29 enero 202016:48

Candidatura de la Federación de Rusia al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas para el período 2021-2023

  • en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

Traducción no oficial

 

Candidatura de la Federación de Rusia al Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas para el período 2021-2023

(documento de posición)

 

La promoción y protección de los derechos humanos es una de las prioridades incondicionales de la política exterior de la Federación de Rusia. Comprometida con sus obligaciones internacionales en el ámbito de los derechos humanos, Rusia busca alcanzar las siguientes metas:

–       promover el respeto de las libertades y los derechos humanos en todo el mundo a través de un diálogo internacional constructivo y equitativo, tomando en cuenta las particularidades y los valores nacionales, culturales e históricos de cada Estado;

–       impedir los intentos de emplear unas doctrinas de derechos humanos como instrumento de presión política e intervención en los asuntos internos de los Estados, inclusivo a fin de desestabilizarlos y derrocar Gobiernos legítimos;

–       defender los derechos y libertades humanos  en concordancia con el derecho internacional y el respeto estricto por parte de todos los Estados de sus obligaciones internacionales en materia de derechos humanos;

– fomentar los vínculos culturales y humanitarios entre los pueblos a nivel interestatal;

–       erradicar rigurosamente cualquier manifestación de racismo, discriminación racial, xenofobia, neonacismo, nacionalismo agresivo, antisemitismo, intolerancia étnica y religiosa, así como cualquier intento de falsificar la historia o valerse de ella con el fin de incitar a la confrontación y el revanchismo en la política internacional o de someter a revisión los resultados de la Segunda Guerra Mundial; contribuir a despolitizar discusiones sobre la historia;

–       fomentar la participación de la sociedad civil en resolver los problemas internacionales;

–       desarrollar la cooperación internacional en el ámbito cultural y humanitario como la vía para promover el diálogo entre civilizaciones, la concordia y el entendimiento entre los pueblos, con hincapié especial en el diálogo interconfesional;

–       intensificar la cooperación con organizaciones internacionales y no gubernamentales de derechos humanos con miras a promover las normas de derechos humanos universalmente reconocidas, así como su vinculación con la responsabilidad de cada persona por sus actos, sobre todo en lo que se refiere a prevenir la ofensa a los sentimientos religiosos de los creyentes, fomentar la comprensión y el respeto mutuo, consolidar los principios morales del diálogo sobre los derechos humanos y erradicar las políticas de doble rasero en este ámbito.

La Federación de Rusia está convencida de que las normas y los principios consagrados en la Declaración Universal de Derechos Humanos y los Pactos Internacionales de Derechos Humanos deben implementarse de forma sostenida en todo el mundo. Para lograr ese objetivo, es menester que todos los actores en el ámbito de relaciones internacionales concentren sus esfuerzos en fortalecer el diálogo y la cooperación, así como fomentar la participación de las Partes interesadas en la elaboración y la toma de decisiones colectivas. El papel impulsor en este proceso debe jugar la ONU, en particular, su Consejo de Derechos Humanos.

La Federación de Rusia considera que el Consejo de Derechos Humanos es un órgano clave – en lo que se refiere al ámbito de derechos humanos – de la ONU, cuyo funcionamiento debe fomentar la cooperación constructiva entre los Estados en la esfera de la protección de los derechos humanos, así como fortalecer los mecanismos internacionales de protección de dichos derechos sobre los principios de la justicia y la igualdad, en consonancia con los objetivos y principios recogidos en la Carta de las Naciones Unidas. La Federación de Rusia está convencida de que los derechos humanos deben considerarse como un factor contribuyente al acercamiento entre los Estados o grupos de Estados, así como a la consolidación de un clima de confianza y respeto mutuo en las relaciones internacionales.

Siendo un miembro del Consejo de los Derechos Humanos (2006-2009, 2009-2012 y 2013-2016) y participando en su trabajo como observadora (en 2013 y desde el año 2017 hasta la fecha), Rusia se ha venido trabajando abnegadamente en pro de fomentar una cooperación equitativa y del respeto mutuo en el ámbito de la promoción y protección de los derechos humanos en consonancia con los principios y normas del derecho internacional, así como erradicar la práctica de doble rasero e impedir la utilización de los derechos humanos como pretexto para inmiscuirse en los asuntos internos de los Estados soberanos.

La decisión de Rusia de presentar su candidatura al Consejo para el período 2021–2023 se origina en la intención de continuar su línea en pro de fomentar un diálogo justo, equitativo y basado en el respeto mutuo sobre la protección de los derechos humanos y las libertades fundamentales.

De ser reelegida al Consejo de Derechos Humanos, Rusia promoverá medidas encaminadas a transformar el Consejo en un instrumento eficaz y eficiente de la  promoción y protección de los derechos humanos en todo el mundo, cuyo labor se basaría en los principios de universalidad, no selectividad, objetividad, tratamiento igual de todas las categorías de derechos humanos y respeto de la diversidad de culturas y civilizaciones.

La Federación de Rusia pasó con éxito tres exámenes periódicos universales (en 2009, 2013 y 2018) en el marco del Consejo de Derechos Humanos de las Naciones Unidas. En la actualidad en nuestro país está adoptándose medidas para cumplir las recomendaciones del tercer ciclo del examen periódico universal.

Se ha prestado gran atención a la colaboración con el sistema de procedimientos especiales del Consejo. Desde el año 2013, Rusia ha respondido a las 150 comunicaciones enviadas por dichos mecanismos de observación. A lo largo de su membrecía en el Consejo de Derechos Humanos, así  en su calidad de un país-observador, Rusia recibió visitas de varios titulares de mandatos, en particular la del Relator Especial sobre las formas contemporáneas de racismo, discriminación racial, xenofobia y formas conexas de intolerancia, la Relatora Especial sobre la independencia de los magistrados y abogados, la Relatora Especial sobre los derechos de los pueblos indígenas, el Representante Especial del Secretario General para la cuestión de los derechos humanos y las empresas transnacionales y otras empresas, la Representante Especial del Secretario General sobre la Violencia contra los Niños, la Relatora Especial sobre los derechos culturales y el Relator Especial sobre las repercusiones negativas de las medidas coercitivas unilaterales en el disfrute de los derechos humanos. En Rusia se celebraron las reuniones interseccionales del mecanismo de expertos sobre los derechos de los pueblos indígenas y el Foro Permanente para las Cuestiones Indígenas.

La Federación de Rusia es Parte de siete de los principales tratados internacionales universales de derechos humanos (el Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos, el Pacto Internacional de Derechos Económicos, Sociales y Culturales, la Convención Internacional sobre la Eliminación de todas las Formas de Discriminación Racial, la Convención sobre la Eliminación de Todas las Formas de Discriminación contra la Mujer, la Convención contra la Tortura y Otros Tratos o Penas Crueles, Inhumanos o Degradantes, la Convención sobre los Derechos del Niño y la Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad) y colabora de manera activa con los órganos convencionales pertinentes. A partir del año 2013, se han sido examinados los informes nacionales de Rusia en el Comité de Derechos Humanos (2015), el Comité de los Derechos del Niño (2014 y 2018), el Comité para la Eliminación de la Discriminación contra la Mujer (2015), el Comité para la Eliminación de la Discriminación Racial (2017), el Comité de Derechos Económicos, Sociales y Culturales (2017), el Comité sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad (2018) y el Comité contra la Tortura (2018). Además, Rusia responde regularmente a consultas de órganos creados en virtud de tratados en el marco del llamado procedimiento de examen de las comunicaciones individuales.

La Federación de Rusia tradicionalmente presta una gran importancia a la cooperación constructiva con la Oficina del Alto Comisionado de las Naciones Unidas para los Derechos Humanos (ACNUDH). Siendo un donante confiable, Rusia aporta anualmente al presupuesto de la Oficina una contribución voluntaria por el monto de 2 millones de dólares de EE.UU., cuya parte se utiliza entre otras cosas para financiar los procedimientos especiales del Consejo. Implementamos el Marco Conceptual para la cooperación de la Oficina del Alto Comisionado para los Derechos Humanos con la Federación de Rusia para el período de 2007 y posteriores, ejecutando proyectos conjuntos en ámbitos tales como el fortalecimiento de la supremacía de la ley, la promoción de la igualdad y tolerancia, el desarrollo del sistema de educación y la promoción de conocimientos acerca de los derechos humanos.

La Federación de Rusia coopera activamente con las instituciones y los mecanismos regionales de derechos humanos, en particular los del Consejo de Europa y la Organización para la Seguridad y la Cooperación en Europa.

Tomando en cuenta lo expuesto, la Federación de Rusia espera poder contar que los países-miembros de la ONU apoyen su candidatura al Consejo de Derechos Humanos para el período 2021-2023 en las elecciones que se celebrarán en otoño de 2020 durante el 75º período de sesiones de la Asamblea General de la ONU.

 

 

Documentos adicionales

Descargar fichero

Documento de posición

x
x
Criterios adicionales de búsqueda