25 February 202015:34

Discurso pronunciado por el Ministro de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia, Serguéi Lavrov, en la Conferencia de Desarme en el Segmento de Alto Nivel, Ginebra, 25 de febrero de 2020

354-25-02-2020

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

Estimado señor Presidente,

Estimados colegas:

Gracias por esta oportunidad de pronunciar un discurso ante los participantes miembros de la Conferencia de Desarme.

Este año, celebramos el 75º aniversario de la Organización de las Naciones Unidos cuya fundación se debe a la Victoria en la Segunda Guerra Mundial, como se sabe. Aquella Gran Victoria puso el fundamento del actual orden mundial que parte de la supremacía del Derecho Internacional. En aquel fundamento sólido se creó el sistema de acuerdos multilaterales en el ámbito de control de armas, el desarme y la no proliferación que durante muchas décadas garantizó el mantenimiento de la paz y la seguridad internacional. Se formó un mecanismo único de desarme de la ONU cuyo elemento clave es la Conferencia de Desarme. Aquí, en Ginebra, se elaboraron los documentos internacionales más importantes, incluido el Tratado fundamental de No Proliferación Nuclear (NPT por sus siglas en inglés), el próximo 5 de marzo celebraremos el 50º aniversario de su entrada en vigor.

Lamentablemente, recordamos que hace casi 75 años, tras los bombardeos nucleares de las ciudades japonesas de Hiroshima y Nagasaki EEUU que fue el único Estado que empleó estas armas más terribles puso inicio a la carrera de armas nucleares cuyas consecuencias se sienten hasta hoy. Además, hay que subrayar que en la segunda mitad del siglo XX, con los esfuerzos conjuntos se hizo mucho para garantizar la estabilidad estratégica e impedir la repetición de tragedias similares.

Lamentablemente, en el siglo actual se acumulan peligrosas tendencias destructivas generadas por el renacimiento del egocentrismo agresivo de un Estado en el ámbito de política exterior. La retirada de Washington en 2002 del documento más importante para la estabilidad estratégica - el Tratado sobre la limitación de los sistemas de defensa antimisiles (ABM) fue un duro golpe contra toda la estructura en materia de control de armas, el desarme y la no proliferación. Últimamente en la política de EEUU predomina la aspiración de dominar en todas partes e imponer a la comunidad internacional sus 'normas' que menoscaban los intereses de otros Estados y el Derecho Internacional. Todos los acuerdos y mecanismos multilaterales que impiden a este dominio se declaran 'obsoletos e ineficaces'.

El año pasado, EEUU abandonó el Tratado de Eliminación de Misiles de Alcance Medio y Más Corto (INF por sus siglas en inglés). Casi de inmediato, se iniciaron vuelos de ensayo de los sistemas estadounidenses anteriormente prohibidos. Se declaran los intentos de desplegarlos en varias regiones del mundo. Rusia, al anunciar que se verá obligada a aplicar medidas simétricas, manifestó la postura máximamente responsable y asumió el compromiso unilateral de no desplegar misiles de alcance medio y más corto de con base en tierra en aquellas regiones del mundo hasta que se desplegasen allí los respectivos armamentos de fabricación estadounidense. Proponemos a EEUU y sus aliados a declarar la moratoria similar. Sabemos que se emprenden intentos de sembrar la desconfianza en nuestra iniciativa. Recuerdo que propusimos disipar sospechas mediante la elaboración conjunta de un régimen de verificación para tal moratoria mutua. El hecho que se desestima esta propuesta honesta tan sólo confirma que los motivos reales del desmantelamiento del Tratado INF no están vinculados con la postura ni acciones de Rusia.

Los planes de EEUU, Francia y toda la Alianza Atlántica de emplazar armas en el espacio ultraterrestre adquieren contornos cada vez más reales. Estamos convencidos de que no es tarde todavía elaborar medidas aceptables para todos que podrán prevenir la confrontación con el uso de la fuerza en el espacio ultraterrestre. La única propuesta constructiva al respecto sigue siendo el borrador ruso-chino del Tratado para prevenir el emplazamiento de armas en el espacio ultraterrestre y la amenaza o el uso de la fuerza contra objetos situados en el espacio ultraterrestre que están sobre la mesa de la Conferencia de Desarme. El documento es de carácter general y está abierto para sostener negociaciones en pleno formato al respecto. Durante el período de elaboración de este Tratado, el papel estabilizador lo deben desempeñar los compromisos políticos de no ser el primero en emplazar las armas en el espacio ultraterrestre. Esta iniciativa adquiere cada vez más partidarios.

Preocupa un destino incierto del Tratado de Reducción de Armas Estratégicas Ofensivas (START III). El año pasado, dije desde esta tribuna porque consideramos importante mantenerlo. La extensión del Tratado sería un paso razonable para impedir que la situación en el ámbito de estabilidad estratégica siga degradándose, evitar un colapso total de los mecanismos de control y limitación en la esfera de misiles nucleares y ganar tiempo para discutir posturas en relación con los métodos de control de nuevos armamentos y tecnologías militares. En vista de todas estas circunstancias, el Presidente de Rusia, Vladímir Putin, propuso a EEUU extender el Tratado START sin condiciones previas. Esperamos su respuesta.

Destacamos con preocupación que en las nuevas doctrinas de Washington el umbral de empleo de armas nucleares se reduce considerablemente. Quisiera subrayar que esto sucede en el contexto de rechazo oficial de EEUU a ratificar el Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares, así como en la coyuntura cuando las armas nucleares estadounidenses continúan emplazándose en el territorio de varios aliados de EEUU en la OTAN y continúan llevándose a cabo las llamadas misiones nucleares conjuntas. Los estadounidenses hasta realizan maniobras en que se ensaya el empleo de armas nucleares contra blancos en el territorio de Rusia. Se hace participar a los europeos en estos ejercicios también.

En aras de reducir la tensión que se crea artificialmente y preservar las oportunidades para un diálogo estratégico propondríamos al menos confirmar o mejor fortalecer la fórmula de (Mijaíl) Gorbachov-(Ronald) Reagan de que no puede haber ganador en una guerra nuclear y esta tampoco nunca debe desatarse. Consideramos que en la coyuntura actual tal declaración sería una señal positiva para toda la comunidad internacional. Mientras, Washington no responde a esta propuesta tampoco desde hace un año y medio.

Esperamos que sea constructivo el trabajo de todos los Estados concernidos en la Conferencia de Examen del Tratado sobre la No Proliferación de las Armas Nucleares (TNP) que se inaugurará a finales de abril en Nueva York. No voy a pronosticar los acontecimientos. Tan sólo centro la atención en lo más importante: en la actual coyuntura complicada es importante que el resultado de este foro sea un fortalecimiento incondicional del régimen de no proliferación independientemente de si será acordado el documento final o no. El Tratado es autosuficiente, sus cláusulas están probadas por el tiempo y su revisión o interpretación libre en la actual coyuntura complicada sólo podrían causar daño.

En el contexto de examen del TNP, un importante evento positivo fue la primera Conferencia sobre el establecimiento de una zona libre de armas nucleares y demás armas de destrucción masiva y sus vehículos en Oriente Próximo celebrada en noviembre de 2019. Rusia contribuyó enérgicamente a su convocación. El resultado principal consiste en que se puso inicio a un diálogo abierto e inclusivo sobre la búsqueda de las vías de arreglo de este problema antiguo.

En su tiempo, el pacto nuclear con Irán fue un éxito importante en la esfera de no proliferación. Hace cinco años, el mundo respiró con alivio: se concertó el Plan de Acción Integral Conjunto para el arreglo en torno al programa nuclear iraní (PAIC) aprobado unánimemente en la resolución 2231 del Consejo de Seguridad de la ONU. Fue un ejemplo de solución eficaz de la crisis que por poco no se transformó en un conflicto bélico. Se logró alcanzar un avance cuando las partes involucradas manifestaron la disposición a oírse y respetar intereses mutuos. Mientras, hoy observamos que se destruye también este logro único de la diplomacia multilateral debido a un pleno rechazo de EEUU a sus compromisos internacionales en virtud del Capítulo VII de la Carta de la ONU y la incapacidad de los colegas europeos de cumplir su parte del pacto nuclear, pese a todos los esfuerzos. Irán se vio obligado a reaccionar y recurrió a las medidas legales estipuladas en el PAIC, al suspender el cumplimiento de restricciones voluntarias, mientras que continuó y continúa cumpliendo todos los compromisos jurídicos a tenor del TNP y el Acuerdo de Garantías con el OIEA. Mañana en Viena se celebrará una reunión de la Comisión conjunta de las partes del PAIC. Es una posibilidad, aunque no al 100%, de frenar la escalada hasta que no sea tarde.

La grave crisis sigue extendiéndose a todos los componentes del mecanismo de desarme de la ONU. Se observa el rechazo al diálogo concreto, la politización de discusiones. Dan lástima las acciones de Occidente dirigidas a convertir organismos multilaterales profesionales en el ámbito de desarme que anteriormente fueron exitosas en una herramienta para ejercer presión en los Estados 'indeseables'. Esto sucedió en la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) donde nuestros colegas occidentales hicieron tomar una decisión arbitraria de conceder funciones atributivas a la Secretaría Técnica, lo que contradice a la Convención sobre la Prohibición del Desarrollo, la Producción, el Almacenamiento y el Empleo de las Armas Químicas (CPAQ) y socava las prerrogativas del Consejo de Seguridad de la ONU. Las acciones similares se emprenden también en el contexto de la Convención sobre la Prohibición del Desarrollo, la Producción y el Almacenamiento de las Armas Bacteriológicas (Biológicas) y Toxínicas y sobre su Destrucción (CAB): se bloquea el trabajo en el régimen multilateral de verificación mutuamente aceptable jurídicamente vinculante. En vez de esto, observamos los intentos de aprovechar la Secretaría de la ONU para 'cubrir' acciones no transparentes de EEUU en el marco de las relaciones bilaterales en el ámbito de seguridad biológica con los socios que le interesan.

En 2019, por primera vez no se celebró la reunión de la Comisión de Desarme de la ONU porque las autoridades estadounidenses no concedieron visas al jefe y miembros de la delegación rusa. Debido al comportamiento destructivo de la delegación de EEUU, no se logró acordar un informe detallado sobre los resultados del trabajo anual de la Conferencia de Desarme. Además, observamos los intentos de nuestros colegas estadounidenses de ideologizar la actividad de la Primera Comisión de la Asamblea General de la ONU.

Todo eso conlleva la división en la comunidad internacional, distrae la atención de los problemas reales en el ámbito de seguridad internacional. Exhortamos a nuestros colegas estadounidenses a volver al diálogo interestatal respetuoso y la interacción de conformidad con la Carta de la ONU y el Acuerdo de que EEUU es el país anfitrión de la sede de la ONU.

En el actual período de sesiones de la Conferencia de Desarme observamos varios momentos esperanzadores: bajo la presidencia de Argelia se restablecieron contactos en el formato P-6. Lo aplaudimos. Volvió a lanzarse el proceso para acordar el Plan de Acción. Se estudia la posibilidad de restablecer órganos subsidiarios que realizarán investigaciones. Este paso sería útil en caso de que no sustituya el avance hacia el objetivo principal: el lanzamiento más próximo de las negociaciones.

Todos nosotros deberíamos manifestar la voluntad política para encontrar soluciones mutuamente aceptables. Para conseguir un consenso al inicio de las negociaciones conforme al Plan de Acción general y equilibrado exhortamos de nuevo estudiar de manera responsable la iniciativa rusa de elaborar en la Conferencia de Desarme un convenio internacional para la lucha contra el terrorismo químico y biológico. El fortalecimiento del marco legal internacional para contrarrestar el terrorismo con el uso de armas de destrucción masiva cuya amenaza es real responde a los intereses de todos los Estados sin excepción. En este fundamento unificador se podría relanzar el proceso negociador en la Conferencia.

Exhortamos también pensar en las posibilidades de frenar la degradación de la arquitectura internacional de control de armas. La necesidad de dar una nueva dinámica a los esfuerzos en esta dirección se refleja en la resolución de la Asamblea General de la ONU 'El fortalecimiento y desarrollo del sistema de tratados y acuerdos en el ámbito de control de armamentos, el desarme y la no proliferación'. Esta resolución se aprobó con 174 votos a favor y 5 abstenciones. Nadie votó en contra. Ahora es necesario traducir la voluntad política colectiva estipulada en este documento en el idioma de acciones concretas. Rusia está dispuesta a tal trabajo. Estamos abiertos también a la interacción con todos los miembros de la comunidad internacional a tenor de los principios de igualdad y formación del consenso a través del equilibrio de intereses.

Los padres fundadores de la ONU esperaron que los problemas globales se resolviesen a través de tal cooperación multilateral. Un papel especial unificador en la elaboración de nuevas iniciativas acuciantes sobre las vías de garantizar la estabilidad en el planeta de conformidad con la Carta de la ONU lo deben desempeñar los miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU que deben manifestar en esta etapa vitalmente importante su responsabilidad especial por garantizar la paz y la seguridad internacional.

Como saben ustedes, el Presidente de Rusia, Vladímir Putin, invitó a sus colegas a celebrar la cumbre de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU. Tal reunión al nivel más alto seguramente pondría inicio para elaborar decisiones cruciales en intereses de toda la comunidad internacional. La reacción a esta iniciativa infunde esperanzas. Vamos a trabajar para hacerla realidad.

 

Documentos adicionales

Fotografías

x
x
Advanced settings