Comentarios y declaraciones del Vocero de la cancillería

12 septiembre 201718:24

Comentario del Departamento de Información y Prensa del Ministerio ruso de Asuntos Exteriores en relación con un nuevo informe de la Misión de Observación de la ONU para los Derechos Humanos en Ucrania

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

Hemos tenido acceso al 19º informe de la Misión de Observación de la ONU para los Derechos Humanos en Ucrania que abarca el período del pasado 16 de mayo al 15 de agosto.

Manifestamos una preocupación profunda por un alto nivel de violencia en Donbás. Apoyamos el llamamiento que hizo la Misión a las partes del conflicto para que respeten el acuerdo de alto el fuego.

Lamentamos que la tregua declarada el pasado 24 de junio para recoger la cosecha la hayan violado en reiteradas ocasiones Kiev y los grupos armados bajo su control.

Suscita la inquietud la información de la ONU de que los ataques de artillería siguen lanzándose con frecuencia contra los objetos de infraestructura civil, lo que contradice a los compromisos internacionales de proteger a los civiles asumidos por Ucrania. En vista de eso, apoyamos las recomendaciones de la Misión de Observación sobre el respeto rigoroso de los Acuerdos de Minsk.

En la situación cuando el Servicio de Seguridad de Ucrania recurre con frecuencia a los arrestos arbitrarios y secuestros, nuevos casos de violaciones continuas de los derechos por parte de las fuerzas del orden de Ucrania suscitan preocupaciones especiales: las detenciones y acusaciones del terrorismo contra los ciudadanos de Ucrania que hacen negocios en el territorio de las Repúblicas Populares de Donetsk y Lugansk.

Las torturas crueles usadas por las fuerzas del orden y el Servicio de Seguridad de Ucrania para obtener confesiones suscitan una indignación y condena decidida. Se trata de un amplio uso de simulacros de fusilamiento y el uso del electroshock. Según las valoraciones de los observadores, los delitos cometidos no se investigan debidamente, lo que conlleva la propagación de la impunidad en el país. En esta coyuntura es explicable la falta de avances en la investigación de la tragedia que tuvo lugar en Odesa en mayo de 2014. 

Estamos seriamente preocupados con las conclusiones sacadas por la ONU sobre la política inhumana y discriminatoria de Kiev en relación con los ciudadanos de Ucrania que viven en Donbás. La negativa de las autoridades a pagar pensiones y compensaciones sociales puso a unas cuatro millones de personas al borde de la miseria.

Compartimos las preocupaciones de la Misión de la Observación en relación con una nueva espiral de restricciones legislativas de las libertades civiles y políticas en el país. Coincidimos con los expertos internacionales en que la “caza” de los periodistas y la persecución de los representantes de los medios de comunicación y los activistas sociales opositores, sanciones penales por la realización por ellos de su derecho a la libertad de opinión y su libre expresión, el cierre por las autoridades de las empresas indeseables, incluidas las agencias mediáticas, la falta de deseo de garantizar los derechos de las minorías a reunirse libremente son incompatibles con los principios fundamentales del Estado democrático. Al mismo tiempo, tenemos que recordar que la Misión de Observación de la ONU para los Derechos Humanos en Ucrania no está facultada a observar la situación en terceros países. Así las cosas, destacamos que la República de Crimea y la ciudad de importancia federal de Sebastopol son territorios de Rusia y los intentos de incluir en el informe de la ONU sobre Ucrania la valoración de la situación con los derechos humanos en esta región de Rusia son improcedentes.        

Mostrando 1 resultado.

Calendar

x
x

Archive

Criterios adicionales de búsqueda

Recientemente añadidos

Recientemente añadidos