15 marzo 201717:57

Comentario del Departamento de Información y Prensa del Ministerio ruso de Asuntos Exteriores en relación con un nuevo informe de la misión de observación de derechos humanos de la ONU en Ucrania

494-15-03-2017

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

Hemos tomado nota del 17º informe de la misión de observación de derechos humanos de la ONU en Ucrania correspondiente al período del 16 de noviembre de 2016 al 15 de febrero del año en curso.

Compartimos la preocupación de los expertos de la ONU con una agudización drástica de la situación en Donbás tras la que aumentó demasiado el número de víctimas humanas y fueron afectados muchos objetos de la infraestructura. Apoyamos las recomendaciones de observar de modo estricto los Acuerdos de Minsk. Mientras, tenemos que hacer constar desgraciadamente que los expertos de la ONU eludieron acusar al respecto a las autoridades ucranianas responsables de la escalada del conflicto en el sureste de Ucrania.

Los activistas de derechos humanos confirmaron de nuevo que el funcionamiento del sistema de justicia ucraniano no se mejoró, lo que está vinculado, entre otras cosas, con la presión que se ejerce en las autoridades judiciales y la Fiscalía por parte del Gobierno y los nacionalistas radicales. Sin avances sigue la investigación de la tragedia que tuvo lugar en Odesa en mayo de 2014.

Los nuevos hechos registrados en el informe del uso por las autoridades de Ucrania, incluido el Servicio de Seguridad de Ucrania, de detenciones arbitrarias, torturas, el trato inhumano y la violencia sexual, la denegación de asistencia médica a los detenidos merecen una condena incondicional.

Compartimos la preocupación de los observadores internacionales en relación con el agravamiento de la situación en que se encuentran las capas de población no protegida en Donbás después de que las autoridades de Kiev suspendieron el pago de pensiones y subsidios, así como debido al bloqueo de vías férreas por varios grupos radicales.

Esperamos que la misión de observación emprenda esfuerzos para impedir que se restrinja la libertad de expresión y se ejerza la presión en los medios de comunicación en Ucrania por la llamada retórica prorrusa, así como para oponer a la reducción forzosa del espacio informativo en idioma ruso.

Además, tenemos que constatar que una gran parte del informe es de carácter políticamente sesgado. Muchas secciones de este documento representan un intento de defender a las autoridades de Kiev, disimular los crímenes que cometen contra el propio pueblo. Quisiéramos recordar también que la República de Crimea y la ciudad de Sebastopol  de importancia federal son el territorio de Rusia y no tiene sentido el intento de incluir en el informe de la ONU sobre Ucrania la valoración de la situación con los derechos humanos en esta región rusa.

Estamos convencidos de que ante la ONU y los activistas de derechos humanos está planteada la tarea de obligar a Kiev que observase estrictamente los compromisos internacionales en el ámbito de derechos humanos y las normas del Derecho Humanitario, así como que cumpliese de buena fe los Acuerdos de Minsk con el fin de conseguir una paz sostenible en este país.

Mostrando 1 resultado.
x
x
Criterios adicionales de búsqueda