29 mayo 201815:21

Discurso y respuestas a preguntas de los medios ofrecidas por el Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, durante una rueda de prensa conjunta al término de las negociaciones con el Ministro de Asuntos Exteriores de la República de Bielorrusia, Vladímir Makéi, Minsk, 29 de mayo de 2018

1034-29-05-2018

  • en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

Estimado Ministro de Asuntos Exteriores, damas y caballeros:

Quisiera adherirme a las palabras de mi colega y amigo, Ministro de Asuntos Exteriores de Bielorrusia, Vladímir Makéi, sobre una importancia especial de nuestra alianza.

Bielorrusia es nuestro aliado más próximo y socio estratégico, lo confirma la estructura única – Estado de la Unión Rusia - Bielorrusia en cuyo fortalecimiento trabajan enérgicamente nuestros Presidentes y Gobiernos, ya lo hemos abordado hoy.

Hacemos aporte a estos esfuerzos en el ámbito de política exterior. Me refiero al trabajo sobre el Plan de Acción Coordinada en materia de política exterior que se aprueba cada dos años. En noviembre pasado, firmamos el respectivo documento para este y siguiente año. Su cumplimiento real se ha iniciado, pero su aprobación formal y oficial tendrá lugar próximamente, en la reunión siguiente del Consejo Supremo Estatal del Estado de la Unión.

Acabamos de firmar el Acuerdo Intergubernamental sobre el régimen de entrada en eventos deportivos, de conformidad con que los ciudadanos extranjeros y apátridas podrán pasar sin visado por el territorio de Bielorrusia yendo a Rusia para asistir a juegos de la Copa Mundial de fútbol este año y el año siguiente – por el territorio de Rusia yendo a eventos celebrados en el marco de los II Juegos Europeos en Bielorrusia. Este documento no sólo es importante para hinchas de eventos deportivos, sino también es un paso importante en el camino de la formación del espacio de circulación única. Hemos discutido hoy las acciones a emprender para firmar el respectivo acuerdo intergubernamental integral y hemos esbozado los pasos concretos en esta dirección.

Hemos abordado nuestros vínculos en varios ámbitos: económico y comercial, de cultura y de las Humanidades. Consideramos muy importante la cooperación interregional, en particular, los preparativos para la celebración del V Foro de las entidades federadas de Rusia y Bielorrusia que tendrá lugar en otoño en la ciudad de Moguiliov.

Hemos abordado la actividad de la Unión Económica Euroasiática (UEEA), sus vínculos con los socios extranjeros cuyo número crece constantemente. En el marco de la CEI, hemos abordado la actividad de la OTSC.

Hemos analizado con atención la situación en el continente europeo, la región euroatlántica. Estamos interesados en desarrollar las relaciones equitativas y mutuamente ventajosas con la UE y con la OTAN, en el marco del diálogo. Nos preocupa la intensificación de la actividad de la OTAN que observamos últimamente cerca de nuestras fronteras, ante todo, en los países bálticos y Polonia. La postura de Rusia y Bielorrusia sigue siendo inquebrantable, lo que se confirmó en la reunión con el Presidente de Bielorrusia, Alexander Lukashenko. Tales acciones que consisten en el desarrollo unilateral de la infraestructura militar y el despliegue de las fuerzas y del material bélico cerca de nuestras fronteras son destructivas, socavan la confianza y el entendimiento mutuo en Europa, conllevan la fragmentación del espacio europeo de seguridad. Hemos convenido en continuar aplicando esfuerzos para poner estas relaciones de conformidad con los documentos políticos aprobados al nivel más alto a finales de la época de la guerra fría, en los noventa, ante todo, en el marco de la OSCE.

En lo que se refiere a temas regionales, hemos hablado sobre la necesidad de cumplir plenamente el Paquete de Medidas de Minsk para el arreglo del conflicto en Ucrania. Estamos preocupados por los intentos y repeticiones de soluciones con el uso de la fuerza, en particular, en el contexto de los cambios aprobados en Kiev en relación con la llamada visión de reintegración que, según las valoraciones de Rusia, viola el Paquete de Medidas de Minsk y las actividades para cancelar la ley “Principios de la Política Lingüística del Estado” y la entrada en vigor de la nueva ley sobre la educación.        

Hemos intercambiado opiniones sobre la situación en torno a varias crisis en Oriente Próximo y el Norte de África, incluido el arreglo sirio, el programa nuclear iraní y lo que pasa actualmente en relación con éste, la situación en la península de Corea en el contexto de los cambios que observamos últimamente en las relaciones entre Corea del Norte y Corea del Sur, así como entre Corea del Norte y EEUU. Estamos interesados en que este conflicto se arregle lo más pronto posible a través de la desnuclearización de toda la península de Corea y las garantías de seguridad de Corea del Norte y los demás países de esta región importante que debe convertirse en la zona de paz, estabilidad y seguridad de todos los Estados ubicados en el Noreste de Asia.

Hemos convenido en continuar nuestra participación coordinada en la actividad de la ONU, la OSCE y la OCS donde Bielorrusia desempeña el papel de observador y se adhiere enérgicamente a varios proyectos en el marco de la Organización.

Hemos hablado sobre los preparativos para la reunión conjunta de las cúpulas directivas de nuestros Ministerios programada para el otoño próximo. Hemos acordado la agenda de esta reunión, en general. Creo que la aprobaremos próximamente.

Mi agenda de visita a Minsk no finaliza. Hoy pronunciaré un discurso ante los estudiantes y el personal docente de la Academia de Gestión subalterna de la Presidencia de la República de Bielorrusia. Agradezco esta invitación y estaré encantado de comunicarme con nuestros colegas.

Al final, agradezco de nuevo a nuestros anfitriones hospitalarios la organización de este trabajo que es al nivel más alto, como siempre. Nos sentimos tradicionalmente en Minsk como en casa. Espero que ustedes se sientan lo mismo cuando llegan a nuestro país.

Pregunta: No hace mucho, el Presidente de la Federación de Rusia, Vladímir Putin, se entrevistó con la Canciller de Alemania, Ángela Merkel, y el Presidente de Francia, Emmanuel Macron. Así las cosas, ¿podemos esperar algunos cambios positivos en las relaciones entre Rusia y Occidente que influyen en la situación en toda la región, incluida Bielorrusia?

Respuesta: Si esto dependiera de nosotros, la respuesta sería necesariamente positiva. No estamos interesados en la confrontación y nos damos cuenta de lo artificial que la postura de Occidente respecto a Rusia. Una agresiva minoría rusófoba en el campo occidental especula y abusa de los principios de solidaridad y consenso vigentes en la Unión Europea y se empeña en involucrar los Estados de criterios constructivos a la política confrontacionista hacia la Federación de Rusia, también esmerándose en la rusofobia para atraer la atención de sus superiores a sus propios problemas.

Un ejemplo fehaciente es el denominado “caso de los Skripal” que se está descomponiendo a ojos vistas debido a la falta de pruebas y confirmaciones. Los mismos métodos se emplean en otras ocasiones, me refiero, en particular, a las afirmaciones hechas por los Países Bajos de que ya en la etapa actual de la investigación del siniestro que había sufrido el Boeing malasio, se puede hacer la conclusión sobre la implicación de la parte rusa cuyo sistema de misiles antiaéreos Buk que “había entrado en el territorio de Ucrania desde Rusia y luego había regresado”. Al mismo tiempo, son rechazados los numerosos testimonios documentales presentados por nosotros. En la etapa actual, es por lo menos indecoroso hacer tamañas declaraciones. Los testimonios incluyen los resultados de las pruebas al natural que facilitó a los jueces de instrucción el consorcio Almaz-Antéi, fabricante de los misiles Buk, así como los datos originales registrados por nuestros radares, de acuerdo con los cuales el misil no podía haber sido lanzado desde el punto indicado por los jueces de instrucción. Todo ello se desatiende. Se hacían afirmaciones bastante veleidosas de que el radar simplemente no había detectado el misil que volaba a una velocidad muy alta. Los especialistas no podían contener sonrisas.

Hay un aspecto curioso. Durante la rueda de prensa dedicada al derribo del Boeing malasio se anunció que la investigación continúa para establecer a los culpables. Pero ya en esta etapa la parte rusa debe acceder a entablar las negociaciones con Australia y los Países Bajos para concordar el importe de la indemnización. O sea, se asiste a la misma lógica que en el así llamado “caso de los Skripal”. “Es muy probable” que lo hayan hecho los rusos, por lo cual reconozcan su culpa, mientras nosotros continuaremos la investigación. Esta tentación de hacer alarde de la rusofobia para atraer la atención hacia tu país y desviar la atención de tu población y de la opinión pública mundial de los problemas que afrontas (me refiero al Brexit) no es lo que requieren hoy las relaciones internacionales. Si algunos desean hacerles el juego a los que allende el océano exacerban la confrontación, es de lamentar. La única forma de contrarrestarlo es defender con firmeza nuestros intereses, la verdad, la justicia en las relaciones internacionales, no admitir el doble rasero y anunciar nuestra disposición a mantener un diálogo equitativo, respetuoso, carente de cualesquiera ultimátums, sobre todos los problemas sin excepción.

Hemos percibido que los respetables y serios países europeos, incluyendo los arriba mencionados Alemania, Francia, Italia y varios otros, comprenden lo anormal que es el ambiente actual, ambiente creado artificial e inútilmente. Pero, como quien dice, “agua caliente raspa marrano”, “el tiempo lo cura todo”, se podría citar muchos proverbios de este género. Estoy seguro de que a fin de cuentas, la necesidad de llegar a acuerdos en vez de dictar su voluntad, se impondrá en las mentes y en el proceder de los políticos occidentales.

Pregunta: ¿Se ha discutido hoy la postura consolidada de Rusia y Bielorrusia sobre Ucrania, que anteriormente declaró que revocaría a sus representantes de las instituciones de la CEI? ¿Cómo influirá en el futuro de la Comunidad?

Respuesta (responde después de Vladimir Makéi): Estoy completamente de acuerdo con lo que ha dicho el señor Makéi y respaldo sus evaluaciones. Es el derecho soberano de Ucrania a decidir en qué organizaciones participa. La CEI es una de estas organizaciones. Ucrania debe tomar la decisión, como acaba de apuntar mi colega, de cómo sus pasos con respecto a la participación en la CEI influiré en sus propios ciudadanos. Aquí nosotros no podemos hacer nada. A veces nuestros vecinos ucranianos sacrifican el sentido común y el cuidado de sus propios ciudadanos a favor de la política rusófoba. Hacen declaraciones sobre la necesidad de suspender las relaciones diplomáticas. Sin asomo de preocupación de los millones de los ucranianos que trabajan en el territorio de Rusia, hacen declaraciones sobre la salida de la CEI. Si Ucrania quiere salir, que salga. Si todo lo que hace en situaciones que tienen que ver con Rusia, lo hacen a través de un prisma antirruso, rusófobo, tampoco podemos hacer nada. Estaremos interesados en interactuar con todos los países que participaron en la creación de la CEI, porque de la interacción constructiva depende directamente la solución de múltiples problemas y cuestiones relativas a la vida y actividades de nuestros ciudadanos.

Pregunta: Dentro de una semana se celebrará la cumbre de la OCS, ¿Cómo ve el futuro de esta Organización? ¿Qué ámbitos de cooperación son prioritarios para nuestros países? 

Respuesta: La OCS se está desarrollando y fomentando. Esta será la primera cumbre en la que participarán, desde el principio, la India y Pakistán, como miembros plenipotenciarios de la OCS. Es un avance sustancial de los procesos integracionistas dentro de esta organización multiperfil que se dedica, en primer lugar, a las cuestiones de estabilidad y seguridad, de lucha contra los nuevos retos y amenazas, de creación de las condiciones para el desarrollo de la cooperación económica, cultural y educativa.

Uno de los resultados más relevantes de la cumbre anterior que tuvo lugar en Kazajstán fue la firma de la Convención sobre la lucha contra el extremismo, que determina claramente el protagonismo y la responsabilidad de los Estados en la lucha contra el extremismo, los retos y las amenazas. En aras de profundizar esta labor, uno de los resultados más relevantes de la cumbre en Qingdao deberá ser la aprobación del Plan de Acción para la lucha contra el extremismo, separatismo y terrorismo. Se estudiarán también las cuestiones pendientes en el ámbito del desarrollo económico.

Existen argumentos bastante serios de a favor de la ampliación de la cooperación entre la Unión Económica Euroasiática (UEEA), la OCS y los países miembros de la ASEAN. Estamos hablando del llamado Gran Proyecto Euroasiático. Dentro del mismo se incluyen las iniciativas promovidas por China dentro de la Iniciativa del Cinturón y Ruta de la Seda. El gran proyecto euroasiático, con la participación activa de la OCS, deberá ir configurándose, desde nuestro punto de vista, a partir de los intereses concretos de los países que realmente quieren participar en estos procesos. Lo ideal sería que los mismos abarcaran todo el continente. En todo caso, las puertas quedan abiertas también para cooperar con los países de la UE.

Aplaudiremos la participación activa de la República de Bielorrusia que ahora es observadora en la OCS, en los más diversos proyectos que realiza dicha Organización, en particular su organismo regional antiterrorista. Es un tema que nos preocupa a todos. Hay numerosos testimonios de que la internacional terrorista que está librando guerra en Oriente Próximo y África del Norte y agrupa a los ciudadanos de muchos países, entre ellos los de la CEI, al sentir su inminente derrota, empezó a dispersarse por otras partes del mundo, incluidas las regiones de Asia y Asia Central. Como ustedes comprenderán, se están acercando a nuestras fronteras comunes. Existe toda una serie de cuestiones relevantes que ayuda a solucionar la OCS. Estamos contentos de que Bielorrusia participe en esta importante labor.

Documentos adicionales

Fotografías

x
x
Criterios adicionales de búsqueda