Publicador de contenidos

29 marzo 201818:29

Rueda informativa ofrecida por la portavoz del MAE de Rusia, María Zajárova, Moscú, 29 de marzo de 2018

595-29-03-2018

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

Visita de trabajo del Ministro de Asuntos Exteriores de Bangladés, Abul Hassan Mahmud Ali, a Rusia

 

El próximo 2 de abril, el Ministro de Asuntos Exteriores de la República Popular de Bangladés, Abul Hassan Mahmud Ali, llegará a Moscú en visita de trabajo por invitación del Ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov.

En el curso de las negociaciones se prevé abordar el estado actual de las relaciones entre Rusia y Bangladés, las perspectivas de desarrollo del diálogo político, la cooperación económica y comercial, en el ámbito de las Humanidades y en otras áreas importantes, así como la consolidación del marco legal bilateral.

Al abordar los asuntos de la agenda internacional y regional, se planea prestar una atención especial a la profundización de la interacción en las organizaciones internacionales, ante todo, en la ONU y sus respectivos organismos.

 

Participación del Ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, en la VII Conferencia de Seguridad Internacional en Moscú

 

Los próximos días 4 y 5 de abril, el Ministerio ruso de Defensa celebrará la VII Conferencia de Seguridad Internacional en Moscú. Este foro se considera uno de los eventos políticos más importantes del año para abordar a nivel de expertos los problemas candentes en este ámbito. Los representantes de alto rango de muchos Estados participan tradicionalmente en esta conferencia.

El Ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, pronunciará un discurso en el foro.

 

Reunión de Serguéi Lavrov con el Secretario General de la OSCE, Thomas Greminger

 

Para el próximo 5 de abril, está programada una reunión del Ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, con el Secretario General de la OSCE, Thomas Greminger, quien llegará a Moscú para participar en la VII Conferencia de Seguridad Internacional organizada por el Ministerio ruso de Defensa.

En el curso de las negociaciones, se prevé abordar los asuntos acuciantes de la agenda de la Organización y las posibilidades de incrementar la eficacia de su actividad. Rusia considera que la OSCE desempeña un papel importante para conformar una comunidad de seguridad indivisible en la región euroatlántica en base al diálogo equitativo y la cooperación de todos los países miembros. Consideramos que la tarea prioritaria es reducir la tensión y restablecer la confianza para superar la crisis actual en el ámbito de seguridad europea.

Se prevé intercambiar valoraciones sobre el aporte de la OSCE al arreglo de los conflictos en Donbás, Transnistria, Alto Karabaj y a las discusiones de Ginebra sobre la estabilidad en la región del Cáucaso. Se abordará la actividad desarrollada por las misiones sobre el terreno de la Organización en los Balcanes y en Asia Central.

Un tema importante de la agenda de las negociaciones será el funcionamiento de las instituciones de la OSCE: la Oficina de Instituciones Democráticas y Derechos Humanos, el Alto Comisionado para las Minorías Nacionales y el Representante para la Libertad de los Medios de Comunicación que, como se sabe, no siempre actúan de manera imparcial y objetiva, desgraciadamente.

Partimos de que la reforma de la OSCE que es el factor clave para incrementar la eficacia y la importancia de esta Organización debe corregir estas deficiencias. La dirección principal de la reforma es la elaboración de la Carta de la OSCE y las normas de funcionamiento de sus estructuras ejecutivas. La prioridad absoluta sigue siendo la conservación del estatus interestatal de la Organización, el papel protagónico de sus órganos dirigentes y la observancia rigurosa de los principios del consenso al tomar las decisiones.

Esperamos que en el curso de las negociaciones se intercambien opiniones sobre las posibilidades de corregir los desequilibrios en los temas, la geografía, los asuntos del personal de la Organización, así como aumentar la transparencia de sus programas presupuestales, incluidos los proyectos extrapresupuestarios.

 

Participación del Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, en la reunión del Consejo de los Ministros de Asuntos Exteriores de la CEI

 

El 6 de abril, el Ministro de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia, Serguéi Lavrov, tomará parte en una nueva reunión del Consejo de los Ministros de Asuntos Exteriores de la Comunidad de Estados Independientes a celebrarse en Minsk.

Los jefes de departamentos diplomáticos intercambiarán opiniones sobre los asuntos acuciantes de la agenda internacional y regional, abordarán las perspectivas de profundizar la cooperación multifacética en el marco de la CEI.

En la reunión se prevé hacer el balance del cumplimiento del Plan de la celebración de las consultas entre los Ministerios de Asuntos Exteriores de la CEI a varios niveles en 2017 y aprobar un Plan similar para 2018. Se espera aprobar varios documentos en el ámbito de orden público, cultural, de las Humanidades y militar dirigidos a ampliar los vínculos de los países de la CEI en las respectivas áreas.

En el marco de la actividad para profundizar la coordinación en política exterior, la parte rusa junto con sus socios bielorrusos planea someter a consideración de los países miembros de la CEI un borrador de la declaración conjunta de los Ministros de Asuntos Exteriores de la CEI sobre la inadmisibilidad de desestimar el principio de no injerencia en los asuntos internos de los Estados soberanos.

 

Situación en Siria

 

Se acerca a su fin la operación antiterrorista en Guta Oriental. Sólo la ciudad de Duma queda bajo el control de grupos terroristas, aunque una gran parte de la población civil pudo abandonarla por un corredor humanitario organizado. Con apoyo de los militares rusos se llevan a cabo las negociaciones sobre las posibilidades de traspasar pacíficamente el control de la ciudad a las fuerzas gubernamentales de Siria.

Desgraciadamente, estas negociaciones se interrumpieron en reiteradas ocasiones debido a los combatientes de corte radical que se pronuncian por continuar los combates fundamentándolo con las declaraciones de que se aproxima el apoyo. Tales son las consecuencias reales de la histeria exacerbada en Occidente en torno a Guta Oriental. Las acusaciones falsas e infundadas contra el Gobierno sirio y Rusia de ataques indiscriminados, asesinatos de los civiles y otra mentira supuestamente impregnada de la preocupación por la población civil, en realidad, obstaculizan encontrar las fórmulas de compromiso y salvar las vidas humanas.

Recuerdo que más de 128.000 personas pudieron abandonar el área de la operación antiterrorista en Guta Oriental con la participación directa de los militares rusos. A los combatientes con sus familias se les concedió la posibilidad de trasladarse a territorios que no se encuentran bajo el control de las fuerzas gubernamentales en la zona de distensión en la provincia de Idlib.

En el curso de este éxodo vigilado por los representantes de la ONU, según ellos, no se registró violaciones del Derecho Internacional Humanitario. Los ciudadanos sirios que abandonaron sus casas permanecen en los centros de estancia temporal y tienen acceso a los alimentos y artículos de primera necesidad. Con estos fines los militares rusos entregaron 427 toneladas de ayuda humanitaria (alimentos, agua potable, ropa de cama) a los que la necesitan garantizando un acceso humanitario real a la población afectada, de conformidad con la resolución 2401 del Consejo de Seguridad de la ONU.

La salida de la población civil y la evacuación de los combatientes se realizaron en forma transparente, todo el mundo pudo observarlo. En la página web del Ministerio ruso de Defensa se transmite en directo lo que pasa en Guta Oriental a través de las cámaras de videovigilancia instaladas. Se puede ver en tiempo real el movimiento de un grupo de combatientes hacia la provincia de Idlib. Simultáneamente, la transmisión directa se organizó desde las cámaras de videovigilancia instaladas cerca del puesto de control de Muhayam al Wafedin y Arbin.

Esperamos que los organismos de la ONU que aspiraron a ayudar a los habitantes de Guta Oriental mientras que estaba bajo el control de los terroristas continúen prestando con el mismo entusiasmo la ayuda humanitaria a la población afectada de este suburbio de la capital siria tras su liberación.

Diariamente aparecen nuevos hechos y testimonios que muestran lo horrible de la vida en Guta Oriental bajo el control de los terroristas. Se libraron combates sangrientos entre los extremistas, los civiles se hicieron víctimas de la violencia, se robó la ayuda humanitaria, se reveló especulaciones con medicamentos. Igual que en Alepo, en Guta Oriental en los túneles donde se escondieron los terroristas se descubrió los alimentos y medicamentos almacenados, entre otras cosas. Estos túneles son resultado del trabajo forzoso de los presos partidarios del Gobierno sirio.

La situación actual en Siria exige emprender los esfuerzos internacionales coordinados para contribuir a avanzar hacia la paz, en particular, para prestar la ayuda humanitaria.

Exhortamos de nuevo a la comunidad internacional a cumplir su deber y prestar el apoyo eficaz a la población afectada de Siria.

Sigue preocupando la información de que EEUU y sus aliados consolidan su presencia militar ilegítima en el territorio de la Siria soberana. En particular, EEUU continúa trasladando el material bélico pesado al área en las cercanías de Al Tanf, en el sureste del país, establecida arbitrariamente por los estadounidenses. La carretera entre Damasco y Bagdad queda bloqueada.

Rusia emprende todos los esfuerzos posibles para conseguir el arreglo político en Siria a tenor del Derecho Internacional. Hoy, el 29 de marzo, el Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, se reunirá con el enviado especial de Secretario General de la ONU para Siria, Staffan de Mistura. Los interlocutores abordarán toda la gama de asuntos relacionados con el restablecimiento de la paz y la estabilidad en Siria, en particular, la actividad del Comité Constituyente en Ginebra de conformidad con las decisiones tomadas en el Congreso del Diálogo Nacional sirio celebrado el pasado 30 de enero en Sochi.

 

Desestimadas las propuestas de la parte rusa de cooperar en

la investigación del “caso de los Skripal”

 

La parte rusa en reiteradas ocasiones se dirigió por canales oficiales a las autoridades británicas proponiendo investigar conjuntamente la supuesta intoxicación de ciudadanos rusos y solicitando la información sobre su estado de salud y las circunstancias de lo ocurrido. La Embajada de Rusia en Londres envió las respectivas notas los días 6, 13, 14 y 22 de marzo pasado.

Lamentablemente, en respuesta a las legítimas exigencias de la parte rusa y las propuestas constructivas de cooperar, la parte británica ora guarda silencio ora ofrece unas respuestas ininteligibles, impidiendo el acceso de representantes rusos a los afectados ciudadanos rusos. No se trata de errores fácticos u ortográficos. Parece que las escribieron los niños. Es difícil leer estos garabatos y entender que quieren decir. En el mensaje dirigido al Embajador de Rusia en Londres, Alexander Yakovenko, que tenía que contener la respuesta sobre el estado de salud de los Skripal informa sobre el estado de salud del propio Embajador. Repito que no tanto se trata del error fáctico como es evidente que se emprende un intento de añadir un absurdo en la situación o que la parte británica es absolutamente incompetente.

Además, observamos que se ponen obstáculos al acceso de los representantes de Rusia a los ciudadanos rusos afectados. De este modo, Gran Bretaña expresamente y sin ningunas ceremonias infringe las normas del Derecho Internacional, en particular, la Convención Consular entre la URSS y el Reino Unido de Gran Bretaña e Irlanda del Norte, suscrita en 1968. Quisiera recordar que el Artículo 36 de este documento estipula que “а) un funcionario consular tiene derecho a reunirse dentro de la respectiva circunscripción consular con cualquier ciudadano del Estado representado, brindarle asesoramiento y cualquier asistencia, aplicando medidas para prestarle la asesoría legal en casos necesarios” y “b) el Estado de residencia no debe impedir la interacción de cualquier ciudadano del Estado representado con el Consulado ni su acceso al Consulado”. Este texto fue escrito en 1968, su estilo lo pone de relieve, Repito de nuevo que nadie ha suspendido este documento. Según vemos y suponemos, Gran Bretaña muestra premeditadamente su nihilismo legal ya no por primera vez.

Es sugestivo que los misteriosos envenenamientos y muertes ocurran con regularidad justamente en el territorio de este Estado, mientras sus autoridades achaquen la culpa a figuras externas, poniendo en marcha la máquina propagandística y manteniendo en secreto los resultados de la investigación. Resulta que, de un lado, al amplio público le dan a conocer las conclusiones y las decisiones políticas en vez de los resultados de la investigación y audiencias, y por el otro, a los ciudadanos no les presentan pruebas reales algunas, suplantándolas con toda clase de presentaciones o imágenes publicadas hace varios días en los medios de comunicación. Así las cosas, Gran Bretaña acumula muchos asesinatos pendientes de los ciudadanos rusos y británicos.

Citaré un ejemplo. Recuerden la muerte misteriosa del científico David Kelly quien reveló las mentiras de Londres de que Irak presuntamente tenía armas de destrucción masiva.

Próximamente, prepararemos y publicaremos en las páginas web de la Embajada de Rusia en Gran Bretaña la lista de preguntas hechas a la parte británica. Estas preguntas se dirigieron por canales oficiales y se hicieron en reiteradas ocasiones por el Embajador de Rusia en Londres, Alexander Yakovenko. Londres acusa constantemente a Rusia de renunciar a entregar la información y probar su inculpabilidad. Quisiera recordar que casi de inmediato tras oír y leer en los medios de comunicación sobre el llamado “caso de los Skripal”, llegar a saber sobre los hechos (ni siquiera podemos hablar de qué hechos se trata) publicados en los medios de comunicación se emprendió un intento de ponerse en contacto con la parte británica. La parte británica huyó premeditadamente de cualesquiera contactos con la Embajada de Rusia. Los mensajes orales y por escrito y las conversaciones telefónicas a los que recurrió de inmediato la Embajada de Rusia en Londres no ayudaron a recibir al menos los datos básicos sobre lo ocurrido.

Supimos de los medios de comunicación la fecha y la hora del incidente, el número de las personas involucradas, el grado de su intoxicación y su estado de salud.

Naturalmente, hemos observado y continuamos observando el espectáculo presentado por los políticos británicos que persiguen sus objetivos para los representantes de la élite política de Gran Bretaña. Mientras, ¿cómo se puede obtener una información cuando el Ministro británico de Asuntos Exteriores, Boris Johnson, el Ministro británico de Defensa, Gavin Williamson, y la Primera Ministra de Gran Bretaña, Theresa May, no se comunican con los representantes rusos sino hacen declaraciones políticas exclusivamente en el parlamento nacional?      

 

Insinuaciones en torno al incidente en Salisbury

 

Como ya he dicho, los medios de comunicación publicaron los materiales presentados en la rueda informativa celebrada a puertas cerradas (para los representantes de Rusia) en la Embajada de Gran Bretaña en Moscú. Quisiera destacar de nuevo que esto pone de relieve también que Gran Bretaña excluye premeditadamente a Rusia de la lista de los Estados a los que se comunica alguna información. 

No se invitó ni concedió acceso a los representantes de Rusia a la rueda informativa celebrada en la Embajada de Gran Bretaña en Moscú.   

En la presentación mencionada hubo las acusaciones tradicionales contra Rusia sin pruebas sólidas. Es curioso que la lista de reclamaciones de nuestros colegas británicos a Rusia crezca casi en progresión geométrica. Quiero mostrarles diapositivas.

El pasado 14 de marzo, en un vídeo propagandístico divulgado por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Gran Bretaña se presentaron sólo ocho pruebas de la llamada agresión de Rusia. Repito que es la presentación publicada por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Gran Bretaña el 14 de marzo que contiene ocho acápites con las reclamaciones de Gran Bretaña a Rusia. En los materiales divulgados durante la rueda informativa celebrada a puertas cerradas en Moscú se presentaron ya 12 hechos, pasados tan sólo 10 días. Es una incongruencia. ¿De qué se puede hablar? Ni siquiera analizamos lo absurdo de estas acusaciones, se trata de la calidad de la información presentada. Parece que las pruebas adicionales en las acusaciones contra Rusia aparecieron tras las consultas con el “hermano mayor”.

Se modificaron también las formulaciones de las acusaciones, por ejemplo en relación con la llamada agresión de Rusia contra Georgia en agosto de 2008.  Si el 14 de marzo se acusó a Rusia de una falta de respeto hacia la integridad territorial de Georgia, en la misma presentación publicada hace varios días nos impone ya la intervención en el territorio de Georgia.

Una perplejidad especial, entre otras cosas, la suscita la inclusión por la parte británica en esta lista creciente de reclamaciones un ataque cibernético lanzado contra el Bundestag en 2015. Colegas, quisiéramos recordaros que atacamos el Bundestag sólo una vez: en 1945, durante la liberación de Berlín de la peste nazi. En aquella época, se llamaba Reichstag.

En lo que se refiere al llamado “caso Lisa” y una campaña de desinformación contra Alemania, quisiéramos subrayar que este asunto se resolvió a nivel bilateral por Moscú y Berlín. Este tema se abordó con frecuencia en las negociaciones entre el Ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, y el Ministro de Asuntos Exteriores de Alemania, Frank Walter Steinmeier. Lo abordaron en público y oficialmente. A diferencia de lo que muestra Gran Bretaña, cuando apareció esta información, Alemania sí que llevó a cabo una investigación real del caso. Quisiera recordar de nuevo a los que recogieron los respectivos materiales en los medios de comunicación que los representantes oficiales de los Ministerios de Asuntos Exteriores de Rusia y Alemania hicieron las respectivas declaraciones después de que finalizó la investigación del “caso Lisa”, pasaron las audiencias y se dictó la sentencia contra la persona acusada. El caso se cerró.

¿Para qué publicáis ahora la desinformación tradicional? Recuerdo a los que lo olvidaron: las autoridades judiciales de Alemania dictaron la sentencia condenatoria a la persona contra la que se presentaron las acusaciones. Estas acusaciones se confirmaron, esta persona sí que cometió delitos investigados meticulosamente por los organismos del orden público de Alemania.

Sorprende que estos materiales se hayan presentado como pruebas “sólidas” de la responsabilidad de Rusia por el incidente en Salisbury. Las imágenes de los “pecados” de Rusia son una nueva etapa en la recogida y la argumentación de las pruebas.

Cuando prestamos la atención a esta información publicada en los medios de comunicación el Ministerio británico de Asuntos Exteriores nos agradeció en su página de Twitter. ¿Se puede imaginarlo? Las cuatro notas diplomáticas quedaron sin respuesta, nadie nos informó sobre el estado de salud de los ciudadanos rusos ni facilitó otra información atribuyéndolo a que no consideran necesario ponerse en contacto con la parte rusa. Mientras, nos agradecieron en Twitter. ¡Es un colmo de cinismo!

Y nosotros agradecemos al Ministerio británico de Asuntos Exteriores por confirmar que divulgaron estos materiales en la Embajada de Gran Bretaña en la rueda informativa celebrada a puertas cerradas para los embajadores acreditados en Moscú. Yo dudaba de que lo hiciereis. Sin embargo, lo hicisteis y reconocisteis que eran las pruebas mencionadas por el Embajador de EEUU en Moscú, Jon Huntsman. Dudo que lo hayáis hecho conscientemente, igual que todas las faltas que cometéis. Me parece que nos agradecisteis y confirmasteis que estas imágenes son una “prueba sólida”, desde vuestro punto de vista, por error. Mientras, lo hicisteis y esto quedará grabado en vuestra historia para siempre.

Después de que todo el mundo vio aquellas “pruebas sólidas”, a través de la máquina propagandística, las fuentes anónimas, las páginas falsas en las redes sociales empezó a divulgarse la información de que el Embajador de Gran Bretaña en Rusia supuestamente anunció las acusaciones irrefutables en el curso de la rueda informativa.

Temo hasta suponer de qué pruebas irrefutables de la responsabilidad de Rusia se trate si nuestros colegas británicos no se atrevieron a anunciarlas ante un representante del Ministerio ruso de Asuntos Exteriores a quien no invitaron ni concedieron acceso a aquel evento. Naturalmente, lo que observamos hoy es un “fake” absoluto y total a nivel global.

La máquina propagandística funciona a plena carga. Ayer en las emisoras de radio financiadas por los contribuyentes estadounidenses, los expertos que trabajan para los centros de análisis financiados por los contribuyentes estadounidenses también empezaron a declarar que no se debería valorar en serio estas pruebas, porque todo estaba claro.

Uno de los expertos (repito que esto no sucedió en los medios de comunicación rusos sino en los estadounidenses que se financian con el dinero de EEUU) preguntó para qué se necesitan las pruebas si tantos países apoyaron a Gran Bretaña. Y agregó (le cito): “¿Creéis que sólo Rusia tiene razón y todos los demás son idiotas?” No lo declaró el Ministerio ruso de Asuntos Exteriores sino un experto que trabaja en un centro de análisis estadounidense. Así sucede y ya tuvo lugar en relación con Irak, cuando nuestros socios occidentales – Washington y Londres – mostraron un tubo de ensayo a todo el mundo y todo el mundo les creyó, porque este tubo de ensayo se presentó en el Consejo de Seguridad de la ONU.

Pasados 10 años, todos entendieron que fueron (disculpadme, citaré al experto de Carnegie Centre) “idiotas” y posteriormente pidieron disculpas durante mucho tiempo. Pero es imposible resucitar a los fallecidos.

 

Asistencia de representantes oficiales británicos a los Juegos Olímpicos en la Alemania nazi en 1936

 

El pasado 14 de marzo la primera ministra de Gran Bretaña, Theresa May, anunció que los representantes oficiales y miembros de la familia real no asistirán al Campeonato Mundial de Fútbol 2018 en Rusia. 

El pasado 21 de marzo el ministro de Asuntos Exteriores de Gran Bretaña, Boris Johnson, contestando las preguntas de los miembros del comité parlamentario para los asuntos internacionales aceptó que el próximo Campeonato Mundial de Fútbol en Rusia es comparable con los Juegos Olímpicos de 1936 en el Tercer Reich. «Me temo que sea absolutamente cierto, absolutamente cierto», comentó Johnson la respectiva declaración. «Sí, su descripción de lo que va a ocurrir en Moscú durante el Campeonato Mundial, en todos los estadios… Sí, creo que la comparación con el año 1936 es absolutamente cierta».

Señor Johnson ¿de qué está hablando? Vamos a aclararnos.

Primero. ¿Será que habla del deporte? Si del deporte y del nivel de organización de eventos internacionales en el ámbito de deporte o el nivel de la organización de los Juegos Olímpicos, cabe reconocer que en aquel momento el Comité Olímpico Internacional destacó oficialmente el alto nivel de preparación y celebración de los Juegos en cuestión.

Hemos revisado los archivos y hemos encontrado los telegramas del embajador soviético de la época, Yákov Súrots, quien en su parte a Moscú confirmaba la alta evaluación del Comité Olímpico Internacional de la organización de los Juegos. 

Segundo. ¿Acaso el ministro de Asuntos Exteriores del Reino Unido, Boris Johnson, no se refería al deporte ni a la organización del evento deportivo? ¿A qué se refería, pues? Tal vez se refiriera a la situación política en la Alemania de aquel período y a la actitud de la clase política británica con respecto a esa situación. Nos gustaría recordar a Boris Johnson y, en general, a todos los británicos el nivel de la representación oficial de Gran Bretaña en los mencionados Juegos Olímpicos de 1936, y quiénes representaban este país en Berlín. Encontramos, en particular, el folleto oficial «Invitados de honor de los XI Juegos Olímpicos» editado en Alemania en 1936, lo tengo en la mano. La verdad es que todo lo relacionado con aquella época y situación política me da escrúpulo, y más si tengo que tocarlo con las manos. Pero he hecho un esfuerzo para estudiar estos documentos.  

A ver ¿quién representó a Gran Bretaña en los Juegos Olímpicos en 1936?

1. Lord Portal Laverstock, el presidente del Comité Olímpico Nacional de Gran Bretaña;

2. Capitán Evan Hunter, el secretario general del Comité Olímpico Nacional de Gran Bretaña;

Los representantes de Gran Bretaña en el Comité Olímpico Internacional:

1. Lord Aberdare

2. Lord David George Berkeley, el marqués de Exeter

3. Sir  Noel Curtis-Bennet

Federaciones deportivas internacionales:

1. W. Johns, el secretario general de la Federación Internacional de Baloncesto;

2. Sir W. Burton, el presidente de la Federación Internacional de Vela;

3. Mayor H. Smith, el secretario de la Federación Internacional de Vela.

Esto significa que las personas mencionadas participaron en los eventos oficiales relacionados con los Juegos Olímpicos, presenciaron la ceremonia de inauguración, se relacionaron activamente en 1936 con los el oficialismo berlinés.

A diferencia de los representantes del cuerpo diplomático acreditado en aquel momento en Alemania, que asistieron a los eventos por obligación profesional, los miembros de la élite política británica nombrados en el folleto viajaron a Alemania por voluntad propia.  Me gustaría subrayar que fueron a Berlín del Hitler como representantes de la élite política británica, como aristócratas y miembros de la Cámara de Lores. 

Me gustaría recordar también que para 1936 Alemania ya se encontraba «contagiada» por la ideología correspondiente. No quiero hablar del ambiente político que reinaba en aquel momento. Pero me gustaría recordar que ya estaba creado el sistema de campos de concentración para los adversarios del régimen nazi, elementos asociales, personas condenadas y otras categorías de ciudadanos, estaban vigentes las llamadas leyes de Núremberg de carácter racista.

Es importante señalar que hasta 1952, cuando se celebraron las Olimpíadas de verano en Finlandia, la Unión Soviética no participó en los Juegos Olímpicos. La URSS boicoteó asimismo los Juegos en Berlín. La no participación de las selecciones soviéticas en los Juegos Olímpicos en aquel período estaba acondicionada por varios factores políticos e ideológicos y porque el Comité Olímpico Internacional se negaba a contactar con Alemania directamente aunque puntuó altamente la organización de los Juegos Olímpicos en Berlín. El Comité Olímpico Nacional de la URSS fue instituido el 23 de abril de 1951. No voy a profundizarme en la historia, lo pueden hacer ustedes por su cuenta.

Señor Johnson, ¿no le parece vergonzoso y, como usted suele expresarse, «nauseabundo» el hecho de participación de tanta cantidad de los funcionarios británicos en la inauguración de los Juegos Olímpicos de 1936? ¿Qué hacían todos estos respetados lores visitando a Hitler? Cuéntelo a sus ciudadanos.

 

Comentario del ministro de Asuntos Exteriores de Gran Bretaña, Boris Johnson,

sobre el llamado “caso de los Skripal”

 

El ministro de Asuntos Exteriores de Gran Bretaña, Boris Johnson, durante la intervención del pasado 28 de marzo, comparó el llamado “caso de los Skripal” con el argumento de la novela de Fiódor Dostoievski «Crimen y castigo».

«Parece más bien el comienzo de 'Crimen y castigo', en el sentido de que todos estamos seguros acerca del culpable, y la única cuestión es si confesará o será atrapado», dijo Boris Johnson en su discurso publicado en el sitio oficial del MAE de Gran Bretaña.

Señor Johnson, ¿usted llegó a leer “Crimen y castigo” hasta el final o se quedó atascado en el comienzo? Si usted ha querido recordar la obra de Dostoievski ¿por qué no recordamos la lógica de otro personaje, el juez de instrucción Porfiri Petróvich, quien, a diferencia de usted, investigó minuciosamente el asesinato de la anciana usurera y su hermana. A diferencia de Usted, hemos leído a Dostoievski, respetamos y conocemos su obra.  

«Como cien conejos no hacen un caballo, cien presunciones no constituyen una prueba", dice el proverbio inglés. Pero en este caso habla la razón, y las pasiones son algo muy distinto. Pruebe usted a luchar contra las pasiones. Al fin y al cabo, un juez de instrucción es un hombre y, por lo tanto, accesible a las pasiones».

Especialmente para Boris Johnson la misma cita de Dostoievski traducida al inglés. «From a hundred rabbits you can’t make a horse, a hundred suspicions don’t make a proof». Boris, lea a Dostoievski, le vendrá bien.

«Usted sabe muy bien lo que son las pruebas: tres de cada cuatro son dudosas. Y yo, a la vez que juez de instrucción, soy un ser humano y en consecuencia, tengo mis debilidades. Una de ellas es mi deseo de que mis diligencias tengan el rigor de una demostración matemática. Quisiera que mis pruebas fueran tan evidentes como que dos y dos son cuatro, que constituyeran una demostración clara e indiscutible». Es otra cita de 'Crimen y castigo', las palabras de Porfiri Petróvich.

En este contexto vuelvo a recordar que la parte británica, desdeñando todas las normas del derecho internacional, se apresuró a atribuir a Rusia la participación en el envenenamiento sin realizar investigación o disponer de pruebas. Londres hasta el momento no ha presentado ninguna prueba ni ofreció una versión concreta de lo ocurrido. Si usted tiene otra información, preséntela.

Se acusa a Rusia de envenenar a sus propios ciudadanos, de emplear un agente tóxico clasificado como un arma química, se ha desplegado una campaña política y mediática de gran envergadura. Me gustaría subrayar una vez más que la parte rusa no tiene ninguna relación con este incidente y tampoco dispone de información oficial desde Londres.

Si continuamos con los parangones literarios se podría comparar con Rodión Raskólnikov al antiguo primer ministro de Gran Bretaña, Tony Blair, quien tomó la decisión sobre el inicio de la agresión contra Irak en 2003 bajo el pretexto de que este país poseía armas de exterminio masivo. Todos sabían que no lo poseía. Luego Tony Blair pidió perdón, se arrepintió y confesó. Les recordaré las palabras del señor Blair: «Asumo la plena responsabilidad por los errores sin excepción ni excusas… Expreso mi profundo arrepentimiento por la pérdida de vidas humanas (en la operación en Irak) y expreso el apoyo a nuestras Fuerzas Armadas…»

Señor Johnson, ¿y usted tendrá suficiente fuerza y coraje para arrepentirse de haber acusado a Rusia en participar en el envenenamiento en el territorio británico sin ninguna prueba de su culpabilidad?

 

Relación entre las investigaciones químicas en la República Checa y la expulsión

de los diplomáticos rusos de este país

 

Hemos notado la publicación de un gran número de materiales en los medios rusos y checos dedicados, en particular, a la expulsión de nuestros diplomáticos de Chequia. Alegan como motivo de la misma las declaraciones del MAE de Rusia que entre los Estados que podrían fabricar la sustancia tóxica Novichok, nombra a la República Checa. Ha habido muchas insinuaciones y declaraciones oficiales sobre el tema.

Dado el elevado interés al tema y, en general, al “caso de los Skripal”, me gustaría recordar una vez más que en la nota informativa que aclara la situación real del llamado “caso de los Skripal” publicado el pasado 21 de marzo en el sitio oficial del MAE de Rusia se dice: «Se necesitan aclaraciones de por qué se acusó precisamente a Rusia, de una forma absolutamente infundada, mientras los desarrollos bajo el convencional nombre occidental de Novichok se realizaban en Gran Bretaña, EEUU, Suecia y Chequia. Los resultados alcanzados por estos países en materia de síntesis de nuevas sustancias tóxicas de este tipo están registrados en más de 200 fuentes de acceso libre de los países de la OTAN». Esta es nuestra postura oficial. Pero de ahí empezaron a sacar conclusiones de que estamos culpando a alguien. No hemos culpado a nadie, de lo que ya se habló en esta sala. En cambio nos empezaron a hacer preguntas, también a través de los medios, sobre los materiales en las fuentes abiertas. Vamos a ver qué es de lo que estamos hablando en concreto.  

No es ningún secreto o revelación, es una información absolutamente básica para los que se saben la historia de la Organización del Tratado de Varsovia (OTV). Durante mucho tiempo la antigua Checoslovaquia, la actual Chequia contaba y sigue contando con una industria química altamente desarrollada. La capacidad científica en este ámbito era necesaria ya en la época cuando Checoslovaquia formaba parte de la OTV. En aquel entonces la Organización confería a Praga especial responsabilidad en cuanto a la defensa química del Bloque Oriental.

Todos los medios (pueden consultar estos materiales) en su momento afirmaron que tras la disolución de la OTV los desarrollos científicos checos en este ámbito resultaron de gran interés para sus nuevos socios occidentales y, finalmente, en cierto sentido, pasaron a disposición de los organismos de la OTAN. La unidad de defensa química del Ejército checo llevó a cabo varias misiones especiales en Oriente Próximo. En particular, los militares checos fueron enviados a Irak para neutralizar las consecuencias del empleo de armas de exterminio masivo en Kuwait. Es una información de libre acceso.

Las publicaciones de los medios sobre los centros científicos de la República Checa que llevan a cabo los programas de investigación en materia de agentes de guerra química permiten a los expertos concluir que un lugar importante en ellas ocupan los gases nerviosos clasificados en Occidente como Novichok.

Encabezan estos trabajos el Departamento de Toxicología y Farmacología Militar de la Facultad de disciplinas médico-sanitarias militares de la Universidad de Defensa de Chequia, el Instituto de Defensa de las armas de exterminio masivo de la misma Universidad y la Sección de defensa de las armas de exterminio masivo del Instituto de Investigaciones Militares. Con estas entidades interactúa estrechamente el 31º regimiento de defensa radiológica, química y biológica de las Fuerzas Armadas de Chequia que cumple, entre otras, las tareas de suministrar datos sobre el empleo de agentes de guerra química cuyas pruebas se recogieron durante la estancia de los militares checos en Oriente Próximo. Reitero que son materiales que se encuentran libremente en Internet. Hay, además, una reacción oficial ante los hechos concretos que pueden ustedes recibir de la parte checa.

Los proyectos científicos más ambiciosos en materia de los agentes tóxicos de guerra se llevan a cabo por el arriba mencionado Departamento cuyos empleados cuentan con unos equipos de investigación únicos, de desarrollo propio, destinado únicamente a estudiar las consecuencias del empleo de los gases nerviosos. El laboratorio está dotado de los dispositivos de alta tecnología para analizar las alteraciones de funcionamiento del sistema nervioso y tejidos orgánicos en los seres vivos afectados por acción toxicológica de sustancias venenosas.

Una rama específica de los estudios de los toxicólogos checos es el desarrollo de los antídotos, los antagonistas y los fermentos que absorben componentes de los agentes nerviosos antes de que ataquen los órganos vitales de la víctima.

La parte checa realiza los trabajos de investigación en estrecha interacción con los organismos especializados de los países de la OTAN. Los resultados de los mismos en los últimos años fueron destacados por el Comité Científico de la OTAN con tres becas concedidas a sus autores checos. Se ha registrado, asimismo, la participación de los especialistas militares estadounidenses en el trabajo de los centros científicos checos.

Llama la atención también el hecho de que en el territorio de la República Checa esté funcionando el centro de la OTAN para la defensa de las armas de exterminio masivo en la ciudad de Vyskov (Moravia del Sur) que es el principal organismo de la OTAN para las investigaciones en este ámbito. El Centro se inauguró el 22 de noviembre de 2007 en el Instituto checo de Defensa de las Armas de Exterminio Masivo de la Universidad de Defensa. En los inicios de sus actividades, según los comunicados de los medios, su «núcleo» integraban 63 especialistas de 8 países de la Alianza: Gran Bretaña, Alemania, Grecia, Italia, Rumanía, Eslovaquia, Eslovenia y Chequia. Este año se adherirán a los proyectos del Centro los especialistas militares de Canadá que ya están llevando a cabo varios programas especializados conjuntos con Chequia. Queda completamente opaco, sin embargo, la subordinación del centro a la parte checa tanto en lo que se refiere a los desarrollos propios, como a los materiales que se encuentran en su disposición, incluidos los eventuales agentes químicos de guerra (AQG) no registrados. Esta «internacional» investigadora no sugiere nada cuando se nos habla de la solidaridad? Es lo que sirve de base, entre otro, para la misma.

El pasado 23 de marzo la Revista Científico-militar Médica de Chequia (es que nos gusta leer la prensa) citando a numerosas fuentes occidentales, incluidas las publicaciones científicas, publicó el material que contenía una detallada información sobre los AQG nerviosos clasificados en los países occidentales bajo el nombre de Novichok. Según los datos alegados por el artículo, la familia de los análogos de Novichok cuanta con más de cien variantes estructurales. Es obvio que los conocimientos profundos de los químicos checos sobre las características concretas de los AQG de la clase de Novichok y las posibles tecnologías de su fabricación, los síntomas y efectos de su empleo testimonian una amplia  accesibilidad de esta información y pone en tela de juicio la afirmación de la parte británica sobre la posesión exclusiva de Rusia de estos conocimientos y estudios tecnológicos.

Aquel mismo día otro medio checo, Lidové noviny, publicó el artículo que suponía citando a los científicos checos (naturalmente, de forma anónima) que los centros de investigación de Chequia de modo secreto se podían realizar desarrollos de los AQG del tipo de Novichok. La fuente indica expresamente que tales actividades podían estar destinadas sólo para crear métodos eficaces de defensa de los agentes tóxicos. ¿Acaso puede haber otros objetivos que no sea la defensa?

Así que nadie ha acusado ni acusa a Praga. A diferencia de los colegas británicos, nunca presentamos semejantes acusaciones, y menos de tal manera. Lo único que decimos es que no se trata de propaganda de los medios rusos ni infiltraciones en las redes sociales sino de publicaciones en la prensa checa que lo divulgan desde hace tiempo. En el espacio mediático circulan muchos materiales que confirman la alta capacidad científica de Chequia en el ámbito de los desarrollos y estudios químicos, y es algo que se debe tener en cuenta.

 

Fallecimiento de Mijaíl Lesin

 

Los medios estadounidenses publicaron nuevos materiales y declaraciones sobre las circunstancias de fallecimiento en Washington el 5 de noviembre de 2015 del ex ministro ruso Mijaíl Lesin, que nos han provocado perplejidad y que calificamos de especulaciones. 

Se vuelve a insinuar que fue asesinado y se busca la «pista rusa». Estas especulaciones vuelven a surgir a raíz de las declaraciones del conocido experto británico Christopher Steel, autor de un presunto informe sobre el presidente de EEUU, Donald Trump.

El hecho de que Christopher Steel sea el ex agente del servicio de inteligencia de Gran Bretaña vuelve la situación aún más curiosa. Los hábitos de los servicios secretos británicos en materia de provocaciones son ampliamente conocidos. Se han filmado series y películas sobre el tema, como las de James Bond y Austin Powers. Hacer algo y echar la culpa a los demás es su estilo.

Conforme a los resultados de la investigación realizada en EEUU, la muerte de Mijaíl Lesin fue consecuencia de un accidente. Los materiales del expediente representan un secreto así que no tenemos derecho a divulgarla. Pero si los órganos de seguridad estadounidenses revelan datos adicionales deberían, según nos parece, informar a la parte rusa en primer lugar ya que se trata de un ciudadano de Rusia. Hasta el  omento nadie se ha dirigido a la parte ruso por este motivo.

 

Situación en la Península de Corea

 

Rusia está realizando un trabajo intenso para consolidar las tendencias positivas en la situación en la Península de Corea y en torno a la misma. En particular, estamos estudiando las posibilidades de organizar una serie de encuentros con los representantes de los países involucrados próximamente en Moscú. Les facilitaremos los detalles una vez estén acordados con los socios.

 

Polonia firma el contrato de compra de sistemas estadounidenses de defensa antiaérea/antimisiles Patriot

 

Estamos preocupados con la continua militarización de Polonia, lo que confirma la reciente firma del contrato de suministro de sistemas estadounidenses de defensa antiaérea/antimisiles Patriot. Varsovia aumenta los gastos en la defensa, emprende serios esfuerzos para llevar a cabo la modernización técnico-militar de las Fuerzas Armadas nacionales, está reformando el sistema de mando de las tropas e incrementándolas. Los dirigentes de Polonia procuran aumentar las fuerzas de los aliados otanianos en su territorio nacional. Continúa la materialización práctica de los planes estadounidenses de emplazar en el norte de Polonia una base de defensa antimisiles.

Interpretamos las medidas adoptadas como elemento desestabilizador de la situación político-militar en Europa y una amenaza a la seguridad nacional de la Federación de Rusia. Al mismo tiempo, constatamos que Rusia cuenta con suficientes recursos de defensa para garantizar la inviolabilidad de nuestras fronteras occidentales y proteger nuestro territorio.

 

Aniversario de la agresión de la OTAN contra Yugoslavia

 

El pasado 24 de marzo, en Belgrado recordaron a las víctimas de la agresión de la OTAN contra la República Federativa de Yugoslavia. Hace 19 años, a espaldas del Consejo de Seguridad de la ONU, al violar el Derecho Internacional y todas las normas imaginables de la moral, la Alianza del Atlántico Norte durante 78 días sometió a bárbaros bombardeos las ciudades serbias matando a más de dos mil personas inocentes, incluidos más de 400 niños. Occidente lo calificó cínicamente de “daños colaterales”.

El motivo a aquellos acontecimientos trágicos lo dio el llamado incidente en Racak donde los serbios supuestamente mataron a los civiles albaneses. Los histotecnólogos finlandeses desmintieron esta noticia falsa divulgada para justificar la agresión de la OTAN.

En realidad, se trataba de los terroristas albaneses de Kosovo fallecidos a los que pusieron la ropa civil tras su muerte. Nadie asumió la responsabilidad por eso. Ni siquiera pidió perdón. Lo de pedir perdón no es, por lo visto, el estilo de la OTAN.

Pasaron casi 20 años pero los métodos de nuestros colegas occidentales, lamentablemente, son los mismos. A propósito de la pregunta del experto del Instituto de Carnegie: «¿Acaso todos son tan idiotas?» Son palabras de una persona que intervenía en una emisora de radio financiada por los estadounidenses. Eran las manipulaciones propagandísticas de EEUU y sus aliados europeos, Por desgracias, ahora seguimos observando las mismas jugadas. Ya he hablado mucho de ellas hoy. Esta situación hace pensar en el incidente en Salisbury, en el denominado ataque químico y un cuadro malamente ajustable.

 

Los guardias de frontera ucranianos arrestan buque pesquero ruso Nord

 

Debido al arresto por los guardias de frontera ucranianos, el pasado 25 de marzo, en el mar de Azov del buque pesquero ruso Nord con 10 tripulantes a bordo, consideramos necesario declarar lo siguiente.

 Estamos ante nueva provocación fraguada por  las autoridades ucranianas contra los ciudadanos de la Federación de Rusia. Los guardias de frontera ucranianos actuaban con respecto a la tripulación del buque de la misma forma que los piratas somalíes

La tripulación del buque disponía de todos los documentos necesarios para realizar actividades de pesca en las aguas del mar de Azov y lo hacía en estrecha conformidad con las reglas vigentes de pesca industrial.

Calificamos la acción de Kiev de intento de vengarse de los habitantes de Crimea por su elección consciente a favor de volver a formar parte de Rusia hecha en marzo de 2014.

Exigimos la liberación inmediata de los tripulantes y la devolución del buque Nord a su titular legítimo.

Exhortamos a la parte ucraniana a abstenerse de semejantes acciones ilegales y cumplir estrictamente sus compromisos internacionales. 

 

Endurecimiento del control migratorio en Ucrania

 

Hace varios días, se pusieron en evidencia los intentos de la parte ucraniana de endurecer de nuevo las normas de entrada para los extranjeros, ante todo, para los ciudadanos de Rusia. Se trata de la puesta en marcha del mecanismo de verificación de los motivos de entrada en el territorio de Ucrania mediante un preaviso en línea.

Calificamos esta iniciativa de Kiev como un nuevo paso dirigido a construir las barreras artificiales entre nuestros países y pueblos. Las autoridades de Kíev ya no saben qué emprender para impedir a los rusos y los ucranianos mantener los vínculos familiares, amistosos o empresariales.

Esperamos que estos intentos de frustrar la comunicación normal entre nuestros pueblos no prosperen.

 

Evento conmemorativo en Viena

 

En vista de la celebración en octubre del año en curso del 75º aniversario de la sublevación de los presos en el campo de exterminio nazi de Sobibor encabezada por el oficial soviético Alexander Pechorski, el pasado 22 de marzo, en Viena tuvo lugar un evento en homenaje a este acontecimiento histórico organizado por la Fundación Alexander Pechorski y el Instituto de Formación del Partido de la Libertad de Austria.

En el acto de homenaje participaron la bisnieta de Alexander Pechorski, los políticos rusos, austríacos e israelíes, los representantes de la sociedad civil, de los medios, los compatriotas.

Consideramos que tales eventos son muy importantes: ayudan a mantener una memoria objetiva sobre el pasado, sobre la tragedia del pueblo europeo, sobre el aporte del Ejército Rojo a los esfuerzos dirigidos a parar las “fábricas de la muerte” – los campos de concentración hitlerianos donde murieron personas de las más diversas nacionalidades.

Es especialmente importante guardar esta memoria hoy, en las condiciones cuando en varios países se emprenden los intentos seudohistóricos de revisar los resultados de la Segunda Guerra Mundial, se desmantelan los monumentos erigidos en homenaje a los que dieron sus vidas por la Victoria sobre el nazismo.

 

Respuestas a algunas preguntas:

Pregunta: A pesar de ser Turquía miembro de la OTAN, Ankara se negó a tomar contra Rusia medidas derivadas del «caso de los Skripal». ¿Cómo aprecia Moscú este paso de Turquía?

Respuesta: Partimos del entendimiento de la tremenda tensión que ha ejercido Londres y Washington en sus socios, porque ahora estamos convencidos de que se trata de una actuación sincronizada. Por muy extraño que pueda parecer, no dejan de usar la expresión “nuestros socios de la UE y la OTAN”. En realidad EEUU no forma parte de la UE y, sin embargo, no dejan de pronunciar estas palabras. Nos damos cuenta de la colosal presión que han ejercido en sus socios, recurriendo para ello al principio de la solidaridad y de la puesta en práctica de una línea de política exterior común. Estamos al tanto de que Londres y Washington se benefician también con dicha provocación y con la expulsión de los diplomáticos rusos. Miren el número de diplomáticos expulsados de dichos países, 23 y 60, respectivamente. Fue cerrado otro Consulado General ruso en EEUU. ¿Acaso, tratándose de esta envergadura, estaríamos ante un acto de solidaridad? Por supuesto que no. Partimos de que los países que por desgracia cedieron y siguen cediendo ante esta presión, están cometiendo un craso error.

He citado hoy numerosos ejemplos de cómo los países iban cediendo ante distinto tipo de presión, sea política o financiera, cometían este error, para arrepentirse más tarde. Los casos están descritos en las memorias y recopilaciones de documentos. Todos se arrepienten con respecto a lo que se hizo en Iraq y Serbia. Partimos de que los países que no se unieron a aquellas acciones demuestran una actitud responsable no sólo hacia las relaciones internacionales con Rusia sino también, y en primer lugar, al derecho internacional. Un día de estos cualquier Estado podría convertirse en objeto de esta agresión política e informativa y de provocaciones y acabar en una situación cuando sin previa investigación ni pruebas concretas se puede formular una acusación bajo todos tipo de cargos. Merece la pena señalar que es cuestión de responsabilidad y de conducta responsable de cada Estado.

Pregunta: ¿Cómo evalúa la declaración de la Ministra de Asuntos Exteriores de Canadá, Chrystia Freeland, sobre la decisión de expulsar a los diplomáticos rusos? La diplomática de alto rango dijo que el “caso de los Skripal” abarca, además del caso concreto, toda una serie de casos de comportamiento inadmisible de Rusia en Siria, en Crimea, en Ucrania.

Respuesta: Esta pregunta la hicieron todos los Embajadores de Rusia convocados a los Ministerios de Asuntos Exteriores de sus países de estancia, para que se les hiciera la entrega de las listas de personas que habían de ser expulsadas o para que se les informara de la pertinente decisión. Todos los Embajadores hicieron la pregunta de a qué se debía tal decisión. Le voy a dar mi respuesta. En el marco de la UE y de la OTAN existe la noción de la solidaridad. Acaba de celebrarse la Cumbre de la UE. Dicho sea de paso, al “caso de los Skripal” se le prestó mucha atención, mientras que al caso Sávchenko, en absoluto. Mucho tiempo estuvieron reunidos, pero se falló en elaborar una fórmula que le explicara a Moscú la razón de la expulsión de sus diplomáticos. Cada país inventó algo propio. Primero se intentó aprovechar el pretexto de la solidaridad. A las preguntas de si era una acusación formulada contra Rusia, no se respondió nada que no fuera “nos parece, podría haber habido implicación”. Fueron algunos países los que nos presentaron esta argumentación. Otros optaron por insistir en que no comentarían la situación, dado que era exclusivamente cuestión de solidaridad. A las preguntas de si había algún tipo de quejas contra las personas expulsadas, se expresaban posturas muy distintas. Le diré más, se formularon posturas distintas no sólo en el marco del bloque, pero también, dependiendo de las entidades, con las que habláramos. Es decir, si durante la reunión con tal o cual Embajador se decía que no había ningún tipo de pretensiones y que era un acto de solidaridad, más tarde se anunciaba “el descubrimiento de una red de espías rusos”. Que formen una postura común, una red de espías descubierta en un par de días, la solidaridad o simplemente el deseo de seleccionar primero 8 y más tarde 12 imágenes que fueron modificando a lo largo de dos semanas su número y sus nombres, sin que a nadie le importara, para lograr alcanzar su objetivo de cualquier manera. No me vienen otras palabras a la mente.

Y ahora me gustaría hablar de los motivos. La campaña antirrusa y la polémica rusófoba son razones lógicas. Sin embargo, ha mencionado con toda razón a Siria, la situación actual tiene que ver precisamente con Siria y con nuestro tema de conversación de hoy. Veamos, hace un mes o un mes y medio el tema principal de las noticias fue Guta Oriental, en sus telediarios también. Ustedes iban informando al mundo de la catástrofe humanitaria en la zona. Y ahora, ¿resulta que no hay ninguna catástrofe humanitaria allí? Guta Oriental están convirtiéndose de manera paulatina en Alepo, retornando a la vida pacífica. Resulta que el Ministerio de Defensa de Rusia en su página web empezó a transmitir las imágenes captadas por las cámaras instaladas en Guta Oriental. Y por esta simple razón no se puede seguir engañando al público asegurando que la gente que abandonaba la zona era disparada, que se le impedía la salida o que se exterminaba a niños en vez de a terroristas. A largo de varios meses todos los medios del mundo cubrían el supuesto infierno en Guta Oriental. ¿Cómo desviar entonces la atención de la prensa y de la opinión pública a algún otro tema?

Existe la comedia inglesa, Sí, Ministro. Son entre 30 y 40 capítulos rodados en 1984. Y uno de los capítulos trata precisamente este tema, es decir, como conseguir que todos dejen de hablar de un tema concreto que no le beneficia a uno. Los actores británicos respondieron en 1984 a dicha pregunta. Dijeron que era muy simple, había que expulsar el mayor número posible de diplomáticos soviéticos e justificarlo con una buena historia inventada, alegando, por ejemplo, que el chófer del Embajador soviético era un alto cargo de la KGB. Y enseguida todos verían en el hombre a la amenaza a la seguridad nacional. Esto ocurrió en 1984, de modo que es un clásico ya. El vídeo está disponible en nuestros recursos.

Y en cuanto al segundo motivo de toda esa actuación, es el tema de las armas químicas en Siria que nunca ha dejado de estar presente en todas las negociaciones, reuniones y conferencias de la comunidad internacional dedicados a Siria. Sin embargo, las armas químicas fueron destruidas por Damasco en cooperación con los países occidentales, dicho sea de paso. Fue una acción sin precedentes promovida por Rusia y realizada por todos bajo los auspicios de la ONU. Las armas fueron destruidas. Sin embargo, los interlocutores occidentales no dejaron de asegurar que son usadas por Damasco. Rusia siempre ha dicho que eran provocaciones. ¿Cómo se lograría excluir a Rusia de los debates sobre el uso de las armas químicas, en concreto, en Siria? Con suma facilidad, asegurando que la propia Rusia usaba armas químicas e incluso lo hacía en el territorio británico. De allí la conclusión de que Rusia junto con el Presidente al Assad usaba las armas químicas. Otro clásico.

Nadie siquiera tendrá ganas de estudiar la situación real en Guta Oriental. Todos dicen que Rusia usa sustancias tóxicas de uso militar, pero no hay ninguna prueba. ¿Para qué hacen falta, si hay imágenes?

Pregunta: ¿Qué opina de la decisión de Bulgaria de citar a consultas a su Embajador en Rusia, Boiko Kocev? ¿Cuál será la respuesta de Rusia?

Respuesta: ¿Por qué no me dejan de preguntar por cada país concreto? Ya he hablado de conducta responsable de los países. Todo Estado ha de tener claro que toma tal o cual decisión en base a determinados documentos, datos o pruebas convincentes. Creo que su pregunta la debería dirigir a las autoridades búlgaras, ya conocerán ellos los motivos de su decisión. A lo mejor, Bulgaria dispone de algunos datos que lo prueban todo de manera inequívoca, incluso sin previa investigación ni peritaje, unas que evidencian la culpabilidad de Rusia. De ser así, les ruego los compartan con nosotros. Tengo fe en los medios búlgaros, a ver si realmente encuentran algo.

Pregunta: ¿Habría que esperar medidas idénticas a modo de respuesta a la expulsión de los diplomáticos rusos?

Respuesta: Sí. Sin embargo, no merece la pena centrarse en cómo serán dichas medidas, porque antes que nada serán las adecuadas. Se está trabajando de momento en este asunto y en breve serán anunciadas. Su forma y su contenido ya se conocerán en su debido momento. No revelemos todos los secretos a la vez.

Pregunta: El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia en más de una ocasión hizo avisos a los ciudadanos rusos que se disponen a viajar al extranjero sobre el peligro de ser arrestados en terceros países por solicitud de Washington. Dadas las tensiones que se viven en las relaciones entre Rusia, EEUU y una serie de otros países por el “caso de los Skripal”, ¿siguen vigentes dichos avisos? ¿Existe algún peligro de que el número de los arrestos aumente?

Respuesta: Sí, los avisos siguen en vigor. Y le diré que sí a la posibilidad de que crezca el número de arrestos. No puedo hacer suposiciones, el aviso se ha hecho y sigue en pie.

Pregunta: El Embajador de Polonia en Rusia dijo en una reciente entrevista a la Agencia de Información ITAR TASS que muchos monumentos soviéticos eran estéticamente deficientes, por lo tanto no se merecían ser conservados. Comente sus palabras, dado que el diplomático presenta los intereses de su país en Rusia.

Respuesta: Es un razonamiento muy peligroso, se puede llegar a asegurar incluso que mucha gente es fea, de modo que no merece vivir. Sería la misma lógica.

Dichos monumentos no fueron creados por razones estéticas. En aquella época no hubo concursos al monumento más estético o al más tecnológico. Sigo sin saber, como se logró instalar aquellos monumentos en una Europa destruida, necesitada, fría y hambrienta. Todavía se estaba reconstruyendo la infraestructura primaria que permitiera sobrevivir a la gente. El final de la Segunda Guerra Mundial que es para nosotros la Gran Guerra Patria no significó la total liberación de los fascistas y de los nazis. Todos recordamos cuánto tiempo fue necesario para acabar con ellos del todo. No se trató de meses sino de años. En condiciones cuando Europa yacía en ruinas, eso se ve con claridad en las fotos, cuando la gente llevaba varios años sin tener una vida normal, cuando había gran cantidad de heridos, lesionados, minusválidos que necesitaban apoyo social, es decir, comida, medicinas y la mera posibilidad de sobrevivir, no faltaron recursos ni voluntad ni fuerza espiritual para instalar los monumentos en cuestión. Los sobrevivientes instalaron monumentos en honor de quienes no sobrevivieron. Me da vergüenza explicar este tipo de cosas, explicar que no es cuestión de estética. Es vergonzoso que la gente que vive en 2018 de acuerdo con los derechos humanos y humanitarios, que se guían por los principios de la compasión y la solidaridad, por la responsabilidad y el dolor compartidos, recurran a tales nociones. A mí personalmente me da vergüenza.

Pregunta: Entiendo que Usted no puede enunciar ahora las medidas de respuesta de Rusia a las expulsiones de diplomáticos. ¿Qué mensaje quisiera hacer llegar Rusia con sus medidas de respuesta, indistintamente de cómo sean?

Respuesta: Esto ha sido una provocación. Si me pide que resuma en pocas palabras lo que quisiéramos hacer llegar, no estoy muy segura de que el formato de esta rueda informativa me permita hacerlo.

Creo que el experto del Instituto Carnegie lo ha dicho todo, ha hecho una pregunta retórica. Apenas podría expresarlo mejor o añadir algo más. Los periodistas que veo en esta sala o simplemente conocidos y desconocidos con los que me encuentro en distintos eventos me preguntan dónde va a parar el mundo. No puedo contestar, aunque es parte de mi profesión. Tal vez las preguntas de si esos países son conscientes de lo que va a pasar después, de cómo desarrollarán relaciones entre ellos, formen parte del interrogante retórico hecho por el experto del Instituto Carnegie. Encubrir y acusar sin fundamento, declararle culpable a alguien sin pruebas es un delito. Consulten sus códigos penales y administrativos nacionales.  

Pregunta: Desde hace un año a los periodistas de la agencia Sputnik en Francia se les deniega la acreditación para eventos del Ministerio de Exteriores de ese país, del Palacio Elíseo, de otras entidades francesas. Nuestros periodistas no pueden acudir a una rueda de prensa como hoy lo he hecho yo. Al mismo tiempo, las autoridades de Francia acusan a la agencia Sputnik de una falta de objetividad en la cobertura de la política que realiza su Estado. ¿Cuántos periodistas franceses que representan a los medios estatales de su país están acreditados ante el MAE de Rusia? ¿Cuándo se tomarán medidas simétricas respecto a ellos?

¿Cuál es la postura del MAE de Rusia sobre la reanudación de la concesión de la nacionalidad a los habitantes de Abjasia?

Respuesta: Conocemos muy bien la situación de la agencia Sputnik y en más de una ocasión hemos hecho llegar nuestra postura al Gobierno de París. Hemos hablado de ello con representantes de la Embajada de Francia en Moscú, durante las negociaciones de los jefes de la diplomacia de ambos país, hemos remitido misivas expresando nuestras preocupaciones al Representante de la OSCE para la Libertad de los Medios de Comunicación. Lo único que oímos de los representantes franceses es que detrás de la negativa de acceso y la discriminación –llamemos las cosas por su nombre, que es lo que tiene lugar cuando a un medio que cumple con todos los requisitos no le permiten acceder a eventos para los que tiene acreditación–, está una decisión personal del Presidente de Francia, Emmanuel Macron. No hemos recibido ninguna otra respuesta a ningún otro nivel, ni se ha alegado infracción alguna o conducta indebida.

En cuanto a su pregunta sobre Abjasia, no tenemos información respecto a la reanudación de la concesión de la nacionalidad rusa a los habitantes de Abjasia, cuya tramitación está simplificada en virtud del Artículo 13 del Tratado de Alianza y Asociación Estratégica del 24 de noviembre de 2014 firmado entre Rusia y Abjasia. En la actualidad se está trabajando en el acuerdo bilateral correspondiente.

Pregunta: Un gran grupo de países considera que Rusia no dice la verdad al negar su implicación en el envenenamiento de Serguéi Skripal, y no cree en las versiones alternativas del incidente expuestas por autoridades rusas. ¿Se da cuenta el Ministerio de Exteriores de que hay un gran problema de confianza hacia Rusia?

Respuesta: Verá, entonces tenemos que ponernos de acuerdo en si estamos jugando al póker u ocupándonos de cosas serias. ¿Esto es póker o son relaciones internacionales? ¿Se trata de la responsabilidad común ante el derecho internacional, de una partida internacional válida, pero siempre dentro del marco de las reglas trazadas por la Carta de la ONU, o es un uso ilimitado de la fuerza y la presión? Es precisamente Occidente quien a lo largo de las décadas estuvo dando lecciones, en particular a Rusia, de que el factor de la fuerza no se debe aplicar bajo ningún concepto, de que no se debe utilizar presión política ni ideológica. Fue inmediatamente después de la desintegración de la URSS y el inicio del proceso de democratización. Nos aprendimos muy bien estas reglas. Empezamos a construir nuestras relaciones con los socios en pie de igualdad, a seguir patrones como competencia económica y financiera, competencia en distintos ámbitos, ofrecer proyectos más ventajosos e interesantes a los socios, una verdadera competencia sobre fundamentos democráticos y de transparencia. Da la impresión de que nadie esperaba que lo lográramos, de que nos lo enseñaban sin creer que pudiéramos seguir este juego de verdad. Pero nosotros lo conseguimos, empezamos a crear con éxito asociaciones de integración, a demostrar en la práctica que el mundo no es unipolar ni por su naturaleza, ni por la carga política. Se comenzó a decir que somos un socio energético fiable, a pesar de que estaba cambiando por completo, al 100 por cien, la estructura y el sistema político de nuestro país, y que ningún cambio económico, político y ni siquiera geográfico en nuestro país jamás ha puesto en entredicho los suministros de gas a Europa que se remontan a los años 1970, que podemos tener las mismas dificultades que otros países, que podemos pedir ayuda, que otros países nos pueden pedir ayuda a nosotros, que estamos dispuestos a compartir, por ejemplo, datos de información, que podemos ser un socio fiable en la lucha antiterrorista, que pese a tener distintas visiones de cómo, por ejemplo, normalizar la situación en Afganistán estamos dispuestos a brindar apoyo a Estados Unidos en esta dirección y lo hemos hecho entre los primeros. Nuestro país se ha vuelto un actor abierto  y transparente en el buen sentido de la palabra, un actor de verdad en las relaciones internacionales.

De repente, cuando comenzamos a lograr lo mismo que otros países en distintas regiones del mundo, nos percatamos de que esto molesta por alguna razón, que en aquellos proyectos energéticos que ofrecemos a Europa empieza a asomar el "plumero" de EEUU que se esfuerza al máximo para impedir que estos proyectos se realicen. ¿Dónde está EEUU, y dónde está Europa? ¿Y por qué nuestros negocios europeos le preocupan tanto a EEUU? Al mismo tiempo, empezamos a darnos cuenta de que en los países con los que tenemos vínculos históricos (nuestras familias todavía mantienen la misma composición y tienen miembros que residen en el territorio de las antiguas repúblicas soviéticas), los colegas occidentales pusieron en marcha una política antirrusa. Pero en lugar de hacernos el ofendido y decir que dejábamos la partida, comenzamos a hacer preguntas, a explicar que esto es incorrecto no sólo respecto a Rusia, porque llevará a una crisis sistémica internacional.

Usted me habla de la confianza, pero si las cosas se hacen tal como las hacen, por ejemplo, el Reino Unido y Estados Unidos para arruinar esta confianza, entonces tal vez podamos hablar de una crisis de la confianza. Usted lo está viendo, ¿acaso es apoyo, solidaridad? Lo más increíble es que la voz 'solidaridad' tiene un significado bien distinto de aquel del que nos intentan convencer. La solidaridad no es cuando a uno le obligan a apoyar, no es cuando a uno le presionan, sino cuando uno apoya pese a las dificultades y a las circunstancias. Son cosas distintas.

¿De qué solidaridad está hablando? Son presiones directas y amenazas. Se celebró una cumbre de la UE que pudo haber elaborado una única forma de responder, de dar explicaciones públicas y de actuar. Supongamos que en un día se toman algunas decisiones. Prácticamente todos los países de la UE (ya no sé si el Reino Unido es ahora un país miembro de la UE o no, pero me refiero a los países que permanecen en la Unión) han tomado la decisión de expulsar a entre uno y tres o cuatro diplomáticos rusos. Es decir que no son extremos que presuponen un trabajo a fondo sobre la cuestión, como en el caso de EEUU que ha expulsado a 60 personas. Una, dos o tres personas es una decisión que puede tomarse con bastante agilidad. Todos ellos tomaron esta decisión en distintos momentos. Alguien nos llamó y habló primero de una cifra, y luego llegaron listas con otras cifras. Al principio nos hablaron de unos motivos para la expulsión y después de otros. Eso demuestra que están bajo una presión colosal. Varios representantes del cuerpo diplomático nos lo dijeron directamente. Usted lo sabe perfectamente, y si no lo sabe, es de lamentar porque quiere decir que no se interesa. ¿Qué clase de solidaridad es ésta? ¿De qué confianza podemos hablar? No son términos sacados de las novelas de Alejandro Dumas en las que había solidaridad y confianza. Son términos de la conducta de hoy de esos policías globales que no se basa en absoluto en el derecho ni en los valores morales. Eso es todo.

¿Y usted cree que después de la campaña antiiraquí los países occidentales y otros que formaron parte de la coalición merecen la confianza? Se lo pregunto a usted si se atreve a contestarme.

Pregunta: ¿Realmente me lo pregunta?

Respuesta: Se lo pregunto de verdad. Es que viene muy poco, y aquí tenemos un diálogo interactivo.

Pregunta: Soy yo quien le pregunta.

Respuesta: Sí, pero he contestado su pregunta y ahora quiero hacerle una a usted. ¿Se atreverá a responderme si los países que impulsaron la campaña antiiraquí y se sumaron a ella merecen la confianza?

Pregunta: No soy representante del Gobierno británico, soy periodista y estoy aquí para hacerle preguntas.

Respuesta: El caso es que no le hecho la pregunta a usted como representante del Gobierno británico, aunque éste le da apoyo incluido el financiero, sino como a un periodista. No le exijo una respuesta oficial. Ni siquiera exijo, sino pido como a una persona y un periodista. Repito, si no se atreve a contestar, dígalo.

Pregunta: No me incumbe, no fue una idea mía.

Pregunta: ¿Tienen derecho las autoridades estadounidenses de expulsar a personal acreditado ante la ONU, según el derecho internacional? De ser así, ¿qué futuro tiene esa organización?

Respuesta: Estados Unidos no tiene capacidad para ensañarse de forma unilateral con diplomáticos que trabajan en la ONU. Existen para ello protocolos correspondientes que regulan el procedimiento para cesar la actividad de algunos diplomáticos. Estamos intentando conocer de qué manera EEUU ha implementado tal decisión suya. Según entendemos, hasta la fecha no se han activado esos protocolos. Nuestra Representación Permanente ante la ONU se ocupa de esta cuestión.

Pregunta: ¿Sienten ustedes apoyo y empatía de la gente común, ciudadanos y entidades extranjeros?

Respuesta: No puedo decir que sintamos apoyo o su ausencia. Creo que sería más correcto decir que se percibe un desconcierto y una perplejidad colosales de representantes oficiales de distintos países, de la opinión pública, de periodistas que tratan de comprender qué es lo que pasa y a qué puede llevar. Se nota la confusión y la sensación de que el mundo está al borde de un precipicio. Es una historia muy peligrosa. Esto, así como la falta de comprensión de la realidad, la ignorancia de los hechos se perciben en las conversaciones con representantes extranjeros que mantenemos yo o nuestros embajadores en los respectivos países.

En cuanto a la gente, recibimos muchas cartas de nuestros actores sociales y los extranjeros que denotan la sensación de que el mundo se encuentra en un estado turbulento. ¿Quién es el responsable, qué es lo que sucede, por qué están las cosas así? Es que ya tantas lecciones se han sacado de situaciones similares que empezaron con una provocación y luego desembocaron en unas consecuencias irreparables. Repito, lo que está haciendo Londres no podemos calificarlo más que como una provocación internacional global.

Pregunta: Reciba el pésame de una madre por la tragedia en la ciudad de Kémerovo.

Hace poco le pregunté lo peligrosa que le parecía la situación actual, y usted me contestó que no había un termómetro para medirlo. Hoy ha citado el ejemplo de Irak. ¿Significa eso que estamos en guerra?

Respuesta: No, lo que significa es que hemos citado ejemplos de las provocaciones que tuvieron lugar en el pasado y de quién estaba detrás de ellas. Cuando hablamos de la confianza, tenemos que encarar los hechos. En las diapositivas que mostró la embajada y que se difundieron en Gran Bretaña se indicaba que Rusia supuestamente ya había cometido antes actos similares respecto a ciudadanos rusos en territorio británico. Ninguno de los casos de los nacionales rusos que murieron, perdieron la vida o tuvieron algún accidente en circunstancias misteriosas, ha sido investigado de la forma que la opinión pública o al menos Rusia tuviera claro lo sucedido. Los casos de Alexander Perepelichni, Borís Berezovski, Alexander Litvinenko, de otras muertes misteriosas quedaron bajo absoluto secreto. Es por eso que es sencillamente imposible decir que se trata de una situación parecida en la que Rusia se comporta como un agresor. No tenemos ninguna idea de lo que sucedió en esos casos.

Al mismo tiempo, son conocidos los casos respecto a los que se probó que hubo manipulación de la opinión pública mundial. Se trata de Irak o Libia, país respecto del cual se proclamaron unas tesis pero la situación terminó en el colapso del país y en una tragedia para el pueblo libio. Ahora se están revelando detalles del todo bochornosos, como la implicación de intereses económicos y de políticos europeos. La situación, tal como se está revelando ahora, es simplemente repugnante. Usted como representante de un medio europeo sabe mejor que yo el giro que están tomando las cosas.

Existen numerosos ejemplos de un comportamiento irresponsable y provocador de países como el Reino Unido y Estados Unidos. Irak se ha citado como uno de los ejemplos más claros de cómo fuimos engañados todos. No se pudo engañar a la Federación de Rusia, ni se pudo engañar en aquel momento a Alemania y Francia, en cambio sí lograron engañar a Italia y varios otros países, lamentablemente.

Quiero decirle a la representante de Sky News: fíjese en los métodos que se utilizaron para forzar la coalición antiiraquí y en los de ahora cuando se trata supuestamente de la solidaridad. Son los mismos métodos. No tenía sentido que, por ejemplo, un pequeño país europeo enviara a 10 personas para la coalición antiiraquí, estaba claro que esas 5 ó 10 personas no suponían ninguna contribución militar, política, científica, financiera o incluso moral para la campaña. ¿Para qué se hacía? Para mostrar que Occidente actúa como un gran frente común y que sus países manifiestan esa llamada "solidaridad" que no lo es. La solidaridad tiene un significado bien distinto. La coalición se formó para invadir Irak y aniquilar al "tirano" que "amenazaba al mundo" con armas de destrucción masiva. La misma pista, el mismo perfil, pero son distintos el alcance, la historia y la situación.

¿Otra vez quieren forzar un frente político? ¿Para qué? ¿Para poder presentar, en ausencia de pruebas, una lista de países que le apoyan a uno? ¿Para qué necesitamos esta lista nosotros? Sabemos cómo se hizo, y ellos lo saben, deben saberlo. Amenazando a uno, rogando a otro, prometiéndole algo a un tercero, mientras hubo quien se dio cuenta él solo de que era mejor no esperar todo eso y apuntarse. Es por ello que he citado hoy el ejemplo de Irak.

Le agradezco su compasión y condolencias en relación con la tragedia de la ciudad de Kémerovo. Hemos recibido muestras de apoyo de todo el mundo, tanto de ciudadanos de a pie que se han acercado a las embajadas, han depositado flores, encendido velas, dejado mensajes y juguetes, dado el pésame en las redes sociales, como de periodistas y autoridades.

Ya dijimos que nos parece incomprensible cómo fue posible el mismo día expresar condolencias a nivel oficial y a la vez anunciar medidas inamistosas contra la Federación de Rusia haciéndolo en un mismo documento. Así es como lo hicieron varios países. Pero estamos agradecidos a todos los que han expresado apoyo a Rusia y a sus ciudadanos, a la gente que vive en Kémerovo y que ha perdido en esta terrible tragedia a sus hijos y otros seres queridos. Muchas gracias a todos.

Pregunta: El mismo día que el Ministerio de Exteriores de Polonia anunció la expulsión de 4 diplomáticos rusos, se informó que los servicios secretos polacos detuvieron a un "espía ruso", un ciudadano de Polonia y empleado del Ministerio de Energía de este país que supuestamente pasaba a los servicios de inteligencia rusos información sobre las obras del gasoducto Nord Stream 2, lo cual es extraño porque lo construye Rusia. Como prueba, según la prensa polaca, se informó que el detenido era un comentarista activo en foros de Internet y que hasta creó en Facebook un foro propio debatiendo activamente sobre la política energética de Polonia. ¿Podría usted comentar este caso?

Respuesta: No tengo comentarios al respecto, debo consultarlo.

Pregunta: ¿Qué opinión le merece la expulsión masiva de diplomáticos que sienta un precedente en el derecho internacional?

Respuesta: Ya lo he comentado más de una vez. La cuestión aquí no es el precedente de las expulsiones que, desafortunadamente, forma parte de la rutina diplomática y por lo general se lleva a cabo sin hacer públicos los llamados cruces. A veces, cuando los países quieren resaltar el dramatismo del momento, lo hacen de forma pública, incluso a pesar de que esos aspectos se estipulan de antemano. En este caso se trata de una actuación que se sustenta en unos fundamentos peligrosos, en el sentido de que las acciones y medidas emprendidas por los países de la UE son utilizadas por Londres –que, por cierto, está saliendo de la Unión–, como una prueba de la culpabilidad de la Federación de Rusia.

Nadie está en contra de que los países expresen su punto de vista sobre ciertos asuntos y lo hagan de una manera tan extravagante. La cuestión es que estas muestras de la llamada "solidaridad" eran necesarias sólo como el único argumento a esgrimir ante la comunidad internacional. Recuerde las palabras del experto del centro Carnegie de que tanta gente, tantos Estados no pueden estar equivocados. Es precisamente una sustitución de la base legal. Es un precedente muy peligroso utilizar la llamada "solidaridad" como base probatoria pese a que no tiene nada que ver con lo ocurrido en Salisbury.

Ustedes son periodistas y pueden solicitar a sus Gobiernos y autoridades que presenten las pruebas, puesto que ya ha pasado prácticamente un mes. ¿Qué es lo que ha tenido que ocurrir para que estas pruebas puedan presentarse sólo dentro de 2 ó 3 meses y no ahora? Todos estos interrogantes han quedado sin respuesta, y se publicarán en los próximos días.

Pregunta: Poco antes de los últimos acontecimientos relacionados con la expulsión de diplomáticos se produjo una conversación telefónica de los presidentes de Rusia y Estados Unidos en la que se habló de la necesidad de celebrar una cumbre y de seguir manteniendo los contactos. ¿Significan los últimos sucesos que ahora todos los contactos quedarán suspendidos y los preparativos de la cumbre se detendrán?

Respuesta: No puedo comentar lo relacionado con los preparativos de las cumbres. Si han empezado o no, es una pregunta para la Administración del Presidente de la Federación de Rusia.

En cuanto a los contactos a través del MAE, como usted sabe, se anunció que Rex Tillerson deja el Departamento de Estado de EEUU y que el nuevo jefe del ente será Mike Pompeo. Pero su nombramiento no se ha formalizado aún, por lo que todavía no tenemos motivos para hablar de contactos. Mantenemos contacto con la embajada norteamericana, intercambiamos listas de forma regular: ahora ellos nos han entregado una y después nosotros les entregaremos otra a ellos, que eso también son contactos.

Pregunta: Los países de Occidente expulsan un número sin precedentes de diplomáticos rusos (más de 140) a raíz del llamado «caso de los Skripal». ¿Cuál será el futuro destino de estos diplomáticos?

Respuesta: Ya he dado los principales comentarios con respecto a la expulsión de nuestros diplomáticos. En cuanto a los futuros destinos de los mismos, como en todos los casos cuando sus actividades en el exterior se ven interrumpidas por iniciativa del país anfitrión, conforme a la legislación rusa vigente, ocuparán otros cargos. Todos los diplomáticos rusos que regresan de su misión en el exterior continuarán su carrera profesional, sus conocimientos y experiencia son muy valiosos.

Pregunta: ¿Qué posibilidades de arreglo de la situación ve Usted?

Respuesta: Ya hemos hablado de ello en reiteradas ocasiones. Lo absurdo de la situación consiste en que (aquí están presentes los medios británicos que me corregirán si me equivoco), según las declaraciones de los representantes oficiales británicos, da la sensación de que Rusia se haya negado a interactuar con la parte británica. Así es como se presenta esta situación. Entre tanto, Rusia pidió a la parte británica facilitar cualquier información para iniciar el intercambio de lo que sea: opiniones, materiales, contactos, expertos, delegaciones. Propusimos aplicar el correspondiente artículo de la Convención sobre la Prohibición de las Armas Químicas. Todas estas propuestas se entregaron a la parte británica y hasta ahora esperamos la respuesta. Volvemos a confirmar nuestro interés de obtener información desde Londres para empezar a trabajar en esta cuestión, es decir, responder a las preguntas, comentar, hacerlas con respecto a la situación. Esta es la salida de la situación. Es imposible llamar a la puerta no sólo cerrada sino bloqueada por la otra parte, mientras los que están detrás se escaparon a la última planta, abrieron la ventana y están gritando algo por allí. Nosotros estamos delante de la puerta esperando a que nos contesten. No es obligatorio hacerlo en la forma solicitada, tal vez existan otras formas. Si no quieren responder mediante notas diplomáticas, envíen a un experto, intercambiemos pruebas, facilítennos las muestras, acojan a nuestros expertos. Aceptaremos cualquier opción que les convenga. Pero todo empezó no con presentar datos, plantear preguntas o dirigirse a la organización especializada sino con un discurso en el parlamento. Esto es absurdo, un espectáculo para el público en el interior. Un episodio clarísimo que no necesita aclaraciones ni pruebas. La postura está elaborada desde el principio y se procede a declarar ante el parlamento. Recuerden esos tres discursos uno tras otro.

Puedo dar una respuesta unívoca a su pregunta: es Gran Bretaña a la que le toca desbloquear la situación facilitando la información conforma nuestras solicitudes. Pero no la facilitan, la ocultan. Tendrán algún motivo para hacerlo.

Pregunta: ¿Rusia reconoce los resultados de las pruebas de la OPAQ?

Respuesta: Me cuesta volver a hablar del tema. Existe el derecho internacional que cuenta con los mecanismos destinados a regular las situaciones complicadas, a veces trágicas, a veces peligrosas. Existe la Organización para la Prohibición de Armas Químicas. Existe la respectiva Convención que recoge las reglas para solucionar este tipo de situaciones.

Lo primero que hicimos fue recurrir a estas herramientas. Es nuestro desde que Rusia pueda participar en el arreglo de la situación y en la investigación de las pruebas recogidas hasta el momento. Hablar de cómo vamos a acoger los resultados es hacer hipótesis. En cambio nosotros estamos hablando de algo concreto. Existen los artículos aplicables de la Convención, vamos a aplicarlos. Hay expertos rusos que están dispuestos a colaborar, al igual que los expertos británicos o de la OPAQ. ¿Cuál es el problema? ¿Por qué se bloquean estas iniciativas? ¿Usted lo comprende? Yo, personalmente, no. Nosotros no lo comprendemos. Y ahí es donde está el problema. No es que no veamos la voluntad de cooperar sino que observamos los intentos de impedir una interactuación equitativa y legal dentro de la OPAQ.

¿Pasamos a jugar a póker? ¿Es un juego de cartas? ¿A ver qué carta sale? ¿O estamos hablando en serio? No es necesario poner los ojos en blanco como diciendo que ya lo ha oído un  millón de veces. Nosotros también lo hemos oído sólo que no hemos visto ninguna publicación al respecto. ¿Usted pregunta si reconocemos los resultados de la investigación. ¿Qué resultados? ¿A base de qué obtenidos? ¿Usted tiene claro de dónde provienen las muestras? ¿A quiénes examinaron los expertos de la OPAQ si es que examinaron a alguien? ¿Lo tiene claro? Claro que no. Nosotros tampoco. Se lo voy a explicar. Se trata de los ciudadanos de la Federación de Rusia. Constatar y confirmar su identidad sólo puede la Federación de Rusia. ¿A quiénes vieron (si vieron) los expertos de la OPAQ? ¿Lo puede explicar? ¿Qué documentos de identidad se les presentaron? ¿Lo sabe usted? ¿Dispone de estos datos? Nosotros no.

¿Cómo pueden los expertos de la organización internacional identificar a las personas que están, según las publicaciones en los medios y la declaración parcial de Theresa May, inconscientes, no pueden hablar y su estado «nunca volverá a ser tan bueno como antes». Entonces, estas personas no pueden decir quiénes son, no pueden presentar sus documentos de identidad. ¿A quiénes enseñaron a los expertos de la OPAQ si es que este contacto tuvo lugar? Es un juego absolutamente a ciegas. ¿Y usted pregunta si aceptaremos los resultados de esta fullería? Vamos a iniciar por fin un diálogo oficial.

Una pregunta de mi parte: ¿por qué usted no acepta la declaración de la parte rusa de que Rusia no tienen ninguna relación con lo ocurrido pero sí quiere obtener el acceso a los materiales del caso? O estamos ante el juego de siempre, como en Irak, o vamos a entablar una conversación seria. Es lo mismo que en la situación en torno a Colin Powell y la probeta: si alguien se hubiera atrevido y hubiera pedido al señor Powell aquella probeta para comprobar su contenido se había evitado una guerra de diez años y centenares de miles de víctimas. Pero todo el mundo confió. Y usted nos pregunta si vamos a confiar. ¿En qué? ¿En las probetas? Vamos a empezar por lo elemental para hablar de la confianza. Vamos a empezar por la fórmula, que se presente el nombre del agente tóxico y su muestra. ¿Qué hay de complicado? Con las tecnologías actuales ¿en qué consiste la dificultad de entregar a Rusia una muestra de la sustancia en cuestión?

Formule la pregunta de otro modo: ¿por qué Gran Bretaña se niega a interactuar con la parte rusa? ¿Por qué? Nadie conoce la respuesta a esta pregunta. Hay sólo una suposición de que es parte del plan – no interactuar. Si no interactúas no debes nada a nadie, no tienes que contestar a las preguntas, no tienes que presentar nada. No interactúas y punto. ¿Qué es en que debemos confiar? ¿En una fotografía? ¿En una muestra? ¿Cuál debe ser el resultado? ¿Una decisión, una declaración? ¿De qué? ¿Clasificar el agente? ¿Qué es lo que tienen que confirmar los representantes de la OPAQ? ¿Qué el agente pertenece a la familia de otras sustancias? De lo publicado a lo largo de las últimas tres semanas se desprende que el preparado de esta familia puede fabricarse en cualquier laboratorio de nivel medio alto. Todas las tecnologías están publicadas. Si existen datos de cómo ocurrió todo (cómo se transportó, cómo se aplicó, etc.), que nos los faciliten. ¿En qué tenemos que confiar? ¿En la probeta presentada desde lo lejos que nos presentan como prueba?

En la presentación se ha mencionado el Boeing malasio. Es una comparación muy fuerte. La situación realmente es muy similar. Primero nos acusaron mientras nosotros les rogábamos recoger todos los fragmentos del avión. Nos decían que ya eran suficientes los fragmentos recogidos. Nosotros insistíamos en que había más pero nos respondían que ya tenían suficiente, que ya no necesitaban más.

Y ahora nos vuelven a acusar pero no nos permiten participar en la investigación. ¿Qué es esto? A Malasia tampoco le permitían por miedo de que hiciera preguntas incómodas. Se lo permitieron sólo unos meses después. ¿Siempre tenemos que fiarnos de la probeta mostrada desde lejos? Ya vimos lo que pasó cuando se fió el mundo entero. No queremos fiarnos más. Queremos fiarnos de las pruebas, más que fiarnos queremos analizarlas, ver los materiales, los datos, la postura oficial. Por ahora lo que vemos es un espectáculo, una provocación, unas declaraciones políticas. Lo único que hemos conseguido es esta presentación. Nada más. Seis imágenes, una de las cuales es el título.

Pregunta: ¿Rusia bombardea ahora la zona de distensión en Idlib?

Respuesta: Es una pregunta al Ministerio ruso de Defensa.

Pregunta: Usted ha mencionado que se están preparando reuniones con las partes interesadas en el arreglo de la situación en la Península de Corea. ¿Está entre ellas la visita del ministro de Asuntos de Exteriores de Corea del Norte, Ri Yong Ho, a Moscú? ¿Se conoce la fecha aproximada y el orden del día?

Respuesta: No descartamos estos contactos. Confirmaremos, sin falta, las fechas, el formato y el nivel más adelante. De momento, todo está en la fase de estudio pero de trata de decisiones a corto plazo.

Pregunta: Esta semana, estaba prevista una visita a Moscú del ministro de Asuntos Exteriores de China, Wang Yi, que quedó aplazada. ¿Por qué motivo y para cuándo?

Respuesta: Los motivos son obvios. Lo hemos declarado públicamente y es la modificación de la agenda del gobierno ruso por motivo del luto nacional. Sólo por eso. El comentario al respecto fue publicado de inmediato en el sitio del MAE. Agradecemos a nuestros socios chinos que tomen con comprensión el aplazamiento de la visita y hayan expresado las condolencias a la parte rusa a todos los niveles.

Pregunta: El embajador de EEUU, Jon Huntsman, no descartó el arresto de los activos rusos y la propiedad rusa en EEUU a raíz del envenenamiento de Serguéi Skripal. ¿Rusia tiene preparada la respuesta a ello? ¿Lo denunciará ante los Juzgados si llega a suceder?

Respuesta: Si llega a suceder será analizado y recibirá una respuesta adecuada. No puedo hablar hipotéticamente de qué es lo que podría suceder.

Pregunta: Sobre todo me gustaría expresar las profundas condolencias con motivo de la tragedia en Kémerovo. Como ya se sabe el presidente del Consejo de Estado norcoreano, Kim Jong-un,  entre los pasados 25 y 28 de marzo visitó la República Popular de China. ¿Cómo evalúa este evento histórico?

Respuesta: Evaluamos los contactos entre los países que se realizan a una base de equidad y respeto de los intereses recíprocos, como un importante elemento de las relaciones internacionales. Partimos de que cualquier actividad en la región capaz de contribuir a reducir la tirantez en la Península de Corea debe acogerse con aprobación. Si esta visita, entre otros objetivos, perseguía éste lo aplaudimos al igual que la visita en sí.

Sin duda, las visitas e intercambios de delegaciones a cualquier nivel constituyen la prerrogativa exclusiva de los Estados soberanos. Solemos atenernos a la práctica diplomática que consiste en no comentarlos ya que, reitero, se trata de los Estados soberanos. Pero en este caso partimos de que similar actividad y la celebración de eventos al más alto nivel pueden contribuir tanto al desarrollo de las relaciones bilaterales como al arreglo de la situación en la Península de Corea.

Pregunta: A los diplomáticos rusos expulsados de EEUU y Gran Bretaña les califican de agentes de los servicios secretos. ¿Hasta qué punto son correctas estas insinuaciones y qué se pretende conseguir con ellas?

En algunas publicaciones occidentales, en particular, en los materiales de Bloomberg, se cubren de forma bastante provocativa y ambigua los acontecimientos en Kémerovo. ¿Cree que es un intento de nuestros socios occidentales de aprovechar la situación en Kémerovo para desequilibrar la situación interna en Rusia?

Respuesta: En cuanto a la primera pregunta relativa a los motivos de la expulsión de los diplomáticos, ya la he contestado hoy de forma bastante extensa. Estas personas obtuvieron acreditación en los países correspondientes como diplomáticos y contaban con la inmunidad diplomática. No sé qué más añadir sobre el tema.

Pregunta: La pregunta se refiere a que se les califica de agentes de los servicios secretos.

Respuesta: Repito que existe la práctica diplomática. Si alguien considera aceptable poner etiquetas y especular con estereotipos, será que es parte de una gran campaña en marcha. Se trata de las personas a las que se les llama habitualmente diplomáticos. Está claro que el escándalo armado no aportará nada positivo ni a las relaciones bilaterales con los países que tomaron esta decisión, ni a las relaciones internacionales en general.

En cuanto a la cobertura por los medios occidentales de la situación en Kémerovo, no sé de qué materiales y qué artículo de Bloomberg está usted hablando. Es repugnante cuando se aprovecha la tragedia para satisfacer los intereses políticos. No tengo otras palabras. Creo que todo nuestro país se estremeció tras la tragedia, creo que es obvio. Me refiero a la reacción emocional, al trabajo de corregir errores, buscar a los responsables, de ayudar a los afectados a superar el dolor. Estoy observando tanto a los conocidos como a las personas por la televisión (que últimamente veo mucho, también por las noches) no he visto a nadie quien se quede indiferente. A la gente hablando de Kémerovo le cambia la cara, le saltan las lágrimas.

Puedo hablar por nuestro colectivo profesional, veíamos con el corazón encogido las imágenes de lo que sucedía en Kémerovo. No me imagino cómo se puede decir que lo ocurrido haya dejado indiferente a alguien. Otra cuestión es que dentro del país pueden darse los intentos de aprovechar la situación. Pero esto no es nada al lado del sentimiento con el que acogieron las personas de diversas ideas políticas esta tragedia humana. Realmente no quiero comentar el artículo en Bloomberg, tal vez fuera una opinión personal o una bitácora, pero me niego a creer que lo podía haber escrito un periodista.

Pregunta: Usted ha hablado mucho hoy sobre el informe, la presentación, sobre las «seis diapositivas». ¿Este nivel de preparación revela un determinado nivel de los analíticos británicos? ¿O es que nadie se ha preocupado siquiera por argumentar la postura?

Respuesta: Está en marcha una campaña a gran escala en la que todos los medios valen. La calidad de estas presentaciones no es que revele el nivel intelectual, lo revelan las declaraciones de los representantes oficiales, cuando Boris Johnson anuncia en el parlamento que la UE, por solidaridad, expulsa al embajador ruso cuando, en realidad, la UE revocó a su embajador de Rusia. Esto hablando de la profesionalidad e intelecto. Aquí, en cambio, la calidad sólo prueba una cosa: no se apuesta por argumentar sino por emplear fuerza. Les da igual cómo es la presentación, cuántas diapositivas tiene, que hace dos semanas decían públicamente que la participación de Rusia es «altamente probable» y en las diapositivas afirman la culpabilidad de Rusia. ¿Qué más da? Nada tiene importancia. Se apuesta por la fuerza: vamos a obligar a todos que se solidaricen con nosotros. Esto sólo prueba que la apuesta se hace  por una mano fuerte como es la  de EEUU.

Pregunta: Ya hemos expresado nuestras condolencias con motivo de la tragedia en Kémerovo. Pero quiero volver al año 2003…

Respuesta: Le agradezco las condolencias.

Pregunta: En 2003, en la residencia de la Universidad rusa de Amistad de los Pueblos se quemaron 43 personas. Por lo visto, no se han sacado las conclusiones respectivas. Condenaron a tres ó cuatro personas a seis años de prisión, de los que cumplieron dos o tres. Es ridículo. Estamos en 2018 y ni siquiera sabemos qué fue los que ocurrió en realidad. Por lo visto no se han sacado las lecciones si la tragedia ha vuelto  suceder. ¿Tal vez sea la hora de recuperar en Rusia la pena capital?

Respuesta: Rusia se apega a los compromisos asumidos.

Pregunta: En verano se intentó expropiar parte del territorio perteneciente a la iglesia búlgara en Moscú. Allí construyeron un campo de fútbol y un gimnasio. Al mismo tiempo, el primer ministro turco, Recep Tayyip Erdoğan, hizo reconstruir una iglesia búlgara en Estambul. ¿No le parece que el primer ministro de Turquía hace más para el restablecimiento y fomento de la Iglesia Ortodoxa que nuestra hermana Rusia?

Respuesta: Ya hemos respondido a esta pregunta. Puedo facilitarle información adicional sobre el tema. No es cuestión de qué me parece y qué no. Lo puedo comprobar de forma oficial.

Pregunta: Rusia tiene previsto dar algunos pasos para el retorno de sus ciudadanos, Serguéi y Yulia Skripal. Como Gran Bretaña no presenta información sobre el estado de salud de los Skripal, ¿significará esto que les detienen como a rehenes? ¿Existen mecanismos internacionales de derecho para su regreso a Rusia?

Bulgaria tiene a su disposición resultados de una investigación más profunda y representativa que la británica. La periodista búlgara, Dilyana Gaytandzhieva, realizó una investigación de la actividad químico-biológica de EEUU. El material correspondiente fue publicado en ruso y en inglés uno de estos días. Espero que los expertos presten atención a los datos presentados a raíz de un trabajo más profundo y serio de la periodista. Según estos datos, la negativa de Gran Bretaña a cooperar con Rusia al respecto se explica por el hecho de que EEUU y el Pentágono están financiando el laboratorio de Porton Down, asignándole recursos muy considerables.

Entonces, ¿quién es responsable hoy por el control de armas químicas? En dicha investigación están presentados los datos que evidencian que puede tratarse de un otro Novichok y que los que acusan a Rusia pueden resultar ser los culpables. Están presentados documentos, contratos del Ministerio de Defensa de EEUU. Que se ocupen los expertos de ello.

Otra pregunta es si la ONU puede convocar una sesión extraordinaria para averiguar la verdad sobre el “caso de los Skripal”. En este caso no habrá necesidad de obligarlos a otros países a mostrarse solidarios.  

Permíteme recordar que Bulgaria declaró que no iba a expulsar a los diplomáticos rusos y no ha cambiado su posición.

Respuesta: Rusia ha solicitado a la parte británica que nos concedan acceso a nuestros ciudadanos. Pero no hemos recibido ninguna respuesta por canales diplomáticos. Lo anunciamos en el público.  

En cuanto a la investigación búlgara de la que acaba de hablar usted, leería los documentos con mucho gusto. De momento, no dispongo de ninguna información.

En cuanto a las plataformas de organizaciones internacionales, estamos hablando de ello desde el principio. La Organización para la Prohibición de Armas Químicas (OPAQ) forma parte del sistema de la ONU. Partimos de que la ONU posee de todos los mecanismos para efectuar una consideración exhaustiva y competente de casos semejantes que estribe en el entendimiento de la base de derecho de investigaciones semejantes y no en el uso de la fuerza y la supresión de opiniones dispares. Nos interesa de verdad qué ha ocurrido en Salisbury. Esperamos que no quede como una nueva novela policíaca no acabada entre varias que han tenido lugar en el territorio de gran Bretaña.

Pregunta: Ha mencionado usted hoy el aniversario de los bombardeos en Yugoslavia. Nos acordamos de sus resultados.

Respuesta: Usted sí que se acuerda. Pero no estoy segura de que Sky News sepa siquiera que hubieran tenido lugar estos bombardeos. Es obvio. Hoy nadie sabe quién desató la Segunda Guerra Mundial. Vi las encuestas de opinión pública hechas en EEUU, la gente de la calle está segura de que la había iniciado la URSS. Creen en ello sinceramente. Entonces, ¿cómo podemos hablar de Belgrado y de sus bombardeos? Aquí está presente BBC, y todavía queda la esperanza, porque el corresponsal es ruso. Pero no se sabe, por supuesto, que todo eso ocurrió en Europa, que entonces emplearon uranio a consecuencia de lo cual niños morían en tormentos insufribles. Lo saben solo los que hayan visitado Belgrado. Cuando venís a Belgrado, aunque no sepáis la historia, ya entenderéis de qué se trata, porque han dejado el edificio del Ministerio de Defensa y varios otros edificios, así como quedaron después de los bombeos. Lo saben, por ejemplo, los chinos, porque en aquellos bombardeos perecieron sus diplomáticos. Y los demás no tienen por qué recordarlo. Es como un cuento, eso ya pasó, punto y aparte. Empezó como una provocación y terminó como una tragedia.

En el curso de la rueda informativa conjunta del MAE de Rusia, Ministerio de Defensa de Rusia y Ministerio de Industria y Comercio de Rusia para los embajadores de Estados extranjeros celebrada el 21 de marzo el representante de la Embajada de Serbia en Moscú enfatizó que la tragedia no terminó en aquellos días, cuando fallecía la gente, cuando, al perder a los familiares, los supervivientes no sabían cómo seguir viviendo, cómo seguir paseando por las calles de esta capital europea, sobre la cual caían del cielo los proyectiles lanzados por sus socios de la común familia europea. Más aun, debido al uranio que contenían aquellos proyectiles quedó envenenado el territorio, lo que conllevó un auge de enfermedades oncológicas.

Pregunta: Los serbios siguen preguntándose cómo vivir ahora. Después de los bombardeos fue aprobada la Resolución 1244 del Consejo de Seguridad de la ONU, en el territorio de Kosovo entró el contingente militar de la OTAN, asimismo se encontró allí el contingente ruso que más tarde abandonó Kosovo. Ahora allí quedan los serbios que viven en este territorio, y los países occidentales deben responder por su seguridad.

Respuesta: Lo de Kosovo es una intentona tremenda. Es un caso sin parangón en lo que se refiere a las cuestiones de confianza, puesto que primero los estadounidenses forjaron, de manera unilateral, su coalición de solidaridad, y luego separaron una parte del Estado soberano sin consentimiento del Gobierno legítimo, creando en el territorio un cuasi-Estado. Y eso cuando se realizaban allí las investigaciones de los crímenes y sonaban las declaraciones oficiales de Carla del Ponte.

A pesar de los tomos que describen las atrocidades que tuvieron lugar allí, a Kosovo le regalaron un estatus de Estado. Unos años después el entonces presidente de EEUU, Barack Obama, dice que lo habían hecho correctamente, de manera legal, porque en Kosovo se había celebrado un referendo. ¿De qué confianza se puede hablar, entonces? El quien no crea al presidente estadounidense, va a sufrir. Es una confianza inculcada por fuerza. ¿No hubo referendo? Pues, habrá. Esta es la nueva realidad.

Pregunta: Hace tres días en el norte de Kosovo se produjo, sin ninguna provocación, un auge de violencia contra los vecinos serbios. ¿Cómo seguir viviendo ahora? Allí están la misión europea y el contingente de la OTAN para garantizar la seguridad. Pero, ¿existen algunos documentos internacionales? Y ¿qué les queda a los serbios, cuando estos documentos no se respetan?

Respuesta: Ya lo hemos comentado muchas veces.  Hace poco, el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, visitó Belgrado. En la página web del MAE de Rusia tenemos publicados los materiales que comentan sobre nuestra visión de la situación allí.

Puedo darles más detalles al respecto en la próxima rueda.

 

Documentos adicionales

Fotografías

x
x
Criterios adicionales de búsqueda