18 febrero 201320:15

CONCEPTO DE LA POLÍTICA EXTERIOR DE LA FEDERACIÓN DE RUSIA (APROBADO POR PRESIDENTE DE LA FEDERACIÓN DE RUSIA VLADÍMIR PUTIN, 12 DE FEBRERO DE 2013)

303-18-02-2013

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1
 

Traducción no oficial

 

 

Concepto de la Política Exterior de la Federación de Rusia

aprobado por Presidente de la Federación de Rusia Vladímir Putin,

12 de febrero de 2013

 

I. Disposiciones generales

1. El Concepto de la Política Exterior de la Federación de Rusia (en adelante – el Concepto) es un sistema de actitudes hacia los principios básicos, prioridades, metas y objetivos de la política exterior de la Federación de Rusia.

2. El marco jurídico del presente Concepto está compuesto por la Constitución de la Federación de Rusia, las leyes federales, principios y normas generalmente reconocidos del derecho internacional, los tratados internacionales de la Federación de Rusia, el Decreto presidencial № 605 "Sobre las Medidas de la Realización de la Política Exterior de la Federación de Rusia" del 07 de mayo de 2012, la Estrategia de Seguridad Nacional de la Federación de Rusia hasta el año 2020, la Doctrina Militar de la Federación de Rusia, los actos jurídicos normativos de la Federación de Rusia que regulan las actividades de la función pública federal en materia de política exterior, y otros documentos similares.

3. La aceleración rápida de los procesos globales en la primera década del siglo XXI y el fortalecimiento de las nuevas tendencias en el desarrollo mundial requieren una nueva actitud hacia los principales elementos de la situación de rápidos cambios en el mundo, una reconsideración de las prioridades de la política exterior de Rusia tomando en cuenta su mayor responsabilidad en la elaboración de la agenda internacional y de las bases del sistema internacional.

4. De acuerdo con la prioridad más alta de la seguridad nacional – proporcionar la seguridad personal, la de la sociedad y del Estado – los principales esfuerzos de la política exterior deben centrarse en el logro de los siguientes objetivos principales:

a) proporcionar la seguridad del país, preservar y fortalecer su soberanía e integridad territorial, las posiciones estables reconocidas por la comunidad internacional, mejor adaptados a los intereses de la Federación de Rusia como uno de los centros más influyentes y competitivos del mundo contemporáneo;

b) crear condiciones favorables para el crecimiento sostenible y dinámico de la economía de Rusia, su modernización tecnológica y transición al desarrollo innovador, mejorar el nivel y calidad de vida de la población, fortalecer el Estado de Derecho y las instituciones democráticas, realizar los derechos humanos y libertades;

c) promover de manera activa la política de fortalecimiento integral de la paz internacional, la seguridad y la estabilidad universales con el fin de establecer un sistema internacional justo y democrático basado en los principios de la acción colectiva en la solución de los problemas internacionales, en la primacía del derecho internacional, en particular las disposiciones de la Carta de la ONU, así como la igualdad y colaboración entre los Estados con un papel central de coordinación de las Naciones Unidas como una organización clave que rige las relaciones internacionales;

d) establecer las relaciones de buena vecindad con los países vecinos, participar en la supresión de los actuales focos de tensión y conflictos así como prevenir la aparición de los nuevos, en las regiones adyacentes a la Federación de Rusia;

e) desarrollar las relaciones bilaterales y multilaterales de colaboración de beneficio mutuo y equitativo con países extranjeros, asociaciones intergubernamentales, organizaciones y foros internacionales sobre la base del respeto a independencia y soberanía, pragmatismo, transparencia, carácter multidimensional, previsibilidad y defensa de las prioridades nacionales sin confrontaciones. Desplegar una cooperación internacional amplia y no discriminatoria, promover una red flexible de alianzas el margen de los bloques, la participación activa de Rusia en ellas;

f) fortalecer la posición comercial y económica de Rusia en el sistema económico mundial, apoyar por vías diplomáticas los intereses de los agentes económicos nacionales en el extranjero, prevenir la discriminación de mercancías, servicios e inversiones rusos, utilizar la capacidad de las instituciones económicas y financieras internacionales y regionales a tal fin;

g) proteger de forma integral los derechos e intereses legítimos de los ciudadanos rusos y de los compatriotas residentes en el extranjero, estableciendo en el marco de diversas formas internacionales los enfoques rusos sobre la protección de los derechos humanos;

h) difundir la lengua rusa y fortalecer su uso en el mundo, popularizar los logros culturales de los pueblos de Rusia, consolidar la diáspora rusa en el exterior;

i) promover un diálogo constructivo y la cooperación entre las civilizaciones a fin de fortalecer el consentimiento y enriquecimiento mutuos de diferentes culturas y religiones.

II. Mundo Contemporáneo y Política Exterior
de la Federación de Rusia

5. La característica principal y emblemática de la etapa actual de desarrollo internacional es el cambio profundo en el panorama geopolítico considerablemente acelerado por la crisis financiera y económica mundial. Las relaciones internacionales están en un período de transición cuya sustancia consiste en la formación de un sistema internacional policéntrico. Este proceso no es fácil, se acompaña de mayores turbulencias en el desarrollo económico y político a niveles mundial y regional. Las relaciones internacionales se complican cada vez más, su desarrollo es cada vez más impredicible.

6. Sigue disminuyendo la capacidad del Occidente histórico de dominar la economía y la política mundiales. Se dispersan las capacidades de fuerza y desarrollo mundiales y se produce su desplazamiento hacia el Este, sobre todo a la región de Asia y el Pacífico. La apariencia en la vanguardia de la política mundial y la economía de los nuevos jugadores junto con la aspiración de los países occidentales a mantener su posición habitual lleva al aumento de la competencia global que se manifiesta en la creciente inestabilidad en las relaciones internacionales.

7. Con la reducción del riesgo de una guerra de gran escala, incluyendo la guerra nuclear, cambia el equilibrio militar entre los estados y grupos de estados. El deseo de construir y modernizar el potencial ofensivo, el desarrollo y despliegue de nuevas armas erosiona la estructura de la seguridad mundial que se mantiene estable por un sistema de tratados y acuerdos en materia de control de armamentos.

8. Ante la turbulencia global y la creciente interdependencia de los estados y de las naciones, no tienen ninguna posibilidad de éxito los intentos de construir "oasis de tranquilidad y seguridad" aislados, pero la única garantía fiable contra posibles convulsiones es la observancia de los principios universales de seguridad igual e indivisible en la región Euro-Atlántico, Eurasia y Asia-Pacífico.

9. Hoy en día, las alianzas político-militares tradicionales no consiguen resistir a toda una gama de retos y desafíos actuales que son de naturaleza transnacional. En vez de táctica de bloques aplicada para resolver problemas internacionales viene la diplomacia de red basada en formas flexibles de participación en las estructuras multilaterales para encontrar soluciones efectivas a los problemas comunes.

10. Se convierten en prioritarios, junto con el poder militar, los factores de influencia a la política internacional importantes de los estados – económicos, jurídicos, científicos, técnicos, ambientales, demográficos y de información. Se vuelven más importantes los problemas del desarrollo sostenible, del desarrollo espiritual e intelectual de la población, del crecimiento de su bienestar, del aumento de la inversión en las personas. La interdependencia económica de los países es un factor clave para el mantenimiento de la estabilidad internacional.

11. Se vuelven obvios los desafíos financieros y económicos, a la vista de la acumulación de elementos de la crisis en la economía mundial. Los problemas estructurales no resueltos y la depresión prolongada en los principales países de Occidente tienen un impacto negativo en el desarrollo global. El carácter incompleto de los procesos de recuperación, así como la crisis de deuda en Europa y la zona euro cayendo en recesión, conllevan graves riesgos para el futuro. Los esfuerzos internacionales para crear sistemas mundiales de comercio, monetarios y financieros nuevos y más equilibrados que correspondan a las realidades de la globalización adquieren una importancia especial.

12. Crece la competencia por los recursos estratégicos, la que sacude las bolsas de materias primas y los mercados. La transformación cualitativa se produce en el sector de la energía, lo que se debe incluso al uso de tecnologías innovadoras para la extracción de hidrocarburos difíciles de extraer. Hoy en día, cuando la seguridad económica de estados requiere una mayor diversificación de su presencia en los mercados mundiales, se observa un endurecimiento de las restricciones arbitrarias y otras medidas discriminatorias.

13. La competencia global, por primera vez en la historia moderna, adquiere una dimensión civilizacional y se expresa en la rivalidad de valores y modelos de desarrollo en el marco de los principios universales de la democracia y la economía de mercado. Se está manifestando más expresamente la diversidad cultural y civilizacional del mundo contemporáneo.

14. La otra cara de la globalización es la tendencia a elevar la importancia de la identidad civilizacional. El deseo de volver a los raíces de su civilización se ve claramente en los acontecimientos en el Oriente Medio y Norte de África, donde la regeneración política, social y económica de la sociedad a menudo se realiza bajo la bandera de la implantación de los valores islámicos. Los procesos similares tienen lugar en otras regiones, lo que convierte en altas prioridades de la política mundial la prevención de fracturas entre civilizaciones y la multiplicación de esfuerzos a favor de una alianza de culturas, religiones y civilizaciones diseñada para asegurar el desarrollo armonioso de la humanidad. En estas condiciones, los intentos de imponer su propia escala de valores a otros pueden llevar al aumento de la xenofobia, de la intolerancia y de los conflictos en los asuntos internacionales y al fin y al cabo al deslizamiento hacia el caos y a la falta de control en las relaciones internacionales. La tendencia emergente de reideologización de las relaciones internacionales tiene un impacto negativo en las perspectivas de fortalecimiento de la estabilidad global.

15. Amenazan la paz y la estabilidad internacionales los intentos de arreglar las crisis al margen del Consejo de Seguridad de la ONU mediante la aplicación de las sanciones unilaterales y otras medidas relativas al uso de la fuerza, incluida la agresión armada. En algunos casos, abiertamente se ignoran los principios fundamentales del derecho internacional de no usar la fuerza, las prerrogativas del Consejo de Seguridad de la ONU, se permite una interpretación arbitraria de sus resoluciones, se aplican las concepciones dirigidas al derrocamiento de la autoridad legítima en los estados soberanos bajo las consignas de protección de la población civil. El uso de medidas coercitivas y la fuerza militar ignorando la Carta de la ONU y el Consejo de Seguridad de la ONU es incapaz de superar las profundas diferencias sociales, económicas, étnicas, etc. que están en la base de los conflictos. Esto sólo lleva a una expansión de la escala de los conflictos, provoca tensiones y carrera armamentista, agrava las diferencias entre estados, suscita conflictos étnicos y religiosos.

16. En la vanguardia de la política internacional contemporánea aparecen nuevas amenazas y desafíos de carácter transfronterizo, sus escalas están creciendo rápidamente, se diversifica su carácter y geografía. En primer lugar, son el peligro de la proliferación de armas de destrucción masiva y sus sistemas vectores, el terrorismo internacional, el tráfico incontrolado de armas y combatientes, la radicalización de la opinión pública, la que provoca el extremismo religioso y antagonismos étnicos y religiosos, la migración ilegal, la piratería marítima, el tráfico ilegal de drogas, la corrupción, los conflictos regionales e internos, la falta de recursos vitales, los retos demográficos, la pobreza mundial, los desafíos ambientales, sanitarios y epidemiológicos, el cambio climático, las amenazas a la seguridad alimentaria y de la información.

17. Se transforma profundamente la delincuencia organizada transnacional adquiriendo una dimensión macroeconómica en el mundo globalizado, lo que lleva a la creación de nuevos "centros de poder" criminales que acumulan considerables recursos y constantemente extienden sus áreas de influencia, incluso a través de la penetración en las estructuras de poder de varios países, las instituciones financieras y económicas y a través del establecimiento de los vínculos con organizaciones terroristas y extremistas.

18. Los desafíos y amenazas globales requieren una respuesta adecuada de la comunidad internacional, sus esfuerzos conjuntos con el papel central de coordinación de las Naciones Unidas y teniendo en cuenta la interdependencia objetiva entre la seguridad, el desarrollo sostenible y la protección de los derechos humanos.

19. En condiciones de descentralización del sistema de gestión global, se está reforzando su nivel regional como una base – junto con las Naciones Unidas – de un modelo policéntrico que incorpora la diversidad del mundo, su heterogeneidad y su carácter miltiestructural. Los nuevos centros de crecimiento económico y de la influencia política asumen la responsabilidad de los asuntos de sus respectivas regiones de manera más frecuente y más firme. La integración regional se vuelve un instrumento eficaz para mejorar la competitividad de sus miembros. Las plataformas y asociaciones de red, los pactos comerciales y otros acuerdos económicos, así como el crecimiento del papel de las monedas de reserva regionales son los factores de fortalecimiento de la seguridad y la estabilidad económica y financiera.

20. El "poder blando" es una parte integral de la política internacional contemporánea. Es una herramienta para soluciones integrales de objetivos de política exterior a base de la capacidad de la sociedad civil, de los métodos y tecnologías de la información y la comunicación, humanitarios, etc. alternativos a la diplomacia clásica. Sin embargo, la intensificación de la competencia global y la acumulación de los riesgos de crisis a menudo conducen al uso destructivo e ilegal del "poder blando" y de concepciónes de derechos humanos con el fin de ejercer una presión política sobre los estados soberanos, intervenir en sus asuntos internos, desestabilizar la situación en ellos, manipular la opinión y la conciencia públicas incluso en el marco de la financiación de los proyectos de ayuda humanitaria y los relacionados con la protección de los derechos humanos en el exterior.

21. La auténtica unión de los esfuerzos de la comunidad internacional requiere que sea consolidada una base de valores para acciones conjuntas y que ésta se apoye en el común denominador espiritual y moral, el que siempre ha sido propio de las principales religiones del mundo y que abarca tales principios y nociones como aspiración a la paz y la justicia, dignidad, libertad y responsabilidad, honestidad, compasión y diligencia.

22. La política exterior es uno de los instrumentos esenciales del desarrollo progresivo del país y del fomento de su competividad en el mundo que actualmente está en el proceso de globalización.

23. La Federación de Rusia que es Miembro Permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, miembro de varias organizaciones internacionales importantes, de instituciones regionales, de mecanismos de diálogo y cooperación interestatales, que dispone de múltiples recursos en todas las esferas de la actividad humana, que está intensificando las relaciones con estados y asociaciones clave de diferentes partes del mundo en el marco de la política exterior multidimensional, que está incorporándose a la economía y política mundiales como miembro responsable y constructivo de la comunidad internacional, contribuye a la formación de una agenda internacional positiva, equilibrada y unificadora y a la solución de problemas mundiales y regionales.

24. Las transformaciones fundamentales y rápidas crean, además de serios riesgos, nuevas posibilidades para la Federación de Rusia. El país realiza una política exterior autónoma e independiente que proviene de sus intereses nacionales y se basa en el respeto incondicional del derecho internacional.

25. La política exterior rusa es transparente, previsible y pragmática. Se caracteriza por ser coherente y continua, refleja el papel singular de nuestro país creado durante siglos de un factor de equilibrio en los asuntos internaciones y en el desarrollo de la civilización mundial.

26. Rusia es plenamente consciente de su especial responsabilidad por el mantenimiento de la seguridad, tanto mundial, como regional, y se centra en la cooperación con los estados interesados para cumplir con las tareas comunes. Rusia va a aplicar medidas proactivas y esforzarse para prevenir los acontecimientos negativos, estando preparada al mismo tiempo para cualquier escenario de desarrollo de la situación internacional.

III. Prioridades de la Federación de Rusia en la soluciónde los desafíos globales

27. La variedad y complejidad de los problemas internacionales y de las crisis suponen la estimación de su importancia en el marco de la futura política exterior de la Federación de Rusia. La aplicación de los instrumentos políticos, diplomáticos, jurídicos, militares, económicos, financieros y de otros tipos de instrumentos en el proceso de alcanzar los objetivos de la política exterior debe ser compatible con su auténtica importancia para el aseguramiento de los intereses de la política exterior rusa y debe realizarse a través de las acciones coordinadas y apropiadas de todos los poderes y de los organismos correspondientes.

Formación del nuevo orden mundial

28. Rusia realiza una política orientada hacia la consolidación de un sistema firme y estable de las relaciones internacionales que se base en el derecho internacional y los principios de la igualdad, del respeto mutuo y no intervención en los asuntos internos de estados. Tal sistema pretende garantizar la seguridad fiable y de igual nivel para cada miembro de la comunidad internacional en los campos político, militar, económico, de información, humanitario, etc.

29. La ONU debe seguir siendo el centro de la gestión de las relaciones internacionales y de la coordinación de la política internacional en el siglo XXI, ya que ha demostrado que no tiene alternativa y que posee una legitimidad sin precedentes. Rusia apoya los esfuerzos dirigidos a fortalecer su papel central y de coordinación. Esto supone:

a) promover el carácter inmutable de las disposiciones y los principios de la Carta de la ONU, reforzar por todos los medios posibles su capacidad para que la ONU se adapte de manera racional a las nuevas realidades del mundo, conservando su naturaleza interestatal;

b) de hoy en adelante aumentar la eficacia de las actividades del Consejo de Seguridad de la ONU que es el máximo responsable por mantener la paz y seguridad internacionales y por hacer la ONU más representativa en el transcurso de las reformas racionales, garantizando al mismo tiempo la debida celeridad de su trabajo. Cuales quiera decisiones acerca de la creación de los puestos adicionales en el Consejo de Seguridad de la ONU deben ser tomadas a base del consentimiento más amplio de los Estados Miembros de la ONU. La condición de los cinco miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU debe ser conservada.

30. Rusia atribuye gran importancia al aseguramiento de la gobernabilidad sostenible del desarrollo internacional, lo que requiere la dirección colectiva de los estados clave del mundo que sea representativa en los aspectos geográfico y civilizacional y debe realizarse con el total respeto del papel central y de coordinación de la ONU. Con estos fines Rusia va a intensificar la cooperación en el marco de tales asociaciones, como el Grupo de los 20, el BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), el Grupo de los 8, la OCS (la Organización de Cooperación de Shanghai), RIC (Rusia, India y China) y además a través de otras organizaciones y plataformas de diálogo.

Supremacía del derecho en las relaciones internacionales

31. Rusia ha apoyado sistemáticamente el reforzamiento de la estructura jurídica de las relaciones internacionales, cumple de buena fe con sus obligaciones jurídicas internacionales. El mantenimiento y reforzamiento del imperio de la ley internacional es una de las prioridades en el marco de sus actividades en la escena internacional. La supremacía del derecho asegura una cooperación pacífica y fructífera de estados, consiguiendo el equilibrio de sus intereses que a menudo resultan distintos, y además garantiza la estabilidad de la entera comunidad internacional. Rusia se propone:

a) apoyar los esfuerzos colectivos orientados hacia el reforzamiento de la estructura jurídica de las relaciones interestatales;

b) oponerse a los intentos de ciertos estados o grupos de estados de revisar las normas generalmente reconocidas del derecho internacional que están reflejadas en los instrumentos universales: en la Carta de la ONU, la Declaración sobre los principios de derecho internacional, que conciernen relaciones amistosas y cooperación entre estados de acuerdo con la Carta de la ONU de 1970, así como en el Acta Final de la Conferencia sobre la Seguridad y la Cooperación en Europa (Helsinki, el 1° de agosto de 1975). La interpretación arbitraria a favor de las demandas políticas y los intereses de ciertos estados de las normas y los principios jurídicos internacionales más importantes, tales como la no aplicación de la fuerza o la amenaza del uso de la fuerza, el arreglo pacífico de las disputas internacionales, el respeto a la soberanía de los estados y a su integridad territorial y el derecho de libre determinación de los pueblos, representa un peligro especial para la paz y el orden jurídico internacionales. Son peligrosos también los intentos de presentar las violaciones del derecho internacional como su aplicación "creativa". Es inaceptable que con el pretexto de implementar el concepto de "la reponsabilidad de proteger" se realicen intervenciones militares y otros tipos de la injerencia externa que socavan los cimientos del derecho internacional basado en el principio de la igualdad soberana de los estados;

c) facilitar la codificación y el desarrollo progresivo del derecho internacional, sobre todo bajo los auspicios de la ONU, así como la participación universal en los tratados internacionales de la ONU, su interpretación y aplicación uniforme;

d) continuar los esfuerzos para mejorar el conjunto de sanciones de la ONU, promover la idea de que las decisiones sobre la introducción de sanciones deben ser tomadas solamente por el Consejo de Seguridad de la ONU, de forma colegiada y tras el análisis multidimensional, sobre todo tomando en cuenta la eficacia de estas decisiones en el cumplimiento de las tareas del mantenimiento de la paz y seguridad internacionales y de la evitación del daño a la situación humanitaria;

e) promover que sea finalizada la consolidación jurídica internacional de la frontera estatal de la Federación de Rusia, así como de los límites del espacio marítimo, en el marco del cual goza de los derechos soberanos y sobre el cual ejerce su jurisdicción, garantizando de forma incondicional los intereses nacionales rusos, sobre todo en el campo de la seguridad y economía, partiendo del objetivo de fortalecer la confianza y cooperación con los estados vecinos.

 

Fortalecimiento de la seguridad internacional

32. Rusia continúa abogando por la reducción del factor de la fuerza en las relaciones internacionales y por el fortalecimiento simultáneo de la estabilidad estratégica y regional. Con estos fines la Federación de Rusia:

a) cumple estrictamente con sus obligaciones internacionales que le imponen los tratados internacionales en materia del control de armamentos y además toma medidas para reforzar la confianza en la esfera militar, tratando de conseguir que sus socios actúen de la misma manera; a base de los principios de la igualdad de derechos e indivisibilidad de la seguridad, participa en la elaboración y conclusión de nuevos acuerdos en dichas esferas que favorezcan sus intereses nacionales y tomen en cuenta todos los factores sin excepción que influyen en la estabilidad estratégica;

b) asigna alta prioridad a la implementación del Tratado entre los Estados Unidos de América y la Federación de Rusia sobre medidas para la ulterior reducción y limitación de las armas estratégicas ofensivas;

c) confirma su invariable determinación de crear una estructura política y jurídica del régimen universal y sólido de no proliferación de las armas nucleares, de otros tipos de armas de destrucción masiva y sus sistemas vectores; aboga por la observancia del Tratado de No Proliferación Nuclear, de la Convención sobre la Prohibición del Desarrollo, la Producción y el Almacenamiento de Armas Bacteriológicas (Biológicas) y Toxínicas y sobre su Destrucción y de la Convención sobre la Prohibición del Desarrollo, Producción, Almacenaje y Uso de Armas Químicas y sobre su Destrucción; participa activamente en las actividades de los regímenes multilaterales de control de las exportaciones, así como en los esfuerzos internacionales en materia del control de la venta de productos y tecnologías de doble uso, facilita la pronta entrada en vigor del Tratado de Prohibición Completa de los Ensayos Nucleares; apoya la idea de la creación del régimen internacional de no proliferación de misiles basado en un acuerdo jurídicamente vinculante y de la universalización de las obligaciones establecidas en el marco del Tratado entre EE.UU. y la Unión Soviética sobre la eliminación de sus misiles de alcance intermedio y de menor alcance;

d) apoya el proceso de establecimiento de las zonas libres de armas nucleares y de otros tipos de armas de destrucción masiva;

e) aboga por el reforzamiento de la seguridad nuclear física y tecnológica a escala global y, en particular, por la mejora de los mecanismos jurídicos internacionales dirigidos a garantizar la seguridad nuclear y prevenir los actos de terrorismo nuclear;

f) aboga por la prevención del emplazamiento de armas en el espacio ultraterrestre e incluso por la conclusión del tratado internacional correspondiente, el desarrollo de las medidas de transparencia y confianza en las actividades relativas al espacio ultraterrestre, la creación del sistema de respuesta colectiva a los retos relacionados con los misiles sobre la base de la igualdad de derechos y se opone al aumento unilateral e irrestricto de defensas antimisiles por un estado o por un grupo de estados, lo que perjudica la estabilidad estratégica y la seguridad internacional;

g) con miras a resolver los desafíos a la estabilidad estratégica, aboga por el desarrollo de la cooperación bilateral y multilateral entre estados, sobre todo entre los que poseen armas nucleares, para garantizar la seguridad común con espíritu de apertura estratégica, incluso en el campo de la accesibilidad de los beneficios de la energía nuclear pacífica a todos los países interesados;

h) tomará medidas necesarias para garantizar la seguridad de la información a nivel nacional e internacional, prevenir las amenazas a la seguridad política, económica y social del estado que aparecen en el espacio de información, para luchar contra el terrorismo y otras amenazas criminales en el campo de la aplicación de las tecnologías de la información y las comunicaciones, impedir su uso con fines políticos y militares que son contrarios al derecho internacional y comprenden las acciones dirigidas a la injerencia en los asuntos internos, así como las que amenazan la paz, seguridad y estabilidad internacionales;

i) se afanará en conseguir la elaboración, bajo los auspicios de la ONU, de las normas de conducta en el campo del aseguramiento de la seguridad de la información internacional;

j) apoya los esfuerzos internacionales para combatir el tráfico ilícito de armas pequeñas y ligeras;

k) en el contexto de los esfuerzos para fortalecer la estabilidad regional en Europa pretende poner el régimen europeo de control de armas convencionales en consonancia con la situación actual, así como el cumplimiento incondicional por todas las partes de las medidas acordadas de fomento de la confianza y la seguridad;

l) considerando que el mantenimiento de la paz internacional es un instrumento eficaz para la resolución de conflictos armados y de los problemas de la construcción de la nación en una etapa posterior a la crisis, tiene previsto participar en operaciones internacionales de paz bajo los auspicios de las Naciones Unidas y en el marco de la cooperación con organizaciones regionales e internacionales; contribuirá activamente a la mejora de la capacidad de la ONU de prevenir las crisis;

m) a la hora de la preparación de las decisiones del Consejo de Seguridad de la ONU en el ámbito de la seguridad internacional, entre ellas de las que conciernen el establecimiento de nuevas operaciones del mantenimiento de la paz o la prórroga de las en curso, aboga firmemente por el establecimiento de los mandatos de mantenimiento de la paz claros, que no admitan interpretaciones arbitrarias, sobre todo los relacionados con el uso de la fuerza, y por el control estricto de su implementación;

n) considera el artículo 51 de la Carta de la ONU como una base legal adecuada del uso de la fuerza en legítima defensa que no está sujeta a revisión, en particular en el contexto de tales amenazas a la paz y la seguridad, como el terrorismo internacional y la proliferación de armas de destrucción masiva;

o) considera la lucha contra el terrorismo internacional como un objetivo fundamental de la política nacional y exterior y apoya el uso sistémico e integrado de las medidas político-legales, de información y propaganda, socio-económicas y especiales con el énfasis en el aspecto preventivo de esta lucha, sobre la base de las convenciones mundiales y regionales de lucha contra el terrorismo;

p) de conformidad con el derecho internacional y con su legislación interna, toma todas las medidas necesarias para repeler y prevenir ataques terroristas contra Rusia y sus ciudadanos, para protegerlos de los atentados terroristas, para prevenir en su territorio la organización de estos atentados contra los ciudadanos y los intereses de otros países, y para no dar refugio ni palabra a los terroristas y los instigadores del terrorismo, para prevenir y reprimir la financiación del terrorismo;

q) busca una solución política y diplomática de los conflictos regionales sobre la base de la acción colectiva de la comunidad internacional, basándose en la idea de que los conflictos actuales no pueden resolverse por fuerza y que debemos buscar la solución a través de la participación de todas las partes en el diálogo y las negociaciones, no a través del aislamiento de cualquiera de ellas;

r) lucha activamente contra el narcotráfico y el crimen organizado en cooperación con otros países sobre una base multilateral, sobre todo en el marco de los organismos internacionales especializados, y sobre una base bilateral, en particular para mantener y fortalecer el sistema de fiscalización internacional de drogas;

s) apoya la creación, bajo los auspicios de la ONU y otras organizaciones internacionales y regionales, de las estructuras de colaboración eficaces de respuesta a las catástrofes naturales, grandes catástrofes provocadas por el hombre y otras emergencias, así como el aumento de las capacidades para superar sus consecuencias y el fortalecimiento del sistema de la alerta temprana y el pronóstico; a la luz de su experiencia única, los recursos técnicos y humanos que posee, resulta un elemento importante y eficaz de los sistemas mundiales y transeuropeas de gestión de emergencias;

t) participa en la cooperación internacional para regular los procesos migratorios y garantizar los derechos de los trabajadores migrantes;

u) como un estado multiétnico y multireligioso, que tiene una larga experiencia en la coexistencia armónica de diferentes pueblos, grupos étnicos y religiones, facilita el diálogo y la colaboración entre culturas, religiones y civilizaciones, en particular en el marco de la ONU y otras organizaciones internacionales y regionales, y apoya las iniciativas pertinentes de la sociedad civil, está cooperando activamente con la Iglesia Ortodoxa Rusa y otros grupos religiosos principales del país, se opone al extremismo, la opinión pública radical, la intolerancia, la discriminación y la segregación étnica, religiosa, lingüística, cultural, etc.

Cooperación internacional en materia de economía
y medio ambiente

33. Debido a su rápido crecimiento económico basado en las exportaciones constantes y la expansión de la demanda interna, los recursos naturales únicos y los financieros acumulados, la política socio-económica responsable, Rusia realiza una importante contribución a la estabilidad de la economía y las finanzas mundiales, está involucrada en los esfuerzos internacionales para prevenir y superar las crisis. Rusia tiene la intención de promover activamente las justas y democráticas arquitecturas económica y comercial, monetaria y financiera internacionales, determinar los puntos de referencia para el desarrollo internacional, teniendo presente que los desafíos comunes de modernización brindan una oportunidad adicional para intensificar la cooperación económica internacional.

34. Teniendo en cuenta las prioridades de innovación del país, las tareas principales de Rusia en el ámbito de las relaciones económicas internacionales son asegurar la igualdad de derechos en el moderno sistema de economía mundial, minimizar los riesgos asociados con la integración en la economía mundial, en particular en el contexto de la adhesión a la Organización Mundial del Comercio (OMC) y del ingreso en la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). Para alcanzar estos objetivos, la Federación de Rusia:

a) toma medidas de la política comercial para proteger sus intereses de acuerdo con las normas internacionales y se opone a las medidas comerciales y políticas de los estados extranjeros que violan los derechos de la Federación de Rusia y las empresas rusas;

b) busca una consideración adecuada de los intereses y enfoques de Rusia a la hora de fijar, en el marco de los foros internacionales clave, una posición colectiva sobre los aspectos más importantes del desarrollo internacional y de la economía mundial e incluso a la hora de definir la agenda global sobre el fortalecimiento de la seguridad energética y alimentaria y el desarrollo de la cooperación en la esfera del transporte y el comercio;

c) crea condiciones políticas favorables para la diversificación de la presencia de Rusia en los mercados mundiales mediante la expansión de la gama de exportación y la geografía de sus vínculos económicos externos y de inversión;

d) proporciona ayuda estatal a las empresas y compañías rusas en el acceso a nuevos mercados y en el desarrollo de los mercados tradicionales, contrarresta la discriminación de los inversores y los exportadores nacionales;

e) promueve la modernización y la diversificación de la economía rusa, así como el aumento de la proporción de los sectores de alta tecnología, de innovación y otros sectores prioritarios en la estructura general de la economía adquiriendo avanzados conocimientos científicos y técnicos y tecnologías extranjeros, prácticas de la gestión económica y de las transacciones comerciales, así como atrayendo la inversión extranjera;

f) fortalece alianzas estratégicas con los principales productores de recursos energéticos, desarrolla un diálogo activo con los países consumidores y de tránsito, teniendo presente que las medidas para garantizar la fiabilidad del suministro de energía deben ser apoyadas de manera coherente por las actividades correspondientes por parte de ellos para garantizar la estabilidad de la demanda y la confiabilidad del tránsito;

g) adopta medidas con el fin de fijar la condición de la Federación de Rusia como una ruta de tránsito clave para asegurar las relaciones económicas y comerciales entre Europa y la región Asia-Pacífico, en particular mediante una participación más activa en el establecimiento de las nuevas rutas del transporte transcontinentales de carga;

h) emplea activamente las posibilidades de las organizaciones económicas regionales y financieras para proteger los intereses de la Federación de Rusia en las regiones correspondientes, prestando especial atención a las actividades de las organizaciones e instituciones que contribuyen al fortalecimiento de los procesos de integración en la CEI.

35. La Federación de Rusia aboga por ampliar la cooperación internacional con el fin de garantizar la seguridad del medio ambiente y contrarrestar el cambio climático en el planeta, incluso mediante el uso de nuevas tecnologías de ahorro de energía y de recursos en el interés de toda la comunidad internacional. Entre las prioridades en este ámbito están el desarrollo ulterior de los enfoques basados en datos científicos a la preservación del medio ambiente natural saludable y una mayor interacción con todos los estados del mundo en el ámbito de la protección del medio ambiente con el fin de garantizar el desarrollo sostenible de las generaciones presentes y futuras.

36. Rusia considera el desarrollo socio-económico sostenible de todos los países como un componente indispensable del sistema moderno de seguridad colectiva y supone que el objetivo de la asistencia al desarrollo internacional debe ser la búsqueda de maneras efectivas de apoyar los esfuerzos orientados hacia la eliminación de los desequilibrios en el desarrollo de diversas regiones. Con este fin, Rusia, utilizando su capacidad donante, realiza una política activa y focalizada en el ámbito de la asistencia al desarrollo internacional, en el marco de la cooperación multilateral y bilateral.

37. Rusia apoya la cooperación internacional en la asistencia sanitaria bajo la dirección de la Organización Mundial de la Salud y considera que es una de las prioridades de la agenda global y un componente integral del desarrollo sostenible.

38. Dada la importancia creciente de las zonas marítimas desde el punto de vista económico y en términos del fortalecimiento de la seguridad, su utilización efectiva se ha convertido en una tarea apremiante. La Federación de Rusia trabajará para garantizar el régimen de la navegación marítima segura que favorezca los intereses nacionales y comprenda la lucha contra la piratería marítima, la pesca responsable y las actividades de investigación en el Océano Mundial junto con las medidas para proteger el medio ambiente del mar y la lucha contra el terrorismo internacional. Rusia tiene la intención de establecer, de conformidad con el derecho internacional, los límites exteriores de su plataforma continental para ampliar las oportunidades de exploración y explotación de sus recursos minerales.

La cooperación humanitaria internacional
y los derechos humanos

39. Rusia, que está comprometida con los valores universales de democracia e incluso con la protección de los derechos humanos y las libertades, tiene como misión:

a) promover el respeto de los derechos y las libertades de las personas en todo el mundo a través de un diálogo internacional constructivo, en pie de igualdad y el respeto de las particularidades nacionales e históricas de cada Estado, supervisar el respeto de los derechos humanos en el mundo, y contribuir a que las instituciones de la sociedad civil, tales como la Cámara de la Sociedad Civil de la Federación de Rusia y las organizaciones no gubernamentales que se encargan de asuntos internacionales participen en la consecución de objetivos en este ámbito, y con este fin promover la amplia participación de dichas organizaciones en las actividades de los foros mundiales de expertos y politólogos y la cooperación humanitaria internacional;

b) promover la humanización de sistemas sociales en el mundo para garantizar los derechos humanos y las libertades fundamentales en las esferas política, económica, social y cultural;

c) seguir desarrollando de manera integral y modernizar el sistema de protección diplomática y consular de los ciudadanos rusos en el extranjero dentro de los límites permitidos por el derecho internacional y los tratados internacionales de que la Federación de Rusia es parte, para mejorar la eficacia de este sistema e incluso ampliar la red de las instituciones consulares de Rusia en el extranjero;

d) proteger los derechos e intereses legítimos de compatriotas residentes en el extranjero sobre la base del derecho internacional y los tratados internacionales de que la Federación de Rusia es parte, considerando a la diáspora rusa de muchos millones personas como un asociado, incluso en el proceso de ampliar y fortalecer el espacio de la lengua y cultura rusas;

e) facilitar la consolidación de las asociaciones de compatriotas para que puedan garantizar de manera más eficaz sus derechos en países de su residencia, la preservación de la identidad étnica y cultural de la diáspora rusa y el mantenimiento de contactos entre ella y su patria, así como facilitar de manera consistente el traslado voluntario a la Federación de Rusia de los compatriotas que lo deseen;

f) promover el aprendizaje y lograr la promoción de la lengua rusa como una parte integrante de la cultura mundial y el instrumento de comunicación internacional e interétnica;

g) fortalecer vínculos culturales y humanitarios interestatales entre los pueblos eslavos;

h) mostrar firmeza frente a cualquier manifestación de extremismo, neonazismo y cualquier forma de discriminación racial, nacionalismo agresivo, antisemitismo y xenofobia, así como a cualquier intento de reescribir la historia o valerse de ella con el propósito de incitar a la confrontación y el revanchismo en las relaciones internacionales o de someter a revisión los resultados de la Segunda Guerra Mundial y contribuir a la despolitización de las discusiones históricas para que tengan lugar solamente en el ambiente académico;

i) lograr la participación de las instituciones de la sociedad civil en la solución de los problemas internacionales para mejorar la eficacia de la política internacional de Rusia;

j) intensificar la cooperación internacional en el ámbito cultural y humanitario, aprovechando, entre otras cosas, las posibilidades de las instituciones de la sociedad civil en la esfera de la diplomacia pública, como vía para promover el diálogo entre las civilizaciones, la concordia y el entendimiento entre los pueblos, con especial hincapié en el diálogo interconfesional;

k) intensificar la cooperación con organizaciones internacionales y no gubernamentales de defensa de los derechos humanos con miras a promover la aplicación de normas universales y libres de dobles raseros de la protección de los derechos humanos y a vincularlas con la responsabilidad de cada persona por sus actos, sobre todo en lo que atañe a la prevención de ofensas contra los sentimientos religiosos, el afianzamiento de la tolerancia y el fortalecimiento de los principios éticos en el diálogo sobre los derechos humanos;

l) ampliar la participación de la Federación de Rusia en los tratados internacionales en materia de derechos humanos;

m) ampliar el marco jurídico de cooperación internacional encaminada a mejorar la protección de los derechos e intereses legítimos de los niños rusos residentes en el extranjero;

n) formar una imagen positiva de Rusia de acuerdo con sus logros en materias de cultura, educación, ciencia, deporte, el nivel del desarrollo de la sociedad civil y la participación en programas de asistencia a los países en desarrollo, crear instrumentos para influir en la percepción mundial de ella, perfeccionar el sistema de uso del poder blando, buscar las mejores maneras en que se puede actuar en este ámbito que tengan en cuenta la experiencia internacional y las circunstancias nacionales y estén basadas en los mecanismos de cooperación con la sociedad civil y los expertos, y seguir formando una base jurídica en este ámbito.

Apoyo informativo de la política exterior

40. Uno de los objetivos clave de las actividades de la Federación de Rusia en el ámbito de la política exterior consiste en hacer llegar el mensaje sobre su posición respecto a los principales problemas internacionales, así como sobre las iniciativas y acciones de la Federación de Rusia en el ámbito de la política exterior y los procesos y planes de su desarrollo social y económico nacional y los logros culturales y científicos de Rusia de manera más completa y fiel al público de todo el mundo.

41. Como parte de la diplomacia pública Rusia procurará cultivar una imagen positiva en el mundo, desarrollar sus propios medios eficaces para influir en la opinión pública en el extranjero, fortalecer las posiciones de los medios de comunicación rusos en el entorno de la información mundial y concederles una asistencia necesaria por parte del Estado, participar activamente en la cooperación internacional en el ámbito de información, y tomar medidas necesarias para hacer frente a las amenazas a su soberanía y seguridad. En sus actividades en este ámbito la Federación de Rusia ampliamente aprovechará las posibilidades otorgadas por las tecnologías nuevas de información y comunicación. Rusia procurará que se elabore un conjunto de normas legales y éticas relacionadas al uso de estas tecnologías.

IV. Prioridades regionales

42. Las prioridades de la política internacional de Rusia son el desarrollo de la cooperación bilateral y multilateral con los Estados miembros de la CEI y el fortalecimiento ulterior de la CEI como una base para profundizar la cooperación regional de sus miembros unidos no sólo por la historia común sino por un amplio potencial para la integración en diversos campos.

43. Rusia fomenta relaciones de amistad con cada uno de los Estados miembros de la CEI sobre la base de igualdad, beneficio mutuo, respeto y consideración mutua de los intereses, procurando intensificar los procesos de integración dentro de la Comunidad. Rusia mantiene asociaciones estratégicas y alianzas con los estados interesados.

44. Rusia considera prioritario establecer la Unión Económica Eurasiática que no sólo permitirá aprovechar al máximo los vínculos económicos de beneficio mutuo dentro de la CEI, sino que también será un modelo que determine el futuro de los Estados miembros de la Comunidad y esté abierta a otros estados. Esta nueva Unión basada en los principios universales de integración serviría como un enlace eficaz entre Europa y la región de Asia-Pacífico.

45. Rusia tiene intención de fortalecer activamente la cooperación humanitaria entre los Estados miembros de la CEI a fin de mantener nuestro acervo común de cultura y civilización que, en el mundo globalizado de hoy, es un recurso de primer orden para la Comunidad y para todos y cada uno de sus Estados miembros. Además, Rusia brindará especial atención al apoyo a los compatriotas residentes en los Estados miembros de la CEI, la aprobación de acuerdos encaminados a proteger sus derechos y libertades en materias de educación, lengua, así como sus derechos y libertades sociales, laborales, humanitarios, etc.

46. Rusia ampliará la cooperación con los Estados miembros de la CEI encaminada a garantizar la seguridad mutua, incluso a responder mancomunadamente a los retos y amenazas comunes, ante todo, al terrorismo internacional, al extremismo, al tráfico ilícito de drogas, al crimen transnacional y a la migración ilegal. Las prioridades máximas son neutralizar dichas amenazas provenientes del territorio de Afganistán y contrarrestar la desestabilización en Asia Central y Transcaucasia.

47. Rusia reconoce que la Organización del Tratado de Seguridad Colectiva (OTSC) es un elemento esencial del sistema moderno de seguridad en el territorio de la Ex-Unión Soviética. Rusia cree que la OTSC debe seguir transformándose en el organismo internacional universal capaz de hacer frente a los retos y amenazas contemporáneos en el contexto de los efectos cada vez mayores de diversos factores globales y regionales en la zona de responsabilidad de la OTSC y áreas adyacentes.

48. Con este fin Rusia

a) procurará aprovechar más las posibilidades de la CEI y fortalecerla como un organismo regional influyente, un foro del diálogo político multilateral y mecanismo de cooperación multifacética en los campos de la economía, de los contactos humanitarios y de la lucha contra los retos y amenazas tradicionales y nuevos;

b) facilitará la implementación del Tratado sobre la zona de libre comercio que procura modernizar cualitativamente el marco jurídico legal de la cooperación económica y comercial de los Estados miembros de la CEI;

c) ampliará la cooperación con Belarús en el marco del Estado de la Unión para profundizar los procesos de integración en todos los ámbitos;

d) apoyará activamente el proceso de integración económica euroasiática cooperando con Belarús y Kazajstán para transformar la Comunidad Económica de Eurasia (EURASEC) y establecer la Unión Económica Eurasiática, procurará que otros Estados miembros de la EURASEC participen en esta labor, así como tomará medidas para desarrollar y mejorar los mecanismos y el marco jurídico legal de la Unión Aduanera y del Espacio Económico Común, fomentará la Comisión Económica Euroasiática como un organismo regulador permanente común de la Unión Aduanera y del Espacio Económico Común;

e) fomentará relaciones con Ucrania que es asociado prioritario en la CEI y facilitará que ella participe en los procesos de integración intensificados;

f) promoverá el desarrollo de la OTSC como un instrumento clave para mantener la estabilidad y seguridad en su zona de responsabilidad haciendo hincapié en el fortalecimiento de los mecanismos de respuesta rápida, su capacidad en el ámbito del mantenimiento de la paz, y el mejoramiento de la coordinación entre los Estados miembros de la OTSC en el campo de la política internacional.

49. Rusia seguirá desempeñando un papel activo en la resolución por medios políticos y diplomáticos de los conflictos en la zona de la CEI. En particular, Rusia participará en la búsqueda de soluciones del problema de Transnistria respetando la soberanía, la integridad territorial y la posición neutral de la República de Moldova a la hora de definir el estatus de Transnistria, y facilitará la resolución del conflicto de Nagorno-Karabaj en cooperación con otros Estados copresidentes del Grupo de Minsk de la OSCE y a base de los principios formulados en las declaraciones conjuntas de los presidentes de Rusia, de los Estados Unidos y de Francia hechas en los años 2009-2011.

50. Respetando el derecho de sus asociados en la CEI a construir relaciones con otros actores internacionales, Rusia considera que los Estados miembros de la CEI deben cumplir plenamente con sus compromisos asumidos en el marco de los organismos regionales de la integración en los que participa Rusia y que hay que apoyar el desarrollo ulterior de los procesos de integración y la cooperación mutuamente beneficiosa en el marco de la CEI.

51. Las prioridades de Rusia siguen incluyendo la consolidación de la República de Abjasia y la República de Osetia del Sur como estados democráticos y modernos, el fortalecimiento de sus posiciones internacionales el aseguramiento de la seguridad duradera y la restauración social y económica de estos estados.

52. Rusia está interesada en normalizar sus relaciones con Georgia en cualquier campo en que la parte georgiana esté preparada para hacerlo, tomando en consideración las realidades políticas de Transcaucasia de hoy.

53. Los enfoques de Rusia hacia la cooperación multilateral con los socios regionales de los mares Negro y Caspio se formarán en función de la adhesión a los objetivos y principios de la Carta de la Organización de Cooperación Económica del Mar Negro y fortalecimiento del mecanismo de colaboración de los cinco estados del Caspio a base de las decisiones tomadas de manera colectiva.

54. Tiene carácter prioritario el desarrollo de las relaciones con los estados de la región Euroatlántica, con los cuales Rusia, además de vínculos geográficos, económicos e históricos, está ligada por profundas raíces de la civilización común. Tomando en consideración la creciente necesidad de esfuerzos colectivos de los estados para enfrentar las amenazas y desafíos existentes, Rusia aboga por la unidad de la región sin líneas divisoras mediante una cooperación genuina de socios entre Rusia, la Unión Europea y los EE.UU.

55. La política exterior rusa en la región Euroatlántica está orientada a formar un espacio común de paz, seguridad y estabilidad, basado en los principios de seguridad indivisible, cooperación equitativa y confianza mutua. Rusia se pronuncia consecuentemente a que las declaraciones políticas sobre la seguridad indivisible obtengan carácter jurídico obligatorio, independientemente de que los estados sean o no miembros de cualquier alianza político-militar.

56. La tarea primordial para Rusia, como parte inalienable e inherente de la civilización europea, en sus relaciones con la Unión Europea radica en seguir avanzando hacia la creación de un espacio económico y humanitario común desde el Atlántico hasta el Pacífico.

57. Rusia está interesada en profundizar la cooperación con la Unión Europea, su primordial socio en la esfera económica y comercial, así como un socio importante en el campo político, al igual que afianzar la colaboración con especial énfasis en la tarea de formar cuatro espacios comunes: los de economía, libertad, seguridad y justicia; de seguridad exterior; de investigación científica, educación, incluyendo los aspectos culturales. Rusia aboga por concertar con la Unión Europea un nuevo acuerdo básico sobre la cooperación estratégica, cimentada por los principios de equidad y beneficio mutuo. Además contribuirá a poner en práctica de forma eficiente la iniciativa conjunta Rusia-UE "Asociación para la modernización", a desarrollar la colaboración mutuamente ventajosa en la esfera energética con miras a crear un conjunto energético europeo sobre la base de observancia rigurosa de las obligaciones contractuales bilaterales y multilaterales. Un objetivo en perspectiva es el de formar el mercado común con la Unión Europea.

58. Un lugar especial en las relaciones entre Rusia y la UE ocupa la tarea de suprimir mutuamente los visados para viajes de corta duración de los ciudadanos de ambas partes. La existencia del régimen de visados sigue siendo uno de los principales obstáculos en el desarrollo de los contactos personales y económicos entre Rusia y la Unión Europea. Su supresión dará un gran impulso a una real integración de Rusia y la UE.

59. En vista del importante papel que desempeña la UE en los asuntos internacionales, Rusia está dispuesta a mantener un diálogo político bilateral intenso y mutuamente ventajoso sobre los temas principales de la agenda política exterior, seguir desarrollando la cooperación práctica en las esferas de la política exterior y militar, así como ir formando los correspondientes mecanismos de colaboración en el sector de la política exterior y seguridad para dotar a la colaboración con un carácter de toma conjunta de decisiones y su realización posterior mancomunada.

60. Un recurso importante para promover los intereses nacionales de Rusia en los asuntos europeos e internacionales, así como para contribuir que la economía rusa tome caminos de desarrollo innovador, es la intensificación de los contactos bilaterales y mutuamente beneficiosos con Alemania, Francia, Italia, los Países Bajos y otras naciones europeas. Rusia quisiera que los mismos cauces tomara el potencial de cooperación con el Reino Unido.

61. Rusia mantendrá sus esfuerzos para fortalecer el Consejo de Europa como una organización europea universal e independiente que asegura por medio de sus mecanismos convencionales únicos la unidad de los espacios jurídico y humanitario del continente.

62. Rusia considera la Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE) como un mecanismo importante de construcción de un sistema justo e indivisible del sistema de seguridad paneuropeo, y está interesada en el fortalecimiento de su papel y prestigio. Las premisas que contribuyan a aumentar la demanda de la OSCE estarían asociadas con las posibilidades de enfocar las actividades prioritarias de la Organización en los problemas genuinamente palpitantes de la actualidad, vinculados ante todo con la necesidad de contrarrestar las amenazas transnacionales, al igual con elaborar su Carta y reformar las actividades de diversas estructuras de la OSCE con el fin de asegurar las debidas prerrogativas de los órganos colectivos intergubernamentales.

63. Rusia estructurará sus relaciones con la OTAN en función del grado de disposición de la Alianza hacia una cooperación equitativa, su actitud respetuosa a los principios y normas del derecho internacional y los avances reales hacia un espacio común de paz, seguridad y estabilidad en la región euroatlántica que debería basarse en los principios de mutua confianza, trasparencia y previsibilidad, así como en el cumplimiento por todos sus integrantes del compromiso asumido en el marco del Consejo Rusia - OTAN de no garantizar su propia seguridad a costa de otros países, al igual que en las obligaciones de continencia militar. Rusia mantiene su actitud negativa tanto a la ampliación de la OTAN y al acercamiento de la infraestructura militar de la Alianza a las fronteras rusas, como a las actividades que infringen el principio de la seguridad equitativa y conllevan a la aparición de nuevas líneas divisoras en Europa.

64. Rusia postula la afinidad de los objetivos estratégicos de todos los estados de la región Euroatlántica, incluyendo a los países integrantes de la OTAN, para mantener la paz y la estabilidad, para contrarrestar las amenazas comunes a la seguridad, tales como el terrorismo internacional, proliferación de armas de destrucción masiva, piratería marítima, tráfico ilícito de drogas, catástrofes naturales y tecnológicas.

65. Rusia de manera consecuente desarrolla una cooperación práctica con los países del norte europeo, incluyendo la realización - en el marco de las estructuras multilaterales - de proyectos conjuntos de cooperación en la región del mar Barents/Euroatlántica y región Ártica en general, teniendo en cuenta los intereses de los pueblos aborígenes. Desempeña un papel importante la participación de Rusia en la colaboración desarrollada en el marco del Consejo de Estados del mar Barents. Rusia aboga por la necesidad de ir revelando las potencialidades que entraña el proyecto "Dimensión del Norte" y de sus vinculaciones cooperantes como plataforma de colaboración regional en el norte europeo.

66. Rusia apuesta por el desarrollo de una cooperación multilateral pragmática y equitativa con los estados del sudeste europeo. La región Balcánica tiene un significado estratégico para Rusia, también como un importante nexo de trasportes e infraestructuras. A través de su territorio se realiza el suministro de gas y petróleo a los países de Europa.

67. La Federación de Rusia desarrolla sus relaciones con EE.UU. tomando en consideración el gran potencial de la cooperación mutuamente beneficiosa en el campo científico-tecnológico, comercial, de inversiones y otros, al igual teniendo presente la responsabilidad específica de ambos estados por la estabilidad estratégica global y las condiciones de la seguridad internacional en general.

68. Una prioridad a largo plazo de la política rusa es la de poner el diálogo con EE.UU. sobre una base económica sólida, afianzar los contactos en todas las esferas, incrementar cualitativamente la cooperación comercial y económica equitativa, indiscriminatoria y permanente, elaborar conjuntamente la cultura de manejo de las desavenencias mediante una visión pragmática y el respeto del equilibrio de intereses, lo que posibilitará dotar a las relaciones entre ambos países con mayor estabilidad y previsibilidad, fortalecer la cooperación bilateral a base de los principios de igualdad, de no interferencia en los asuntos internos y respeto de los intereses recíprocos.

69. Rusia desempeñará una labor activa a fin de contrarrestar la aplicación de las sanciones extraterritoriales de los EE.UU. contra las personas físicas y jurídicas rusas e irá promoviendo las iniciativas con miras a facilitar el régimen sin visados entre ambos países.

70. Rusia aboga de manera consecuente por una cooperación constructiva con los EE.UU. en la esfera del control de armamentos, teniendo en cuenta la interconexión indivisible entre los medios ofensivos y defensivos estratégicos y la necesidad imperativa de dotar con carácter multilateral el proceso de desarme nuclear, considerando que las negociaciones sobre la reducción de armas estratégicas ofensivas son posibles sólo tomando en consideración todos los factores, sin excluir ninguno, que influyen en la estabilidad estratégica global. A la vista de que EE.UU. está creando el sistema de defensa antimisiles, Rusia de forma consecutiva seguirá insistiendo en obtener garantías jurídicas de que éste no está dirigida contra las fuerzas rusas de disuasión nuclear.

71. Rusia espera que la Parte estadounidense en sus acciones en la arena internacional se guíe estrictamente por las normas de derecho internacional, ante todo por la Carta de la ONU, incluyendo el principio de no interferencia en los asuntos internos de otros estados.

72. Un elemento importante en la aplicación por Rusia de una política equilibrada en América del Norte son las relaciones progresivamente desarrolladas con Canadá. Rusia tiende a profundizar la cooperación bilateral sobre los asuntos internacionales de actualidad, incrementar el dinamismo de los nexos científico-tecnológicos, de comercio e inversión.

73. Rusia mantiene una constructiva línea de iniciativa dirigida a fomentar la cooperación internacional de pleno formato en la Ártica. Realizando de forma consecuente los intereses nacionales, Rusia se basa en que la existente base contractual jurídica internacional es suficiente para regular todas las cuestiones emergentes en la región mediante negociaciones, incluyendo el tema de delimitación de las fronteras externas de la plataforma continental en el Océano Ártico. Dando prioridad a la cooperación con los estados árticos, incluyendo en el marco del foro regional central – el Consejo Ártico, al igual que el grupo de cinco Estados costeros del Ártico, el Consejo del Mar Barents/región Euroatlántica y otros formatos multilaterales, Rusia está abierta a una cooperación mutuamente ventajosa con las partes extrarregionales si éstas respetan la independencia, los derechos soberanos y la jurisdicción de los estados del la región ártica. Un significado importante para el desarrollo de la región tiene el uso de la Ruta del Mar Norte como vía de comunicación nacional de transporte de Rusia en la Ártica, abierta a la navegación internacional a base de ventaja mutua.

74. Se continuará manteniendo y ampliando la presencia de la Federación de Rusia en la Antártida, también sobre la base de uso eficiente de mecanismos y procedimientos previstos por el sistema del Tratado Antártico.

75. Adquiere un significado creciente el fortalecimiento del protagonismo de Rusia en la región de Asia y el Pacífico, lo que está determinado por la pertenencia de nuestro país a este espacio geopolítico que se desarrolla de forma más dinámica y hacia donde se desplaza invariablemente el centro de gravedad de la política y la economía mundial. Rusia está interesada en una participación activa en los procesos de integración en la región de Asia y el Pacífico, en el uso de su potencial a fin de llevar a cabo los programas de desarrollo económico en Siberia y el Extremo Oriente, en la creación en la región de Asia y el Pacífico de un sistema de seguridad y cooperación transparente y equitativa a base de métodos colectivos.

76. Un significado importante para Rusia tiene el saneamiento general de la situación político-militar en Asia donde se mantiene un considerable potencial de conflicto, se amplían arsenales militares, aumenta el riesgo de la proliferación de armas de destrucción masiva. Rusia se manifiesta de forma consecuente por que las partes involucradas regulen todas las discrepancias existentes mediante medios político-diplomáticos bajo una observancia estricta de los principios básicos del derecho internacional.

77. Rusia considera que es importante formar y promover en la región de Asia y el Pacífico una red de socios de agrupaciones regionales. Un lugar importante en este contexto adquiere el fortalecimiento del papel de la Organización de Cooperación de Shanghai en los asuntos regionales y globales, cuya influencia en la situación general de la región se ha incrementado sustancialmente.

78. Rusia considera que el mecanismo de las cumbres en el Este Asiático es la plataforma principal para el diálogo estratégico sobre los aspectos clave de la seguridad y cooperación en la región de Asia y el Pacífico. El dinamismo en otros formatos como el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico, el Diálogo Rusia – Asociación de Naciones del Sudeste Asiático (ASEAN), el Foro Regional sobre la Seguridad de la ASEAN, el Foro Asia-Europa, la Conferencia sobre Colaboración y Medidas de Construcción de Confianza en Asia, la Conferencia de ministros de defensa de ASEAN con los socios de diálogo, el Foro "Diálogo de Cooperación en Asia" servirán de apoyo a los esfuerzos en éste ámbito.

79. Una área muy importante de la política exterior rusa es el desarrollo de relaciones amistosas con China y la India.

80. Rusia seguirá desarrollando la cooperación global equitativa y de confianza y una colaboración estratégica con China, ampliando de forma activa la cooperación en todos los ámbitos. Rusia considera que los principios coincidentes de ambos países sobre las cuestiones clave de la política mundial es uno de los componentes básicos de la estabilidad regional y global. Sobre ésta base Rusia desarrollará su cooperación de política exterior con China en diferentes aspectos, incluyendo la búsqueda de soluciones a las nuevos retos y desafíos, la resolución de graves problemas globales y regionales, la cooperación en el Consejo de Seguridad de la ONU, en el Grupo de los 20, el BRICS, la Cumbre de Asia Oriental, Organización de Cooperación de Shanghai y otros organismos multilaterales.

81. Rusia sigue el rumbo hacia el robustecimiento de la cooperación estratégica privilegiada con la India, incrementando la colaboración sobre los problemas internacionales actuales y reforzando los contactos bilaterales mutuamente beneficiosos en todas las esferas, principalmente en las esferas comercial y económica, dando prioridad a la realización por ambas partes de los programas de cooperación a largo plazo.

82. Rusia considera importante que continúe robusteciéndose el mecanismo de cooperación económica y de la política exterior eficaz y mutuamente ventajosa en el formato Rusia-India-China.

83. Rusia tiene la intención de participar activamente en las labores de formación de los mecanismos eficientes en el Noreste de Asia para consolidar la paz, seguridad, confianza recíproca y cooperación mutuamente beneficiosa como un componente regional en la nueva arquitectura de la seguridad en la región de Asia y el Pacífico.

84. Rusia tiene la intención de mantener con la República Popular Democrática de Corea y la República de Corea relaciones amistosas, basadas en los principios de buena vecindad y cooperación de ventaja mutua, usar plenamente el potencial de estos contactos para acelerar el desarrollo regional, apoyar el diálogo político intercoreano y su cooperación económica como una condición importante para mantener la paz, estabilidad y seguridad en la región. Rusia de forma inalterable aboga por el estatus no nuclear de la Península Coreana y contribuirá con todos los medios a continuar consecuentemente este proceso en base de las correspondientes resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU incluyendo el formato de las negociación de las seis Partes.

85. Rusia tiene la intención de aplicar la política orientada a un desarrollo dinámico de relaciones multiaspectuales y de buena vecindad con Japón. En el contexto de promoción de todo el sistema de cooperación bilateral y colaboración en la arena internacional Rusia continuará también manteniendo el diálogo sobre las vías de llegar a una solución mutuamente aceptable de los asuntos que aún no hayan sido regulados.

86. Rusia tiene la intención de fortalecer los nexos tradicionalmente amistosos con Mongolia.

87. Rusia tiende a profundizar de forma consecutiva la cooperación estratégica con Vietnam, ampliar la colaboración con otros países de la ASEAN. Rusia continuará intensificando las relaciones con Australia y Nueva Zelanda y mantendrá contactos periódicos y entablará vínculos con los estados insulares de la zona sur del Océano Pacífico.

88. Rusia contribuirá a estabilizar la situación en la región del Oriente Medio y el Norte de África, mantendrá una línea consecuente con miras a lograr la paz civil y el acuerdo entre todos los estados del Oriente Medio y el Norte de África y en toda la región a base de respeto de la soberanía, integridad territorial de los estados y no interferencia en los asuntos internos. Aprovechando su estatus de miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU y miembro del "cuarteto" de mediadores internacionales Rusia continuará movilizando los esfuerzos colectivos para llegar, a base de aceptación internacional, a una solución universal y a largo plazo del conflicto árabe-israelí en todos sus aspectos, incluyendo la creación del estado palestino independiente que coexista en paz y seguridad con Israel. Este arreglo debe ser logrado mediante negociaciones y con el apoyo de la comunidad internacional, el uso del potencial de la Liga de Estados Árabes y otras partes interesadas. Rusia contribuirá a la creación en el Oriente Próximo de la zona libre de armas de destrucción masiva y medios de su transporte.

89. Rusia seguirá aplicando de forma consecutiva una línea equilibrada para el arreglo político-diplomático universal de la situación en torno al programa nuclear iraní, promoviendo el diálogo basado en la periodicidad, reciprocidad y respeto riguroso de los requisitos del régimen de no proliferación de armas nucleares.

90. Con el fin de seguir ampliando la cooperación con los estados del mundo islámico Rusia empleará sus posibilidades de participación en calidad de observador en la Organización para la Cooperación Islámica y contactos con la Liga de Estados Árabes, el Consejo de Cooperación entre los Estados Árabes del Golfo Pérsico. Rusia está dispuesta a seguir desarrollando las relaciones bilaterales con los estados del Oriente Medio y el Norte de África.

91. La crisis que continúa afectando Afganistán y la próxima retirada del país de los contingentes militares internacionales entrañan una seria amenaza a la seguridad de Rusia y otros estados, miembros de la CEI. La Federación de Rusia en colaboración con Afganistán, otros países interesados, la ONU, la CEI, la OTSC, la OCS y otras instituciones multilaterales, incluyendo en el marco de proyectos Rusia-OTAN, aplicará esfuerzos consecuentes para lograr un arreglo político estable y justo de los problemas de este país con el simultáneo respeto de los derechos e intereses de todos los grupos étnicos y la recuperación postconflicto de Afganistán como un estado soberano, pacífico, neutral con una economía estable. Un elemento inalienable de estos esfuerzos son las medidas multiaspectuales para la reducción del nivel de amenaza terrorista que proviene del territorio de Afganistán, al igual que la liquidación o reducción sustancial y calculable de la producción y el tráfico ilícitos de drogas. Rusia aboga por el posterior incremento de esfuerzos internacionales bajo la égida de la ONU dirigidos a prestar ayuda a Afganistán y los estados limítrofes para contrarrestar estas amenazas.

92. Rusia seguirá fortaleciendo por todos los medios las relaciones con los países de América Latina y el Caribe, teniendo presente el creciente protagonismo de la región en los asuntos internacionales. El desarrollo de la cooperación estratégica con Brasil, también en el marco del BRICS, al igual que relaciones de socios con Argentina, Venezuela, Cuba, México, Nicaragua y otros países de América Latina y el Caribe estará orientado a ampliar la cooperación política, a promover la cooperación comercial y económica, de inversión e innovación, cultural y humanitaria, para buscar de forma conjunta las respuestas a los nuevos retos y desafíos, también para que las empresas rusas se consoliden en los sectores industrial, energético, de comunicaciones y transportes que se desarrollan de forma dinámica en los países de la región.

93. Rusia aspira a consolidar los contactos con los socios latinoamericanos en los foros internacionales y regionales, a ampliar la cooperación con las agrupaciones multilaterales de América Latina y el Caribe, en particular con la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños y con los países miembros del Mercado Común de América del Sur.

94. Rusia ampliará la cooperación multifacética con los estados africanos a base bilateral o multilateral haciendo hincapié en mejorar el diálogo político y promover la cooperación comercio-económica mutuamente ventajosa, contribuir al arreglo y prevención de conflictos regionales y situaciones de crisis en África. Una parte integral de ésta línea es el desarrollo de relaciones de socios con la Unión Africana y organizaciones subregionales.

V. Elaboración y realización de la política exterior
de la Federación de Rusia

95. El Presidente de la Federación de Rusia dirige, de acuerdo con sus poderes constitucionales, la política exterior del país y representa a la Federación de Rusia en la arena internacional como Jefe de Estado.

96. El Consejo de la Federación y la Duma Estatal de la Asamblea Federal realizan, en el marco de sus poderes constitucionales, la labor legislativa para garantizar el curso de la política exterior de la Federación de Rusia y el cumplimiento de sus obligaciones internacionales y contribuye a mejorar la eficiencia de la diplomacia parlamentaria.

97. El Gobierno de la Federación de Rusia emprende medidas para realizar la política exterior del país.

98. El Consejo de Seguridad de la Federación de Rusia realiza labores para formar los aspectos prioritarios de la política exterior y militar, evalúa los retos y amenazas a los intereses nacionales y la seguridad de Rusia en la palestra internacional, prepara propuestas al Presidente de la Federación de Rusia para que el Jefe del Estado adopte medidas sobre las cuestiones de la política exterior rusa en la esfera de la seguridad internacional, la coordinación de las actividades de los órganos federales del poder ejecutivo y órganos del poder ejecutivo de los sujetos de la Federación de Rusia en el proceso de la realización de las decisiones tomadas por ellos en la esfera de la seguridad nacional, así como evalúa la eficiencia de estas decisiones.

99. El Ministerio de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia elabora la estrategia general de la política exterior rusa, presenta las propuestas correspondientes al Presidente de la Federación de Rusia y pone en práctica la política exterior de acuerdo con el Concepto y el Decreto del Presidente de la Federación de Rusia N° 605 del 7 de mayo de 2012 "Sobre las Medidas para Realizar la Política Exterior de la Federación de Rusia", al igual que coordina las actividades de la política exterior de los organismos federales del poder ejecutivo, actuando de acuerdo con el Decreto del Presidente de la Federación de Rusia N° 1478 del 8 de noviembre de 2011 titulado "Sobre el Papel Coordinador del Ministerio de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia en la Aplicación de la Política Exterior Común de la Federación Rusa".

100. La Agencia Federal para la Comunidad de Estados Independientes, Compatriotas que Viven en el Extranjero y sobre la Cooperación Internacional Humanitaria, participa en la elaboración de propuestas y la realización de la política exterior de la Federación de Rusia, contribuyendo al desarrollo internacional, la cooperación internacional humanitaria, el apoyo a los compatriotas rusos que viven en el extranjero, el fortalecimiento de la presencia de la lengua rusa en el mundo y el desarrollo de la red de centros científicos y culturales rusos en el exterior.

101. Los sujetos de la Federación de Rusia desarrollan sus contactos internacionales en concordancia con la Constitución de la Federación de Rusia, la Ley Federal N 4-LF del 4 de enero de 1999 titulada "Sobre la Coordinación de los Contactos Políticos y Económicos Internacionales de los Sujetos de la Federación de Rusia", así como con otras actas legislativas. El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia y otros organismos federales del poder ejecutivo prestan ayuda a los sujetos de la Federación de Rusia para realizar operaciones de colaboración internacional y económica exterior, con respeto estricto de la soberanía e integridad territorial de la Federación de Rusia, empleando para estos fines las posibilidades del Consejo de Jefes de los Sujetos de la Federación de Rusia, vigente en el marco del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia. El desarrollo de la colaboración regional y fronteriza es una importante reserva de nexos bilaterales con los países correspondientes y las regiones en las esferas económica y comercial, humanitaria y otras.

102. Al preparar las decisiones para poner en práctica la política exterior del Estado, los organismos federales del poder ejecutivo cooperan permanentemente con las Cámaras de la Asamblea Federal de Rusia, partidos políticos, organizaciones no gubernamentales de Rusia, comunidades de expertos y académicos, agrupaciones culturales y humanitarias, círculos empresariales y medios de comunicación de Rusia, contribuyendo a que participen en la cooperación internacional. Una amplia participación de los representantes de la sociedad civil en el proceso de la política exterior corresponde a la práctica global y a las tendencias del desarrollo interno de Rusia, al igual que corresponde a la tarea de fortalecer el carácter consensuado, elevar la eficiencia de la política exterior del Estado y contribuye a su eficaz puesta en práctica.

103. Para financiar eventos de política exterior está permitido emplear recursos extrapresupuestario en el marco de la cooperación público-privada a base voluntaria.

104. Una realización consecuente de la política exterior está llamada a contribuir a que sean creadas condiciones favorables para la realización de la opción histórica de los pueblos de la Federación de Rusia en bien de un Estado de derecho, una sociedad democrática y una economía de mercado socialmente orientada.