24 junio 201918:48

Discurso y respuestas a preguntas de los medios ofrecidos por el Ministro de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia, Serguéi Lavrov, durante la rueda de prensa conjunta con el Ministro de Asuntos Exteriores de la República Árabe de Egipto, Sameh Shoukry, celebrada al término de las negociaciones entre los titulares de los Ministerios de Asuntos Exteriores y de Defensa de Rusia y Egipto en el formato “2+2”, Moscú, 24 de junio de 2019

1320-24-06-2019

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

Hemos celebrado la quinta ronda de consultas en el formato “2+2” con la participación de los ministros de Asuntos Exteriores y de Defensa de Rusia y Egipto. Este mecanismo ha demostrado su eficacia, pasando a ser parte constitutiva de nuestras relaciones que han alcanzado el nivel de asociación multilateral y cooperación estratégica. Precisamente tal status de estas relaciones quedó refrendado en la Declaración que los presidentes Vladímir Putin y Abdulfatah al Sisi firmaron en octubre pasado en Sochi.

Hemos confrontado nuestras posturas sobre problemas regionales y globales, destacando la necesidad de librar una intransigente lucha contra el terrorismo en el Oriente Próximo y África del Norte. Nos hemos pronunciado por superar todos los focos de tirantez, conflictos y crisis en esta parte del mundo por vía político-diplomática, a tenor de las normas del Derecho Internacional y respetando incondicionalmente el derecho de los pueblos a decidir ellos mismos su destino.

Hemos dedicado especial atención al conflicto árabe-israelí y aplaudido el papel constructivo de Egipto en el diseño de vías conducentes a reconstruir la unidad palestina. Hemos expresado preocupación con los intentos de EEUU de promover ideas elaboradas en cónclave cerrado que suponen la renuncia al principio de dos Estados para resolver el problema palestino, a los documentos jurídicos internacionales que conforman la base del arreglo, incluyendo las resoluciones de la ONU, los principios de Madrid, la Iniciativa árabe de paz. Rusia y Egipto han confirmado su apego a estos documentos fundamentales.

Son afines nuestras estrategias encaminadas a garantizar la paz y la seguridad en la zona del Golfo Pérsico: entablando el diálogo, concordando las medidas de transparencia, fomentando la confianza. En esta relación, hemos llamado la atención sobre la conocida iniciativa rusa que estipula diseñar una arquitectura de seguridad colectiva en la zona del Golfo Pérsico.

Hemos hablado sobre la conferencia, a convocarse en noviembre próximo, para crear en el Oriente Próximo una zona libre de armas de exterminio en masa. Rusia y Egipto han mantenido posturas comunes cuando la correspondiente solución se consensuaba en la Asamblea General de la ONU. Hemos acordado coordinar nuestras posturas al preparar este importante evento.

Respecto a Siria mantenemos posturas idénticas que plantean la necesidad de lograr una eliminación definitiva de la presencia terrorista y de observar rigurosamente todos los principios refrendados en la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU, a saber: el respeto a la soberanía y la integridad territorial de Siria, la organización por los propios sirios del diálogo nacional sin injerencia foránea, la necesidad de que la comunidad mundial preste asistencia en la solución de los problemas humanitarios y la reconstrucción de la infraestructura socioeconómica.

La parte rusa ha recalcado nuestra voluntad de cumplir a carta cabal las tareas consensuadas con el concurso de los países garantes del proceso de Astaná (Rusia, Turquía e Irán) durante el Congreso del Diálogo Nacional Sirio el año pasado en Sochi, en el que se crearon las condiciones para el arreglo político. Junto con nuestros socios estamos trabajando ahora con el Gobierno y la oposición, con nuestros colegas en la ONU para concluir en fechas próximas la creación del Comité Constitucional. Hemos abordado asimismo la necesidad de restablecer las relaciones entre Siria y la Liga Árabe.

Por lo que se refiere a Libia, tampoco vemos una alternativa al arreglo político. Consideramos que todas las fuerzas libias deben unirse para buscar vías conducentes a la reconstrucción de la institucionalidad del país y dar una réplica conjunta al terrorismo y a la ideología extremista.

Desde una óptica afín hemos analizado las situaciones críticas en la región, sobre todo, en Sudán y Yemen.

Nuestros colegas, el Ministro de Defensa de Rusia, Serguéi Shoigú, y el Ministro de Defensa y Producción Militar de Egipto, Mohamed Zaki, discutieron en detalle la problemática de la cooperación militar y técnico-militar, incluyendo la interacción entre los respectivos ministerios de defensa en relación con los conflictos sirio, libio y varios otros.

Por lo que se refiere a nuestras relaciones bilaterales con la República Árabe de Egipto, hoy, antes de la reunión dos más dos, hemos analizado detalladamente el cumplimiento de los acuerdos logrados por nuestros presidentes, incluyendo importantes proyectos estratégicos como la construcción de la central electronuclear, la creación de la Zona Industrial rusa en Egipto en la que ya ahora desean participar 19 compañías rusas. Estoy seguro de que su número irá en aumento.

En Egipto desarrollan una enérgica actividad los Ferrocarriles Rusos (RZD), las petroleras Rosneft y Lukoil, nuestros países cooperan en las exploraciones espaciales. Se ha lanzado el ingenio espacial egipcio destinado para el sondeo remoto de la Tierra. La Federación de Rusia presta asistencia en las negociaciones entre Egipto y la Unión Económica Euroasiática sobre la creación de la zona de libre comercio. La próxima ronda de estas negociaciones está prevista para el mes siguiente.

Tomando en consideración que Egipto ejerce la presidencia rotatoria en la Unión Africana, hemos intercambiado opiniones sobre los preparativos de la primera en la historia cumbre Rusia-África que ha de celebrarse el próximo 24 de octubre en Sochi bajo la presidencia de los presidentes de Rusia y Egipto. Hemos acordado coordinar nuestra actuación con vistas a consensuar los documentos finales de este importante foro.

En general, las negociaciones han sido sumamente útiles y han confirmado la voluntad recíproca de ir afianzando nuestra asociación estratégica en todos los dominios. Continuaremos aplicando este rumbo a tenor de las encomiendas dadas por los presidentes Vladímir Putin y Abdulfatah al Sisi.

Pregunta: Hoy, el Secretario del Consejo de Seguridad de Rusia, Nikolái Pátrushev, se encuentra en Israel donde ya ha sostenido negociaciones con el Primer ministro de este país, Benjamin Netanyahu. También va a participar en las negociaciones tripartitas Israel-Rusia-EEUU. ¿Por qué el escenario de las mismas es Israel? Antes de partir a Israel, Nikolái Pátrushev dijo que el tema central de las negociaciones sería la crisis siria. En su opinión, ¿se abordará el tema de la presencia iraní en Siria, como ya anunció Israel? ¿Sería realista adoptar semejantes resoluciones en esta clase de formatos?

Respuesta: Por lo que se refiere a la reunión que celebran hoy en Israel los secretarios de los consejos de seguridad de Rusia, EEUU e Israel, esta iniciativa la promovió el Primer ministro israelí, Benjamin Netanyahu, quien no hace mucho sostuvo un encuentro de turno con el Presidente de la Federación de Rusia, Vladímir Putin. Partimos de que a Israel y a EEUU les preocupa, ante todo, el tema iraní. No sólo en relación con Siria, sino en toda esta región e incluso en un plano geográfico más amplio. Consideramos esta postura de contraproducente. Supeditar su propia política en una u otra región del mundo a la lucha contra un determinado Estado, al aislamiento de este Estado, acusarlo de todos los pecados, sin investigar unos u otros incidentes, creo que es contraproducente.

Como ya he dicho, nos pronunciamos por el diálogo entre los árabes e Irán, también sobre los problemas de fomento de la confianza y la seguridad en la zona del Golfo Pérsico. Consideramos muy peligroso el cariz que va adquiriendo la situación en esta parte de la región y dentro de la propia Siria. Está mal que se intente convertir el territorio de la República Árabe Siria en la arena de confrontación entre Israel e Irán, entre los sunitas y chiíes. Tal circunstancia no hace sino agravar la crisis.

Cuando el Primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu, propuso celebrar esta reunión, el Presidente de la Federación de Rusia, Vladímir Putin, aceptó esta idea al recalcar que durante el encuentro vamos a guiarnos exclusivamente por las consideraciones que he mencionado: la necesidad de centrarnos todos en el cumplimiento de la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU que exige ante todo respetar la soberanía y la integridad territorial de la República Árabe Siria, delegando la solución de todos los problemas de arreglo político al propio pueblo sirio. Nos ocupamos de estos asuntos con el consentimiento del Gobierno de Siria, igual que Irán está presente legítimamente en el territorio sirio, invitado por las legítimas autoridades de Siria y ayudando a luchar contra los terroristas.

Vamos a mantener esta postura en las reuniones que se celebran hoy en Israel y en cualesquiera otras negociaciones dedicadas a la problemática siria. Vamos a persuadir a todos nuestros socios, que muestren interés hacia nuestra postura, de que es imprescindible actuar entablando el diálogo, pero no intentando alentar las tendencias separatistas en una u otra parte de Siria o prohibiendo al Gobierno legítimo estructurar sus relaciones exteriores.

Quiero subrayar de entrada: como ya he planteado en mi discurso introductorio, hoy hemos dicho que en el contexto de todos los procesos sería sumamente importante reanudar en pleno volumen la cooperación y las relaciones entre Siria y todos los Estados árabes, incluyendo el retorno de Siria a la Liga Árabe.

Documentos adicionales

Fotografías

x
x
Criterios adicionales de búsqueda