5 noviembre 201210:46

Intervención y respuestas del Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, S.V.Lavrov, a las preguntas de Mass Media durante la conferencia de prensa conjunta después de haber la reunión con el Secretario General de la LEA, N.Arabi, y el representante especial de la ONU y LEA, L.Brahimi, ciudad de El Cairo, el 4 de noviembre de 2012

2089-05-11-2012

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

Respetadas señoras y estimados señores,

Me agrada, como siempre, estar en la ciudad de El Cairo con la visita, la cual no comienza celebrando el encuentro bilateral, sino las negociaciones con el Secretario General de la Liga de los Estados Árabes y el enviado especial de la Organización de las Naciones Unidas y la Liga de los Estados Árabes, L.Brahimi.

Rusia y la Liga de los Estados Árabes (LEA) tienen la historia rica de relaciones, mas ella sólo da comienzo. A su tiempo, nosotros decidimos crear el Foro de cooperación de Rusia y LEA a nivel de los Ministros de Asuntos Exteriores. Hoy en día, nos hemos llegado a un acuerdo de tratar de realizar su primera sesión en Moscú al fin de este año. Nuestro orden del día abarca todos los problemas claves de la acción recíproca, antes que nada, el arreglo de los conflictos numerosos en la región de responsabilidad de la Liga de los Estados Árabes.

Por las causas claras, nosotros hemos prestado atención prioritaria a la crisis siria. Nos inquieta profundamente que ocurra allí nos preocupamos por las consecuencias negativas potenciales para la estabilidad de otros países, los cuales están a corta distancia con Siria, y la región por lo general. Esto nos inquieta desde el punto de vista de los procesos en desarrollo dentro del mundo islámico.

Estamos de acuerdo que la crisis siria, tanto como cualquier otra, no puede tener una decisión militar. Nosotros tenemos que determinarnos en nuestras prioridades. Si la prioridad número uno es el salvamento de las vidas de las personas, entonces todos, de quienes esto depende, están obligados a hacer a las partes, que combaten en Siria, cesar las violencias, empezar a negociar (como nosotros hemos llegado a un acuerdo de esto en Ginebra) y dar comienzo a arreglar los parámetros y plazos del período de transición.

Precisamente esta línea política realiza la Federación de Rusia. Es probable que Rusia sea el único participante del encuentro de Ginebra que trabaja con todas las partes, sin excepción: con el gobierno, y con varios grupos de oposición. Con todo eso, nosotros trabajamos con ellas con rigorosidad en adecuación con los Acuerdos de Ginebra, convenciendo a todas las partes inmediata y simultáneamente para cesar las violencias y dar comienzo a formar el órgano dirigente transitivo.

Por desgracia, algunos otros participantes del encuentro de Ginebra se han hecho a un lado de sus obligaciones. Ellos no se comunican en absoluto con el gobierno de Siria, sino trabajan sólo con la oposición, y con todo eso no está en favor de aprobar por ella los Acuerdos de Ginebra, sino estimulándola a continuar operaciones militares hasta la victoria. Es un camino que lleva hacia los resultados muy desagradables, mas todos nosotros quisiéramos evitarlos. Nosotros tenemos mucha esperanza que todos, quienes se reunieron en Ginebra y alcanzaron allí el consenso, puedan volver al espíritu y la letra de esta moción, mas nosotros apoyaremos por todos los medios a los esfuerzos, los cuales emprende en esta vía el representante especial de la Organización de las Naciones Unidas y la Liga de los Estados Árabes, L.Brahimi.

Con toda la agudeza del problema sirio nosotros no queremos que todas las otras situaciones de crisis, tanto nuevas, como inveteradas, bajo este pretexto sean echadas al olvido. Esto atañe también a la necesidad de ayudar mucho más enérgico a las nuevas autoridades libias a establecer la estabilidad y control sobre todo el país. Esto, desde luego, toca a la necesidad de no admitir que el problema palestino sea dado al olvido, y a la necesidad de cumplir también con la decisión tomada y de invitar hasta el fin de este año una conferencia para crear en el Oriente Medio una zona libre del arma de exterminio en masa.

No es posible permitir que las esperanzas legales de los pueblos de los países árabes de la región del Oriente Medio y África del Norte, sus aspiraciones a la mejor vida y justicia sean aprovechadas para desestabilizar esta región y crear la amenaza de la expansión del terrorismo, narcotráfico, tráfico ilegal de armamentos.

Hoy en día, nosotros hemos hablado de todo eso y yo pienso, que nuestras discusiones han sido muy útiles y provechosas.

Pregunta: En Siria continúan las destrucciones y asesinatos. ¿Si será encontrada decisión de la crisis, tomando en vista de que tantas partes participan en su arreglo?

Respuesta de Serguey V.Lavrov: Lo que hace falta hacer, nosotros nos pusimos de acuerdo en Ginebra: todos los jugadores exteriores deben decir lo mismo a los que hacen guerra uno frente a otro en Siria. Rusia hace precisamente esto: habla de esto al gobierno y a todos los grupos de oposición. Pero algunos otros participantes del "Grupo de Acciones" para Siria, que fue promulgado en Ginebra, tanto occidentales, como algunos de la región, dicen a los oposicionistas: «¡Continuéis haciendo guerra! Vuestra causa es justa, vosotros venceréis».

Saquen conclusión personalmente, la posición de quién pone bajo amenaza nuevas víctimas humanas.

Pregunta: ¿Si está conforme Rusia con aprobar en el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas una resolución con la exigencia de cesar el fuego?

Respuesta de Serguey V.Lavrov: Para que todos cumplan honestamente con los Acuerdos de Ginebra, la resolución no hace falta. Hace falta sólo lo que yo he dicho: que todos obliguen a los que hacen guerra en Siria a cesar las violencias.

La resolución, de que hablan nuestros copartícipes occidentales y algunos otros colegas, se va preparando por ellos exclusivamente con un propósito: agudizar la situación y crear las condiciones para cambiar el régimen. Si la prioridad principal es cambiar el régimen, entonces la sangre se derramará aún más. Esto no depende de Rusia bajo ningún concepto.

Si la prioridad es salvar las vidas, entonces ningunas resoluciones no hace falta. Es que nosotros todavía no probamos a realizar los Acuerdos de Ginebra, mas los Estados Unidos de América, la Unión Europea, la Liga de los Estados Árabes, Turquía, Rusia, China, la Organización de las Naciones Unidas, que participaron en ellos, tienen fuerza para esto. Pero por alguna razón todos, quienes pusieron sus firmas bajo el Comunicado de Ginebra, dicen cosas de diferentes especies. Rusia dice constantemente a las partes del conflicto: «Dejéis de disparar y empecéis a negociar». Algunos otros declaran: «Continuéis disparando, nosotros os prometemos que el régimen caerá».

He aquí todo, en realidad. Ahí ningunas resoluciones no ayudarán.

Documentos adicionales

Vídeos

Fotografías

Organización para la Seguridad y Cooperación en Europa (OSCE)

Consejo de Europa (CE)

OTAN

Unión Europea (UE)

x
x
Criterios adicionales de búsqueda