24 enero 202015:34

Discurso introductorio pronunciado por el Ministro de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia, Serguéi Lavrov, durante la reunión de trabajo con el Enviado Especial del Secretario General de la ONU para Siria, Geir Pedersen, Moscú, el 24 de enero de 2020

101-24-01-2020

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

Estimado señor Pedersen,

Estamos encantados de verle en Moscú. Nos visitó por primera vez en esta capacidad hace casi un año, el 21 de enero de 2019.

Me parece que durante el período que Usted dirige su oficina, nosotros (estoy hablando de la comunidad internacional interesada en el arreglo sirio) logramos ciertos cambios muy positivos.

La situación «sobre el terreno» está mejorando. El territorio controlado por los terroristas sigue disminuyendo. El gobierno sirio ha recuperado el control de gran parte de la frontera con Irak y Turquía. Continúa el trabajo para suprimir a los restos de grupos terroristas tanto en la zona de Idlib, como en el noreste del país.

El segundo ámbito de trabajo muy importante es el componente humanitario de todo el proceso de arreglo. La amenaza terrorista que todavía existe y que ya he mencionado tiene directos efectos negativos. Los terroristas impiden el suministro de la ayuda humanitaria, se llevan lo que pueden enviar a ciertas áreas de Siria. Es necesario examinar este problema especialmente, incluso en Ginebra donde funciona el Grupo Especializado para los Asuntos Humanitarios.  Por supuesto, en el contexto de la restauración del Estado sirio, la creación de las condiciones para que los refugiados regresen a los territorios controlados por el gobierno legítimo, es necesario movilizar al máximo el suministro de ayuda de la comunidad internacional, principalmente bajo la coordinación de la ONU.

Aquí observamos un prejuicio evidente de algunos de donantes occidentales, un doble rasero por su parte cuando las principales capitales occidentales no quieren enviar ayuda a los territorios controlados por el gobierno, pero la envían a los territorios controlados por la oposición, incluida una muy radical.  El segundo grupo especializado que trabaja en Ginebra, el Grupo para los Asuntos Humanitarios, por supuesto, debe abordar esta situación de manera más sustantiva.

El tercer ámbito al que, probablemente, tenemos que prestar más atención durante la próxima reunión es el proceso político, el trabajo del Comité Constitucional. Apreciamos su actitud personal y de su equipo hacia la creación de las condiciones para que los negociadores desarrollen una cultura de diálogo, confianza mutua. Esto es un elemento importante e integral del éxito.

Como Usted no dramatizamos el hecho de que el Comité Constitucional no haya logrado unos resultados grandes en tan solo un par de meses después de su creación. No lo planeamos. Es una situación absolutamente natural. Facilitamos en todo lo posible sus esfuerzos para crear condiciones necesarias para el progreso en la reunión ordinaria de la Comisión de Redacción cuando considere oportuno convocarla.

Así que tenemos algo qué discutir.

¡Bienvenido!

Documentos adicionales

Fotografías

x
x
Criterios adicionales de búsqueda