13 abril 201813:53

Discurso y respuestas a preguntas de los medios ofrecidas por el Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, en la rueda de prensa conjunta al término de las negociaciones con el Ministro de Asuntos Exteriores del Reino de los Países Bajos, Stef Blok, Moscú, 13 de abril de 2018

695-13-04-2018

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1
 

Estimadas damas y caballeros,

Hemos sostenido las negociaciones constructivas. Es la primera visita del jefe del departamento diplomático de los Países Bajos a Moscú a partir de 2015. Por eso, se han acumulado muchos temas a discutir.

Ante todo, hemos hablado sobre nuestras relaciones bilaterales cuyo estado actual no es satisfactorio. Durante las últimas décadas, se establecieron las oportunidades considerables para desarrollar la cooperación que no se aprovechan al máximo hoy.

Hemos manifestado la disposición mutua a buscar una posible salida de la situación actual. Es evidente que nuestros países y pueblos están interesados en que nuestros vínculos en todos los ámbitos continúen desarrollándose progresivamente.

Hemos confirmado que Rusia está interesada en promover intercambios entre los Ministerios y departamentos, sociedades civiles en el sector legal y de las Humanidades. Estamos interesados también en reanudar el diálogo entre nuestros parlamentos, lo hemos discutido también. Tales canales de comunicación son especialmente importantes cuando las relaciones entre los países pasan las pruebas de resistencia, como ahora.

Hemos abordado la situación en el ámbito económico y comercial. El año pasado, el comercio bilateral creció más de un 20%, y el volumen de intercambio comercial ascendió a 40.000 millones de dólares. Está claro que estas cifras están lejos de las que se registraron en la época antes de la crisis. Quisiéramos consolidar la tendencia observada el año pasado. Según la parte rusa, la celebración de una nueva reunión de la Comisión Mixta para la Cooperación Económica que no se reunió a partir de 2013 podría contribuir a esto. Como el primer paso, hemos propuesto a estudiar la posibilidad de organizar reuniones de sus copresidentes que no se celebraron a partir de 2014. Entendemos que el nuevo Gobierno de los Países Bajos debe designar a los copresidentes por su parte. Esperamos que, cuando este proceso finalice, se podrá reanudar el trabajo de este organismo importante.

Aplaudimos tradicionalmente la actividad enérgica en el mercado ruso de las empresas neerlandesas que realizan con éxito sus estrategias de desarrollo en Rusia cooperando con los socios rusos. Estaremos encantados de ver de nuevo a una numerosa delegación de los Países Bajos en el Foro Económico Internacional de San Petersburgo.  

Hemos hablado también sobre la interacción en el ámbito de cultura y las Humanidades. Hemos abordado la situación vinculada con la participación rusa en el proyecto de renovación del museo en el lugar del antiguo campo de exterminio nazi de Sobibor, en Polonia. Hemos confirmado que estamos interesados en que los Países Bajos como miembro del Comité Internacional de Gestión del museo apoyen nuestra solicitud de adherirse a este proyecto de conformidad con la invitación que recibimos hace varios años.

Hemos hablado sobre la agenda internacional, ante todo, en vista de que los Países Bajos se desempeñan durante el año en curso como miembro no permanente del Consejo de Seguridad de la ONU.

Hemos hablado también sobre Siria y, en general, sobre las tareas que se plantean en la región de Oriente Próximo. Estamos interesados en mantener un diálogo regular sobre el tema, abordar en forma constructiva todas las crisis que se libran en nuestra región común y fuera de ésta, tomando en consideración la necesidad de garantizar el arreglo pacífico y dar prioridad a los intereses de la población de los países que viven tiempos difíciles para que los actores externos no emprendan intentos de imponerles algunas recetas que contradigan estos intereses.

Rusia está interesada en continuar el diálogo con la Unión Europea partiendo de esta postura. Tenemos los intereses comunes en la lucha contra el terrorismo, la migración ilegal y el tráfico de drogas. Hemos confirmado a nuestros colegas europeos que estaremos listos a este trabajo en la misma medida en que lo estén los europeos.

Hemos convenido en abordar más concretamente estas crisis con nuestros socios neerlandeses, en el marco de las consultas regulares entre nuestros Ministerios que se celebran en forma intensa. Hemos acordado optimizarlas y celebrar de conformidad con un plan para que la preparación para tales eventos sea más eficaz.

Hemos hablado sobre la continuación de la investigación del siniestro del Boeing МН-17 de Malaysia Airlines derribado en el cielo de Donbás en verano de 2014. Hemos contado en detalle sobre las actividades emprendidas por la parte rusa a través del Gobierno y el consorcio ruso Almaz-Antey para entregar toda la información de que disponemos con el fin de investigar el caso en forma objetiva e imparcial. Hemos destacado también que es necesario cumplir plenamente con lo estipulado en la resolución 2166 del Consejo de Seguridad de la ONU que exige informar periódicamente al Consejo de Seguridad sobre el proceso de investigación. Hemos convenido en continuar este diálogo respetando lo que nos han dicho nuestros colegas neerlandeses sobre la independencia del organismo que investiga el caso. Respetamos la independencia. Partimos de que no se trata de la desestimación de cualesquiera hechos que tienen en su disposición los expertos ni de los hechos no tomados en consideración todavía.

En general, creo que las negociaciones han sido muy eficaces. No hemos podido discutirlo todo y espero continuar el diálogo.

Pregunta: El tema de investigación del siniestro del avión de Malaysia Airlines es una piedra de tropiezo en las relaciones entre Rusia y los Países Bajos. Rusia critica a los Países Bajos por el proceso de investigación. Los Países Bajos reaccionan sensiblemente a la crítica y acusan a Rusia de emprender intentos de complicar la investigación y de no prestar una asistencia suficiente. Por otro lado, es un tema de diálogo. Este asunto debe abordarse durante todos los contactos bilaterales. ¿Se ha discutido hoy el tema de investigación? ¿Se ha logrado llegar a un mayor entendimiento?

Respuesta (Serguéi Lavrov responde tras el Ministro de Asuntos Exteriores de los Países Bajos, Stef Blok): Al pronunciar el discurso introductorio, ya he dicho que lo hemos abordado y he indicado en breve los parámetros generales de la respectiva discusión. En vista del interés de los periodistas holandeses y rusos y la  mencionada resolución 2166 del Consejo de Seguridad de la ONU, quisiera recordar que estuvimos entre los que incentivaron la elaboración y la aprobación de esta resolución que exigió llevar a cabo una investigación internacional objetiva y meticulosa de la tragedia sucedida con el vuelo МН-17 e informar regularmente al Consejo de Seguridad de la ONU sobre los avances en la investigación. Recibimos del Gobierno holandés sólo una carta de contenido general sin la indicación de algunos hechos concretos. Esto tuvo lugar en verano de 2015. A partir de aquel momento, el Consejo de Seguridad no recibió más información. A pesar de la resolución, el Secretario General de la ONU nunca informó sobre el desarrollo de los acontecimientos, aunque se ve obligado a hacerlo de conformidad con lo estipulado en la resolución. Hemos manifestado en reiteradas ocasiones nuestra preocupación respecto a la organización de la investigación. En la etapa de formación del grupo de investigación local, una de las primeras preguntas se refirió a los motivos para no invitar a Malaysia a este grupo. Se le invitó a Malaysia a adherirse al grupo sólo pasados seis meses tras su creación. Está bien que lo hayan hecho. Nás vale tarde que nunca, según se dice.

Prestábamos apoyo al grupo de investigación, durante su etapa técnica, y continuamos haciéndolo ahora, cuando se lleva a cabo la investigación penal. Respondíamos y respondemos a todas las preguntas de la Fiscalía holandesa, en el marco de prestación de apoyo legal. Entregamos un gran volumen de la información, incluidos los datos no procesados de radares grabados en el momento de siniestro. Estos datos indican con exactitud las direcciones de las que pudo lanzarse el misil. Mientras, el Grupo de Investigación Conjunto no toma en consideración nuestros hechos, comentarios y observaciones y los materiales entregados por nosotros se estudian de forma superficial, selectiva o se desestiman.

He mencionado los datos de control objetivo con radares. No se puede falsificar o modificarlos. Mostraron exactamente que el misil no voló desde la dirección de donde fue lanzado, según los expertos. En respuesta que llegó dentro de mucho tiempo nos dijeron que no era así y había dos expertos independientes (no nos dijeron sus nombres) quienes, al analizar los datos de nuestro control objetivo con radares, declararon que nuestros radares no habían visto y no podían ver el misil, porque volaba rápidamente. Lo absurdo de esta declaración es evidente para los expertos. Por eso, cuando recibimos las desmentidas anónimas del fiscal independiente que lleva a cabo la investigación en respuesta a los datos objetivos y comprobados nos surgen preguntas, especialmente en la situación cuando nos acusan constantemente de intentar obligar al grupo de investigación a elegir un camino falso. Mientras, el Grupo de Investigación Conjunto no tiene preguntas a Ucrania, por ejemplo, o su aporte a la investigación. Hasta hoy, no se interrogó a nunguno de controladores aéreos ucranianos que trabajaron aquel día. Los expertos no recibieron los datos de radares ucranianos. El hecho que las autoridades neerlandesas declararon oficialmente que la pregunta (hecha por muchos) sobre los motivos por que Ucrania no había cerrado su espacio aéreo no corresponde al objeto de la investigación llevada a cabo por un grupo conjunto sorprende también.

No lo digo para exigir, respondiendo a la primera pregunta en la rueda de prensa, a emprender la actividades diplomáticas respecto a Ucrania que no colabora con el grupo de investigación. Lo menciono como lo sucedido. Así las cosas, quisiera exortarles que no rechacen algunas versiones tratándo de hacer coincidir los datos con la versión conocida, anunciada en reiteradas ocasiones por los medios de comunicación antes de que finalice la investigación. Según dijo mi colega, hay que conseguir que se establezca la verdad. Esto no sólo se refiere al siniestro del Boeing de Malaysia Airlines, sino también a todos los temas que hemos abordado hoy, ante todo, los vinculados con el uso de las armas químicas en Siria y Salisbury.

Pregunta: El Primer Ministro de los Países Bajos, Mark Rutte, dijo ayer que si EEUU lanzase ataque contra Siria lo entendería. Comente esta postura del Gobierno holandés.

Respuesta: Esto depende de qué entendimiento se trate. Si se trata de que fue necesario hacerlo para cambiar el régimen del Presidente sirio, Bashar Asad, es una versión. Si se considera que se emplearon realmente las armas químicas, aconsejaría esperar los resultados  de trabajo de la misión de la OPAQ que salió para Siria operativamente, sin entusiasmo, pero bajo nuestra presión y la presión del Gobierno sirio y debe llegar a Damasco mañana por la mañana. Esperamos que vaya de inmediato a la ciudad de Douma donde nuestros expertos que inspeccionaron este lugar no descubrieron algunas confirmaciones del uso de las armas químicas, del cloruro o cualquier otras sustancia. Además, tenemos las pruebas irrefutables de que se trata de un nuevo vídeo escenificado por los servicios secretos de un Estado que está en las primeras filas de los que propagan la campaña rusófoba.

Pregunta: ¿Cómo valora usted el nivel de contactos entre Moscú y Washington por los existentes canales bilaterales en relación con la reducción de la tensión en Siria, en vista de los acontecimientos actuales? ¿Se aprovechan al máximo estos canales? Comente la declaración hecha por el candidato al cargo de Secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, sobre la finalización de la política”suave” de EEUU respecto a Rusia?

Respuesta: En lo que se refiere a los canales que quedaron (las conversaciones periódicas de los presidentes y los contactos regulares entre los militares), éstos se usan en este formato, en este marco. Como saben ustedes, el Presidente de Rusia, Vladímir Putin, sostuvo hace poco una conversación telefónica con el Presidente de EEUU, Donald Trump. Siempre estamos abiertos a tales contactos. Esto permite entenderse mejor. Los militares se ponen en contacto también. Lo que queda, lo que no se ha suspendido, se usa actualmente. Otros canales, hasta los que se acordó usar no se usan a veces, porque los estadounidenses suelen renunciar a celebrar las reuniones en el último momento. Así pasó en febrero, cuando en el último momento renunciaron a celebrar una reunión acordada sobre la seguridad cibernética. Así fue hace varios días, cuando renunciaron a celebrar una reunión sobre la cooperación cultural y humanitaria. No nos presentan explicaciones algunas, por eso es difícil entender en qué medida el número de estos canales corresponda a las exigencias. Y tales exigencias sí que existen en vista de la situación muy tensa que se acumula como en relación con Siria, las amenazas provenientes de tres capitales de los países occidentales – miembros permanentes del Consejo de Seguridad de la ONU, tanto en relación con toda la región. ¡No permita Dios que se emprenda alguna nueva aventura en Siria siguiendo la experiencia de Libia e Irak! Espero que ahora nadie se atreva a llevar a cabo algo similar. Mientras, hasta los incidentes poco importantes provocarán nuevas oleadas de inmigrantes que se dirigirán a Europa y muchas otras manifestaciónes que no necesitamos nosotros ni nuestros vecinos europeos. Sólo pueden alegrar a los que están protegidos por el océano y esperan quedarse en un segundo plano en el proceso de agitación de la región con el fin de promover sus proyectos geopolíticos.

Estos asuntos deben discutirse a nivel de los departamentos diplomáticos, en particular. Espero que cuando el Departamento de Estado de EEUU sea capaz de trabajar tales contactos a nivel de los jefes, adjuntos y expertos continúen. Se trata de los contactos entre los diplomáticos, por eso es necesario usar los métodos diplomáticos sin amenazas y ultimátums.

Pregunta: Usted ha dicho que se ha abordado el caso de los Skripal. La OPAQ publicó ayer una versión corta del informe sobre el incidente. Se dice que la Organización confirma las conclusiones de Londres. Mientras supuestamente la información detallada sobre la sustancia, incluida su denominación, se contiene en la versión cerrada enviada a los países. ¿La ha visto ya? Coméntela.

Respuesta: Se dice allí que los expertos de la OPAQ confirman las conclusiones de Londres en relación con la composición química de la sustancia. Tales políticos como Boris Johnson intentaron tergiversar la verdad de nuevo declarando que la declaración de la OPAQ confirma todas las conclusiones sacadas por Gran Bretaña, incluido “highly likely” (altamente probable). Es una nueva payasada de este político a las que todos se han acostumbrado.

Subrayo de nuevo que la OPAQ confirmó sólo la composición de la sustancia química. En la parte cerrada del informe se indica su fórmula química. No se citan sus nombres literarios. Sólo se dice que esta sustancia no forma parte de la lista estipulada en la Convención para la Prohibición de las Armas Químicas de conformidad con la que deben reportar los Estados partes. Ahora estamos estudiando el informe que contiene varios aspectos curiosos. Próximamente intentaremos sacarlo en público después de que nuestros expertos y los expertos de otros departamentos estudien este documento voluminoso.

 

 

Documentos adicionales

Fotografías

x
x
Criterios adicionales de búsqueda