Noticias

9 julio 201917:07

Respuesta de la portavoz del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, María Zajárova, a la pregunta de los medios sobre el rechazo de las autoridades británicas a acreditar a las agencias de información rusas para una conferencia internacional en Londres

1428-09-07-2019

Pregunta: Comente la decisión de las autoridades británicas de denegar la acreditación a las agencias de noticias rusas RT y Sputnik para la Conferencia Global sobre Libertad de Prensa.

Respuesta: Parece que, al anunciar un evento con un título sonado, Londres decidió mostrar a todo el mundo un ejemplo de manipulación de la opinión pública. Juzgad vosotros mismos. Uno de los objetivos anunciados de este foro es aunar los esfuerzos diplomáticos para defender la libertad de prensa y discutir las acciones a emprender en caso de que se violen los derechos de los empleados de los medios de comunicación. ¿Qué pasa en la realidad?

Todos los preparativos para la conferencia se llevaron a cabo a puertas cerradas, es difícil encontrar otras palabras. Aunque la agenda del evento preveía un discurso abierto y amplio, no se propuso a las delegaciones a participar en la elaboración del documento final que se preparó por un grupo pequeño de países en un ambiente de confidencialidad. Quizás por eso, a pesar de la participación a nivel de ministros anunciada por los británicos, muchos países se limiten con enviar al evento a los jefes de misiones diplomáticas en Londres o representantes de las capitales a nivel de expertos.

A pesar de que la invitación para el evento fue enviada oficialmente a la parte rusa, no se invitó a los representantes de nuestra Embajada en Londres a la rueda informativa para el cuerpo diplomático al respecto. No recibimos tampoco cualesquiera materiales significativos de los británicos.

Además, los organizadores denegaron la acreditación para el evento a las agencias de noticias rusas RT y Sputnik. Y la parte británica, de hecho, privó de la posibilidad de participar en la conferencia a la delegación oficial rusa sin otorgarles a sus miembros visados de entrada.

No se limitó con estas restricciones. El Ministerio de Exteriores británico comentó el rechazo a acreditar los mencionados medios rusos de forma siguiente: "No hemos acreditado a RT ni a Sputnik debido a su papel activo en la difusión de la desinformación". De ese modo, las autoridades británicas presentaron en público graves acusaciones contra nuestras agencias de noticias.

A juzgar por todo, Londres tiene intenciones de recurrir a la llamada ambigüedad estratégica anunciada por el Ministro de Asuntos Exteriores de Gran Bretaña, Jeremy Hunt, presentando acusaciones infundadas. Esta postura es inadmisible. Exigimos a Londres oficial a presentar dentro de las 24 horas las pruebas concretas conforme a que se hizo la respectiva declaración. En caso contrario, valoraremos las acusaciones anunciadas como la difamación que perjudica la reputación de los medios de comunicación rusos, un claro ejemplo de difusión de noticias falsas y la desinformación.

En cuanto a la propia conferencia, sus organizadores mostraron sus intenciones reales y el trato con la libertad de expresión al convertir este evento en una herramienta para realizar las tareas políticas sesgadas. Consideramos que otros países y los periodistas responsables deben sacar las respectivas conclusiones. Esperamos que las organizaciones no gubernamentales de derechos humanos y las respectivas organizaciones internacionales manifiesten su postura. En particular, seguiremos con atención los discursos pronunciados por el representante de la OSCE para la Libertad de Prensa, Harlem Desir, que planeó participar en este evento. Ya le hemos enviado un mensaje con la descripción de la situación.

Карты

Rusia en las relaciones internacionales

Visor de contenido web