23 octubre 201920:01

Mensaje de salutación pronunciado por el Ministro de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia, Serguéi Lavrov, en la recepción solemne ofrecida en honor a los cancilleres de los Estados participantes en el Foro Económico y la cumbre Rusia-África, Sochi, 23 de octubre de 2019

2162-23-10-2019

  • ru-RU1 en-GB1 es-ES1

Sus Eminencias,

Estimadas damas y caballeros,

Amigos:

Estoy encantado de saludarles en la reunión de ministros de Asuntos Exteriores de los países que participan en la primera en la historia cumbre Rusia-África.

Esta cumbre constituye un acontecimiento histórico. Las primeras impresiones que comparten con los anfitriones rusos, permiten afirmar que la cumbre obligatoriamente se coronará de éxito. En esta relación, quiero expresar mi agradecimiento especial al Ministro de Asuntos Exteriores de Egipto, Sameh Shoukri, a la Reopública Árabe de Egipto y a su Presidente, Abdulfatah al Sisi, por una estrecha cooperación en los preparativos para este evento que desarrollaron el Presidente de Rusia como país anfitrión y el Presidente de Egipto como país que actualmente ejerce la presidencia rotatoria en la Unión Africana.

La agenda es densa en contenido. Supone aprobar diversos documentos que definirán los referentes estratégicos a largo plazo de cooperación entre la Federación de Rusia y los países de África, incluyendo la Unión Africana y todas organizaciones subregionales del continente. Precisamente ahora el Presidente de la Federación de Rusia, Vladímir Putin, está reunido con los dirigentes de las organizaciones subregionales de África. Esto también consolida nuestros esfuerzos comunes con vistas a fomentar los vínculos recíprocamente ventajosos en todos los derroteros sin excepción: político, económico, inversionista, técnico-militar, cultural, educativo, en las Humanidades.

Quiero destacar que nuestra atención hacia África no es coyuntural. Hoy, muchos interlocutores del Presidente ruso indicaban que recuerdan perfectamente el aporte que había hecho la URSS a la descolonización del continente, al logro de la independencia y la autonomía estatal de los países africanos, habiendo contribuido notablemente al fomento de la economía moderna de muchos países africanos.

Hoy por hoy, propugnamos consecuentemente el papel de África en tanto uno de los centros inalienables del mundo multipolar en proceso de formación, insistimos en la necesidad de reflejar este papel en las estructuras que se ocupan de la gobernanza global. Vuelvo a subrayar lo que hemos planteado más de una vez: consideramos absolutamente imprescindible tomar en consideración los intereses de África al emprender cualesquiera reformas del sistema internacional, incluida la reforma del Consejo de Seguridad de la ONU, ahora enérgicamente debatida en Nueva York.

Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE)

Consejo de Europa (CE)

OTAN

Unión Europea (UE)

x
x
Criterios adicionales de búsqueda