11 noviembre 201919:11

Discurso pronunciado por el Enviado Especial del Presidente de Rusia para Oriente Próximo y los países de África, Viceministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Mijaíl Bogdánov, en una rueda informativa para los jefes de misiones diplomáticas extranjeras acreditadas en Moscú dedicada al Foro Económico y la Cumbre Rusia — África, Moscú, el 11 de noviembre de 2019

2317-11-11-2019

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

Estimados colegas,

Del 23 al 24 de octubre, se celebró en Sochi la primera cumbre Rusia — África en la historia de las relaciones ruso-africanas. Representantes oficiales de los 54 países del continente africano reconocidos por la ONU fueron invitados a la cumbre, 45 de ellos eran los jefes de Estado y de gobierno. Además, fueron invitados jefes de órganos ejecutivos de siete organizaciones regionales de África, incluida la Unión Africana y el Banco Africano de Exportación e Importación.

La cumbre de Sochi fue copresidida por el presidente de la Federación de Rusia, Vladímir Putin, y el presidente de la República Árabe de Egipto, presidente de la Unión Africana, Abdelfatah Al-Sisi. El lema de la cumbre: «Por la paz, la seguridad y el desarrollo». Al final del evento, se adoptó una declaración que contiene las metas y objetivos acordados para un desarrollo sucesivo de la cooperación ruso-africana en todos los ámbitos: política, seguridad, economía, esferas científica y técnica, cultural y de las Humanidades. La declaración también establece un nuevo mecanismo de diálogo: el Foro de Asociación Rusia — África, cuyo órgano supremo es la Cumbre Rusia — África, que se convocará cada tres años. Entre las cumbres, en la Federación de Rusia se llevarán a cabo consultas políticas anuales entre los Ministros de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia y de los Estados africanos, que son los presidentes actuales, anteriores y futuros de la Unión Africana. La declaración señala la determinación mutua de Rusia y los países africanos de llevar esta cooperación a un nuevo nivel que responda a los desafíos del siglo XXI.

En los márgenes de la cumbre, el Presidente de la Federación de Rusia, Vladímir Putin, sostuvo reuniones bilaterales con líderes de 16 Estados africanos, que son Angola, Argelia, la República Centroafricana, República Democrática del Congo, Egipto, Etiopía, Guinea, Guinea Ecuatorial, Kenia, Mauricio, Namibia, Nigeria, Ruanda, Sudáfrica, Sudán y Uganda. Los interlocutores discutieron temas específicos de las relaciones bilaterales entre Rusia y estos países.

También durante la cumbre, se celebró un desayuno en nombre del Presidente de Rusia para los líderes de las organizaciones regionales de África, en el que las partes discutieron la cooperación de Rusia con las uniones de integración africanas, incluso en el marco de la Unión Económica Euroasiática. Al final de la cumbre, en presencia de los copresidentes, los presidentes de Rusia y Egipto, se firmaron los memorandos: entre el Gobierno de la Federación de Rusia y la Unión Africana sobre las bases de las relaciones y la cooperación, y entre la Comisión Económica Euroasiática y la Unión Africana en el ámbito de la cooperación económica.

El Ministro de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia, Serguéi Lavrov, tuvo un desayuno de trabajo con sus homólogos, los Ministros de Asuntos Exteriores de los países africanos, dedicado a los objetivos de interacción en todos los ámbitos de la cooperación.

Paralelamente, del 23 al 24 de octubre, en Sochi se celebró el Foro Económico Rusia — África, en el que se organizaron zonas especiales de exhibición. El programa de negocios del foro incluía discusiones sobre las posibilidades de desarrollar la cooperación y la interacción en el continente africano.

Cabe señalar que, aunque en los últimos cinco años el comercio mutuo entre Rusia y los países africanos se ha duplicado y hoy asciende a casi 20.000 millones de dólares, todavía no refleja las capacidades reales de la cooperación comercial, económica y de inversión. Por lo tanto, el foro económico empezó con una sesión plenaria sobre el tema: «Rusia — África: revelando el potencial de la cooperación», en la que intervinieron los copresidentes de la cumbre Rusia — África, los presidentes de Rusia y Egipto.

Entre más de seis mil participantes del foro económico, más de mil representaban el sector empresarial africano, cerca de un mil quinientos eran representantes de las empresas rusas. El número de los miembros de las delegaciones oficiales africanas ascendió a unas dos mil personas, 109 de ellos fueron ministros. En el foro participaron más de 300 representantes de los organismos ejecutivos federales de la Federación de Rusia, incluidos dos representantes plenipotenciarios del Presidente de la Federación de Rusia en los distritos federales, once ministros y siete jefes de servicios y agencias federales rusas.

En el marco de los eventos en Sochi se celebraron más de 35 acontecimientos oficiales y más de mil quinientos reuniones. En los márgenes del foro se concluyeron muchos documentos bilaterales, que incluyen más de 50 contratos por un total de unos 800.000 millones de rublos o unos 12.500 millones de dólares.

Los representantes de numerosos medios rusos y extranjeros de 43 países informaron ampliamente sobre el trabajo de la cumbre y el foro económico Rusia — África.

Unos eventos a tan gran escala y al más alto nivel se celebran en Rusia por primera vez y no tienen precedentes en la historia de las relaciones ruso-africanas.

Hace mucho tiempo que existía la necesidad de celebrar una cumbre a gran escala entre Rusia y África. La idea de su celebración la expresó el presidente de la Federación de Rusia, Vladímir Putin, durante la cumbre BRICS en julio de 2018 en Johannesburgo. Durante la preparación para el evento, en Moscú se organizó con éxito el Foro Público en octubre de 2018, la Conferencia Económica en este mes de junio en el marco de los eventos de la Asamblea de Accionistas del Banco Africano de Exportación e Importación, la Conferencia Parlamentaria en este mes de julio en los márgenes del Foro Internacional «Desarrollo del parlamentarismo».

Durante la cumbre y el foro económico de Sochi se confirmó el gran interés de Rusia y los países africanos para desarrollar sucesivamente la interacción, intensificar y fomentar la cooperación ruso-africana tanto a nivel bilateral, como multilateral.

La importancia histórica de los eventos en el formato Rusia — África es obvia. Rusia moderna, que ya cuenta con la experiencia de una cooperación exitosa con los países africanos durante la época soviética, hoy en día está dispuesta a ofrecer al continente africano una colaboración equitativa y mutuamente beneficiosa y aprovechar juntos las capacidades acumuladas durante décadas.

Tanto los dirigentes rusos, como los líderes de Estados africanos apreciaron la primera cumbre Rusia — África. Creemos que, por falta de precedentes, se ha convertido en un hito capaz de llevar toda la interacción ruso-africana a un nuevo nivel cualitativo.

Documentos adicionales

Fotografías

Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE)

Consejo de Europa (CE)

OTAN

Unión Europea (UE)

x
x
Criterios adicionales de búsqueda