22 marzo 200411:43

VERSIÓN TAQUIGRÁFICA DE LA ENTREVISTA CONCEDIDA POR EL MINISTRO DE ASUNTOS EXTERIORES DE RUSIA, SERGUÉI LAVROV, AL PRIMER CANAL DE LA TELEVISIÓN RUSA MOSCÚ, 21 DE MARZO DE 2004

553-22-03-2004

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1

Traducción no oficial del ruso

Presentador: Señor Lavrov, quisiera comenzar por el problema más grave para hoy: la situación en Kosovo. їCómo se lo puede resolver? їQué puede y qué debe hacer Rusia en esta situación?

Serguéi Lavrov: La situación en Kosovo que ahora realmente se ha caldeado hasta no poder más puede resolverse sólo por el único método, a saber: mediante el cumplimiento total y completo del plan del arreglo en Kosovo aprobado por el Consejo de Seguridad de la ONU en su Resolución 1244. De acuerdo con esta Resolución y con los documentos redactados sobre su base por el CS de la ONU la mayoría albanesa kosovar y los líderes albaneses kosovares que actualmente constituyen los órganos provisionales del poder en el territorio están obligados a tomar medidas concretas prescritas. El fin de esas medidas consiste en garantizar derechos iguales a todos los habitantes de Kosovo, independientemente de su pertenencia religiosa y étnica, garantizar la libertad del desplazamiento para todas las minorías y el retorno al territorio de todas las personas forzosamente desplazadas, las cuales abundas en Servia. Únicamente este enfoque que garantiza la seguridad e igualdad de derechos para todas las comunidades kosovares puede resolver el problema de Kosovo. Los líderes albaneses kosovares no siempre, ni mucho menos, cumplen con las exigencias del Consejo de Seguridad de la ONU. Lamentablemente, algunos socios nuestros de los países occidentales intentaban no "frenarlos" a tiempo partiendo de que es mejor no irritarlos para que más tarde pueda emprender el cumplimiento de la Resolución del CS de la ONU.

Los últimos sucesos en Metrovica de Kosovo confirman nuestros temores antiguos de que semejante connivencia de parte de Occidente y la aspiración de los líderes albaneses kosovares a limpiar el territorio de las otras etnias son dañinas y peligrosas. Ahora Rusia exige volver a las bases iniciales del arreglo en Kosovo que fueron aprobadas por consenso en el Consejo de Seguridad de la ONU. En estos días tuvo lugar la reunión del CS de la ONU en que llamamos muy seriamente la atención a la crisis de hoy y exigimos que el CS de la ONU llamara a los líderes albaneses kosovares a detener la instigación y asumir en plena medida la responsabilidad por cortar la violencia, así como llamó a que las fuerzas que se encuentran en Kosovo bajo dirección de la OTAN tomaran medidas adicionales para poner fin a la violencia y el derramamiento de sangre. Tal decisión del CS de la ONU fue tomada a nuestra iniciativa.

En lo que respecta al último aspecto, el fortalecimiento del contingente internacional en Kosovo, esto ya se está realizando. De Bosnia se trasladan contingentes adicionales para neutralizar las tentativas de desestabilizar la situación. Ésta está muy seria. Nos preocupa una actitud tan poco seria de parte de algunos socios nuestros hacia ella. Parecería que Occidente, en primer lugar los europeos, deberían estar preocupados en primer lugar por lo que está pasando en Kosovo. Si Kosovo convierte en un territorio que será otro resultado de la limpieza étnica, que ya es uno de los puntos centrales de traslado de drogas a Europa, uno de los centros de la delincuencia organizada, será Europa la que sufrirá.

Pregunta: їEs posible apelar a las resoluciones de la ONU, teniendo en cuenta que cuando la ONU protestaba contra la guerra en Irak, ésta, sin embargo, comenzó? їNo se repetirá esta situación en Kosovo?

Serguéi Lavrov: La ONU aprobó la Resolución que encomendó a los inspectores internacionales de la ONU verificar las afirmaciones de que en Irak siguen con los programas relativos a las armas de exterminio masivo. Cuando no se reveló esos programas, y los EE.UU. y Gran Bretaña decidieron hacer uso de la fuerza en Irak, intentaban obtener el apoyo del Consejo de Seguridad de la ONU, apoyo que se les negó. Por otra parte, no se ha adoptado la resolución protestando contra la guerra por la simple causa de que los EE.UU. y Gran Bretaña podían hacer uso de su derecho a vetar sin que tal resolución fuera aprobada. Pero la ONU no aprobó esa guerra. Me acuerdo de la amargura que experimentaban entonces los diplomáticos sobre el que al mero comienzo del siglo XXI, que todos nosotros quisiéramos ver libre y próspero, estalló una nueva guerra. De otro lado, en los ánimos de mis colegas dentro de la ONU estaba presente asimismo el orgullo de que la ONU no había aprobado una acción bélica innecesaria e injustificada manteniendo así su prestigio.

Pregunta: їQué experimentó usted cuando oyó del comienzo de la guerra en Irak? їCreía usted hasta el último momento en que no habría violencia?

Serguéi Lavrov: Como hombre esperaba que se podría esquivar la violencia. Como diplomático, como representante de Rusia ante la ONU, yo comprendía que Moscú daba pasos especiales e intentaba hallar soluciones que satisficieran a los EE.UU. y a Gran Bretaña y, a la vez, permitieran persuadirse a todos de la presencia o la falta de las AEM en Irak. Ello nos preocupaba no menos que a los EE.UU. o a Gran Bretaña. Nadie quiere, Rusia inclusive, que en Irak o en otro país se encuentren las AEM.

Pregunta: їEra justificado, desde las posiciones del día de hoy, el enfoque de Rusia con respecto a la situación en torno a Irak?

Serguéi Lavrov: Entendíamos que para aquel entonces la máquina de guerra ya cobró fuerza. La agrupación que estaba concentrada en la zona del golfo Pérsico se convirtió en factor independiente. Al mismo tiempo, creíamos que era nuestro deber moral y profesional aprovechar cualquier probabilidad, por más nimia que sea, para intentar detener la guerra.

Pregunta: Lo que está pasando ahora en Irak se parece poco a la resistencia. Muchos dicen que todo lo que está pasando, las explosiones y los atentados terroristas, es una acción del terrorismo internacional. їEstá usted de acuerdo con esto? їCómo pueden salir de este atolladero los EE.UU.?

Serguéi Lavrov: Claro que cualquier acto dirigido a amedrentar a las personas inocentes, tanto más a exterminarlas, puede ser calificado como un acto del terror. De otro lado, hasta la ocupación de Irak allí no había terroristas. Todas las afirmaciones de lo contrario no se han confirmado, más aún: han sido desmentidas, incluso por los especialistas estadounidenses. Ahora se trata de cómo salir de esa situación. Nadie está interesado en continuar observando la situación degradante en Irak, cuando muere la gente, se destruye la infraestructura y el país no puede arreglar la vida normal, cuando el pueblo vive con miedo. Consideramos que el objetivo principal ahora consiste en poner fin a la ocupación y recuperar la soberanía de Irak y el derecho del pueblo iraquí a disponer independientemente de su destino político y de sus recursos. Se trata de cómo hacerlo.

Ya en mayo de 2003 el Consejo de Seguridad de la ONU decidió unánimemente que la soberanía de Irak debe ser recuperada cuanto antes. Entretanto, las potencias ocupantes que se reconocieron como tales según el Derecho Internacional crearon su propia Administración y disolvieron a la policía y el ejército iraquíes considerando que esas estructuras no pueden prestar servicio al Irak nuevo que debe surgir sobre una base democrática. Decidieron mantener la seguridad en Irak con las fuerzas de sus contingentes. Más tarde los propios estadounidenses reconocieron que fue un paso apresurado y que es imposible arreglar la situación en el país sin los iraquíes tanto en materia de seguridad como en materia de régimen político. Por tanto ahora se buscan las vías para recuperar la soberanía.

En el plano práctico se está discutiendo la creación de las estructuras que deberán asumir la soberanía. Si las crean las autoridades de la coalición, el pueblo iraquí y los Estados vecino difícilmente las perciban como portadores de la soberanía. Por tanto, la soberanía debe ser transmitida de una manera tal que la reciba un grupo de personas que se asocian no con las potencias ocupantes sino que con las fuerzas políticas iraquíes. No es casual que las propias autoridades de las coalición se dirigieran a la ONU pidiendo ayuda en la creación de tal estructura. La misión especial de la ONU encabezada por el Asesor Especial del Secretario General de la ONU, Lakhdar Brahimi, visitó Irak y comunicó sus conclusiones de que el mejor método sería celebrar cuanto antes las elecciones, pero por motivos técnicos ello no podría ser realizado hasta finales del año en curso.

Es deseable hallar el método para recuperar la soberanía lo más pronto posible. Como fecha deseable se mencionan finales de junio de este año. En estos días la misión de Lakhdar Brahimi, a encargo de Kofi Annan, otra vez se dirige a Irak para entablar contactos con las fuerzas políticas iraquíes y elaborar recomendaciones de cómo formar el mecanismo que puede ser portador legítimo de la soberanía para el período hasta las elecciones. A la vez, esta misión de la ONU se ocupará en preparar las elecciones.

Pregunta: їEs posible aprovechar la antigua experiencia de Rusia en Irak y su antigua influencia?

Serguéi Lavrov: Nunca esquivábamos el tema de si estaríamos dispuestos a ayudar si los iraquíes lo quisieran. Hemos entablado buenos contactos prácticamente con todos los representantes de los grupos iraquíes: con los xiitas, sunitas y kurdos. No vamos a imponer nuestros consejos a nadie. Nuestra evaluación y nuestros pronósticos del desarrollo de la situación en Irak se confirman todos los días. Ello testimonia que conocemos el país y podemos analizar y pronosticar los procesos que se verifican allí. Cuando la ONU, a petición de los iraquíes, asuma el papel central en la consumación del proceso de arreglo político, y ello sucederá terminada la ocupación, entonces pienso que habrá demanda de los rusos en tal trabajo de la ONU, y los rusos participarán en éste sin falta.

22 de marzo de 2004

x
x
Criterios adicionales de búsqueda