24 agosto 202116:43

Comentario ofrecido por la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores ruso, María Zajárova, con respecto a la celebración en Kiev de la llamada Plataforma de Crimea

1644-24-08-2021

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

 

No hemos dejado pasar desapercibida la celebración en Kiev el pasado 23 de agosto del evento titulado “Cumbre de la plataforma de Crimea”. El objetivo anunciado de dicho proyecto político creado con la participación activa de los expertos que representan a los Gobiernos de EEUU, el Reino Unido y la Unión Europea y financiado por la Agencia de EEUU para el Desarrollo Internacional, es la “desocupación de Crimea y su retorno a Ucrania”.

Concuerda con el objetivo del evento la lista de los participantes en el mismo. Son principalmente países miembros de la OTAN y representantes de ciertas organizaciones internacionales unidas por la equivocación compartida de que la península de Crimea debe formar parte del actual Estado ucraniano y que puede ser enajenada del territorio de la Federación de Rusia mediante presión política y económica ejercida en nuestro país.

Dada esta circunstancia, me gustaría señalar lo siguiente.

El retorno de Crimea que pasó a formar parte de la Federación de Rusia en marzo de 2014 es un asunto zanjado. Esta difícil decisión fue tomada por los habitantes de la península en el referéndum que siguió al golpe de Estado perpetrado en Kiev en febrero de 2014. Les permitió a los habitantes de Crimea seguir siendo fieles a su historia, a su cultura rusa, preservar su derecho de hablar la lengua materna, incluido el ucraniano y el tártaro de Crimea y evitar al mismo tiempo caer víctimas de una operación punitiva y de la guerra civil que fue desatada más tarde por las autoridades ucranianas en Donbás. Se salvaron también de las salvajadas propias de los nazis, a las que fueron sometidos en mayo de 2014 los habitantes de Odessa.

En estas condiciones el actual proyecto promovida por Kiev es puro populismo, espectáculo político que no tiene nada que ver con la realidad y cuyo único objetivo es mantener en el espacio informativo la retórica de que Crimea será recuperada.

Al mismo tiempo, tal y como hemos avisado, nos veremos obligados a considerar la participación de determinados países, organizaciones internacionales y de sus representantes en la Plataforma de Crimea como atentado contra la integridad territorial de la Federación de Rusia, lo que afectará inevitablemente de manera negativa las relaciones entre Rusia y las mismas.

Hay otro detalle: la declaración final de la llamada “Cumbre” contiene el llamamiento dirigido a la Federación de Rusia de unirse a las actividades desplegadas en el marco de la Plataforma de Crimea. No percibimos la posibilidad de participar en este proyecto político debido a que va dirigido con sumo cinismo contra nuestro país.

Al mismo tiempo, estamos completamente abiertos a la interacción con todos nuestros interlocutores internacionales para que sean descubiertas las potencialidades únicas de Crimea que hoy es Rusia. Para ello invitamos a nuestros amigos extranjeros a visitar la península para participar en plataformas auténticas dedicadas a la cooperación económica, humanitaria y cultural.

x
x
Criterios adicionales de búsqueda