16 noviembre 202017:15

Artículo “Horizontes humanitarios de la UNESCO” escrito por el Presidente de la Comisión de la Federación de Rusia para la UNESCO y Ministro de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia, Serguéi Lavrov, 16 de noviembre de 2020

1964-16-11-2020

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

El año 2020 es rico en fechas conmemorativas que nos recuerdan acontecimientos verdaderamente prodigiosos de la era moderna. Entre ellos destaca la conmemoración del final de la Segunda Guerra Mundial, que resultó en el establecimiento de un nuevo orden mundial consagrado en los estatutos de las principales instituciones importantes. Mientras que la sostenibilidad política en el mundo es responsabilidad de la ONU, la UNESCO -que esté año celebra su 75º aniversario- desempeña el papel de brújula moral en el sistema de coordenadas de la posguerra, que señala el rumbo intelectual del desarrollo para la comunidad internacional.

El 16 de noviembre de 1945, se firmó en Londres la Carta de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura. Aunque solo tras la incorporación de la URSS del 21 de abril de 1954 la actividad de la UNESCO alcanzó dimensiones mundiales y su todavía actual noble misión de “erigir los baluartes de la paz en la mente de la gente” recibió legitimidad y reconocimiento universal.

La UNESCO goza de gran respeto en nuestro país. La Comisión de la Federación de Rusia para la UNESCO, que reúne a los jefes de los ministerios y departamentos competentes de Rusia, figuras prominentes de la educación, ciencia, cultura y periodismo, y representantes de los círculos creativos y empresariales, lleva a cabo una considerable labor de promoción y divulgación de los preceptos y valores morales de la Organización.

Décadas después, nuestra cooperación con la UNESCO es un ejemplo de asociación mutuamente respetuosa y enriquecedora, como demuestran los resultados de la reunión entre el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y el director general de la Organización, Audrey Azoulay, celebrada en Moscú en 2019.

La Federación de Rusia es uno de los líderes indiscutibles por el número de escuelas asociadas y cátedras de la UNESCO, y mantiene su posición de liderazgo en oceanografía, hidrología, ciencias de la Tierra, bioética e inteligencia artificial. El prestigio científico de la Organización se ve realzado por el establecimiento del Premio UNESCO-Rusia Dmitri Mendeléyev en ciencias básicas para conmemorar el Año Internacional de la Tabla Periódica de Elementos Químicos (2019) y del programa de becas de la sociedad “PhosAgro”/UNESCO/IUPAC en el campo de la química verde.

Rusia participa en los programas deportivo y antidopaje de la UNESCO, incluida la promoción del Plan de Acción de Kazán, desarrollado en nuestro país a nivel internacional.

La cooperación cultural se desarrolla con dinamismo. En 2018, con la participación de Audrey Azoulay, en San Petersburgo se celebró con éxito el Día Internacional del Jazz. En 2019, la Lista del Patrimonio Mundial se completó con la candidatura (trigésima en la cuenta rusa): “Templos de la Escuela Arquitectónica de Pskov”. La capital de Tartaristán se prepara para acoger en 2022 una sesión del Comité del Patrimonio Mundial dedicada al 50º aniversario de la Convención para la Protección del Patrimonio Mundial Cultural y Natural de 1972.

En su calidad de uno de los mayores donantes y miembro responsable de los órganos rectores y la mayoría de los órganos subsidiarios de la UNESCO, Rusia apoya la iniciativa del Director General para la “transformación estratégica” de la organización, que tiene por objeto aumentar la eficiencia de la institución y adaptarla a las nuevas realidades. Parece ser que una de las claves para ello es el fortalecimiento sistemático del perfil del programa de la UNESCO, siempre que se respete estrictamente el carácter intergubernamental y la “división del trabajo” establecidos por el sistema de las Naciones Unidas.

Reducir el grado de politización de la UNESCO, que obstaculiza su eficacia, es de interés común para los Estados miembros. Es necesario excluir del orden del día las cuestiones de integridad territorial y de soberanía que no son típicas de la Organización, para quitar de la mesa la posibilidad misma de resolver los problemas entre los Estados a través de la plataforma de este foro internacional. Son lamentables los intentos actuales de promover, desde la UNESCO, proyectos políticamente comprometidos y oportunistas formados en el espíritu del notorio concepto de “orden basado en normas” que contradicen los principios tradicionales de consenso, inclusión y diálogo de la organización.

Al mismo tiempo, a pesar de su inherente “suavidad”, la UNESCO debería a veces mostrar su carácter firme. La organización no puede permanecer en la sombra en situaciones que impliquen graves violaciones de sus altos principios e ideales. En particular, esto incluye temas reprobables como las restricciones en el espacio educativo en Ucrania y Letonia sobre la lengua rusa, así como casos de restricción de la libertad de expresión y de presión sobre los medios de comunicación rusos en los Estados bálticos y en varios Estados occidentales. Por último, la comunidad internacional, encabezada por la UNESCO, debería adoptar medidas eficaces para restaurar los sitios del patrimonio mundial en Siria que han sufrido a manos de terroristas. Rusia está dispuesta a contribuir a esto de todas las maneras posibles.

A lo largo de su historia, la UNESCO ha superado brillantemente en muchas ocasiones diversos retos políticos y financieros. Tras superar la prolongada “caída en picado” del presupuesto causada por la negativa a “pagar las facturas” de ciertos Estados que habían abandonado la organización, la institución se enfrenta ahora a un desafío fundamentalmente nuevo -la pandemia del coronavirus- que ha asestado un golpe tangible a todas las esferas de competencia de la UNESCO. No me cabe duda de que esta etapa difícil también se superará con dignidad, y la UNESCO mantendrá el rumbo hacia la construcción de un mundo basado en la “solidaridad intelectual y moral de la humanidad”.

x
x
Criterios adicionales de búsqueda