24 julio 200417:48

ENTREVISTA CONCEDIDA POR EL MINISTRO DE ASUNTOS EXTERIORES DE LA FEDERACIÓN DE RUSIA, SERGUÉI LAVROV, AL PERIÓDICO EGIPCIO “AL-AKHRAM” Y PUBLICADA EL 23 DE JULIO DE 2004

1687-24-07-2004

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

Traducción no oficial del ruso

Pregunta: Estimado señor Ministro, їle ayuda su experiencia del trabajo en las Naciones Unidas en el cargo de Ministro de Asuntos Exteriores?

Respuesta: Desde el punto de vista profesional ha sido una experiencia muy útil ya que la ONU es un organismo universal que abarca el mundo entero y prácticamente toda la gama de problemas internacionales. Para mí es sobre todo importante la experiencia del trabajo en el Consejo de Seguridad de la ONU, donde muy operativamente, durante horas contadas, se toman las decisiones sobre los problemas más apremiantes de la seguridad internacional. El trabajo en la ONU proporciona una idea bastante completa de las tendencias principales de la evolución mundial. Ayuda a ver asimismo los problemas de mi propio país en la amplia perspectiva internacional. Por supuesto, todo ello me ayuda en mi cargo actual, máxime porque para Rusia la cooperación con la ONU y la consolidación del papel de la misma en los asuntos mundiales es una de las prioridades políticas exteriores.

Pregunta: їCuáles son para el día de hoy los lineamientos de la política exterior rusa?

Respuesta: Nuestra diplomacia mantiene el rumbo definido en el Concepto de la Política Exterior de Rusia. Se basa en los intereses nacionales del país que se garantizan a través de la participación activa en los procesos internacionales como un miembro equitativo, responsable y predecible de la comunidad mundial. Nos proponemos defender nuestros intereses con medios pacíficos, mediante el diálogo y la colaboración constructiva con otros Estados y las entidades internacionales. La política exterior rusa es multivectorial, está orientada a un desarrollo equilibrado de las relaciones con los países de Occidente y Oriente, de del Norte y el Sur.

En lo que respecta a nuestras prioridades principales actuales, éstas fueron formuladas por el Presidente Vladímir Putin en su reciente Mensaje a la Asamblea Federal de la Federación de Rusia. Son, ante todo, la profundización de los procesos de integración en el espacio de la CEI, la continuación de la integración de la economía rusa en la economía mundial, incluida la garantía de las condiciones ventajosas para nosotros de la adhesión a la OMC, la protección de los derechos e intereses legítimos de nuestros ciudadanos y hombres de negocios en el exterior. Centramos la atención en los temas del fomento de la cooperación internacional en la lucha contra desafíos y amenazas globales del siglo XXI, tales como el terrorismo, el narcotráfico y la proliferación de las AEM. ‘0r supuesto priorizamos el trabajo para prevenir y arreglar las crisis y conflictos regionales. En general, nuestro rumbo será el que contribuya a la solución de los problemas mundiales sobre una base colectiva, considerando los intereses de todos los Estados y observando estrictamente el Derecho Internacional.

Pregunta: Tradicionalmente se llama derrotero prioritario en la política de Moscú la cooperación con los países de la CEI. En su opinión, їes eficaz esta cooperación? їQué cooperación quisiera ver Rusia en el espacio postsoviético?

Respuesta: La consolidación de las relaciones con los países de la CEI, sin duda, sigue siendo prioridad en la política exterior de Rusia. En el espacio de la Comunidad residen decenas de millones de nuestros compatriotas. Allí están concentrados nuestros intereses vitales en materia de economía, defensa y seguridad.

Hoy en día, en virtud del desarrollo dinámico de la economía rusa, nuestro país desempeña objetivamente el papel del centro de gravedad, una especie de locomotora de los procesos de integración. A la vez enfocamos pragmáticamente esos procesos y estamos dispuestos a desarrollarlos con los países que de hecho están listos para la integración. Últimamente en el espacio de la CEI se han formado varias asociaciones de integración nuevas integradas por algunos Estados miembros de la Comunidad. Por ejemplo, en la Comunidad Económica Eurasiática, integrada por Bielorrusia, Kazajstán, Kirguizistán, Rusia y Tayikistán, rige la zona de libre comercio y se trabaja para crear la unión aduanera. Se está formando el espacio económico común de los cuatro países más desarrollados económicamente de la CEI: Rusia, Bielorrusia, Kazajstán y Ucrania. Creemos que es muy prometedora la Organización de la Cooperación de Shanghai, que, a la par con Rusia y China, es integrada por los Estados de Asia Central.

A Rusia y a nuestros socios de la CEI les une el interés por contrarrestar en común desafíos y amenazas, tales como el terrorismo internacional, la proliferación de las armas de exterminio masivo y el narcotráfico. Se ha creado el Centro Antiterrorista de la CEI. Se convierte en instrumental eficiente para garantizar la seguridad en el espacio eurasiático la Organización del Tratado de la seguridad Colectiva, que aúna a Armenia, Bielorrusia, Kazajstán, Kirguizistán, Rusia y Tayikistán.

En general, los procesos de integración en el marco de la CEI poseen un futuro bueno. Pues se apoyan en la experiencia multisecular de la cooperación y la comunicación más íntima entre los pueblos de nuestros países.

Pregunta: їCómo aprecia usted la extensión de la OTAN al Este? їCuáles son los efectos eventuales de este proceso?

Respuesta: Seguimos considerando que la ampliación de la Alianza no ofrece respuesta a ningún desafío real que hoy día afronta la comunidad mundial. Es inercia de los enfoques antiguos. Al mismo tiempo, entendiendo que ni Rusia constituye una amenaza para la OTAN ni la OTAN constituye una amenaza para Rusia, no percibimos la extensión de la Alianza como un obstáculo para el fomento de la cooperación, sobre todo en el marco del Consejo Rusia–OTAN ni para el avance hacia el modelo verdaderamente colectivo de la seguridad europea.

Haremos todo para que nuestras relaciones con la Alianza se desarrollen sobre una base equitativa, en un plano positivo y mutuamente ventajoso. Reafirmamos recientemente esta postura en la reunión del Consejo Rusia–OTAN en Estambul. Por supuesto, contamos con que de parte de la OTAN se tomen en consideración asimismo los intereses legítimos de la seguridad de Rusia.

Pregunta: En su opinión, їqué se debe hacer para que crezca el papel de la ONU en la política mundial convirtiéndose en el determinante?

Respuesta: La ONU, en virtud de su representatividad y competencia universal, está investida de legitimidad indudable al resolver, en nombre de todos los Estados, los problemas político-militares, sociales, económicos y humanitarios de escala mundial y regional. El carácter nuevo de las amenazas actuales requiere una respuesta colectiva basada en el Derecho Internacional. La ONU presenta para ello las condiciones óptimas. Por supuesto, también ella debe transformarse, debe corresponder a la época.

Rusia, comprendiendo en plena medida su responsabilidad en cuanto Estado fundador de la ONU, miembro permanente de su Consejo de Seguridad y actualmente Presidente del Comité contra el Terrorismo del CS de la ONU, se esfuerza por hacer un aporte ponderable a la afirmación del papel coordinador central de la Organización en los asuntos mundiales. Estamos reconocidos a nuestros socios en la ONU, sobre todo a Egipto que ayuda a promover con éxito la iniciativa rusa de la formación con auspicios de la ONU del sistema global para contrarrestar los desafíos y amenazas actuales. Rusia respalda activamente los esfuerzos, en el cauce de esta iniciativa, del Grupo de Alto Nivel para las Amenazas, Desafíos y Cambios, organizado por Kofi Annan, cuyo participante es Yevgueni Primakov.

Pregunta: En su opinión, їcuáles son las probabilidades para la colaboración estratégica de Rusia y los países del mundo islámico?

Respuesta: Nuestro rumbo hacia la ampliación de la colaboración con la Organización Conferencia Islámica (OCI) se deriva naturalmente de la naturaleza de la política exterior multivectorial de Rusia y de la propia naturaleza de nuestro Estado multiétnico y multiconfesional. El diálogo político de Rusia y la OCI, iniciado a iniciativa del Presidente Vladímir Putin en agosto de 2003, va cobrando fuerza. La sesión de los Ministros de Asuntos Exteriores de la OCI en Estambul, que por primera vez se celebró con la participación del Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, así como las negociaciones en Moscú, en mayo de este año, con la delegación ministerial, evidenciaron la coincidencia de nuestras posturas en los problemas internacionales más candentes.

Rusia y los países de la OCI tienen un campo amplio de intereses comunes, sobre todo en lo que se refiere a la resistencia a las tentativas de atizar los conflictos interétnicos e interconfesionales. Estoy convencido de que nuestros Estados pueden hacer muchas cosas para impedir la división del mundo según los caracteres religioso-civilizacionales.

Pregunta: Uno de los socios principales de Rusia en el mundo islámico es Irán. їCómo aprecia Moscú la futura cooperación con Teherán?

Respuesta: Valoramos altamente el estado y la perspectiva de las relaciones ruso-iraníes. Irán es nuestro vecino y socio tradicional. Nuestros países están interesados en fomentar el diálogo político y la cooperación en los más diversos campos. Lo demostró una vez más la reciente visita oficial a Rusia de mi homólogo iraní Kemal Harrazi. Hemos acordado profundizar los vínculos comerciales y económicos, incluido el cumplimiento del acuerdo del pasillo de transporte internacional Norte–Sur, la ampliación de la cooperación en los campos energético y de aviación. Se está redactando el Programa de la Cooperación Económica, Industrial, Científica y Tecnológica a Largo Plazo entre Rusia e Irán para el período de diez años, según el cual las partes se proponen realizar en el futuro los proyectos cuyo valor es igual a unos 10 mil millones de dólares.

En lo que respecta a la energía atómica, Rusia respalda el derecho de Irán, en cuanto Estado partícipe del Tratado de la No-Proliferación de Armas Nucleares, a usar la energía nuclear con fines pacíficos y se propone continuar cooperando con Irán en este campo. Al mismo tiempo, las perspectivas y la envergadura de esta colaboración son determinadas teniendo en cuenta el cumplimiento por Teherán de sus compromisos asumidos ante la OIEA. Además, el desarrollo de esta cooperación depende asimismo de la solución del problema de la devolución a Rusia del combustible nuclear gastado desde la central atómica en Busher.

Pregunta: їCuál es la postura de Rusia con respecto al llamado proyecto de "Gran Oriente Medio" (GOM) promovido por EE.UU. e Israel?

Respuesta: En el transcurso de la visita del Presidente de Egipto a Moscú, a finales de mayo de este año, Vladímir Putin y Hosni Mubarak examinaron el tema de las reformas en el mundo árabe y la iniciativa de GOM. Se hizo constar la opinión común de que las reformas deben partir de los propios Estados árabes, mientras que el programa de su realización debe estar condicionado por el deseo de cada país y debe corresponder a sus peculiaridades, en primer lugar las religiosas, las nacionales y las culturales. Rusia está interesada en un desarrollo social y económico estable y progresivo de los países del Cercano Oriente y África del Norte. Apoyamos las aspiraciones de los países de la región a la modernización y la solución de los problemas acumulados. Sin embargo, subrayaré una vez más: la realización de las reformas debe se asunto, ante todo, de los propios países de la región.

Partíamos justamente de ello en el transcurso de las discusiones durante la Cumbre del G-8 en Sea Island en junio, que analizó las vías de la colaboración en aras del progreso y el futuro común con los países del Cercano Oriente y África del Norte. La tarea del Grupo-8 consiste en prestar a esos países una asistencia eventual de acuerdo con sus sugerencias. Los líderes del G-8 prestaron asimismo la atención prioritaria a los problemas del arreglo del conflicto palestino-israelí y a la situación en Sudán.

Pregunta: Rusia tradicionalmente es copatrocinador del proceso del arreglo en el Cercano Oriente y forma parte del llamado "cuarteto" de mediadores internacionales. їSe propone Moscú participar más activamente en la solución del conflicto palestino-israelí?

Respuesta: Rusia ha sido y sigue siendo partidario consecuente de esfuerzos colectivos y coordinados en la búsqueda de la paz en el Cercano Oriente. Además, no ocultamos nuestros intereses en la región, intereses políticos, económicos, comerciales e histórico-culturales. Consideramos que el "cuarteto" de mediadores internacionales compuesto de Rusia, EE.UU., la UE y la ONU y creado con nuestra participación activa es el formato óptimo para contribuir al arreglo justo en el Cercano Oriente. Moscú desempeña en el marco del "cuarteto" un papel constructivo y enérgico. Importa que Rusia procura consecuentemente realizar no los esquemas inventados por nosotros sino las resoluciones de consenso de la comunidad mundial aprobadas, además, por las propias partes en conflicto. Un buen ejemplo de ello es la Hoja de Ruta del arreglo palestino-israelí. Tras su aprobación a iniciativa de Rusia en la Resolución 1515 del Consejo de Seguridad de la ONU este documento pasó a ser parte del Derecho Internacional. Hemos hecho un aporte ponderable a las decisiones muy importantes y oportunas de la reunión ministerial del "cuarteto" en Nueva York el 4 de mayo de este año y de la Cumbre del G-8 en Sea Island. Ellas no sólo confirman la conocida base legal del arreglo palestino-israelí, sino que están puestos los énfasis en lo que se refiere a la iniciativa de Ariel Sharon sobre la delimitación unilateral. Se ha dicho claramente que el abandono de la franja de Gaza por Israel no es la terminación sino el inicio del movimiento que debe encajar en el cauce de la Hoja de Ruta. Nos proponemos incrementar nuestra participación en los esfuerzos para resolver el conflicto. Se tendrá que hacer muchas cosas. Pues la liberación de los territorios palestinos ocupados debe ser organizada y debe considerar los intereses del estado social y económico de la franja de Gaza y debe acordarse con los palestinos. Junto con los demás participantes del "cuarteto" Rusia contribuirá enérgicamente a ello. A este respecto valoramos altamente las acciones de Egipto y nos proponemos consolidar nuestra colaboración.

Pregunta: їCómo aprecia usted la situación actual en Irak? їTiene Rusia propuestas concretas para normalizar la situación en Irak?

Respuesta: La situación en Irak sigue siendo complicada en extremo. En el país continúan actuando, encubriéndose con frecuencia con una retórica patriótica, las agrupaciones criminales y terroristas que apostaron a la desestabilización de la situación. La falta de las condiciones de seguridad normales frena el trabajo del arreglo pacífico del país y de la recuperación de su infraestructura social y económica.

Estamos convencidos que es posible hacer cambiar esas tendencias alarmantes únicamente promoviendo el proceso político apuntado a la plena recuperación de la soberanía y a la formación, por vía democrática, de las instituciones públicas nacionales legítimas y permanentes. La estabilización política, a su vez, creará un el clima necesario para incrementar la amplia asistencia económica internacional a Irak.

Justamente este enfoque figura en la Resolución 1546 del Consejo de Seguridad en cuya redacción Rusia participó de la manera más activa. Importa que este documento abre la perspectiva de la activación del aporte de la ONU al arreglo postconflictivo de Irak, particularmente a la promoción sucesiva del proceso político y la recuperación de la economía. Podría contribuir asimismo a la movilización de la ayuda internacional a los esfuerzos de la nueva dirigencia iraquí en este derrotero la convocación de la conferencia internacional dedicada a Irak cuya idea es promovida por Rusia. Creemos que la importancia de semejante conferencia crece aún más después de la conclusión de la ocupación, cuando el pueblo iraquí necesita urgentemente de la reconciliación nacional y del respaldo a sus esfuerzos para el arreglo pacífico del país de parte de los Estados vecinos y la comunidad internacional entera.

A la vez está claro que la perspectiva de la normalización completa en Irak es determinada, ante todo, por la eficacia de la actuación de las nuevas autoridades del país y por el grado de confianza de la población que debe sentir que la ocupación se está acabando y el país halla su independencia.

Rusia, por su parte, está dispuesta a prestar toda clase de asistencia, incluso en calidad del miembro permanente del Consejo de Seguridad de la ONU, a los esfuerzos del pueblo iraquí en el devenir del nuevo Estado y en el arreglo pacífico del país.

Pregunta: їCuáles son las perspectivas de la cooperación de Rusia con los países árabes en general y con Egipto en particular?

Respuesta: Últimamente nuestras relaciones con el mundo árabe se están haciendo cada vez más dinámicas. Se está desarrollando activamente el diálogo político ruso-árabe, se están entablando los vínculos comerciales y económicos y se está ampliando el intercambio en materia de educación, ciencia y cultura.

Testimonia patentemente la intensidad de nuestras relaciones con los países árabes el hecho de que durante los últimos nueve meses visitaron Moscú los mandatarios de cuatro Estados árabes. Próximamente presenciaremos toda una serie de contactos ruso-árabes nuevos a diversos niveles. Tal intercambio de visitas ofrece, naturalmente, buenas posibilidades para discutir los diversos aspectos de las relaciones bilaterales y determinar los lineamientos del fomento de la cooperación bilateral. Estamos convencidos de que tenemos perspectivas buenas para fomentar la colaboración mutuamente ventajosa con nuestros amigos y socios árabes en los campos más diversos.

En lo que respecta a nuestras relaciones con Egipto, tradicionalmente ocupaban un lugar especial en la política de Rusia en el Cercano Oriente. Con este país árabe nos unían durante decenios y siguen uniendo los sentidos de simpatía y respeto mutuos, la sólida cooperación mutuamente ventajosa y la disposición para avanzar por el camino de su profundización. Todos esos aspectos fueron confirmados en el transcurso de la reciente visita oficial a Moscú del Presidente Hosni Mubarak.

Podemos decir que los vínculos con Egipto tienen perspectivas buenas y, lo principal, reales.

Pregunta: їQué se tiene que emprender para activar las direcciones actuales y fomentar las nuevas direcciones de la cooperación entre Egipto y Rusia, tanto en la política como en los ámbitos comercial, económico, científico, tecnológico y cultural?

Respuesta: En el transcurso de la visita mencionada del Presidente de Egipto, Hosni Mubarak, a Moscú ambas partes señalaban que los lazos comerciales, económicos, científicos, tecnológicos, culturales y otros entre Rusia y Egipto deben ser elevados al nivel del diálogo político que es perfecto. Se debe resolver este problema, en particular, mediante el intercambio de delegaciones en todos los niveles, un aprovechamiento más intenso de las posibilidades considerables que actualmente posee el sector privado tanto de Rusia como de Egipto y la ampliación de los contactos directos entre las regiones de nuestro país y sus socios en Egipto. A propósito, el foro de negocios, simultaneado con la visita de Hosni Mubarak a Moscú, bajo la presidencia del Presidente de la Cámara de Comercio e Industria de Rusia, Yevgueni Primakov, en que participaron los representantes rectores de las fuerzas vivas de Rusia y Egipto, pasó a ser el primer paso dado en este camino. Los ejemplos concretos de la cooperación entre las regiones de Rusia y Egipto sobran: en las calles de El Cairo y otras ciudades de la RAE circulan miles de automóviles VAZ-2107 ensamblados en fábricas egipcias. En el futuro pueden aparecer otros modelos rusos de coches y camiones.

También es importante que se están activando los contactos entre las personalidades de la ciencia, educación y cultura rusas y egipcias. Se discuten temas, tales como la apertura en Egipto de las filiales de universidades e instituciones de investigación científica rusas, los proyectos conjuntos en materia de investigaciones, la arqueología, la egiptología, etc. La Semana de la Cultura de Rusia, celebrada con gran éxito en El Cairo y Alejandría en diciembre de 2003, mostró una vez más la propensión mutua de nuestros pueblos. Añadiré que difícilmente se pueda calificar como casual el hecho de que el año pasado visitaran Egipto más de medio millón de nuestros ciudadanos de todas las regiones de Rusia.

Haciendo el balance de lo dicho vuelvo a subrayar que Rusia y Egipto deben avanzar intensamente por el camino de la profundización de las relaciones de la amistad y la cooperación mutuamente ventajosa realizando el enorme potencial multifacético que poseen los pueblos de nuestros países.

24 de julio de 2004

x
x
Criterios adicionales de búsqueda