19 febrero 202019:30

Discurso introductorio pronunciado por el Ministro de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia, Serguéi Lavrov, durante el encuentro con el Presidente de la Cámara Baja del Parlamento de Afganistán, Mir Rahman Rahmani, Moscú, 19 de febrero de 2020

314-19-02-2020

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

 

Estimado señor Presidente,

Queridos amigos:

Estoy encantado de saludarles en el Ministerio de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia en el marco de su visita a nuestro país.

Entre nuestros países desde hace tiempo existen buenas relaciones. En todos los tiempos, desde el primer contacto, incluso en los periodos turbulentos de nuestra historia conjunta, todos los estratos de la sociedad afgana y todos los ciudadanos de nuestro país profesaban un profundo respeto recíproco. Hoy, nuestras relaciones adquieren nuevas cualidades, se fomentan los contactos políticos, los vínculos económicos, la cooperación técnico-militar, en los ámbitos de la cultura, las Humanidades y la educación. Tan sólo el año pasado, más de 160 ciudadanos afganos se matricularon las universidades rusas. Ellos adquirirán oficios civiles gozando de becas de Estado.

Se ejecutan felizmente los proyectos económicos. Esta labora que abarca también la reconstrucción de las obras construidas todavía en la época soviética, será aún más eficaz a mediad que la situación en Afganistán se vaya normalizando definitivamente.

No sólo observamos los esfuerzos por prestar concurso a los afganos en la reconciliación nacional, sino que participamos enérgicamente en esta labor. En el marco de los iniciados por nosotros formato de Moscú y los encuentros entre las partes afganas, procuramos hacer que los afganos se pongan de acuerdo entre ellos, nunca intentamos imponer algo desde fuera, como ocurre a veces. Ahora, por enésima vez se expresan unas esperanzas serias, optimistas en su mayoría, de que el diálogo afgano se inicie, por fin, en serio, para dar solución a todos los problemas. Será de mucho agrado para nosotros y estamos dispuestos a contribuir a ello por todos los medios. Por supuesto, los parlamentarios, elegidos por el pueblo, desempeñan un importante y constructivo papel en estos procesos. Confío en que los resultados de los comicios de septiembre y las reacciones a ellos no impidan avanzar hacia unos contactos positivos entre todos los afganos para dar solución a todos los problemas de su sufrido país.

Documentos adicionales

Fotografías

x
x
Criterios adicionales de búsqueda