25 noviembre 202016:19

Discurso y respuestas a las preguntas de los medios ofrecidos por el Ministro de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia, Serguéi Lavrov, durante la rueda de prensa conjunta celebrada al término de sus negociaciones con el Viceprimer ministro, Ministro de Asuntos Exteriores de la República de Iraq, Fuad Hussein, Moscú 25 de noviembre de 2020

2054-25-11-2020

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

 

Damas y caballeros,

Hemos celebrado unas negociaciones constructivas y sustanciosas con el Viceprimer ministro, Ministro de Asuntos Exteriores de Iraq, Fuad Hussein. Nuestros países están unidos por el estrecho vínculo de una larga amistad. Hace 76 años fue firmado el Acuerdo sobre el establecimiento de las relaciones diplomáticas entre ambas naciones. Desde aquel momento interaccionamos intensamente en diferentes esferas, sobre todo, la de energía y la técnico-militar. Las vías de un mayor refuerzo de nuestra cooperación económica serán abordadas con más detalle por el señor Ministro y su homólogo, compresidente de la parte rusa de la Comisión Intergubernamental Ruso-Iraquí para el comercio y la cooperación económica y científico-técnica, Vicepresidente del Gobierno de la Federación de Rusia, Yuri Borísov.

Hemos intercambiado opiniones acerca de problemas regionales e internacionales. Hemos hecho constar una interacción eficaz de nuestros países en el marco de la Organización de las Naciones Unidas, así como la convicción compartida de que todo conflicto ha de solucionarse a través del diálogo de todas las partes enfrentadas con el apoyo de la comunidad internacional. Precisamente ésta es la postura de Rusia e Iraq a la hora de abordar la solución de diferentes crisis en Oriente Próximo y en el Norte de África, incluida la situación en Siria, Yemen y otras partes de esta importante región.

Cooperamos de manera activa en el marco del esfuerzo internacional encaminado a erradicar los restos de los grupos terroristas armados, también en Siria y en Iraq. Dada esta circunstancia, me gustaría hacer constar que las labores del Centro de Información de Bagdad encargado de coordinar la lucha contra el terrorismo han resultado fructíferas. Participaron en las mismas expertos militares procedentes de Rusia, Iraq, Siria e Irán.

Rusia apoya el esfuerzo del Gobierno del Primer ministro de Iraq, Mustafa al-Kazemi, cuyo objetivo es estabilizar la situación en el país, acabar con la amenaza extremista y terrorista y llevar a cabo los preparativos para las nuevas elecciones parlamentarias.

Nuestros amigos iraquíes han confirmado su interés en ser partícipes del esfuerzo internacional encaminado a asistir al arreglo sirio. Gozan del estatus de observadores en el Proceso de Astaná. Hemos apreciado también la participación de Iraq, junto con una serie de países árabes, en la reciente Conferencia Internacional para el retorno de los refugiados sirios y las personas temporalmente desplazadas celebrada en Damasco.

Hemos abordado la situación en torno al conflicto palestino-israelí. Compartimos la opinión de que los esfuerzos que se están emprendiendo por iniciativa de la Administración del Presidente de EEUU, Donald Trump, para normalizar las relaciones entre algunos Estados árabes e Israel, a pesar de su papel positivo, no deben suplantar un arreglo justo del problema palestino. Existe al respecto la pertinente decisión de la ONU, la Iniciativa de Paz Árabe que debe ponerse en práctica.

Tenemos interés común en propiciar la creación de condiciones para el inicio del proceso de la normalización de la situación, el refuerzo de la confianza en la región del Golfo. Hemos confirmado el conocido concepto de las garantías de la seguridad en la región que está siendo abordada con nuestros interlocutores de los países árabes, los Estados costeros del Golfo, Irán y otros países de la zona, así como con los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU y otros actores inernacionales interesados.

Estoy convencido de que la visita del Ministro permitirá promover la cooperación bilateral en las más variadas esferas y encontrar posibilidades adicionales para propiciar el refuerzo de la estabilidad y la seguridad en Oriente Próximo.

Pregunta: (traducida del árabe): Los iraquíes ven en Rusia a un viejo y fuerte amigo. Esperan que las relaciones bilaterales alcancen un nivel que corresponda con las necesidades de Iraq en todos los campos. ¿Marcará esta visita el inicio de una nueva etapa en nuestras relaciones, sobre todo, en la esfera de la energía, las tecnologías y la fabricación de armamentos?

Respuesta: Es verdad que tenemos unas largas relaciones de amistad con Iraq. La interacción con Moscú nunca le ha impedido a Bagdad fomentar unos estrechos vínculos con los países occidetales y los países vecinos. En todos los campos de mutuo interés la cooperación ya se está desarrollando. Estamos dispuestos a profundizarla y a extenderla a nuevos sectores.

Nuestro país tradicionalmente ha desempeñado un papel importante, garantizando la capacidad defensiva de Iraq, el pertrechamiento de su Ejército y las fuerzas de seguridad del país, también en lo tocante a la lucha contra las amenazas terroristas persistentes. Así seguiremos haciendo en el futuro. Estamos dispuestos a cubrir cualquier necesidad de Iraq en productos de uso militar fabricados en Rusia. Para un futuro cercano está planeada la visita a Rusia del Ministro de Defensa de Iraq, Juma Inad. Estoy convencido de que dichos asuntos serán abordados de una manera al máximo concreta y detallada.

En cuanto al sector de la energía, las empresas más importantes de Rusia trabajan en Iraq junto con sus socios locales. Lukoil, Rosneft, Gazprom, Bashneft invirtieron en total más de 13.000 millones de dólares en la economía iraquí. Tanto la parte rusa como la parte iraquí tienen pensado continuar con este tipo de cooperación.

Contamos con unos vínculos humanitarios tradicionalmente estrechos. Cursan estudios en Rusia casi 4.000 estudiantes iraquíes. Estamos haciendo cuanto está a nuestro alcance para que los ciudadanos de Iraq y de otros países que son estudiantes de los centros de estudios superiores rusos puedan participar plenamente en el proceso educativo, dadas las medidas de la lucha contra la pandemia del coronavirus COVID19.

En cuanto a las actividades profesionales, varias decenas de diplomáticos iraquíes hicieron cursos en la Academia Diplomática dependiente del MAE de Rusia. Hemos acordado continuar con esta práctica. Ya señalado el Ministro Hussein que está acabando la elaboración de toda una serie de acuerdos intergubernamentales en los campos de la justicia, la sanidad, la cooperación aduanera. Ello hará una valiosa aportación a la cooperación con Iraq, país amigo de Rusia.

Pregunta: ¿Qué planes, además de fomentar las relaciones políticas entre Bagdad y Moscú, tiene previsto poner en práctica Rusia, con tal de seguir avanzando en las esferas económico-comercial y de energía en sus contactos con el Gobierno de Kurdistán y con Iraq en general?

Respuesta: Hemos informado en detalle de cómo se están desarrollando los estrechos vínculos ruso-iraquíes en las esferas de la economía, el comercio, las inversiones, la educación y la cooperación técnico-militar. Mañana el Ministro Hussein se reunirá con el Vicepresidente del Gobierno de la Federación de Rusia, Yuri Borísov. Abordarán en detalle el programa de las actividades de la Comisión Intergubernamental Ruso-Iraquí para la cooperación comercial, económica y científico-técnica. Mañana el señor Ministro se reunirá también con el Ministro de Energía de la Federación de Rusia, Nikolai Shulguin. Al término de la visita contaremos con más esferas en las que promover la cooperación bilateral.

Pregunta (dirigida a ambos Ministros): Muchos países, como por ejemplo, Francia, reaccionaron de manera negativa la decisión de EEUU de mantener su contingente en Iraq. ¿Qué opinan de ello Bagdad y Moscú? ¿Tiene previsto Rusia aumentar, dada esta circunstancia, su papel en la lucha contra el terrorismo en la región y en Iraq?

Respuesta (después de Fuad Hussein):  En cuanto a la postura con respecto a la presencia estadounidense en el extranjero, es un asunto de incumbencia de aquellos Gobierno en cuyos territorios están desplegados contingentes de EEUU, es decir, Iraq, Afganistán, Siria. Washington envió sus tropas a todos esos países para luchar contra el terrorismo. En caso de Siria se hizo sin previa autorización del Gobierno sirio, de manera ilegal, en contra del Derecho Internacional. El despliegue de las fuerzas en Iraq fue acordado con el Gobierno iraquí. Ha dicho el señor Ministro que el Parlamento del país tomó una cierta decisión y es por ella por lo que se guían. Es la única razón legal, me estoy refiriendo al consentimiento de un Estado, para la presencia en el país de las fuerzas estadounidenses.

Me gustaría señalar que en los tres países mencionados los estadounidenses luchan contra la amenaza terrorista que ellos mismos crearon de hecho. La injerencia de EEUU y de sus aliados en la situación en Iraq, Siria, Libia no mejoró las condiciones de vida en ninguno de estos países, únicamente creó problemas que tienen que ser superados en estos momentos por sus ciudadanos, políticos y Gobiernos. Es primordial que en adelante las autoridades estadounidenses eviten este tipo de aventuras en el extranjero que además conllevan gravísimos peligros para toda la región.

Cooperamos con Iraq y con otros países de la zona en la lucha contra los terroristas independientemente de los planes que pueda tener Washington. EEUU no deja de abandonar ciertas zonas y de aparecer al cabo de un rato en las mismas. Nosotros contamos con acuerdos estables, por ejemplo, el Centro de Información de Bagdad, a través del cual cooperan los expertos en la lucha contra el terrorismo procedentes de Rusia, Iraq, Irán y Siria.

Existe otro aspecto de nuestra cooperación antiterrorista: son los llamados terroristas mercenarios que acuden a la región para participar en las actividades terroristas, procedentes principalmente de los países europeos. Muchos de ellos están arrestados. Partimos de que deben someterse a juicio bien en los países de origen, bien en los países donde cometieron atentados terroristas. Cualquier otra opción sería ilegal. Exhortamos a nuestros colegas, también a nuestros interlocutores occidentales a no crear para ello obstáculos jurídicos. Si son sus ciudadanos, que los sometan a juicio o que sean procesados en el país, en cuyo territorio cometieron los crímenes.

Hay entre estos malhechores ciudadanos rusos. La situación con sus hijos representa un tema aparte. Les estamos muy agradecidos a las autoridades iraquíes por cooperar estrechamente con el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia y con la Defensora del Menor ante el Presidente de la Federación de Rusia, Anna Kuznetsova. Gracias a esta cooperación, se logró repatriar a Rusia el año pasado a casi todos los niños encontrados. Es un importante elemento de nuestra interacción.

 

Documentos adicionales

Fotografías

x
x
Criterios adicionales de búsqueda