26 octubre 202017:26

Discurso y respuestas a las preguntas de los medios ofrecidos por el Ministro de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia, Serguéi Lavrov, durante la rueda de prensa al término de las negociaciones con el Ministro de Asuntos Exteriores de la República Helénica, Nikos Déndias, Atenas, 26 de octubre de 2020

1826-26-10-2020

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

 

Estimadas damas y caballeros,

Hemos sostenido unas negociaciones muy buenas. Es grato volver a visitar Grecia. Estamos reconocidos a nuestros amigos y anfitriones griegos por la tradicional hospitalidad brindada a nuestra delegación.

Grecia es uno de nuestros sumamente importantes socios europeos. Mantenemos estrechas relaciones históricas, espirituales que duran muchos siglos. Es un activo muy valioso de nuestras relaciones, también en la etapa actual.

Este año, celebramos el 200 aniversario del inicio de la lucha del pueblo griego por la liberación nacional que se coronó con la independencia de Grecia. Nuestro país hizo un gran aporte a estos procesos. Es simbólico, como acaba de decir Nikos Déndias, que el primer presidente del Estado griego independiente fuese el Ministro de Asuntos Exteriores del Imperio Ruso, Ioann Kapodistria.

Hemos suscrito hoy un importante documento que da inicio a otro importante y ambicioso proyecto en el ámbito de la cultura y las Humanidades: el Año de Historia Rusia-Grecia que, según esperamos, será oficialmente inaugurado a comienzos del próximo año. El Memorando conjunto establece un programa muy denso en eventos. Confío en que esta iniciativa será interesante no solo a los historiadores y arqueólogos, sino también a la amplia opinión  pública de nuestros países, sobre todo a los jóvenes.

Hemos hecho constar que, pese a la complicada situación sanitario-epidemiológica, la cooperación bilateral continúa. Hemos vuelto a recalcar que al empezar la pandemia, prestamos asistencia mutua, nuestros amigos griegos ayudaron a repatriar a más de 700 ciudadanos rusos que se vieron fuera del territorio griego. Es de señalar que nuestros amigos griegos efectuaron gratis el primer vuelo. Por supuesto, lo tenemos en gran estima. El apoyo reciproco es lo que caracteriza nuestras relaciones en los ámbitos más diversos.

Estamos interesados en que superar lo más pronto cierta recesión en los intercambios comerciales debido a la pandemia. Un importante papel en esta tarea le corresponde a la Comisión Mixta Ruso-Griega para la Cooperación Económica, Industrial y Científico-Técnica. Los copresidentes de este importante organismo intergubernamental se comunicaron por videoconferencia. Tan pronto la situación lo permita, esperamos celebrar la sesión plenaria de la Comisión Mixta según proceda.

Hemos acordado continuar modernizando y ampliando el marco legal. Ahora nuestros correspondientes departamentos están redactando documentos en los ámbitos tan importantes como la sanidad, las comunicaciones, las tecnologías digitales, la cooperación entre las aduanas.

Nuestras posturas respecto a los asuntos regionales e internacionales se caracterizan por un alto nivel de entendimiento mutuo. Hemos acordado mantener los contactos en los organismos multilaterales, incluyendo la ONU, la OSCE, el Consejo de Europa, la Cooperación Económica del Mar Negro. Hemos valorado en alto la presidencia griega del Comité de Ministros del Consejo de Europa en el último medio año. Estamos satisfechos con las prioridades que Grecia ha venido promoviendo durante este periodo y con que la conferencia de ministros en Atenas a celebrarse a inicios de noviembre, lo más probable, por videoconferencia, aprobará documentos importantes, incluidas la Declaración de Atenas y las iniciativas atinentes a los temas como fomento de contactos entre los jóvenes de nuestros países, la educación y la cultura.

Hemos mantenido un sustancioso intercambio de opiniones sobre la situación en el Mediterráneo Este. Hemos confirmado nuestra postura a favor de resolver todos los litigios, dondequiera que surjan, mediante el diálogo y a tenor del Derecho Internacional.

Hemos hablado sobre Siria y Libia. Hemos abordado la interacción con otros actores externos para promover el arreglo, incluida la cooperación con Turquía e Irán en el marco del formato de Astaná encaminada a arreglar la situación en Siria. Hemos comentado las medidas que se adoptan para que se cumplan a carta cabal los acuerdos ruso-turcos sobre la zona de distensión en Idlib, ante todo, en lo que se refiere a la eliminación de los yihadistas restantes de Hay'at Tahrir Al Sham.

Hablando de Libia, hemos hecho constar buenas nuevas llegadas desde Ginebra donde bajo los auspicios de la ONU se celebraron las negociaciones entre las delegaciones de Trípoli y Benghazi. Esperamos que la tregua anunciada sea inmediatamente respaldada por pasos concretos encaminados a diseñar el pertinente mecanismo y los procesos de arreglo político no sean engavetados.

Hemos referido sobre el papel desempeñado por Rusia como copresidenta del Grupo de la OSCE de Minsk para impulsar el arreglo en Alto Karabaj, empezando por un inmediato cese del fuego.

Hemos referido asimismo sobre los pasos que damos en otros derroteros en nuestro espacio geopolítico postsoviético. Desde luego, estamos interesados en que todos los problemas existentes en este espacio sean superados y arreglados.

Estamos satisfechos con los resultados de las negociaciones. He invitado al señor Ministro a visitar otra vez la Federación de Rusia. Él me ha prometido elegir una ciudad a su discreción. Estamos dispuestos a satisfacer estos deseos.

Gracias.

Pregunta: La situación en el Mediterráneo Este evoluciona rápidamente. Usted acaba de referirse a ello. ¿Tiene Rusia algún plan o iniciativa para contribuir a relajar las tensiones?

Respuesta: Respecto al Mediterráneo Este puedo convalidar lo que he dicho. En esta zona durante  años se han venido hacinando problemas, sobre todo, en la parte sur del mar Mediterráneo. Se ha agregado nuevos problemas, harto conocidos. Estamos convencidos de que deben resolverse de conformidad con el Derecho Internacional.

Respecto a nuestra iniciativa. A mi modo de ver, en primer término es preciso cumplir a carta cabal la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar, otros documentos jurídicos internacionales. Es la clave para normalizar un tanto la situación, entablar las negociaciones al respecto.

La iniciativa deben adelantarla ante todo los países ribereños. Si alguien pide que actuemos de mediadores, aprovechando nuestras relaciones con uno u otro país, desde luego, estaremos dispuestos a considerar tal posibilidad.

Pregunta: (traducida del griego): Actualmente, en Grecia se sostienen acalorados debates sobre el tema de ampliar las aguas territoriales hasta 12 millas marinas. ¿Qué postura mantiene Usted sobre el particular? Evidentemente, Turquía ha entrado en una nueva etapa de su política. ¿Cuál es, según Usted, la actitud de la comunidad internacional hacia esta política?

Respuesta: Por lo que se refiere a la ampliación de las aguas territoriales, Usted mismo ha dicho que se trata de las intenciones del Gobierno de Grecia, por lo cual la postura de la Federación de Rusia sobre este tema no puede ser otra que la estipulada en la Convención de la ONU sobre el Derecho del Mar. A tenor de esta Convención, todo Estado parte de la Convención tiene derecho a establecer sus aguas territoriales de 12 millas de anchura, tomando en consideración, desde luego, el sentido común y las peculiaridades geográficas. Si los planes de dos o más Estados en el marco de dicha Convención entran en contradicción, la solución se buscará exclusivamente por vía negociada, respetando los intereses de cada cual de conformidad con la mencionada Convención.

Respecto a Turquía. Tenemos buenas relaciones con este país, aunque no carentes de problemas. Nuestras posturas respecto a unos u otros problemas no siempre coinciden, pero cuando llegamos a denominadores comunes (estamos sosteniendo unas negociaciones bastante buenas sobre Libia), aunamos los esfuerzos para el bien de todos, contribuyendo a crear condiciones indispensables para arreglar las crisis. Vamos a continuar esta interacción con Turquía.

Cualesquiera problemas que surjan entre los países, deben resolverse mediante el diálogo, por muy difícil que sea la situación. También entre Grecia y Turquía. Estamos interesados en que estos problemas se discutan y se resuelvan a través del diálogo directo.

Documentos adicionales

Fotografías

x
x
Criterios adicionales de búsqueda