24 agosto 202119:23

Discurso y respuestas a las preguntas de los medios ofrecidos por el Ministro de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia, Serguéi Lavrov, durante la rueda de prensa conjunta con el Ministro de Asuntos Exteriores y Comercio de Hungría, Péter Szijjártó, Budapest, 24 de agosto de 2021

1647-24-08-2021

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

 

Estimadas damas y caballeros,

Hemos mantenido unas negociaciones fructíferas con mi homólogo y amigo, Péter Szijjártó. Hemos abordados asuntos relativos a las relaciones bilaterales y a la interacción en la arena internacional.

Ambos nos congratulamos por el hecho de que el diálogo político y los contactos entre las entidades encargadas de la economía y otros asuntos, así como la interacción a nivel de Ministerios de Asuntos Exteriores se lleven a cabo con éxito, a pesar de la complicada situación epidemiológica.

Hemos analizado el estado de las relaciones bilaterales en todas las esferas y desde la perspectiva de los acuerdos alcanzados en octubre de 2019 durante la visita del Presidente de la Federación de Rusia, Vladímir Putin, efectuada a Hungría por invitación del Primer ministro del país, Víktor Obran.

Hemos señalado que los vínculos entre nuestros países se refuerzan de manera gradual. Los volúmenes del intercambio comercial van aumentando: en los primeros 5 meses del año 2021 el índice en cuestión ha crecido en un 35%. Es un indicador muy positivo. Proyectos importantes se están poniendo en práctica de acuerdo con lo previsto. Me estoy refiriendo a la construcción por la corporación rusa Rosatom de nuevos bloques de la central nuclear Paks, el desarrollo del sistema de transporte de gas de Hungría, la cooperación desplegada en la esfera de hidrocarburos con el consorcio húngaro MOL, la interacción relativa a suministros de gran cantidad de vagones ferroviarios a Egipto y muchos otros aspectos mencionados ya en detalle por el señor Ministro.

Hemos acordado continuar trabajando de tal forma que sea posible poner en práctica de una manera todavía más eficaz las potencialidades de cooperación práctica que existen entre nuestros países. Se encarga de esta tarea la Comisión Intergubernamental Ruso-Húngara para la Cooperación Económica. Mi homólogo húngaro es copresidente de la misma. La reunión anterior se celebró en noviembre de 2020 en Budapest. La próxima, en preparación, se celebrará en el territorio de la Federación de Rusia.

Consideramos relevante y simbólica nuestra cooperación en la lucha contra el coronavirus COVID19. Hungría fue el primer país de la UE en administrar la vacuna rusa Sputnik V para inmunizar a la población. Estamos abordando los detalles prácticos de la producción de dicha vacuna en el territorio húngaro. Compartimos el criterio de que es inadmisible la politización del tema en cuestión y de la fabricación y uso de las vacunas. Cualquier matiz político impedirá que alcancemos nuestro objetivo principal a nivel global que es superar el COVID19.

En cuanto a los asuntos internacionales, hemos mantenido una conversación realista, también respecto a los problemas que surgieron entre Rusia y la Unión Europea como resultado de una política abiertamente antirrusa impuesta a Bruselas por una minoría rusófoba agresiva. Apreciamos la postura sensata y pragmática de Hungría que, a pesar de las discrepancias que siempre están presentes en cierta medida, sostiene que los intereses de una cooperación económica gradual no deben verses afectados por maniobras ideológicas y políticas.

También hemos llamado la atención a los pasos que va dando la OTAN para avivar tensiones en Europa, pretextando la necesidad de disuadir a Rusia. Hemos recordado las iniciativas que nuestro país lleva presentando desde 2018 ante la OTAN. Su propósito es lograr la distensión a ambos lados de la línea de separación entre Rusia y la Alianza del Tratado del Atlántico del Norte. Sin embargo, todavía no hemos recibido ninguna respuesta a las mismas.

Hemos abordado la situación en Ucrania. Compartimos la opinión de que un cumplimiento completo y consecutivo del Conjunto de medidas de los Acuerdos de Minsk carece de alternativa. Sin embargo, es saboteado por las autoridades ucranianas. Estamos gravemente preocupados por la aplicación por las autoridades del país de una política discriminatoria que menoscaba los derechos de los rusos, los húngaros y los representantes de otros pueblos que llevan siglos residiendo en el territorio de la actual Ucrania.

Nos mostramos satisfechos por la interacción de Rusia y Hungría en espacios multilaterales. Me refiero también al apoyo de candidaturas a puestos en el aparato de la ONU brindado mutuamente.

He tenido hoy la posibilidad de hacer uso de la palabra, gracias a la pertinente invitación de mi homólogo húngaro, en la reunión de los Embajadores y Representantes Permanentes de Hungría ante las organizaciones internacionales. Este diálogo con diplomáticos profesionales resultó ser constructivo y provechoso para todos. Estamos convencidos deque el intercambio de opiniones mantenido hoy, junto con los resultados de las negociaciones celebradas, ayuden a reforzar la confianza y a crear nuevas perspectivas de interacción entre nuestros países, para el beneficio de sus pueblos.

Me gustaría volver a expresarle a mi homólogo húngaro mi agradecimiento por haber formulado una invitación que me permitió hablar con sinceridad con mis colegas en un formato inusual. Dijo Péter Szijjártó que Hungría no es el primer país de la UE en invitar al Ministro ruso a reunirse con los Embajadores, pero permítanme subrayar que es el primer país miembro de la OTAN en hacerlo.

A modo de respuesta le invito al Ministro Szijjártó a acudir a Moscú. Podríamos continuar con nuestro diálogo, amistoso, útil y profesional.

Pregunta: ¿De qué forma han cambiado las relaciones entre Rusia y Hungría, tras aprobar Budapest la vacuna rusa Sputnik V y de suministrarla con éxito? ¿Cree que este factor repercutirá en el futuro en el estado de las relaciones bilaterales?

Respuesta: Ya hemos ofrecido una evaluación de las relaciones bilaterales. No entiendo su pregunta sobre la influencia que ha ejercido la vacuna Sputnik V en los vínculos entre Hungría y Rusia. La cooperación en lo tocante a Sputnik V, sus suministros y futura producción en Hungría refleja el alto nivel de confianza propio de las relaciones ruso-húngaras, unas relaciones realmente estratégicas. ¿Qué podría hacer Hungría para que Sputnik V se aprobara en la Unión Europea? Esta pregunta no debe hacerse a los políticos, sino a los expertos. Estamos en contra de la politización de la situación con las vacunas, de los intentos de acusar a alguien de desatar “guerras de vacunas” y de alentar los ánimos de los antivacunas.

 El diálogo entre los fabricantes rusos de Sputnik V y la Agencia Europea de Medicamentos (EMA) se ha prolongado ya durante varios meses. Nos gustaría que desembocara en la confirmación de las características de la altísima calidad y eficiencia del medicamento en cuestión. Quienes usan esta vacuna, la caracterizan precisamente de esta manera. Espero que los expertos de la EMA se guíen por su deber profesional. Estamos interesados de cooperar intensamente en dicho campo.

En agosto de 2020 el Presidente de Rusia, Vladímir Putin, anunció la creación de la primera vacuna contra el coronavirus en el Mundo, Sputnik V, invitando a todos los países a la cooperación multilateral. No hemos retirado nuestra propuesta. Nos gustaría que se animaran los profesionales convencidos, de la misma manera que lo estamos nosotros, que la politización del tema en cuestión nos impide alcanzar el objetivo principal que es ganar en la lucha contra el coronavirus.

Pregunta: La expedición de la licencia a Paks 2 no deja de aplazarse. El Presidente de Hungría, Janos Ader, dijo en su momento que la entrada en funcionamiento se produciría en 2023. En estos momentos se está hablando de 2029 o incluso de 2030. ¿Qué le parece, cuándo entrará en funcionamiento Paks 2?

Respuesta: En cuanto a la central nuclear Paks 2 y la cooperación en la esfera de suministros de gas, las empresas de ambos países están celebrando negociaciones. Los proyectos se están poniendo en práctica. Se alcanzarán acuerdos de mutuo beneficio. No veo motivos para preguntas.

Pregunta: No se dejó de amenazar con sanciones por la puesta en práctica del proyecto Nord Stream2. Sin embargo, en pasado julio Berlín y Washington tomaron la “decisión” de que la obra continuará. ¿Qué opina al respecto?

Respuesta: Con la ayuda de la Corriente turca y Nord Stream2 se está reforzando la seguridad energética de nuestra región común, me refiero a Europa, incluida la Unión Europea. Quienes se orientan por estos intereses básicos, entienden lo que significaría jugar a juegos políticos en torno a dichos proyectos, de carácter exclusivamente económico. Estamos en contra de la creación de barreras artificiales para la cooperación empresarial mutuamente beneficiosa entre Rusia y la UE.

Pregunta: Me gustaría volver al tema de la reunión de la Plataforma de Crimea. ¿Qué opina sobre el particular?

Respuesta: La Plataforma de Crimea es una acción rusófoba malintencionada creada  para fomentar las manifestaciones del neo nazismo ultrarradical en la Ucrania moderna. Dichas manifestaciones son apoyadas por las autoridades del país y los líderes de los países occidentales. Conocemos los métodos que se usan para forzar a los aliados a “unirse” a este tipo de acciones que no tienen sentido alguno. No es de sorprender, por lo tanto, que esta solidaridad malinterpretada de los países miembros de la UE y de la OTAN haya servido de base a una idea propagandística completamente vacía de contenido y carente de perspectivas.

Estamos vertebrando nuestras relaciones con Hungría en base a la política real. Hoy nos hemos dedicado precisamente a ello. Habrá también una reunión con el Viceprimer ministro Zsolt Semjén. También formará parte de la política real.

Pregunta: Hablemos del papel mediador de Rusia en Afganistán. ¿Qué forma podría tener, dadas las circunstancias?

Respuesta: Llevamos muchos años asistiendo a las partes enfrentadas en el conflicto afgano, a los políticos del país y a los grupos étnicos y confesionales existentes. En la Federación de Rusia se celebran las reuniones de Moscú, en las que participan representantes de los cinco países de Asia Central, China, Pakistán, la India, Irán, EEUU, Rusia, del antiguo Gobierno de Afganistán y del Movimiento Talibán. En el marco de la promoción de un formato tan extenso fue creado un círculo más reducido, el llamado trío, es decir, Rusia, China y EEUU. Más tarde se formó “el trío ampliado”, los tres países ya mencionados y Pakistán. Hasta hace poco este formato trabajó en Doha y incentivó a las partes a que alcanzaran acuerdos.

No importa la opinión que tenga uno de cuanto ocurra “sobre el terreno” en Afganistán, es lo que hay. Y es algo que debe tenerse en cuenta. Se mantuvieron contactos con los Titulares de las carteras de Exteriores de EEUU, RPC y Pakistán. Todos demuestran su disposición a continuar trabajando. Puede llamarse mediación o interacción con el objetivo de crear condiciones propicias para que los propios afganos lleguen a un acuerdo. El hecho de llamarlo de una u otra forma no cambiaría nada. Expresamos nuestra adhesión al establecimiento de la paz y la estabilidad en el territorio afgano, para que el país deje de presentar peligro para toda la región, me refiero al terrorismo y al narcotráfico. Espero que quienes están pendientes en estos momentos de la situación que se vive en Afganistán, se guíen por este principio y no por fobias politizadas e ideológicamente imparciales.

El Alto Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Josep Borrell, enseguida después de la retirada de las tropas estadounidenses de Afganistán, manifestó que no se podía permitir que Rusia o China “se hicieran con el país”. Si el Jefe de la diplomacia europea opera con estas categorías, me entra pena por los países miembros de la Unión que se ven obligados a escuchar y a apoyar esta filosofía. No es eso lo que le debería preocupar al señor Borrell, es la forma en la que los afganos podían “apaciguar” en los plazos óptimos su país. La idea de no “lo podemos ceder a Rusia ni a China” es lo mismo que poner a los países ante la opción de seguir al lado de los países occidentales o seguir al lado de Rusia y China. Es de lamentar que tales personas elaboren la política exterior de la UE.

Pregunta: ¿No tiene el Consejo de Seguridad de la ONU la intención de elaborar un punto de vista común con respecto a la situación en Afganistán? De ser así, ¿se unirá Rusia a la misma? ¿Existen algunas condiciones para ello, cuáles son?

Respuesta: Es algo que se lleva haciendo durante mucho tiempo. Existen Resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU; decisiones del Comité especial creado para controlar el cumplimiento de sus Resoluciones. No entiendo muy bien, en qué consiste la pregunta. Si se nos vuelve a sospechar de querer bloquear las labores del Consejo de Seguridad de la ONU, no es así.

El Presidente de Francia, Emmanuel Macron, conversando con el Presidente de Rusia, Vladímir Putin, el pasado 19 de agosto formuló la propuesta de que se reunieran los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU e intercambiaran opiniones sobre la situación en Afganistán. Estamos dispuestos a hacerlo. Nueva York propone convocar una reunión de todos los miembros, también los no permanentes, del Consejo de Seguridad. Esto también estamos dispuestos a hacerlo.

Lo importante es que las conversaciones mantenidas en estos formatos no se planteen la propaganda de uno u otro paso, sino se orienten al entendimiento de la situación “sobre el terreno”, que no se alejen demasiado de la realidad. Los debates deben proponerse la elaboración de posturas que permitan alcanzar acuerdos entre los talibanes y los representantes de las demás fuerzas políticas, lo que permitirá desarrollar los contactos que ya están teniendo lugar.

Pregunta: The Wall Street Journal ha señalado, citando al Presidente de Rusia, Vladímir Putin, que “Rusia no quiere ver soldados estadounidenses en el Asia Central”. Me gustaría preguntar, si es verdad. De ser así, ¿a qué se debe tal actitud?

Respuesta: Compartimos el mismo espacio de seguridad, de modo que existen ciertos compromisos derivados de esta circunstancia. La OTSC supone que todos los aliados están de acuerdo en que en su territorio sean desplegadas Fuerzas Armadas extranjeras. Es el motivo jurídico formal basado en el Derecho Internacional. Existe otro motivo, el principal. EEUU, al marcharse de Afganistán, quería desplegar su infraestructura, armamentos y efectivos en el territorio de los países vecinos, para, en caso de necesidad, poder asestar golpes contra Afganistán, “si llega a portarse mal”. Dudo mucho que algún país centroasiático o de otra región esté interesado en convertirse en un blanco de este tipo, para que Washington pueda poner en práctica sus iniciativas. Dudo que alguien lo necesite, porque acoger a los soldados estadounidenses que declararon su intención de tener en el punto de mira a Afganistán y, llegado el caso, bombardearlo, significaría convertirse automáticamente en un blanco.

Pregunta: ¿Tienen las autoridades húngaras o la población del país algún tipo de preocupación por el problema potencial de migrantes procedentes de Afganistán? ¿Tiene previsto tomar algunas medidas al respecto?

Respuesta (agrega después de Péter Szijjártó): Se trata de la insistencia y energía con las cuales Washington está persuadiendo a algunos países de Asia Central y de otras regiones de aceptar a ciudadanos afganos que cooperaron con la EEUU y con los países miembros de la OTAN. Dicen que es cuestión de un par de meses, que luego ellos se harán cargo. Si los afganos llevan años cooperando con Washington, se habrán sometido a todo tipo de pruebas. ¿Para qué se necesitan otros dos meses para la expedición de visados? Si la tramitación de visados estadounidenses dura entre 2 y 3 meses, ¿por qué no se respetan los intereses de los países, a los que se intenta “colocar” a los afganos que cooperaron con Washington? Parece que, a modo de ver de EEUU, los países en cuestión no necesitan someter a esta gente a pruebas, ni tampoco necesitan tiempo para reaccionar a sus solicitudes. Lo miremos como lo miremos, la situación no propicia la seguridad para los países a los que EEUU quiere imponer sus deseos. En todo caso, la decisión definitiva será de la incumbencia de los pertinentes Estados.

El pasado 23 de agosto, los representantes de los países miembros de la OTSC celebraron una videoconferencia a la que asistió el Presidente de Uzbekistán, Shavkat Mirziyoyev. Los mencionados temas fueron abordados de manera sincera y precisa. Se acordó que a mediados de septiembre se celebrará la Cumbre de la OSCE en Dusambé. La misma ciudad acogerá la Cumbre de la OCS.

Es evidente que el tema de Afganistán y de las secuelas de los pasos que Washington no acordó con nadie y que ahora afecta a los países vecinos seguirán siendo el foco de atención. Tendremos informados a los medios de cómo evolucionará la situación.

Pregunta:¿Le gustaría a Rusia que Hungría se atuviera menos a la opinión de la UE o dejara de ser país miembro de la misma?

Respuesta: Es una pregunta que debería dirigir a los representantes de Hungría. Nosotros respetamos siempre la elección de Estados soberanos, sobre todo, aquellos, que priorizan sus intereses nacionales en la política exterior. Es como enfocaremos los pasos dados por nuestros amigos húngaros en diferentes formatos internacionales.

Documentos adicionales

Fotografías

x
x
Criterios adicionales de búsqueda