exacerbar la tirantez. Es evidente que el apoyo militar de la OTAN a Kiev produce un efecto desestabilizador y provocador.

La visita de los altos cargos de la OTAN busca estimular  las aspiraciones euroatlánticas de Kiev en el espíritu de la cumbre de la OTAN celebrada en Bucarest en 2008. Pero la alianza es incapaz de resolver los actuales problemas de Ucrania, incluyendo en lo relativo a la reconciliación nacional, la lucha contra la corrupción, la estabilización en el este. Más bien todo lo contrario. Tomando en consideración la experiencia histórica de ampliación de la alianza y sus “intervenciones humanitarias”, los llamamientos a Kiev a ingresar en la OTAN provocan la escición del país, ahondan las nuevas líneas divisorias en Europa, generan mayores contradicciones interétnicas y de otra índole.

Por lo que se refiere a la imposibilidad de hacer negocios con nuestro país “como de costumbre”,  por supuesto, esto será imposible mientras en su política y estrategia militar la OTAN se guíe no por los intereses de la seguridad europea, sino por la lógica de la guerra fría, también esgrimiendo la inexistente “amenaza proveniente del Este”.

La solución de los problemas contemporáneos de seguridad no pasa por adherirse a un club de elegidos sino radica en la necesidad de mantener un diálogo entre todos. La exclusiva orientación de las estrategias occidentales a la OTAN no hace sino agravar la de por sí complicada situación en el continente europeo.

Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE)

Consejo de Europa (CE)

Unión Europea (UE)

Visor de contenido web

x
x
Criterios adicionales de búsqueda