11 enero 201909:39

Comentario del Departamento de Información y Prensa del MAE de Rusia en relación con la investidura del Presidente de Venezuela

16-11-01-2019

  • ru-RU1 es-ES1

El 10 de enero, en Caracas se celebró la ceremonia de la toma de posesión de Nicolás Maduro como Presidente de Venezuela para el período de 2019-2025. La delegación rusa encabezada por el Vicepresidente del Consejo de la Federación de la Asamblea Federal de la Federación de Rusia, Ilyás Umajánov, asistió a los eventos solemnes.

Es importante recordar que Nicolás Maduro fue elegido para un nuevo período constitucional durante los comicios presidenciales celebrados el 20 de mayo de 2018 bajo una presión externa sin precedentes dirigida a impedir, aprovechando una situación política y económica complicada en el país, que una amplia gama de fuerzas políticas, incluidas las de oposición, participeara en las elecciones para poner en duda lo legítimo de la manifestación de la voluntad popular. Sin embargo, los comicios celebrados pusieron de relieve la inconsistencia de tales esperanzas.

El desarrollo posterior de los acontecimientos puso en evidencia una marcada división de la comunidad internacional. Entendiendo lo peligroso de la evolución incontrolada de la situación, unos se pronuncian por el diálogo entre las principales fuerzas políticas de Venezuela para resolver lo más pronto posible los agudos problemas internos. Otros, al contrario, estimulan la intransigencia aspirando a producir el ambiente de caos. Especulando con el tema de la crisis humanitaria intentan atribuir a esto los problemas migratorios de América Latina y el Caribe. En su intento de cambiar el poder en Caracas cueste lo que cueste hablan de una posible intervención militar extranjera, lo que por su lado encuentra un duro rechazo hasta en las filas de los detractores más severos del Gobierno de Nicolás Maduro en la región.

La desvergonzada política de Washington que apunta a la creación anticonstitucional de estructuras gubernamentales alternativas de Venezuela, los intentos de reconocer, pasando por alto la realidad, algunas de las instituciones de poder venezolanas como legítimas y otras no, el aumento de las presiones sancionatorias (el hecho de seguir estrangulando con sanciones) que agravan la situación económica y social y afectan el estado financiero de los venezolanos, es un explícito atentado contra la soberanía de Venezuela.

Hemos tomado nota de la iniciativa de aplicar a este país las disposiciones de la Carta Democrática Interamericana que promueve enérgicamente la Secretaría General de la Organización de los Estados Americanos. Como observación “al márgen de la página” cabe recordar que tras el golpe de Estado en Ucrania propusimos atribuir el carácter universal al principio de inadmisibilidad de cambiaro de gobiernos por vía  inconstitucional. Lamentablemente, en aquel período varios países, incluidos los defensores más enérgicos de la Carta Democrática, se pronunciaron en contra. Vemos en esto la manifestación de una postura selectiva y políticamente sesgada en relación a este principio.

Estamos convencidos de que esto es un camino que absolutamente no tiene perspectivas. No se debe provocar una mayor división de la sociedad venezolana. Hay que promover la búsqueda del consenso interno, la unión de los esfuerzos del Gobierno y la oposición a fin de disminuir la tensión, sanear la situación en el país, gobernar el Estado en conjunto, siempre y cuando todas las fuerzas políticas del país observen la Constitución y la legislación vigente.

Estamos satisfechos de que muchos de nuestros amigos latinoamericanos compartaen este punto de vista. Vemos que en varias capitales europeas empiezan a entender la importancia de hallar nuevas fórmulas de mediación con fines de contribuir al retorno de las autoridades y la oposición venezolanas a la mesa de negociaciones, algo que consideramos una señal positiva.

Por nuestra parte, confirmamos la disposición a cooperar estrechamente con la Venezuela amiga, su pueblo y autoridades legítimas. Continuaremos profundizando las relaciones de asociación estratégica que, según mostraron las recientes conversaciones entre los líderes de nuestros países, se estan desarrollando de manera sostenible en todas las esferas de interés mutuo. Seguiremos ayudando a Venezuela a encontrar salida de la complicada situación económica.

x
x
Criterios adicionales de búsqueda