13 mayo 201917:52

Discurso y respuestas a preguntas de los medios ofrecidas por el Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, en el curso de una rueda de prensa conjunta al término de las negociaciones con el miembro del Consejo de Estado, Ministro de Asuntos Exteriores de la República Popular China, Wang Yi, Sochi, 13 de mayo de 2019

991-13-05-2019

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

 

Hemos sostenido las negociaciones muy útiles con mi colega, miembro del Consejo de Estado, Ministro de Asuntos Exteriores de la República Popular China, Wang Yi, que se han llevado a cabo en un ambiente tradicionalmente amistoso, caluroso y sincero.

Hemos constatado que hacia el 70º aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas que se celebra este año nuestros países alcanzaron un nivel récord de cooperación en todas las áreas.

El año pasado, se registraron cifras récord en materia de intercambio comercial: 108.000 millones de dólares. En el primer trimestre del año en curso se incrementó un 4% más. Están discutiéndose proyectos de inversión estimados en unos 120.000 millones de dólares. Este año llega a su fin otro evento importante: el Año de Cooperación Interregional.

Hemos manifestado nuestra satisfacción con el desarrollo de la cooperación militar y técnico-militar, la cooperación en el ámbito de lucha contra nuevas amenazas, el terrorismo, el extremismo, el narcotráfico y otras formas de crimen organizado.

En general, hemos constatado de nuevo que nuestras relaciones están en auge. Hemos acordado la agenda de contactos posteriores y acciones para fortalecer la asociación estratégica integral ruso-china.

En lo que se refiere a los contactos políticos a celebrarse durante el año en curso, ante todo, cabe destacar los preparativos para la próxima visita de Estado del Presidente de la República Popular China, Xi Jinping, a Rusia. Hemos coincidido hoy en que todos los asuntos relacionados con la organización de esta visita se resuelven de manera satisfactoria. Esta visita seguramente será el hito más importante en el desarrollo de nuestras relaciones durante el año en curso. Además, los jefes de Estado tendrán oportunidades para comunicarse al margen de muchos foros multilaterales que se celebran en la primera mitad del año y en otoño de 2019, cuando se planea celebrar la 24a reunión regular de los jefes de Gobierno de los dos países.

Hemos abordado nuestra cooperación en materia de política exterior que desempeña un papel estabilizador en los asuntos internacionales. Rusia y China se pronuncian consecuentemente por la formación de un orden mundial más justo, democrático y policéntrico a tenor de los principios de la Carta de la ONU. Hemos manifestado nuestro rechazo a los intentos de destruir la arquitectura de seguridad internacional formada al término de la Segunda Guerra Mundial, socavar la estabilidad estratégica y sustituir los principios del Derecho Internacional, incluida la Carta de la ONU, con normas arbitrarias. No aceptamos tampoco los intentos de eludir las normas establecidas por la Organización Mundial de Comercio (OMC) en los asuntos comerciales.

Hemos convenido en profundizar la coordinación mutua en foros multilaterales, ante todo, en la ONU, el Consejo de Seguridad de la ONU, la Organización de Cooperación de Shanghái (OCS), BRICS, el G20, el Foro de Cooperación Económica Asia-Pacífico, mecanismos de interacción entre los miembros de la ASEAN y sus socios de diálogo, en formatos Rusia-India-China, Rusia-Mongolia-China.

Hemos prestado una atención especial al apoyo político del proceso dirigido a compaginar la integración euroasiática en el formato de la UEEA y la iniciativa china 'Un Cinturón, una Ruta'. Partimos de que la combinación de las capacidades de esta iniciativa y varios formatos de integración, ante todo, la UEEA, la OCS, la ASEAN hará posible formar en un futuro una Gran Asociación Euroasiática a tenor de los principios de transparencia y respeto mutuo de los intereses.

Hemos discutido las situaciones en varias regiones del mundo que se consideran como conflictos o crisis. Hemos abordado la situación en torno a Venezuela. Hemos coincidido en que el propio pueblo venezolano debe determinar el destino de este país a través de un diálogo pacífico e inclusivo, en el marco de la Constitución nacional. Hemos hecho hincapié en que cualquier injerencia externa, en particular, la injerencia armada de que empiezan a hablar ahora las 'cabezas locas' tan sólo complicará las posibilidades de arreglo político de la crisis y librará un nuevo conflicto.

Nuestras valoraciones de la situación en la península de Corea coinciden. Hemos convenido en mantener los contactos más estrechos al respecto, continuar los esfuerzos conjuntos para formar en el Noreste de Asia un mecanismo de paz y seguridad.

Hemos manifestado el interés mutuo en contribuir a estabilizar la situación en Afganistán, minimizar la amenaza terrorista y las de otra índole, provenientes del territorio afgano. Hemos convenido en continuar contribuyendo al arreglo de la situación en este país con el uso de las capacidades del formato de consultas de Moscú y del Grupo de Contacto OCS-Afganistán. Continuaremos sosteniendo consultas confidenciales en el formato de los tres países Rusia-China-EEUU. 

Nosotros y nuestros amigos chinos partimos de que el mantenimiento de la integridad territorial de Siria y el cumplimiento de la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU no tienen alternativa. Queda la tarea de luchar contra el terrorismo, luchar contra los restos de los grupos terroristas que siguen actuando en Siria. En la etapa actual, prestamos una atención importante a la reconstrucción de Siria, al apoyo en el ámbito de restablecimiento de su economía y sector social. Además, nos pronunciamos por hacer avanzar el proceso político a tenor de las decisiones del Congreso del Diálogo Nacional Sirio. Hemos informado a nuestros amigos chinos sobre los esfuerzos para finalizar la formación del Comité Constitucional que debe comenzar a implementar lo estipulado en las secciones políticas de la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU. Hemos confirmado la necesidad de levantar las sanciones económicas unilaterales impuestas por Occidente que hacen sufrir a la población de Siria.

Hemos abordado el Plan de Acción Integral Conjunto para el arreglo de la situación en torno al programa nuclear iraní (PAIC) en vista de que EEUU abandonó este documento. China y Rusia están convencidas de que es importante mantener este acuerdo. Hemos confirmado el carácter arbitrario de las sanciones unilaterales de Washington impuestas contra Irán que, ante todo, están dirigidas a poner fin a la exportación del petróleo de Irán. Hemos destacado también que la República Islámica de Irán sigue fiel al PAIC, pero espera lo mismo de nuestros colegas europeos que deben cumplir su parte de acuerdos también.

En general, las negociaciones han puesto de relieve de nuevo que ambas partes están interesadas en profundizar la cooperación ruso-china en muchas áreas, en particular, en el ámbito de asuntos internacionales.

Agradezco de nuevo a mi homólogo por una conversación sustancial, amistosa y profesional.

Pregunta (traducción del chino): Últimamente, EEUU reforzó la presión sobre Irán. Teherán por su lado anunció la reducción de sus compromisos de cumplir plenamente lo estipulado en el PAIC. La situación en el país puede agudizarse. ¿Qué debería emprender Rusia para arreglar la crisis en torno al programa nuclear iraní?

Respuesta: Espero que esta pregunta no quiere decir que sólo Rusia debe emprender algo. Rusia hace todo lo que está estipulado en el Plan de Acción Integral Conjunto. En particular, de conformidad con la agenda acordada, lleva a cabo un proyecto de reconstrucción de la planta nuclear de Fordo con el fin de producir isótopos estables. No todas las demás partes cumplen lo asumido. Quisiera destacar que el anuncio de Irán sobre la reducción de sus compromisos a tenor del PAIC se referían a los compromisos relacionados con los límites impuestos a sus reservas de uranio enriquecido y agua pesada que pueden encontrarse en la República Islámica de Irán en cada momento concreto. El PAIC contiene las disposiciones muy claras que estipulan, ante todo, que estos compromisos de Irán son voluntarios. Además, Teherán tiene derecho a suspender su cumplimiento si otras partes de los acuerdos no cumplen sus compromisos. Lamentablemente, lo declarado en Teherán sobre la situación con la venta del petróleo iraní pone de relieve la incapacidad de nuestros socios europeos de cumplir los compromisos asumidos: ofrecieron elaborar un mecanismo para eludir las sanciones arbitrarias impuestas por EEUU en relación con la exportación del petróleo iraní. El mecanismo se anunció, pero no se usa. Además, según nos dijeron nuestros colegas europeos, en la etapa actual este mecanismo debe aplicarse (si esto sucede) sólo en relación con los suministros de artículos humanitarios. No es lo que espera Irán, de conformidad con el PAIC aprobado por una resolución del Consejo de Seguridad de la ONU. Este plan y esta resolución de cumplimiento obligatorio garantizan que Irán suministrará su petróleo a los mercados mundiales sin obstáculos. Por eso Rusia exigirá que otras partes del acuerdo, ante todo, nuestros colegas europeos cumplan los compromisos asumidos. No existe otro camino.

Sé que los Ministros de Asuntos Exteriores de Francia, Jean-Yves Le Drian, de Alemania, Heiko Maas, y de Gran Bretaña, Jeremy Hunt, se reúnen hoy en Bruselas con la Alta Representante de la UE para Asuntos Exteriores y Política de Seguridad, Federica Mogherini. El Secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, se dirigió urgentemente a esta reunión, al cancelar su viaje a Moscú. Espero que los europeos sigan fieles a lo estipulado en la resolución del Consejo de Seguridad de la ONU que aprobó el PAIC. No dudo de que se ejerza una gran presión sobre ellos por parte de Mike Pompeo. Intentaremos aclarar mañana cómo planean los estadounidenses salir de la crisis provocada por sus decisiones unilaterales. Espero sostener mañana una conversación franca con mi colega.

Pregunta: El Presidente de EEUU, Donald Trump, declaró hace poco que en un futuro próximo puede concertarse un acuerdo nuclear entre Moscú y Washington a que puede adherirse China. Mientras, Pekín declaró que no planeaba participar en las negociaciones sobre un acuerdo tripartita sobre el desarme nuclear. ¿Quiere decir esto que el asunto ha llegado a un punto muerto? ¿Cuáles son las perspectivas de prorrogar el Tratado START III?

Respuesta: Oímos que el Presidente de EEUU, Donald Trump, había anunciado que estaba interesado en que China se adhiriese a las negociaciones entre Rusia y EEUU (aunque no se sostienen las negociaciones actualmente). Según Donald Trump, China manifestó interés hacia esto. Posteriormente, oímos una declaración de un representante del Ministerio de Asuntos Exteriores de China en que dijo que no había tal interés por parte de China. Si los estadounidenses promueven una iniciativa deben discutirla directamente con nuestros amigos chinos, de lo que informamos a Washington.

En lo que se refiere al destino del Tratado de Reducción de Armas Estratégicas Ofensivas (START III), nosotros, incluido el Presidente de Rusia, Vladímir Putin, declaramos en reiteradas ocasiones que es necesario prorrogarlo por cinco años después de que expirase su plazo de vigencia en febrero de 2021. Seguimos estando dispuestos a discutirlo con los estadounidenses. Es necesario resolver las cuestiones que surgen en relación con uno u otro aspecto de reducción hasta las cifras acordadas en el Tratado a través del mecanismo de control bilateral del cumplimiento de este documento importante.

Como se sabe, nos han surgido preguntas en relación con el reequipamiento de un gran número de lanzaderas de submarinos y bombarderos estratégicos a una configuración no nuclear anunciado por EEUU. Es admisible, a tenor del Tratado. Mientras, el reequipamiento debe realizarse de tal manera que la otra parte tenga la posibilidad de convencerse de que es imposible volver estas lanzaderas y bombarderos a la configuración nuclear. Estamos discutiéndolo actualmente. Es un asunto técnico. No hemos logrado todavía llegar a una fórmula aceptable que permitiera asegurarnos que todo se hizo de conformidad con el Tratado.

El Secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, estará aquí mañana. Creo que esto será uno de los temas principales de nuestras negociaciones. Posteriormente trataremos de contarles sobre el resultado.

Pregunta (dirigida a Wang Yi): ¿Cómo valora usted la situación en torno al problema nuclear en la península de Corea? ¿Cómo cooperarán China y Rusia en esta dirección?

Respuesta (Serguéi Lavrov agrega tras Wang Yi): Agregaré varias palabras. Estamos completamente de acuerdo con la postura presentada por mi colega. Como ya he mencionado en mi discurso introductorio, mantenemos una estrecha coordinación en relación con el problema de la península de Corea. Nosotros y nuestros colegas chinos aplaudimos el inicio del diálogo directo entre los líderes de EEUU y Corea del Norte. Intentamos promover de todos los modos este diálogo de conformidad con los principios mencionados por mi colega: un trabajo por etapas, la reciprocidad, la transparencia. Naturalmente, tenemos en cuenta que la desnuclearización no debe aplicarse tan sólo a la parte norte de la península de Corea sino a toda la península.

Nos hemos pronunciado en reiteradas ocasiones por avanzar en esta dirección. Hace casi dos años, en verano de 2017, durante una cumbre ruso-china, firmamos junto con el señor Wang Yi la Declaración que contenía la mencionada Hoja de Ruta cuya ausencia no contribuía a arreglar la situación. Los contactos que empezaron a desarrollarse entre los líderes de EEUU y Corea del Norte avanzaron a tenor de la Hoja de Ruta que elaboramos junto con China: a partir de las medidas para restablecer la confianza hasta los contactos directos. Esperamos que en una etapa se consiga llegar a un acuerdo integral sobre la desnuclearización de la península de Corea y la formación del sistema de paz y seguridad en el Noreste de Asia, en general, incluidas las garantías claras y sólidas de la seguridad de la República Popular Democrática de Corea de que habló en reiteradas ocasiones el Presidente de Rusia, Vladímir Putin, en particular, al término de la cumbre entre Rusia y Corea del Norte celebrada el pasado 25 de abril en Vladivostok. No es fácil elaborar tales garantías, pero es una parte de un acuerdo hipotético que no tiene alternativas. Rusia y China están dispuestas a participar en la elaboración de tales garantías.

Subrayo de nuevo que es necesario buscar fórmulas de compromiso. Las medidas de confianza emprendidas por Pionyang son serias: se suspendieron pruebas nucleares, lanzamientos de misiles balísticos y se cerró un polígono. En respuesta nuestros socios estadounidenses y surcoreanos suspendieron las maniobras militares. Mientras, hace poco, se celebraron los ejercicios a gran escala que suscitaron una reacción negativa de Pionyang. Como nuestros amigos chinos, emprendemos medidas para tranquilizar a las partes y contribuir a formar las condiciones necesarias no sólo para el diálogo sino también para alcanzar los acuerdos mutuamente aceptables.

Pregunta (dirigida a Wang Yi, traducción del chino):  Las negociaciones comerciales chino-estadounidenses se han obstaculizado últimamente. EEUU tomó medidas para alzar los aranceles. ¿Cómo valora usted las perspectivas de las negociaciones comerciales chino-estadounidenses? ¿Qué piensa usted sobre las relaciones trilaterales entre Rusia, China y EEUU en vista de la próxima visita del Secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, a Sochi?

Respuesta (Serguéi Lavrov agrega tras Wang Yi): Apoyaré brevemente lo que ha dicho el señor Wang Yi sobre la importancia de las relaciones entre las grandes potencias no sólo para los pueblos de estos países, para el desarrollo de la cooperación mutuamente ventajosa, sino también para los destinos del mundo. No es una retórica altisonante sino la situación real. Tenemos que darnos cuenta de que estamos responsables por la estabilidad en la arena internacional, por la seguridad que debe ser igual e indivisible para todos los países. Apoyaremos cualesquiera iniciativas que prevén la cooperación entre los tres países mencionados por usted (China, EEUU y Rusia) si contribuyen al mantenimiento de la paz.

Mantenemos un diálogo trilateral sobre Afganistán. Creo que la situación en la península de Corea podría resolverse de manera más exitosa si Rusia, China y EEUU mantienen un diálogo trilateral más estrecho.

Documentos adicionales

Fotografías

x
x
Criterios adicionales de búsqueda