Ministers’ speeches

29 June 202011:00

Entrevista ofrecida por el Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, a la cadena de TV Russia Today, Moscú, 29 de junio de 2020

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

Pregunta: Vamos a hablar sobre el papel desempeñado por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia en la repatriación de nuestros ciudadanos. ¿Cómo ha llegado a ocurrir? Nuestra Constitución reza que debemos garantizar los derechos de los ciudadanos, incluyendo en el extranjero. ¿Es así en realidad? ¿Debe el MAE de Rusia ocuparse de esto y en qué grado?

Respuesta: La obligación de la cancillería de garantizar los derechos y la seguridad de sus ciudadanos en el extranjero valiéndose de todos los instrumentos del Derecho Internacional está prevista en las legislaciones de todos los Estados. No somos ninguna excepción. Otra cosa es que en varios casos, los mecanismos de asistencia a la repatriación de uno u otro país pueden sufrir cambios.

Pregunta: ¿Cómo se tomó la decisión de repatriar a los ciudadanos, cómo llegaron a la conclusión de que son muchos?

Respuesta:  La decisión la tomó el Centro Coordinador. El MAE de Rusia pasó a formar parte del mismo junto con el Ministerio de Desarrollo Digital, Transmisiones y Comunicaciones de Masas (Minkomsviaz) que se ocupa de soporte digital de toda esta labor, el Ministerio de Transporte, la Agencia Federal de Protección del Consumidor (Rospotrebnadzor), el Ministerio del Interior problemas migratorios), el Servicio Federal de Seguridad (cuestiones fronterizas). Las decisiones clave relativas al recrudecimiento y, luego, a la atenuación de las restricciones de los desplazamientos se toman, por supuesto, tomando en consideración las opiniones y apreciaciones expresadas por Rospotrebnadzor, el Ministerio de Salud Pública y el Centro Coordinador dirigido por la Vicepresidenta del Gobierno, Tatiana Gólikova que atiende, entre otras cosas, cuestiones de la sanidad.

Pregunta: ¿Cuándo nos dimos cuenta de que necesitamos repatriar a Rusia, digamos, a 250 mil personas?

Respuesta: A los excursionistas organizados los repatriaron bastante expeditivamente. Los mayores esfuerzos se tuvo que aplicar con respecto a los viajeros no organizados y personas que tenían diversos quehaceres.

Pregunta: No se entiende muy bien la diferencia entre los excursionistas organizados los viajeros no organizados.

Respuesta:  En nuestro país no hay restricciones para salir. El excursionista organizado obligatoriamente tiene billete de vuelta y garantías de la agencia de viajes.

Pregunta: ¿Es decir, se compró un viaje?

Respuesta: Un viajero individual puede salir sin billete de vuelta, ya que no conoce cuánto va a permanecer en el exterior. Y le aseguro que tales personas son muchas. Aparte de las personas que salen al extranjero para descansar, hay otro numeroso grupo de ciudadanos rusos que se encontraban en el extranjero cursando estudios, pasando prolongado tratamiento médico o residían permanentemente, pero de repente decidieron que sus condiciones de vida, digamos, en EEUU, en Nueva York, se empeoraron debido al coronavirus. Y resolvieron volver por algún tiempo a Rusia, al registrarse en el portal Gosuslugi como deseosos de repatriarse. Nuestro Ministerio garantiza el cumplimiento de las decisiones aprobadas colegiadamente por el Centro Coordinador partiendo, ante todo, de la apreciación de la situación epidemiológica, en lo que se refiere a las gestiones organizativas, la información y el embarque de nuestros ciudadanos que retornan desde el extranjero.

Pregunta: Gestiones organizativas, información, embarque. ¿Qué más se necesita?

Respuesta: Antes que nada, se necesita el propio vuelo. En la primera etapa se resolvió que no más de 500 personas al día podrían llegar en vuelos de retorno a Moscú o la provincia de Moscú y no más de 200 personas a otras regiones. Pese a que la mayor parte regresó, todavía quedan no menos de veinte mil nuestros ciudadanos que hasta ahora no hemos podido evacuar, también porque se encuentran en zonas de difícil acceso para la aviación rusa en el extranjero.

Pregunta: ¿Dónde están estas zonas?

Respuesta: Digamos, en Oceanía o en algunas islas, en las Filipinas. En América Latina los destinos exóticos también a menudo están alejados de la civilización.  

Pregunta: Es decir, ¿antes de todo, hay que organizar su recogida?

Respuesta: Hay que crear un hub de evacuación y luego, en Rusia, crear un hub de entrada, desde el que las correspondientes entidades de la Federación de Rusia, bajo sus garantías, recojan a todas estas personas garantizando que las personas repatriadas se someterían a cuarentena. Es una labor minuciosa que en nuestro Ministerio desarrolla el Departamento de Coordinación. Sin pecar de exagerado, diré que funciona las 24 horas al día. También participan en esta labor el Departamento Centro de Situaciones de Crisis, todos los Departamentos territoriales, en función de la región del mundo o país. Y, por supuesto, el Departamento de Información y Prensa (DIP) que está en la primera línea.

Pregunta: ¿Por qué el DIP?

Respuesta: De un lado, es nuestro portavoz. De otro, es domicilio social del Ministerio de Asuntos Exteriores al que cualquier ciudadano no sólo de nuestro país sino de también de otro Estado puede remitir su propuesta, solicitud, exigencia. Todo ocurre. Algunos alaban, otros denuncian.

Pregunta: ¿Cómo está organizada la labor de este Departamento de Coordinación en el MAE? ¿Se ha organizado por sí misma?

Respuesta: No, he impartido la correspondiente disposición. Había sido firmada hace mucho, a mediados de marzo. Encabeza esta labor un Viceministro. Todos los departamentos que he mencionado están representados en el Departamento de Coordinación. También a nivel de Viceministro estamos representados en el Consejo Coordinador encabezado por la Vicepresidenta del Gobierno de la Federación de Rusia, Tatiana Gólikova, trabajamos en el grupo coordinador del Consejo de Estado con el alcalde de Moscú, Serguéi Sobianin, al frente.

Pregunta: ¿Un número tan grande de personas era de esperar?

Respuesta: Hablando francamente, no me he sorprendido. El número podría haber sido aún mayor. Hubo una confusión con aquellos quienes desde hace tiempo habían emigrado, pero de repente decidieron que sería más seguro volver. Y se pusieron a registrarse en las listas. Digamos, evacuamos a 5 mil, mientras las listas han aumentado en otros 10 mil.

Pregunta: Es lo que no acabo de comprender. La gente reside permanentemente en EEUU, mientras el Ministerio de Asuntos Exteriores y la Federación de Rusia con cargo al dinero de la Federación de Rusia la traen al territorio de Rusia. ¿Para qué? 

Respuesta: No en plena medida por el dinero de la Federación de Rusia. Los billetes tienen un determinado precio. Ello no obstante, a cuantos se hayan registrado en el portal Gosuslugi y respondan a determinados criterios (se definen en este portal), el Estado ruso les paga las dietas: 2.400 rublos por adulto.

Son decisiones tomadas por estas personas. Es asunto de ellas. Cada uno tiene derecho a retornar.

Pregunta: O sea, ¿nos da igual?

Respuesta: No nos da igual. Procuramos hacerlo todo para que la gente se sienta confortable. Repito, indistintamente de las decisiones tomadas antes, si para garantizar sus intereses alguien decide retornar a casa, nadie puede impedírselo.

Pregunta: Resumiendo, ¿procuramos satisfacer los intereses de toda persona que de una u otra forma sea ciudadano de la Federación de Rusia?

Respuesta: Hay una sola forma de ser ciudadano de Rusia: ser titular del pasaporte ruso.

Pregunta: ¿Y consideramos que son nuestros ciudadanos, independientemente de si tienen, por ejemplo, el pasaporte de EEUU o no?

Respuesta: Se dice a veces enfáticamente "no abandonamos a su propia suerte a nuestros ciudadanos". Es precisamente este caso. Hubo fracasos que suceden en varias ocasiones. Cuando se lleva a cabo una actividad a gran escala pueden manifestarse deficiencias. Ni siquiera estuve sorprendido. Supe que nuestros diplomáticos son muy bondadosos, mientras, en varias Embajadas manifestaron una creatividad especial.

Ya hemos dicho que en nuestros diplomáticos bajo la dirección del Embajador (disponen de un gran recinto a partir de la época soviética) montaron tiendas de campaña para los que estuvieron en este país como turistas independientes (los montes Himalaya) y se vieron en la situación que no pudieron pagar por hotel.

Pregunta: ¿Les alojaron a todos en tiendas de campaña?

Respuesta: Vivieron en estas tiendas de campaña. Nuestra misión diplomática compraba productos alimenticios a cuenta de los empleados.

Pregunta: ¿Es decir, los empleados pagaron a escote?

Respuesta: Sí.

Pregunta: ¿No fue el Estado?

Respuesta: Ahora todo se hace de forma organizada, pero en aquel momento tuvimos que trabajar a bote pronto. Nadie pudo imaginar las dimensiones del problema. Nadie se ocupó anteriormente de la repatriación de tan gran número de ciudadanos.

Hubo situaciones, por ejemplo, después de un tsunami en Tailandia cuando se repatrió a todos de este país. Es un país (varios resortes), una dirección. En aquel período, vuelos chárter transportaron a nuestros turistas a Tailandia. Unos huyeron, otros viajaron a descansar porque hubo paquetes turísticos.

Pregunta: Mientras, fue un número de personas incomparable.

Respuesta: Sí. Tailandia es uno de muchas decenas de países de que es necesario repatriar a la gente ahora. En Tailandia quedan varios miles de nuestros ciudadanos. Muchos de ellos decidieron no probar suerte.

Pregunta: ¿No regresar?

Respuesta: Al menos, prefieren quedar allí esperando a que cese la pandemia.

Pregunta: Esto depende de si uno puede permitirse quedarse en el exterior o no.

Respuesta: Naturalmente.

Pregunta: Es evidente que vivimos en un país donde la mayoría de personas no pueden permitírselo.

Respuesta: Sí. La mayoría de personas compran un paquete de viaje en que todo está tradicionalmente incluido y que está limitado en cuanto al período y los servicios incluidos. Esto no suele costar un gran monto, pero la mayoría de personas incurren serios gastos y si compran este paquete cualquier prórroga de su estancia para cualquier período después de las vacaciones pagadas representa un problema grave. Por eso la ayuda prestada por el Estado es muy importante.

Pregunta: ¿Cómo el Estado, en particular, el MAE de Rusia, valora la responsabilidad de los ciudadanos? Los ciudadanos se fueron, compraron viajes, tuvieron que pensar.

Respuesta: Es un asunto moral. Yo como Ministro de Asuntos Exteriores no puedo valorarlo sino me veo obligado a cumplir lo estipulado en la Constitución de Rusia.

Pregunta: En la Constitución no está previsto que ustedes tienen que pagar su propio dinero por repatriar a los ciudadanos.

Respuesta: Es un asunto moral también. Yo como una persona física puedo tener mi opinión si fue peligroso o no viajar a uno de destinos cálidos en la segunda mitad de marzo en vista de que todos los medios de comunicación ya informaron sobre las dimensiones de la pandemia. Mientras, tengo también mi opinión moral respecto a las personas que, sin guiarse por la Constitución, ayudaron a otras personas que quedaron sin dinero.

Hemos dicho ya en reiteradas ocasiones que más de 60 escolares rusos se vieron en EEUU sin avisar de esto a unos organismos rusos. Aquí existe una organización no gubernamental con que coopera una organización estadounidense que organiza la enseñanza de los extranjeros. A través de esta organización se pagan unos gastos, les transportan, alojan en casas de las familias anfitrionas y organizan sus estudios en colegios, escuelas en lugares remotos en los estados distintos. Hubo más de 60 tales personas. Me parece que ahora sólo seis escolares quedan. Se les transportaron a Nueva York a muchos de los que se vieron en esta situación con la ayuda de nuestros diplomáticos que en varios casos compraron pasajes de avión o de tren.  

Pregunta: ¿Quiere decir que los empleados de la Embajada de Rusia compraron pasajes por su cuenta?

Respuesta: Sí. Y lo hicieron sin cualesquiera disposiciones, órdenes.

Pregunta: ¿Para qué?

Respuesta: Porque es necesario resolver este problema. Los menores de edad quedan en una familia estadounidense. Cuando empezó la pandemia las familias estadounidenses dijeron en reiteradas ocasiones a los niños: "Gracias. Prestamos los servicios de alojamiento cuando todo estuvo bien. Ahora la situación ha cambiado y dejamos de cooperar con este programa".

Creo que en este caso no surge la pregunta "¿para qué?". Se trata de un deseo sincero de ayudar. Es plausible y merece incentivación.

Pregunta: ¿Esperó usted tal participación personal de nuestras Embajadas y Consulados?

Respuesta: Trabajé en el exterior. Sé que hay personas distintas. Un diplomático común y corriente que percibe lo que pasa en el mundo suele querer ayudar a las personas que se vieron en una situación extraordinaria.

Es evidente que nadie pudo prever las dimensiones del desastre y fue imposible crear un organismo público hasta en caso de que se pronostique algo similar. Ahora se sacarán las conclusiones.

Pregunta: ¿Qué conclusiones se sacarán?

Respuesta: No sé. Ante todo, es necesario sacar las conclusiones respecto a nuestra preparación en caso de que una pandemia similar repita, además que cada vez más expertos dicen que es posible la segunda ola. En este ámbito nuestros epidemiólogos deben ser el primer violín, ante todo, en lo que se refiere al número suficiente de los respectivos centros médicos en Rusia. El número de hospitales construidos (no son temporales) dotado con un equipo necesario de alta calidad y con buenos medios de protección se conservarán. Estoy seguro de esto. Estos centros pueden readaptarse entre los brotes si nos espera la segunda ola. Es lo más importante.

Creo que próximamente se decidirá qué hacer con la reanudación del tráfico aéreo, ferroviario y vehicular entre nuestro país y el exterior. Estas decisiones se tomarán en vista de la experiencia que adquirimos ahora.

Pregunta: ¿Qué hará el MAE de Rusia?  

Respuesta: Nosotros, como Ministerio de Asuntos Exteriores, informaremos de la situación epidemiológica en los países extranjeros. El Ministerio transmitirá esta información a los organismos rusos cuyos expertos valorarán si es peligrosa o no. Por ejemplo, ahora se abre Europa, mientras, en vista del número de los contagios revelados, en la etapa actual, Rusia, como EEUU y Brasil, es un país para el que Europa no se abrirá todavía.

Pregunta: Brasil es algo inverosímil. Es muy grave la situación allí.

Respuesta: Si se trata del número de infectados en nuestro país...

Pregunta: En Rusia ahora se registran unos 8.000 contagios al día.

Respuesta: Ya menos de 8.000, y este número se va reduciendo. Mientras, el número total es de varios centenares de miles. Es mucho. Pero la tasa de mortalidad es inferior en nuestro país Los expertos deben discutirlo aparte porque es importante que las estadísticas sean uniformes. Ahora las estadísticas son distintas: en unas regiones son liberales (todos los casos de la muerte se registran en esta categoría), en otras regiones estos casos se subdividen en vista de las causas. No soy experto en esta materia. Vamos a informar en tiempo real al Gobierno de Rusia sobre la situación epidemiológica en el exterior y cómo se abren otros Estados para el exterior.

Pregunta: ¿Cuándo se abrirán nuestras fronteras?

Respuesta: No sé. Empezamos a regresar paulatinamente a la vida normal dejando atrás el período de videoconferencias que celebramos más de 15, incluidas las grandes videoconferencias de los Ministros de Asuntos Exteriores de la OTSC, la CEI, la OCS, Rusia-ASEAN. Recibí en forma presencial a dos colegas míos: la semana pasada, al Ministro de Asuntos Exteriores de la República Islámica de Irán, Mohamad Yavad Zarif, y esta semana, al Ministro de Relaciones Exteriores de la República Bolivariana de Venezuela, Jorge Arreaza.

Yo estuve por primera vez en tres meses en Serbia y Bielorrusia. Ambas visitas se planearon para el mes de marzo.

Pregunta: ¿Sabe usted que todos van al exterior a través de Bielorrusia ahora? Ahora Turquía se abrió. La aerolínea Belavia, Turkish Airlines vuelan allí.

Respuesta: No podemos prohibir a la gente aprovechar esta posibilidad. Mientras, es necesario ser prudente y guiarse por el sentido común al tomar la decisión.

Pregunta: Muchos grandes países repatriaron a sus ciudadanos de 'puntos calientes' también. ¿En qué consiste la diferencia entre nuestro método y el alemán o el estadounidense por ejemplo? 

Respuesta: Nadie repatrió gratis a nadie. Se les presta dinero a unos o se toma un recibo de que uno pagará el respectivo monto cuando regrese.

Nosotros actuamos en vista de las capacidades que tuvimos para alojar a las personas durante la cuarentena.

Pregunta: Usted dice que, durante más de tres meses, todos usaron Zoom. Todo el mundo empezó a comunicarse a distancia. El Presidente de Rusia, Vladímir Putin, celebró y sigue celebrando reuniones a distancia. ¿En qué medidas cambió esto el funcionamiento del sistema estatal y del MAE de Rusia en particular?

Respuesta: Si tal pandemia hubiera tenido lugar hace unos diez años, habríamos estado en una situación más complicada en cuanto al funcionamiento normal del Ministerio de Asuntos Exteriores. Ahora esto pasó después de que los métodos de comunicación avanzados empezaron a usarse en la actividad del MAE de Rusia y otros organismos federales y regionales. No fue difícil organizar nuestra actividad online. No experimentamos algunas dificultades.

Pregunta: ¿Sintió usted que es extraño celebrar tales reuniones con el Presidente? Suele llegar al Kremlin para esto…

Respuesta: Lo extraño fue que no las celebramos personalmente sino a través de la pantalla. Mientras, esto fue eficaz.

Claro está que es imposible sustituir la comunicación personal, especialmente cuando se trata de las negociaciones importantes con un socio extranjero. Hay visitas (las llamadas visitas de cortesía) cuando uno lee que todo está bien, otro lee que las cosas no van mal, quedan por celebrar nuevas reuniones.  Exagero un poco, pero hay visitas en el curso de que no es necesario celebrar negociaciones y resolver obligatoriamente un problema. Cuando tales asuntos están en la agenda de unas negociaciones concretas es difícil resolverlos online. Es necesario ver los ojos y no en la pantalla sino en vivo. Hay cosas que es difícil confiar hasta a una videoconferencia muy segura. Es necesario entenderlo desde el punto de vista humano.

Creo que, después de que la situación se normaliza (espero que esto tenga lugar próximamente), continuaremos usando unos elementos de esta actividad, especialmente cuando se trata de nuestros socios a los que es difícil llegar a nuestro país desde el punto de vista logístico: por ejemplo de América del Sur. Cuando planean sus viajes al exterior, tienen que compaginar tres, cuatro o cinco países para no gastar quince o dieciséis horas para vuelos en una dirección.

Pregunta: ¿No ha tenido el coronavirus Usted?

Respuesta: Gracias a Dios, todavía no.

Pregunta: ¿Se pusieron enfermos muchos empleados del MAE de Rusia?

Respuesta: Tuvimos varias decenas de casos.

Pregunta: ¿En la sede?

Respuesta: Y en nuestras unidades en las entidades federadas clave de Rusia donde hay una gran representación consular extranjera. Unas 40 personas. La mayoría sufrió la enfermedad en forma ligera. Hubo un caso mortal.

Pregunta: ¿Fue una persona de edad madura?

Respuesta: 62 años. Su mujer fue un médico (no es un secreto), trabajó en el servicio médico de urgencia, y a juzgar por todo, portó el coronavirus sin presentar síntomas.

Observamos estrictamente todas las recomendaciones de la Agencia de Protección del Consumidor (Rospotrebnadzor), el Departamento de Salud de Moscú, en particular, en relación con el trabajo a distancia. Aproximadamente una mitad de nuestros empleados empezó a trabajar a distancia desde el inicio y continúan trabajando así ahora.

Pregunta: ¿Y Usted?

Respuesta: Tengo que venir, mirar… Como todos, trabajo en mi despacho.

Pregunta: ¿Es decir, usted no ha trabajado a distancia?

Respuesta: No. Me 'siguen' también. No me comunico con muchas personas. Nos examinan regularmente: varias veces por semana, Tenemos todos los medios de protección para los visitantes que llegan con menos frecuencia. Tratamos de resolver todos los asuntos por teléfono. Gracias por atención.

 

Vídeo ©RT 2020 Todos los derechos reservados

 

Calendar

x
x

Archive

Advanced settings