12 abril 201821:38

Rueda informativa ofrecida por la portavoz del MAE de Rusia, María Zajárova, Moscú, 12 de abril de 2018

691-12-04-2018

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

 

Visita de trabajo del Ministro de Asuntos Exteriores del Reino de los Países Bajos, Stef Blok, a Rusia

 

Para el próximo 13 de abril, en Moscú están programadas las negociaciones del Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, con su homólogo del Reino de los Países Bajos, Stef Blok, quien llegará en visita de trabajo a Rusia por iniciativa de la parte neerlandesa.

Los jefes de departamentos diplomáticos prestarán la atención principal al estado de las relaciones bilaterales. Se prevé que los ministros abordarán también los asuntos acuciantes de la agenda internacional y regional que están en el foco de atención del Consejo de Seguridad de la ONU adonde los Países Bajos se integraron en 2018 como miembro no permanente.

Stef Blok realizará la primera visita a Rusia tras ser designado para el cargo de Ministro de Asuntos Exteriores del Reino de los Países Bajos.

 

Participación del Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, en la XXVI Asamblea del Consejo de Política Exterior y de Defensa

 

Los próximos días 14 y 15 de abril, se celebrará la Asamblea anual del Consejo de Política Exterior y de Defensa – una organización no gubernamental que abarca a los representantes eminentes de los círculos académicos y de expertos, diplomáticos, militares, empresarios, periodistas y activistas sociales. En el marco del tema principal del foro – “La unidad y la lucha: ¿cómo se puede continuar desarrollándose en las condiciones de confrontación del siglo XXI?” – los participantes abordarán varios aspectos de la política doméstica y exterior de Rusia, los problemas candentes de las relaciones internacionales.

Conforme a una buena tradición, en la sesión de la Asamblea que se celebrará el 14 de abril, el Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, pronunciará un discurso sobre los aspectos clave de los cambios que se producen en el mundo, sobre el papel de Rusia y los objetivos de la diplomacia rusa en estos procesos complicados y contradictorios.

El Ministerio ruso de Asuntos Exteriores considera muy importante su cooperación con el Consejo de Política Exterior y de Defensa. Es una de las más antiguas organizaciones no gubernamentales en Rusia que estudia problemas en el ámbito de relaciones internacionales y seguridad. En el marco de eventos celebrados por el Consejo de Política Exterior y de Defensa, se promueven nuevas iniciativas y propuestas, se elaboran recomendaciones para los Ministerios y departamentos concernidos, en particular, para el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia.

 

Participación del Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, en la inauguración de una exposición de pintura de Iliá Glazunov dedicada a Chile

 

El próximo 16 de abril, en la Galería Estatal de Arte de Moscú Iliá Glazunov se celebrará una ceremonia solemne de inauguración de la exposición de obras de Iliá Glazunov dedicadas a Chile con la participación del Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov.

En 1973, el pintor visitó a Chile donde se reunió con los miembros del Gobierno, eminentes políticos y activistas sociales, incluido el Presidente del país, Salvador Allende. El resultado de aquel viaje fue una serie de obras en que se reflejó la imagen colectiva del pueblo chileno: las caras de obreros, campesinos, jóvenes, representantes del mundo de la cultura, líderes políticos chilenos.

La inauguración de la exposición coincide con el período de viaje del pintor ruso a Chile (mayo y junio de 1973).

Se invitó a la ceremonia a los jefes de misiones diplomáticas de América Latina acreditados en Moscú, los representantes del Grupo de diputados para las relaciones con el Congreso Nacional de Chile, representantes de entidades públicas y círculos de negocios que mantienen la cooperación con Santiago de Chile.

Esta exposición continuará una buena tradición de interacción constructiva entre el Ministerio ruso de Asuntos Exteriores y la Galería Iliá Glazunov. Quisiera recordar que, en diciembre de 2017, se organizó junto con la Embajada de Nicaragua la exposición de pintura de Iliá Glazunov dedicada a este país.

Invitamos a todos que quisieran dar la cobertura informativa de este evento.

 

Visita de trabajo de la Ministra Federal para Europa, la Integración y los Asuntos Exteriores de la República de Austria, Karin Kneissl, a Rusia

 

Los próximos días 19 y 20 de abril, la Ministra Federal para Europa, la Integración y los Asuntos Exteriores de la República de Austria, Karin Kneissl, llegará a Moscú en visita de trabajo.

En el curso de su reunión con el Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, se planea abordar los asuntos acuciantes de la agenda ruso-asatríaca, incluido el calendario de los próximos contactos bilaterales, el estado de la cooperación económica, comercial, cultural y en el ámbito de las Humanidades haciendo hincapié en la celebración durante el año en curso del Año Dual de Música e Itinerarios Culturales.

Al abordar los asuntos clave de la agenda internacional, la parte rusa planea centrar la atención en las tareas de aunar las esfuerzos para contrarrestar eficazmente al terrorismo internacional y arreglar la situación en Siria. En este contexto, se prevé intercambiar opiniones sobre la situación en los puntos calientes de Oriente Próximo y el Norte de África.

Los interlocutores abordarán también los aspectos relacionados con la cooperación en los foros europeos. En particular, se planea discutir con la Ministra Federal para Europa, la Integración y los Asuntos Exteriores de la República de Austria, Karin Kneissl, el estado actual y las perspectivas de cooperación con la Unión Europea, en vista de la presidencia de Austria en la UE en la segunda mitad de 2018.

 

Situación en Siria

 

Durante la semana pasada, la situación en Siria seguía siendo tensa. En vista de los éxitos conseguidos en las negociaciones sobre el arreglo de la situación en Guta Oriental que permitieron salvar la vida de miles de civiles siros, los extremistas que no están interesados en esto intensificaron sus actividades al máximo, igual que sus patrocinadores dispuestos, según muestra la experiencia, a emprender las acciones más radicales para realizar en Siria sus intereses que no tienen nada que ver con los intereses del pueblo sirio.

El pasado 6 de abril, se reanudaron inesperadamente los ataques lanzados contra el centro de Damasco en que ocho civiles murieron y unas 40 personas resultaron heridas. Los militares sirios se vieron obligados a asaltar la última ciudad de Guta Oriental que quedaba bajo control de los extremistas – Douma. Se lanzaron ataques aéreos contra los estados mayores y bases de los grupos extremistas. Al final, las fuerzas gubernamentales de Siria lograron expulsar a los extremistas de los suburbios del sur y del este de la ciudad.

Al día siguiente, el 7 de abril, unos activistas vinculados con los tristemente conocidos Cascos Blancos (como se pudo aclarar) duvulgaron en Internet la información de que las tropas gubernamentales habían perpetrado supuestamente un ataque químico en Douma que conllevó la muerte de “miles” de civiles, conforme a la información inicial. Posteriormente, su número se redujo. En los materiales divulgados por las fuentes opositoras hubo muchas versiones diversas sobre la hora y el lugar del “ataque químico” sin hablar del tipo de sustancia tóxica presuntamente empleada.

Sin embargo, eso no preocupó a los círculos políticos y medios de comunicación sesgados de Occidente que habían empezado a preparse desde hace mucho a tal provocación (o posiblemente la habían preparado) y, a partir de finales de febrero e principios de marzo pasado, hicieron muchas declaraciones de carácter preventivo (mencionadas durante las pasadas ruedas informativas). Ningún representante de estos círculos exigió investigar de inmediato esta situación ni puso en duda los vídeos absurdos grabados de nuevo por los Cascos Blancos con los niños y adultos que se mojaban con agua, presentados como una “prueba” del uso de armas químicas. Parece que serias agencias de noticias dieron crédito también a una imitación aún más sorprendente con fotos de una bomba de media tonelada de peso que estuvo tranquilamente sobre una cama bien hecha con ventanas caídas sin que se rompiesen los vidrios en el segundo plano. Un coro de opositores del Gobierno legítimo de Siria exigió al unísono que la comunidad internacional y, ante todo, EEUU, se injeriese y castigase el régimen de Damasco. Es un guión tradicional.

Al nivel más alto – de los Presidentes de EEUU y Francia – sonó la amenaza de reaccionar duramente con el uso de la fuerza contra Siria. Quisiera destacar que la propia amenaza de usar la fuerza contra un país miembro de la ONU es una burda violación de la Carta de esta Organización. Qusiera recordar también que la representante permanente de EEUU ante la ONU, Nikki Haley, hace las declaraciones en esta Organización confirmando su legitimidad enérgicamente. En vista de todas estas declaraciones que hace ella, quisiéramos que respondiese a la pregunta: ¿cuánto legítima es la amenaza de usar la fuerza contra un Estado soberano? Ya no hablamos del camino que pasó Siria luchando contra el terrorismo internacional y defendiendo su soberanía.

Occidente no quiere tenazmente tomar en consideración los argumentos de Rusia que exhorta a analizar razonablemente las noticias falsas, nuestros comunicados de que los militares rusos, incluidos los médicos, expertos en defensa química estuvieron en Douma donde supuestamente se usaron armas químicas, pero no encontraron las huellas de este uso, ni las víctimas, ni los afectados por el hipotético ataque químico.

Nadie ha podido explicar a nosotros ni a la comunidad internacional para qué el Gobierno sirio decidió usar las armas químicas en la situación cuando los restos de los extremistas en Douma fueron bloqueados por completo y hasta se discutían las condiciones de su evacuación.

Mientras, los medios de comunicación grandes y los representantes oficiales de las capitales del mundo no dicen nada sobre los casos reales del descubrimiento de grandes volúmenes de sustancias químicas en los almacenes de los terroristas en la parte liberada de Guta Oriental. No se informa tampoco que tan sólo a partir del inicio del año en curso se registraron cuatro casos del uso por los extremistas de sustancias tóxicas contra las posiciones de las tropas gubernamenbtales cerca de los poblados de Srudzh y Al Mshairfa. Más de 100 militares sirios resultaron afectados y hospitalizados.

Rusia se pronuncia por que los expertos de la Organización para la Prohibición de las Armas Químicas (OPAQ) lleven a cabo una investigación inmediata e imparcial de las acusaciones contra Siria que carecen de fundamento. Defendemos categóricamente esta postura en el Consejo de Seguridad de la ONU. Los militares rusos en coordinación con el Gobierno sirio están dispuestos a garantizar la seguridad de trabajo de los expertos en el lugar de incidente.

Un ataque efectuado la madrugada del pasado 9 de abril por la Fuerza Aérea israelí contra la base aérea siria T4 que se encuentra a unos 70 kilómetros al oeste de Palmira no contribuyó a estabilizar la situación en Siria. Es curioso que el bombardeo de T4 donde está desplegada la aviación fronteriza que participa en las operaciones contra el Estado Islámico en el este de Siria haya coincidido con la intensificación de las actividades de los terroristas no aniquilados que quedaron allí.

Las declaraciones belicistas provenientes de Washington amenazan con producir una escalada peligrosa de la situación. Las acusaciones suenan no sólo contra Damasco sino están dirigidas también contra Rusia que supuestamente “protege el régimen de Bashar Asad y comparte respectivamente la responsabilidad por sus crímenes”. Y tales declaraciones las hace, entre otros, el Presidente estadounidense, Donald Trump, quien anunció que uno de sus primeros pasos sería una “cruzada” contra las noticias falsas, filtraciones, la información cuyo objetivo no es informar sino desinformar. Entendiendo el precio de las noticas falsas, ¿cómo se puede tomar las decisiones responsables en relación con el uso de la fuerza contra un Estado soberano amenazando con el uso de la fuerza en la arena internacional sin saber qué sucedió en realidad.  

Exhortamos a todos los miembros responsables de la comunidad internacional que piensen en serio sobre las posibles consecuencias de tales acusaciones, amenazas y acciones planeadas. Nadie apoderó a los líderes occidentales a desempeñar el papel de policía mundial y al mismo tiempo de jueces instructores, fiscales, jueces y verdugos.

Nuestra postura es muy clara y concreta. No estamos interesados en la escalada de la situación, pero no vamos a apoyar las acusaciones infundadas tampoco. Esperamos que nuestros socios sean prudentes, regresen al marco legal y resuelven en conjunto los problemas que surgen, de conformidad con lo estipulado en la Carta de la ONU.

 

Declaraciones de Tony Blair sobre las acciones de Gran Bretaña en Siria

 

Hemos tomado nota de las declaraciones del exprimer ministro de Gran Bretaña, Tony Blair, quien actualmente se desempeña como asesor y aspira a regresar a la política. Exhortó al Gobierno británico a solidarizarse con EEUU e iniciar una nueva campaña militar en Oriente Próximo. Según él, el Primer Ministro no necesita recibir el visto bueno del Parlamento para lanzar un ataque contra Siria.

Todos sabemos perfectamente lo “exitoso y eficaz” que fue una aventura similar de Tony Blair en la región. Cuántas veces los representantes de los círculos políticos mundiales, economistas, jefes de organizaciones humanitarias y los ciudadanos comunes y corrientes dijeron sobre las consecuencias de la apertura de esta “caja de Pandora”. Los británicos tuvieron que aceptarlo también. En julio de 2016, la comisión británica independiente encabezada por Sir John Chilcot, que, durante siete años, investigaba el papel del Reino Unido en la invasión de Irak, anunció los resultados de su investigación. El resumen fue siguiente: la intervención en Irak fue un “grave error” y la decisión del Gobierno de Tony Blair de participar en esta campaña fue “apresurada” y “basada en los datos erróneos”. Hasta el propio Tony Blair confesó que la intervención en Irak se realizó a partir de los datos de inteligencia defectuosos y las acciones de la coalición occidental, de hecho, dieron origen al Estado Islámico.

Cosechamos hasta hoy los frutos de la guerra de Irak que fue uno de los conflictos más sangrientes y agotadores tanto para la región como para los países invasores que decidieron poner orden allí. Digo conscientemente “cosechamos”. Rusia no participó en aquella intervención llamando abiertamente a la comunidad internacional a contrarrestar a la invasión y citando ejemplos. Meintras, desgraciadamente, los acontecimientos se desarrollaron así. Repito que no por casualidad he usado la palabra “cosechamos” en el contexto de que los frutos del conflicto en Irak los cosechamos todos, incluidos nosotros en Rusia. Es que el Estado Islámico contra que Occidente lucha valientemente hoy es el fruto de sus manos y de una política incompetente, absurda y arbitraria del uso de la fuerza contra Irak y los países vecinos.

En Irak centenas de miles de personas inocentes fueron asesinados, sus ciudadanos tuvieron que huir en masa de este país en busca de una vida mejor, en Irak los terroristas de toda laya y pelaja ensayaron sus tecnologías inhumanas de intimidación y matanza de la población, en Irak se buscó las armas químicas y, sin encontrarlas, se destruyó toda la infraestructura del país y grandes monumentos del patrimonio cultural. La situación en Irak es tan catastrófica a partir de 2003 que no se necesitan comentarios.

Francamente dicho, tras lo sucedido, a otro político en lugar de Tony Blair le daría vergüenza salir a la calle. Mientras, Tony Blair manifiesta en público su opinión sobre nuevos esquemas dudosos y la necesidad de apoyar el uso de la fuerza contra otro país de la región. Quizás quiera tender a todos sus rivales una trampa en forma de esquema condenado al fracaso y presentarse de nuevo en la arena política. ¡Es un buen plan para un futuro político!

 

Declaración de la Organización Mundial de la Salud sobre el “ataque químico” en la ciudad de Douma

 

El 11 de abril, la Organización Mundial de la Salud (OMS) difundió una declaración en relación con un supuesto uso de sustancias tóxicas en la ciudad de Douma. Resultó que la mayor parte de la información obtenida por la organización le entregó el grupo conocido como Cascos Blancos y la Sociedad Médica Siria Estadounidense (SAMS por sus siglas en inglés). 

¿Quién no se preguntó durante las últimas 24 horas: de qué guerra se trata? Se hacía todo para tomar esta decisión. Pasados un poco menos de 24 horas, se revelan detalles del incidente orquestado.

Por casualidad extraña, cuando intentamos ponernos en contacto con los dirigentes de la OMS – el director general, Tedros Adhanom, y su adjunto, Peter Salama, citado en la declaración – fueron inaccesibles para comentarios y supuestamente no estuvieron en Ginebra.

Sólo logramos obtener de los empleados de la OMS varias referencias a las “fuentes de la información” de conformidad con las que se había hecho la declaración. No pudieron indicar a los tristemente conocidos “socios del sector de salud pública” que estuvieron en Douma y tuvieron un acceso directo a las áreas y edificios concretos donde supuestamente se habían producido los ataques químicos ni precisar en que centros médicos ingresaron las citadas 500 personas afectadas, quien contó el número de los presuntamente fallecidos, hizo el diagnóstico y estableció las causas de la muerte. A pesar de que los representantes de la organización nos aseguraron que las “fuentes de la información merecían la confianza” (sabemos perfectamente el precio de estas fuentes), calificamos la declaración de la OMS como divulgación irresponsable de la información infundada e injustificada que impulsa a los que desean instigar el conflicto sirio a emprender nuevas acciones agresivas.

Exhortamos a la OMS a manifestar más imparcialidad y no basarse en las fuentes políticamente sesgadas que ya se desacreditaron preparando sus informes y declaraciones sino tomar en consideración las opiniones de expertos que pueden sacar las respectivas conclusiones al llevar a cabo un análisis profundo y serio.

 

Atacado un autobús con periodistas rusos en Siria

 

Ayer, el 11 de abril, aproximadamente a las 18:00, se disparó contra un autobús en el que viajaban periodistas rusos en Siria. Tres periodistas de las cadenas de televisión rusas resultaron heridos, incluido un corresponsal de NTV y dos camarógrafos de Rossiya 1 y Zvezdá.

Los periodistas iban a Damasco de Guta Oriental donde grabaron un reportaje sobre el establecimiento por las tropas gubernamentales de Siria del control sobre la ciudad de Douma y el inicio de operaciones de las unidades de la policía militar rusa.

Según los datos del Ministerio ruso de Defensa, los heridos recibieron inmediatamente la asistencia médica necesaria, su vida no corría ni corre peligro. Según los últimos datos, se sienten bien.

Les deseamos de todo corazón una pronta recuperación y regreso a sus actividades para que podamos tener acceso a la información sobre Siria de primera mano.

 

El caso de los Skripal

 

No es ningún secreto para nadie que las autoridades británicas desataron una campaña mediática, o, mejor dicho, una guerra de información contra Rusia con motivo del llamado caso de los Skripal. Pusieron en marcha todas las fuerzas y medios propagandísticos. Hace mucho que no hemos visto una campaña antirrusa de semejante envergadura y amoralidad. Las autoridades británicas hacen caso omiso a las normas del derecho internacional, a los principios y leyes de la diplomacia, a las reglas elementales de la ética.

En la situación cuando los organismos competentes de Gran Bretaña callan significativamente sin revelar la información sobre el caso y cuando desde el inicio se hacen muchas declaraciones políticas dirigidas contra Rusia, aparecen cada vez nuevas versiones sobre el incidente que no coinciden, se difunden noticias falsas y la desinformación que los organismos oficiales británicos ni siquiera intentan desmentir. Todo lo contrario, esta campaña propagandística masiva con el empleo de todos los tipo de los medios encaja perfectamente en la estrategia antirrusa de Gran Bretaña. Las autoridades de este país desplegaron una campaña destinada a tergiversar la realidad. Está bien claro con qué objetivo lo hacen. Si los organismos oficiales y los medios de Gran Bretaña, en este caso, realmente intentaran aclarar lo sucedido, si consideraran los detalles extraños e incongruencias que abundan en este caso, la opinión pública europea perdería en seguida la seguridad de la inminente implicación de Rusia. Y todos se harían la misma pregunta que debería haberse hecho a Londres hace mucho tiempo: ¿qué fue lo que ocurrió en Salisbury? 

Vamos a ver, el pasado 4 de marzo el ex coronel del servicio ruso de inteligencia, quien trabajó para los servicios secretos británicos y por esto fue condenado y cumplió parte de condena determinada por el juicio en Rusia, luego fue entregado a Gran Bretaña en el marco de un programa de intercambio de espías, y su hija Yulia, ciudadana de Rusia, que reside permanentemente en el territorio de nuestro país, en pleno día, en la tranquilísima ciudad de Salisbury donde todos los vecinos se conocen y prestan atención a todos los detalles, que no es ningún centro multitudinario de turismo o peregrinaje, fueron envenenados con uno de los agentes nerviosos más potentes de la familia de Novichok, según la clasificación occidental. Por si parece poco, desde 2004, cuando Serguéi Skripal fue condenado por traición en Rusia, ni luego, tras su intercambio, en Gran Bretaña, Moscú, a juzgar por la acusación de Londres, no encontró mejor momento para “vengarse” que una semana antes de las elecciones presidenciales y tres meses antes del Campeonato Mundial de Fútbol 2018.

Nadie quiso tomar en consideración estos hechos. En cambio, en seguida acusaron de lo ocurrido a Rusia. Las declaraciones oficiales al respecto llovieron antes de que la investigación hubiera empezado siquiera. Una investigación, a la que a nosotros no nos permitieron acceder. Por lo visto fue porque “sacaron las lecciones” del caso de Litvinenko, cuando la participación de Rusia complicó la deseada marcha de la investigación. Las comparaciones con este caso, las quiso hacer el 6 de marzo la cadena BBC.

En un material del 6 de marzo, el corresponsal de BBC, Gordon Corera, hizo parangones entre el envenenamiento en 2006 en Gran Bretaña del ex agente ruso del Servicio Federal de Seguridad, Alexandr Litvinenko. Hay una diferencia muy importante: en aquella ocasión, al menos, pudimos verlo. En cuanto a los Skripal, hasta el momento (ha pasado ya más de un mes) nadie les ha visto, no hay ninguna posibilidad de contactar con ellos ni para los medios, ni para la parte rusa, aunque no paramos de enviar a la parte británica las notas pidiendo concedernos esta posibilidad.    

No obstante, la parte rusa no permanece, lógicamente, al margen de los acontecimientos. Si Londres se empeña en desoír las numerosas solicitudes de Rusia con respecto al caso de los Skripal y se niega a conectarnos con la investigación, consideramos nuestra obligación, al menos, constatar la incongruencia absoluta de declaraciones y evaluaciones oficiales y la abundancia de absurdas filtraciones. Una confrontación superficial de los hechos y las conclusiones no deja ninguna duda de que se trata de una provocación mal planeada y mal realizada, también desde el punto de vista de la lógica y la logística, contra la Federación de Rusia.

Los británicos aprovecharon el caso de los Skripal para ensayar una nueva estrategia de guerras de la información: la difusión continua de noticias falsas y filtraciones dudosas. Presten la atención a lo escaso de los comentarios ofrecidos por los organismos que investigan el incidente. Se alegó en múltiples ocasiones el carácter confidencial de la investigación  debido a su conexión con los intereses de la “seguridad nacional”. De ser así, ¿cómo puede ser que casi todos los días los medios de toda condición filtraban citando las “fuentes cercanas a la investigación” nuevas versiones de lo ocurrido? Resulta, pues, que no es tan secreta la investigación. ¿O es que en los organismos de instrucción británicos trabajan individuos que desconocen el concepto del secreto de Estado? Creo que sí saben muy bien guardar los secretos. Otros casos pusieron de manifiesto que si la información debía permanecer desconocida, se guardaba en perfecto secreto durante mucho tiempo. Entonces, tenemos fundamentos para volver a la primera suposición de que las filtraciones que se hacían y siguen haciéndose son premeditadas.  Además, a pesar de numerosas filtraciones en los medios, nadie les ha comentado de forma oficial. Es otra de las características del caso: un gran numero de filtraciones supuestamente de entes oficiales y una total ausencia de las desmentidas de estas filtraciones por parte de las entes en cuestión. ¿Por qué podemos hablar de una nueva estrategia? Porque en este caso los medios de Gran Bretaña desempeñaron el papel de portavoz de las autoridades de este país. Podría parecer que es simple falta de profesionalismo, pero no. Todos sabemos perfectamente cómo saben trabajar los británicos, también en el espacio mediático. Hemos visto las claras y emocionantes intervenciones de la primera ministra Theresa May en el parlamento y las extravagantes declaraciones del ministro de Exteriores Boris Johnson, también para la prensa. ¿Pero dónde están las ruedas informativas, las ruedas de prensa de los representantes de los órganos de instrucción que deberían aclarar el sinnúmero de incongruencias y filtraciones en los medios? No ha habido ninguna, porque no son necesarias. Londres no está interesado en poner los puntos sobre las íes.        

Entretanto, el número de versiones de lo ocurrido, según los medios británicos, impresiona.

El 5 de marzo el diario Salisbury Journal informó que los servicios de emergencia sospechaban que los Skripal habían sido envenenados con fentanilo, un analgésico opioide, y que el restaurante Zizzi, donde habían comido los afectados, estaba acordonado. Una versión similar la publicó The Telegraph pero más tarde el artículo fue eliminado aunque se conservó en caché de Google. ¿Por qué fue eliminado? ¿Qué datos contenía que había que borrar a toda prisa?

El 6 de marzo aún o se sabe nada pero Boris Johnson anuncia preventivamente en el Parlamento que su país “reaccionaría con dureza” ante cualquier prueba de la implicación de Rusia en el incidente. El veredicto ya está servido, las acusaciones políticas están formuladas.

El 7 de marzo el jefe de la unidad antiterrorista de Scotland Yard, Marcos Rouli, anunció que Serguéi y Yulia Skripal habían sido envenenados con un agente tóxico de efecto neuroparalizante. La policía no precisó de qué sustancia se trataba.

El diario The Daily Star el mismo día publicó el artículo de que el veneno había sido inyectado a las víctimas por el asesino.

El 8 de marzo The Metro lanza la sospecha de que lo que estaba envenenado fue la comida de los Skripal.

El 10 de marzo se supone que el envenenamiento se llevó a cabo en el Mill Pub o el restaurante Zizzi. A los que visitaron estos lugares el día del envenenamiento les recomiendan “lavar sus efectos personales”. Las recomendaciones se publican en el sitio del Gobierno de Gran Bretaña. Cabe señalar que se trata de un eventual empleo de uno de los agentes tóxicos más peligrosos y las autoridades recomiendan, seis día después del incidente, ¡lavar la ropa!

 The Daily Mail informa el mismo día citando a un anónimo alto cargo que podía estar envenenado el ramo de flores que Serguéi Skripal dejó en el cementerio.

El 11 de marzo The Daily Express presenta una nueva versión de los ocurrido relativa a un “paquete envenenado” entregado por mensajería.

El 12 de marzo Theresa May en su discurso ante el parlamento anunció que el envenenamiento se había producido por el agente nervioso de guerra del tipo Novichok desarrollado, según ella, por Rusia. “Ahora está claro que el señor Skripal y su hija fueron envenados con un agente nervioso de naturaleza de un tipo desarrollado en Rusia. Forma parte de un grupo de agentes nerviosos conocidos como ‘Novichok’. A base de la identificación positiva de esta sustancia química…… en Porton Down y teniendo en cuenta que Rusia había fabricado este agente y conserva la posibilidad de volver a hacerlo, los asesinatos anteriores financiados por Rusia y que considera, según nuestros datos, a ciertos ex agentes blancos de ataque legítimos, el Gobierno ha llegado a la conclusión de que es altamente probable que Rusia sea responsable del acto contra Sergei y Yulia Skripal…. De ahí que sólo existen dos explicaciones verosímiles de lo que ocurrió en Salisbury el pasado 4 de marzo: o bien fue un acto directo del Estado ruso contra nuestro país, o el Gobierno de Rusia ha perdido control de este agente nervioso, que potencialmente puede causar un daño catastrófico y ha llegado a manos de otros”.

El 13 de marzo The Mail Online ofrece una nueva versión de lo ocurrido: la sustancia venenosa fue aplicada al tirador del automóvil.

El 14 de marzo Theresa May acusa oficialmente a Rusia de intentar asesinar a los Skripal.

El representante permanente alterno de Reino Unido ante la ONU, Jonathan Allen, afirma también que su país no tiene otra alternativa que considerar a Rusia culpable de haber envenenado a Skripal y su hija.

El 15 de marzo The Guardian cita a Boris Johnson quien afirma que el gobierno británico dispone de unas “pruebas abrumadoras” (the evidence is overwhelming) de la implicación de Rusia al envenenamiento de Serguéi Skripal sin concretar, no obstante.

El mismo día The Telegraph citando a sus propias fuentes de los servicios secretos asegura que la sustancia empleada para envenenar a Serguéi Skripal podía estar en la maleta de su hija. Según los datos del medio, el agente tóxico estaba en el equipaje de Yulia Skripal con el que llegó a Salisbury de Moscú. Se supone que se había impregnado con el veneno los cosméticos, la ropa o un regalo traído por ella.

El 27 de marzo Boris Johnson declaró a BBC que detrás del incidente en Salisbury estaba personalmente el Presidente de Rusia, Vladimir Putin.

El 18 de marzo The Daily Star, ya en el estilo puro de la ciencia ficción, supone que los Skripal fueron envenenados con la ayuda del vehículo no tripulado.  Mientras The Guardian, ese mismo día, se inclina por la versión de que la sustancia tóxica fue pulverizada a través del sistema de ventilación del automóvil. Cabe recordar que los organismos estatales o de instrucción británicos no procedieron a desmentir esta información.   

El 22 de marzo la Unión Europea en una declaración al término de la cumbre de la UE confirmó su solidaridad en que no existía otra explicación lógica de lo ocurrido, excepto la implicación de Rusia en el caso.

El 28 de marzo la policía británica informó que los jueces de instrucción se inclinaban a la opinión de que los Skripal habían tenido contacto con Novichok en su casa y que la concentración más alta de la sustancia había sido hallada en el pomo de la puerta de entrada de la casa donde residía Serguéi Skripal.

El 29 de marzo en su cuenta oficial de Twitter Foreign Office acusó a Rusia de divulgar la desinformación mediante filtración de numerosas versiones y teorías de lo ocurrido en Salisbury (¡resulta que somos nosotros lo que tenemos muchas versiones!)

El 1 de abril el tabloide The Sun publica el material de que el agente tóxico pudo haberse transportado en el paquete de trigo sarraceno o especias  que Yulia Skripal había encargado de llevar a Londres a una conocida que volaba con otro vuelo. Luego se supo que había sido una broma en el Día de los Inocentes. ¿Considera normal bromear de esta forma en semejante situación? No tiene gracia.

Otra versión supone que Novichok se había aplicado a un folleto publicitario para los Skripal.  

El 2 de abril The New York Times afirma citando a “ciertos funcionarios” que aplicar la sustancia venenosa al pomo de la puerta (esta versión fue la que más les gustó) “es tan arriesgado y osado” que lo podían haber hecho sólo los súper profesionales, es decir, los rusos… Y si no se ha podido averiguar hasta ahora si fue personalmente Vladímir Putin quien dio la orden de eliminar a Serguéi Skripal, se explica con que el Presidente ruso “sabe ocultar la información”.

El 8 de abril Boris Johnson publicó un artículo en The Sunday Times en el que afirmaba que Rusia había formulado 29 teorías del envenenamiento de los Skripal. Anteriormente, el 4 de abril, el ministro británico publicó en Twitter los tan esperadas “confirmaciones” de la culpabilidad de Rusia completando las famosas “pruebas abrumadores” representadas en forma de las “seis diapositivas” difundidas:

1. Porton Down identificó el agente como Novichok;

2. Rusia estudió las posibilidades de transporte de los agentes nerviosos y para ello disponía de una pequeña reserva de Novichok;

3. Rusia tenía motivos para atentar contra la vida de Serguéi Skripal.

Es curioso observar la cronología de los acontecimientos en la cuenta de la red social Twitter del Ministro de Asuntos Exteriores de Gran Bretaña, Boris Johnson. Las publicaciones duras y bordes sobre Rusia y su responsabilidad por el caso de los Skripal se intercalan con las simpáticas fotografías del propio Boris rodeado por personas agradables y sonrientes, tan drásticamente diferentes de los monstruos enmascarados con trajes de protección química. Salta a la vista la manipulación mediática: en la vida tranquila y feliz de Inglaterra irrumpió “la terrible Rusia”.

Por lo visto, toda esta campaña mediática para desacreditar a Rusia no se le da muy fácilmente a los políticos británicos. O les están fallando los nervios, o se están quedando sin “argumentos”. Sólo hay que ver la bronca entre Boris Johnson con el líder laborista Jeremy Corbyn, quien acusó al jefe de Foreign Office de llevar la opinión pública británica a la confusión con su libre interpretación de las conclusiones de los expertos de Porton Down. En respuesta, Boris Johnson acusó al líder del Partido Laborista de “respaldar a Kremlin” y “hacer más convincente su propaganda”, pero, como si fuera poco, tachó al señor Corbyn de ser el “idiota útil de Kremlin”. Y todo para que a cualquier fuerza política del país, ya no hablo de los medios, se le quitaran las ganas de apelar al sentido común y ocuparse, por fin, de una investigación normal. Si este tipo de cosas se espetan en la cara a los políticos ¿de qué manera de comunicarse con los medios nacionales estaríamos hablando?

La principal tesis que, de una u otra forma, suena es este coro mediático consiste en que la postura oficial británica sobre el tema no requiere pruebas, hay que fiarse de ella. Es lo que contestan los diplomáticos británicos a las preguntas de sus colegas que pretenden conocer la base probatoria.

Una mención aparte se merecen las insinuaciones sobre la procedencia de tal mentado Novichok.  Como ya se ha señalado, por primera vez Theresa May habló del empleo de este agente tóxico en concreto el 12 de marzo. Desde aquel momento, a despecho de numerosos llamamientos de Rusia a analizar lo ocurrido o al menos discutir la procedencia rusa de la sustancia, esta información no se ha puesto en tela de juicio.   

El 4 de abril el director del laboratorio británico en Porton Down, Gary Aitkenhead, concede una entrevista al canal de televisión Sky News declarando que los expertos pudieron identificar el agente como perteneciente a la familia de Novichok, según la clasificación occidental. No pudieron determinar con precisión su procedencia pero entregaron los datos científicos al gobierno que, al completarlos con la información obtenida de otras fuentes, formuló a conclusión final. ¿De qué otras fuentes se puede recibir la información que necesita un análisis de laboratorio químico especializado? ¿Acaso en Gran Bretaña existe otro laboratorio, además de Porton Down? Esto es algo nuevo. Foreign Office, ni tampoco el Ministerio del Interior del Reino Unido disponen de posibilidades para analizar esta sustancia, o, al menos, esto nos decían antes.

Al mismo tiempo, el director de Porton Down se negó a confirmar o desmentir suposiciones de que su laboratorio poseía muestras de este agente declarando sólo que “nada similar pudo provenir de nuestro laboratorio o salir de aquí”. Una frase de lo más curioso. Entonces ¿provenir o salir? Son cosas totalmente distintas. Esta frase evasiva no da una respuesta clara si el centro fabricaba el agente en cuestión. Pero lo lógico es que salir o no salir puede sólo algo que está dentro.   

La entrevista provocó una inmediata reacción de Foreign Office: “Desde el principio hemos dejado claro que los expertos de Porton Down identificaron la sustancia empleada en Salisbury como el agente tóxico de guerra con efecto neuroparalizante Novichok. Pero es sólo parte del cuadro general basado en los datos de la inteligencia. Como ha declarado en reiteradas ocasiones, desde el 12 de marzo, en la Cámara de los Comunes Theresa May, las conclusiones se basan en los conocimientos de que durante los últimos diez años Rusia ha estudiado las vías de suministros de los agentes neuroparalizantes, probablemente, para los asesinatos políticos y, para este programa, ha fabricado y ha almacenado pequeñas cantidades de Novichok”. Se aprovechó la ocasión para reiterar la tesis de que, dado el “colofón” de Rusia, no hay otra explicación verosímil de lo ocurrido en Salisbury, excepto la responsabilidad de Moscú por este “acto osado”. ¿Qué tal les parece la base legal? Como no saben quién lo hizo ni tienen pruebas de que alguien lo hizo, para empezar, sacan la conclusión de que lo hizo Rusia. ¿Acaso el derecho internacional contempla la posibilidad de presentar acusaciones basadas ni siquiera en las sospechas, sino en la ausencia de otras explicaciones lógicas?

El porqué de la prisa de Foreign Office en divulgar la postura oficial acto seguido de la entrevista del responsable de Porton Down, se hace evidente en el artículo del ex embajador de Gran Bretaña en Uzbekistán, Craig Murray, del 16 de marzo (es decir, antes del anuncio de la implicación de los expertos de la OPAQ), que habla, alegando las fuentes conocidas del autor, de las discrepancias entre Foreign Office y el laboratorio en Porton Down. No sabemos si es verdad, como tampoco sabemos si es verdad lo que dicen los medios británicos. Pero si citamos los medios británicos ¿por que no citar al señor Murray? Según él, el MAE británico presionaba al laboratorio para que constatara la procedencia rusa del agente empleado. Lo que consiguieron negociar fue una conclusión evasiva sobre “un agente de la clase de sustancias desarrolladas en Rusia”.

El 6 de abril los británicos vuelven a filtrar en los medios citando a los representantes de los servicios secretos y “fuentes en el Gobierno” declaran que el agente empleado fue fabricado en el “laboratorio secreto en Yásenevo” (¡vaya precisión geográfica!). Todo ello sin presentar pruebas concretas, desde luego.

Pero el 9 de abril The Financial Times publica la entrevista con el químico soviético Vladímir Ugliov quien, a pesar de su antipatía para con Rusia, reconoce que es imposible obtener confirmación a cien por ciento de la fabricación y el empleo del agente tóxico por Rusia: a diferencia de los metales radiactivos no deja rastro y no puede ser detectado con los métodos habituales. Sin embargo, los representantes oficiales de Gran Bretaña tampoco lo comentan.   

He aquí otro hecho notable. En diciembre de 2005 y luego en enero de 2006, en el número 49 del Boletín de la Química Médica de la Asociación Química estadounidense, fue publicado el artículo del grupo de los científicos británicos, integrado, entre otros, por los empleados del laboratorio en Porton Down, Christopher Timperley y Gavin Williamson. El artículo contiene la fórmula de un organofosfato, similar a la publicada en el libro de Vil Mirzoyánov. Es decir, los especialistas de este laboratorio británico pudieron haber sintetizado Novichok en 2005. Estas son las reflexiones a las que nos conducen los materiales de los medios británicos. 

Son absolutamente obvias también las numerosas incongruencias en los materiales informativos que citan las “fuentes fidedignas”. He aquí algunos ejemplos. El antídoto: ¿se empleó o no? Los artículos de las agencias de información afirman algunas veces que  sí, otras que no, y de tanto en tanto anuncian el antídoto no existe. Parece que nadie es capaz de hacer por la parte británica una declaración responsable aclarando la situación. Ya no digo divulgar los materiales del expediente que, según nos dicen, representan el secreto de Estado por ser cuestión de la seguridad nacional. Pero, al menos, comentar las publicaciones de los medios que ofrecen cada vez nuevas versiones.

Otro tema aparte son filtraciones con respecto a los médicos que están asistiendo a las víctimas. No ponemos en entredicho las posibilidades de la medicina británica. Pero ¿qué clase de médicos son que trabajan con un agente tóxico de guerra unas veces empleando el antídoto y otras no? ¡Esto es un milagro!

Las filtraciones de la cierta rueda informativa para los servicios secretos celebrada a puertas cerradas el 6 de abril revelan que en el hospital de Salisbury, al que ingresaron los Skripal, por pura casualidad (¡!) estaban los médicos que habían recibido formación para asistir a las víctimas de un ataque químico. ¡Otro milagro!

Otra cuestión filtrada y muy discutida en los medios británicos, sin que sepamos la respuesta, es: ¿con qué sustancia, al fin y al cabo, fueron envenenados? ¿Fue un sólo agente o un grupo de ellos? ¿Fueron sustancias del mismo tipo o diferentes?

Nos gustaría también llamar su atención a las declaraciones de la administración del hospital municipal de Salisbury en el que ingresaron los Skripal. En ninguna ocasión confirmaron directamente que los pacientes manifestaran síntomas de la intoxicación química y que fueran tratados por ello. El 16 de marzo, uno de los médicos del hospital, S. Davis, en su carta a The Times informó que ninguno de los pacientes que habían acudido al hospital el 4 de marzo «presentaba síntomas de intoxicación con agentes nerviosos, y sólo en tres (por lo visto, se trata de los Skripal y el policía) se observaba una fuerte intoxicación». Si son datos secretos ¿por qué el médico escriba una carta a The Times? Si el hospital por motivos humanitarios y éticos no puede divulgar cierta información ¿cómo es que un médico escribe una carta a la prensa sobre la situación interna del centro?

Los representantes del hospital no revelan tampoco la información sobre el agente tóxico empleado limitándose a afirmar que los Skripal y Nick Bailey habían sido expuestos a un agente nervioso (“were exposed to nerve agent”). Esta fórmula, para un especialista, no significa nada, es una excusa. Podían haber estado cerca del agente tóxico sin contactar con él o podían haber sido atacados con él. El 10 de abril  la directora médica del hospital Salisbury District, Christine Blanshard, volvió a usar la palabra “expuestos”, alegó los síntomas típicos de una intoxicación química y evitó por todos los medios las palabras «químico» o «neuroparalizante». Surge una pregunta fundamental sobre los síntomas que presentaban los Skripal en el momento de ser ingresados, sobre los métodos de tratamiento y las bases del diagnóstico para optar por un esquema de intervención médica u otro. Toda esta información circula en la prensa sin ser confirmada o desmentida por los representantes oficiales.

¿Cómo habrá que interpretar el plan de destruir todas las pruebas, incluido la casa de los Skripal? Se podrá interpretar de mil maneras pero está claro que los Skripal se encuentran aislados. No les hemos visto ni sabemos qué les pasa. Según las fuentes en los organismos de seguridad, se destruirán la casa de Serguéi Skripal, el restaurante Zizzi y Mill Pub que éste visitó con su hija el día del envenenamiento. ¿Por qué, al contrario, no investigar cada centímetro del edificio? El banco en el que fueron encontrados los Skripal también fue destruido.

Apenas planteamos públicamente la cuestión sobre los macotas de Serguéi Skripal los medios volcaron un torrente de declaraciones oficiales y no que terminaron por confundir el cuadro. Los animales, supuestamente, permanecían en la casa sellada. ¿Cómo los agentes que la inspeccionaron minuciosamente no los vieron? ¿Encontraron restos de un agente tóxico en el pomo de la puerta pero no a los animales? ¿Se lo creen ustedes? Resulta aún más extraño porque la información sobre los mascotas de los Skripal estaba accesible, en particular, e las redes sociales, donde los propios dueños de los animales colgaban numerosas fotografías.

Resulta que las dos cobayas murieron por deshidratación (que no por intoxicación) y el gato estaba «tan estresado» que hubo que sacrificarlo. ¿Cómo es posible que cada dato nuevo suscite más preguntas que nadie piensa contestar? Se especula que hubo una mascota más pero no fue hallada. ¿Tal vez los animales fueran encontrados durante el registro de la casa? ¿Entonces, que fue de ellos? Es improbable que se los quedara el MAE de Gran Bretaña a pesar del cariño que tienen por los gatos. Lo más probable es que fueran llevados a Porton Down. ¿Qué les pasó allí? Estas preguntas nadie hace en Gran Bretaña. Allí todo el mundo se ríe y dibuja caricaturas. Sin embargo, las preguntas que se plantea cualquier persona razonable, permanecen sin respuesta. Es notable que el veterinario de confianza de los Skripal informó a los medios que, según sus datos, los animales fueron llevados a Porton Down una vez registrada la casa. Ahora los animales no existen y la casa puede dejar de existir, como el banco.

Me gustaría volver a llamar su atención a que la demora en publicar la información sobre las mascotas, sobre su muerte o destrucción, confirma una vez más el deseo de ocultar las pruebas y complicar al máximo el cuadro general de lo ocurrido.

En cuanto a los familiares, Como ustedes sabrán, el 6 de abril Gran Bretaña denegó el visado a Victoria Skripal, la familiar más cercana (sobrina y prima) de los afectados. Lo hizo de forma muy extraño, sin explicaciones sobre los motivos de denegación o aclaraciones de cómo debía proceder. Todos los organismos públicos británicos ofrecía si propia versión: a través de las filtraciones, las conversaciones privadas con periodistas, etc. ¿Qué hay de extraño? Pues si deniegan un visado por motivos de seguridad nacional díganlo abiertamente en lugar de multiplicar versiones.

Somos perfectamente conscientes de que la evasiva sobre los motivos de denegación oculta unas razones políticas concretas. Y vuelvo a subrayar que los Skripal hasta el momento no han tenido ningún contacto con el mundo exterior.

En contra de las normas del derecho internacional no hemos conseguido hasta ahora obtener el acceso consular a la ciudadana rusa. Según informan The Sunday Times y otros diarios, a los Skripal se les propondrá (¿o se les ordenará?) cambiar de nombre y trasladarse a uno de los cinco países que forman la denominada alianza occidental de inteligencia. Y el 11 de abril se supo que Yulia Skripal había sido trasladada al hospital de una base militar. ¡Es una tremenda mezcla de todo lo que se filtra! ¿Para qué se hace? La respuesta es muy simple: para mantener el tema a la deriva sin responder las preguntas sobre su esencia.  

El mismo día Scotland Yard en nombre de Yulia Skripal publica cierta declaración en la que ella se niega a comunicarse con los medios, pide a su prima Victoria que no vaya a verla a Londres y anuncia que no desea contactar con la Embajada rusa. ¿Entonces por qué no alegaron esta declaración de Yulia Skripal para denegar el visado a su prima? No vendría mal, claro está, asegurarnos de que se trata de una declaración de Yulia Skripal, dadas las dudas muy explicables tras todo este caos de las declaraciones de políticos y medios. Como ya se señaló en el comentario oficial de la Embajada de Rusia en el Reino Unido sobre el tema, el texto de la supuesta declaración de Yulia Skripal está redactado de una manera que respalda las declaraciones oficiales de las autoridades británicas y, a la vez, descartar cualquier posibilidad de contacto de Yulia con el mundo exterior. Extraña la mención de un supuesto “acceso a los amigos y  familiares” cuando ninguno de los amigos o familiares de los Skripal citados por la prensa rusa y británica está en contacto con ellos. Según nos consta, no tienen familiares más cercanos que Victoria Skripal y la madre de Serguéi Skripal que viven juntos. ¿Con qué familiares entonces están en contacto Yulia?  Y más extraño aún resulta que nadie habla en su nombre. Si esta historia empezaba como una novela policíaca ahora se está convirtiendo en una película de suspense.

Sabemos perfectamente que en Scotland Yard trabajan unos auténticos profesionales que probaron su nivel de profesionalidad ante todo el mundo en reiteradas ocasiones. Pero ¿cómo no plantearse la pregunta de por qué la carta de la joven viene publicada por Scotland Yard? Francamente hablando los últimos acontecimientos fomentan nuestras sospechas de que se trata del aislamiento de la ciudadana rusa. Contamos con todos los fundamentos para creer que podemos estar ante una retención forzosa y premeditada de los ciudadanos rusos o su participación forzosa en una escenificación.

Cada vez hay más preguntas sin haber ninguna respuesta. 

Merece una mención aparte la postura de muchos países que quisieron “solidarizarse” con Gran Bretaña. Sus comentarios y conclusiones al respecto resultan no solo politizados sino que torpes y carentes de profesionalidad.

Por ejemplo, el 8 de abril The Daily Express publicó una curiosa selección de las declaraciones de los políticos de Europa del Este que confirman, presuntamente, que Londres había presentado pruebas convincentes de la responsabilidad de Rusia por el envenenamiento de los Skripal. El diario no se da el trabajo de analizar siquiera lo que está publicando, que prueba justo lo contrario.

El viceministro polaco de Exteriores, Bartosz Cichocki, dijo, por ejemplo, que “en nuestro caso la profundidad de la información presentada por los británicos no tenía una importancia crítica ya que venimos observando el modelo de conducta de Rusia desde antes…”. ¿Acaso esto confirma la contundencia de las pruebas presentadas? Todo lo contrario, confirma la insignificancia de cualquier prueba ya que Polonia tiene ya una postura consolidada al respecto.

El directores Político del MAE de Estonia, Paul Teesalu, declaró: “No  tuvimos que pensar mucho para apoyar a Gran Bretaña”. Pensar nunca es de más, sobre todo si se trata de una organización de la política exterior que representa a toda una nación. “No tuvimos que pensar mucho” - es así  como se toman las decisiones.

«En cuanto a la postura de Gran Bretaña, confiamos plenamente a nuestro socio británico. No se duda de amigos, especialmente cuando aseguran que es 'highly likely'…», señaló el viceministro de Asuntos Exteriores de la República Checa, Jakub Dürr.

Decir que es poco serio es no decir nada. No queremos insinuar en ningún caso que se puede tener amigos, pero se trata de un delito, de una investigación. No es un juego de 'creo – no creo', está en juego la vida de las personas a las que, repito, ninguno de nosotros (y vosotros) ha visto.

Hoy tenemos todos los motivos para acusar oficialmente a Londres de la desinformación premeditada, la propaganda y la manipulación de opinión pública. 

Debo reiterar que no disponemos de ninguna información oficial sobre la localización de los Skripal ni sobre las circunstancias de lo ocurrido con ellos. Hacemos todo para obtener esta información a través del MAE británico enviándoles notas diplomáticas. Exhortamos públicamente a Londres a facilitarnos la información para que nos convenzamos  de que los ciudadanos rusos están fuera del peligro, para que todo el mundo vea que no están secuestrados ni implicados en una macabra manipulación o juego, que están vivos y que digan algo por su cuenta y para poder, por fin, contar con algo verídico en esta situación.          

Hemos dirigido a Foreign Office decenas de notas diplomáticas solicitando la información sobre lo ocurrido, ofreciendo colaboración, pidiendo acceso consular a los Skripal. En estas notas también nos vemos obligados a hacer lo que deberían hacer los periodistas: pedir que se confirmen o se desmientan las filtraciones en la prensa. Lamentablemente, hasta ahora no hemos recibido ninguna respuesta a esta peticiones.    

La semana pasado la Fiscalía General de Rusia solicitó a los órganos competentes de Gran Bretaña la asistencia legal sobre el caso del atentado contra Yulia Skripal. La parte británica no la reaccionado de momento. Seguimos insistiendo en que nos faciliten información detallada sobre la marcha de la investigación y las aclaraciones sobre las versiones de lo ocurrido publicadas por los medios. En particular, la Embajada de Rusia en Londres formuló preguntas a Foreign Office sobre la información en los medios británicos de que el agente nervioso había sido introducido en el país en forma de «un gel transparente e inodoro» y aplicado en el pomo de la puerta de entrada de la casa de Serguéi Skripal por unos agentes “en pleno día”.

Solicitamos también a Foreign Office las aclaraciones sobre la información publicada por los medios de la destrucción premeditada por los británicos de las pruebas materiales antes mencionados. Estas acciones, por supuesto, crean obstáculos para una investigación independiente y objetiva. Sentimos que se pretende ocultar y destruir todas las pruebas relacionadas con el caso. 

El embajador ruso en Londres, Alexandr Yakovenko, dirigió una carta a la directora médica del hospital Salisbury District, Christine Blanshard, pidiendo aclarar una serie de las preguntas concretas sobre la estancia de los Skripal en el centro médico y los tratamientos recibidos. Lo hemos intentado hacer a través del MAE británico, pero, al fracasar todos los intentos, el embajador ruso tuvo que dirigirse directamente al hospital. Alexandr Yakovenko también dirigió un mensaje personal a Yulia Skripal. No sabemos hasta ahora si lo ha recibido. En la declaración hecha, supuestamente, por ella y publicada por Scotland Yard no dice nada del mensaje.

Hemos solicitado a la parte británica aclaraciones sobre la «intercepción» de dos mensajes presuntamente dirigidas desde Siria a Rusia y que fueron vinculados en seguida al caso de los Skripal. Pero es obvio que nadie quiere facilitar ninguna información.   

 

Informe de la Secretaría Técnica de la OPAQ sobre los resultados de análisis en los laboratorios autorizados de las pruebas del caso de los Skripal

 

El pasado 12 de abril la Secretaría Técnica de la OPAQ divulgó entre los países miembros el informe sobre los resultados de los análisis en los laboratorios autorizados de las pruebas recogidas en el hospital de Salisbury al padre e hija Skripal.

El documento confirma las conclusiones referentes a la composición del agente tóxico con el que fueron atacados tres personas, incluido el policía británico.

El informe constata también que el agente tóxico era de gran pureza sin contener casi aditivos.

Esta constatación provoca preguntas a los expertos rusos y exige un estudio más detallado, conjuntamente con la parte británica. Cualquier especialista tiene claro que para sacar las conclusiones finales hace falta tener ante los ojos los materiales de los análisis químico y espectral de las pruebas en cuestión.

Reitero que Rusia está abierto a realizar el trabajo conjunto.

Confirmamos nuestra postura oficial: Rusia no se fiará de ninguna conclusión sobre el caso de los Skripal hasta que los expertos rusos reciban acceso a los afectados y a los materiales citados del estudio de la OPAQ y todo el expediente real del caso que está en la disposición de Londres. No es una cuestión de confianza sino de estudio de los materiales concretos. Es imposible seguir fiarnos de alguien quien alega resultados parciales y hace declaraciones en nombre ajeno.

Nos estamos ahogando en el torrente de la desinformación que viene respaldada por Londres oficial.

No existen motivos para descartar que sea la continuación de una burda provocación contra la Federación de Rusia por parte de los servicios secretos de Gran Bretaña.

 

Cancelación de las consultas ruso-estadounidenses sobre problemas culturales y humanitarios

 

Hemos de volver a llamar la atención a la conducta extremadamente irresponsable de la Administración estadounidense en lo tocante a la celebración de eventos en el marco del diálogo bilateral. Un nuevo ejemplo es la cancelación de las consultas ruso-estadounidenses sobre problemas humanitarios previstas para los próximos días 11 y 12 de abril.

Me gustaría señalar que hace algún tiempo el propio Departamento de Estado de EEUU nos solicitó que se celebraran las consultas en cuestión. Estábamos dispuestos a recibir en Moscú a la delegación estadounidense, preparándonos para mantener una nutrida conversación. Estaba previsto que participaran en ella tanto los representantes del Ministerio de Asuntos Exteriores, como de otros organismos encargados del asunto, Ministerio de Cultura de la Federación de Rusia, el Servicio Federal de los archivos, la Agencia Federal para los asuntos de la CEI. Sin embargo, la semana pasada, tras haberse concluido ya la mayor parte de los preparativos, Washington anunció que su delegación no acudiría a las consultas.

Por desgracia, no es la primera vez que la parte estadounidense, sin presentar ninguna argumentación conexa, echa por tierra la celebración de los contactos bilaterales y de las negociaciones. Pareció extremadamente extraño el intento de vincular la negativa de participar en las consultas con la expulsión por Rusia de diplomáticos estadounidenses llevada a cabo a modo de respuesta a las medidas completamente no motivadas tomadas por la Administración de EEUU contra las misiones diplomáticas rusas y su personal.

Por nuestra parte, seguimos dispuestos a abordar asuntos de la interacción cultural y humanitaria con EEUU. Partimos de que ha de desempeñar un papel muy positivo en la mejora del ambiente de las relaciones bilaterales y propiciar la comprensión mutua entre los ciudadanos de ambos países. Esperamos que Washington regrese con el paso del tiempo a la actitud pragmática y constructiva hacia el diálogo bilateral en dicha esfera.

 

Laboratorios biológicos de EEUU en el espacio postsoviético con fondos del Departamento de Defensa

 

Seguimos con atención la información sobre la actividad médica y biológica del Departamento de Defensa de EEUU en el espacio postsoviético. A pesar de que, de conformidad con la Convención sobre la prohibición de armas biológicas y tóxínicas, es decir, el Artículo X de este documento, es posible desarrollar la cooperación internacional en el ámbito de biotecnologías, hay varios aspectos que nos preocupan y que no podemos desestimar.

No deja de preocupar la envergadura de las actividades estadounidenses en el espacio postsoviético. A través de los programas financiados por el Pentágono, EEUU crea una red de laboratorios microbiológicos en la región del Cáucaso y Asia Central. Un claro ejemplo de esta tendencia es la inauguración en 2013 en la localidad de Alexeevka en las afueras de Tiflis del laboratorio de protección biológica de tercer nivel que permite llevar a cabo experimentos con los virus que provocan las enfermedades más peligrosas. En la actualidad las instalaciones llevan el nombre del Centro de investigación Richard Lugar.

Es evidente que en centros de este tipo pueden llevarse a cabo investigaciones que persigan no sólo el bienestar sanitario y epidemiológico de la población de los países vecinos de Rusia. Es por ello, porque el mismo hecho de haber desplegado el Pentágono unas actividades biológicas en las fronteras de Rusia no deja de provocar nuestras preocupaciones.

Surge la lógica pregunta sobre los verdaderos objetivos de tales actividades de Washington.

Volviendo al tema de la cooperación internacional en la esfera biológica, nos gustaría subrayar que todo Estado, por supuesto, está en su derecho de desarrollarla y de elegir libremente a sus socios. Al mismo tiempo, la interacción interestatal debe de mantenerse en el marco fijado por la Convención sobre la prohibición de armas biológicas y tóxínicas, mientras que los Estados que procedan a trabajar de manera conjunta en algún proyecto han de tener una visión muy clara de todos los riesgos y consecuencias de su puesta en práctica, también, para sus vecinos.

 

Sentencia dictada por el Mecanismo Residual sobre el caso Vojislav Selelj

 

El pasado 11 de abril el llamado «Mecanismo Residual Internacional de los Tribunales Penales» revisó la sentencia absolutoria dictada el 31 de marzo de 2016 por el Tribunal Internacional para la antigua Yugoslavia contra el líder del Partido Radical Serbio, Vojislav Seselj. Se le acusó de haber cometido crímenes de lesa humanidad y se le condenó a 10 años en prisión.

 Nos gustaría hacerles recordar que para el momento en el que se dictó la sentencia absolutoria del Tribunal Internacional para la antigua Yugoslavia, el político había permanecido en el centro penitenciario del Tribunal cerca de 12 años. Dada esta circunstancia, no se puede hablar de condenas en prisión. Sin embargo, la decisión tomada por el Mecanismo Residual no por ello pierde su relevancia.

El Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia en más de una ocasión ha llamado la atención de la comunidad internacional a la situación que se vive en torno a dicho proceso judicial.

Aunque el texto completo de la parte motiva de la sentencia no se ha hecho público todavía, los datos de acceso libre relativos a su contenido dejan notar considerables contradicciones.

Hemos de hacer constar con desilusión que el Mecanismo Residual, según todo parece indicar, ha heredado del Tribunal Internacional para la antigua Yugoslavia todas las tendencias negativas. La sentencia dictada contra Vojislav Seselj es uno más en la fila de sentencias antiserbias políticamente condicionadas y lejanas a las ideas de una justicia independiente. Tal “continuidad” mina la idea misma de una justicia internacional penal imparcial.

Partimos de que el Mecanismo Residual representa una estructura compacta y temporal. Contamos con que se muestre al máximo transparente y eficaz desde el punto de vista de la observancia de los estándares de la justicia y, sobre todo, de los plazos previstos para este tipo de procedimientos judiciales.

 

Arresto en Ucrania del barco ruso Sea Breeze

 

El pasado 10 de abril uno de los jueces de instrucción optó por dictar una sentencia positiva con respecto a la solicitud de la Fiscalía de Ucrania de someter a arresto el barco Sea Breeze perteneciente a la empresa rusa Trans-Service Maritime Agency.

De acuerdo con los datos del Consulado General de Rusia en Odesa, los tripulantes del barco detenido, unas 20 personas, son principalmente ciudadanos de Ucrania, teniendo nacionalidad rusa tan sólo 2 miembros de la tripulación. Oficialmente el buque de carga está inscrito en Tuapsé, navegando bajo la bandera de Belice.

La tripulación es acusada de haber infringido el art. 240 del Código Penal de Ucrania “Infracción de las normas de protección del subsuelo” (extracción ilegal de arena en la costa de la isla de Crimea). Con el arresto de buque las autoridades ucranianas buscan forzar a la empresa propietaria a indemnizar los daños causados por la extracción ilegal de arena en la zona de la bahía Karkinitski del mar Negro que, según la parte ucraniana, realizó entre 2014 y 2018 el barco Pechora también perteneciente a la empresa Trans-Service Maritime Agency.

El agente del barco es la empresa ATIS S.L. De acuerdo con los representantes de dicha empresa, de la defensa legal del barco se encarga la empresa Interlegal. El representante se negó a facilitar más detalles acerca de los propietarios del barco o de los abogados contratados. Se le hicieron llegar los contactos del Consulado General de Rusia, para que los pasara a los propietarios del barco. A día 11 de abril de 2018 nadie había contactado con los diplomáticos rusos. Las autoridades ucranianas tampoco habían notificado la detención del barco ruso.

Estamos pendientes de la situación y dispuestos a participar en ella activamente, en cuanto hayamos recibido las pertinentes solicitudes por parte de la empresa o de sus representantes.

 

Situación en torno a la tripulación del barco pesquero Nord

 

Estamos viviendo ya la tercera semana de la provocación ideada por las autoridades ucranianas y dirigida contra los tripulantes del barco pesquero ruso Nord. Bajo pretextos inventados nuestros marineros de hecho están detenidos como rehenes en el territorio ucraniano. En cada intento suyo de cruzar la frontera Kiev se inventa cada vez más excusas para no permitir que los tripulantes de Nord regresen a sus familias. Este extremo cinismo de las autoridades ucranianas no deja de poner de manifiesto el carácter ambiguo de los actuales dirigentes del país que pregona a los cuatro vientos su adhesión a la democracia y la supremacía del derecho, mientras que en la vida real humilla a personas de a pie.

Exigimos que Ucrania ponga fin a este ultraje cometido contra nuestros marineros y les permita regresar libremente a su Crimea natal. Contamos con que las acciones inhumanas del régimen de Kiev obtengan la pertinente evaluación de la comunidad internacional especializada en la defensa de los derechos humanos. Hasta que nuestros ciudadanos sean puestos en libertad, Rusia se reserva el derecho de tomar medidas a modo de respuesta.

 

Creación en Moscú del Centro médico de amistad ruso-japonesa

 

El próximo 17 de abril en la Embajada de Japón en Rusia se celebrará una conferencia dedicada al proyecto de la creación en la capital rusa del Centro médico de amistad ruso-japonesa.

El proyecto fue elaborado por la Dirección general de atención al cuerpo diplomático del Ministerio de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia, junto con socios japoneses.

Participarán en el evento el Embajador Extraordinario y Plenipotenciario de Rusia en Japón, Mijaíl Galuzin, representantes del Ministerio de Asuntos Exteriores, del Ministerio de Economía, Comercio e Industria, del Ministerio de Sanidad, así como de otros Ministerios y organismos públicos japoneses y participantes potenciales en el proyecto por parte de Japón, en concreto, directivos de más de 60 empresas fabricantes y distribuidoras del equipo médico y representantes de clínicas.

El objetivo del proyecto es fomentar la cooperación humanitaria ruso-japonesa en la esfera de la medicina. El nuevo centro médico estará dotado del equipo y tecnologías más modernos y se instalará en Medintsentr, filial de la Dirección general de atención al cuerpo diplomático.

El centro prestará una amplia gama de servicios médicos de alta calidad a los ciudadanos de Rusia y a los representantes de las misiones diplomáticas, organizaciones internacionales y oficinas de corresponsales acreditadas en la Federación de Rusia.

La puesta en común de este proyecto humanitario conjunto es otra señal positiva que confirma un nivel radicalmente nuevo de las relaciones ruso-japonesas.

 

Publicaciones sobre la supuesta ocultación por el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia de datos sobre gastos de los fondos públicos

 

No hemos dejado pasar desapercibida la publicación que apareció el pasado 5 de abril en el diario Vedomosti bajo el nombre de “Los Ministerios no informan a los ciudadanos de los gastos de los fondos públicos”, en el cual el Ministerio de Asuntos Exteriores es incluido en una especie de ranking de entidades públicas “cerradas a todo control”. Es decir, se supone que el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia no rinde cuentas de cómo cumple los programas estatales. El artículo se basó en los datos de las organizaciones no gubernamentales.

Ya he comentado la actitud de Vedomosti hacia la situación, al haber sido enviada su solicitud de comentario la víspera de la publicación, el 4 de abril, a las 19.15 de la tarde, es decir, una hora después de acabada la jornada laboral. Simplemente no la vimos y el artículo fue publicado sin ser expuesta nuestra postura. Tras pedir nosotros que se publicara nuestro comentario, lo publicaron en la sección de Cartas a la redacción. Lo más curioso es que nuestro comentario que exponía la esencia del problema por alguna razón todavía no se haya publicado.

Otro medio empezó a difundir la misma información, citando incluso al politólogo ruso, Mijaíl Deliaguin. Le contactamos y nos aseguró no haber dicho nada parecido. El medio se disculpó con nosotros.

En realidad, el Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, siendo un ejecutor concienzudo del programa estatal de la Federación de Rusia “Actividades en la esfera de la política exterior” envía de manera regular y minuciosa al Gobierno de la Federación de Rusia, al Ministerio de Desarrollo Económico de la Federación de Rusia y al Ministerio de Finanzas de la Federación de Rusia informes anuales y trimestrales sobre su puesta en práctica.

Dado que el Programa estatal en cuestión contiene datos catalogados como secreto de Estado, así como información confidencial, dichos informes no son publicados en el Portal de programas estatales de la Federación de Rusia, de acuerdo con la normativa vigente en lo tocante a la protección de datos catalogados como secreto de Estado e información confindencial.

Al mismo tiempo, a pesar del carácter especial de las actividades del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia, el criterio de la transparencia informativa es garantizado y en gran medida por dicha entidad pública, también vía recursos electrónicos. En este campo el Ministerio se guía por el Decreto № 1062 del Presidente de la Federación de Rusia “De aprobación de la lista de datos relativos a las actividades del Ministerio de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia publicados en Internet” del 10 de agosto de 2011.

Me gustaría pedirles que comprueben la información antes de publicarla.

 

Reanudación de comunicación aérea entre Rusia y Egipto

 

El pasado 11 de abril fue reanudada la comunicación aérea entre Moscú y El Cairo.

Después del atentado terrorista perpetrado el 31 de 2015 a bordo de un avión ruso en el cielo sobre la península del Sinaí, expertos en seguridad aérea de ambos países llevaron a cabo con éxito la tarea de reforzar la seguridad en los aeropuestos egipcios, para impedir que vuelva a ocurrir tal tragedia. Ambas partes no dejarán de prestar atención a dicho problema, dada la reanudación de vuelos directos entre Moscú y Hurghada o Sharm el-Sheikh.

Consideramos que dicho acontecimiento singular reforzará y estimulará todo el sistema de las relaciones bilaterales que son caracterizados como amistosas.

 

Celebración del 73º aniversario de la liberación de Bratislava de los ocupantes nazis

 

El pasado 4 de abril, en la ciudad de Bratislava en el cementerio militar Slavín se celebró la tradicional ceremonia solemne organizada por la Embajada de Rusia en Eslovaquia con motivo de un nuevo aniversario de la liberación de la capital eslovaca de los invasores nazis.

El Presidente del Consejo Nacional de Eslovaquia, Andrej Danko, el Presidente del Gobierno de Eslovaquia, Peter Pellegrini, el ex Presidente de Eslovaquia, Ivan Gasparovic, así como dirigentes de las entidades públicas eslovacas, representantes de las autoridades locales, asociaciones de veteranos y de organizaciones sociales, compatriotas rusos y jóvenes depositaton ofrendas florales al pie del monumento. Participaron en dicho acto conmemorativo el vicepresidente del Comité para la política económica del Consejo de la Federación de la Asamblea Federal de Rusia, Viacheslav Tímchenko, el Embajador de Rusia en Eslovaquia, Alexéi Fedótov y representantes de la Unión de veteranos de Rusia.

En nuestros tiempos difíciles, al ponerse a prueba las relaciones internacionales y las tradiciones de amistad y cooperación entre países europeos, le estamos muy agradecidos al pueblo eslovaco por preservar y honrar la memoria de los combatientes del Ejército Rojo que liberaron Eslovaquia del nacismo y por ciudar de las tumbas de los soldados soviéticos caídos en el campo de batalla.

 

Respuestas a algunas preguntas:

Pregunta: En Azerbaiyán se celebraron las elecciones presidenciales ayer. Según los datos preliminares, las ganó Ilham Aliyev. Hoy nuestros socios occidentales, observadores de la misión de la PACE, OSCE, etc. han ofrecido una rueda informativa y han denunciado numerosas infracciones. Esto no coincide con la declaración hecha por los observadores de la misión de la CEI. ¿Cómo se puede explicarlo? Coméntelo por favor.

Respuesta: Creo que la Administración presidencial ofrecerá los respectivos comentarios. Las elecciones celebradas en Azerbaiyán sí que las vigilaron muchos observadores internacionales por parte de varios países, organismos internacionales. Naturalmente, tienen que manifestar su opinión. Nos dimos cuenta de que varias fuerzas polírticas estaban orientadas a percibir negativamente los comicios en Azerbaiyán antes de su celebración y lo constatamos. Vemos que varias organizaciones no gubernamentales, los representantes oficiales de Occidente manifiestan esta postura no sólo en relación con Azerbaiyán sino con respecto a muchos otros países también cuando hay una concepción sobre las elecciones sesgada, formulada anticipadamente.

Partimos de que hubo muchos observadores que prestaron la atención a todo. Deben manifestar su opinión que hay que tomar en consideración

Pregunta: El Secretario de Estado de EEUU, Mike Pompeo, ha declarado hoy que la “política suave” hacia Rusia terminó. ¿Es una continuación de las declaraciones hechas ayer por el Presidente de EEUU, Donald Trump en Twitter quien amenazó a Rusia con misiles nuevos e “inteligentes”?

Respuesta: Donald Trump hizo hoy nuevas declaraciones en Twitter, hay que partir de éstas. Usted cita la declaración de Mike Pompeo. Partimos de que hay un trabajo concreto. Cuando reciba el encargo de encabezar este departamento en realidad y comenzar a trabajar, será posible dar valoraciones a las relaciones bilaterales y las perspectivas de su desarrollo.

El sesgo o la disposición a criticar constantemente a Rusia no alregra. Si hay problemas hay que resolverlos sentándose a la mesa de las negociaciones. Si hay discrepancias, es necesario abordarlas en forma constructiva, como se solía hacer anteriormente, suponiendo que queremos resolver un problema, mejorar las relaciones. En lo que se refiere a las declaraciones similares, no creo que busquen mejorar las relaciones bilaterales. Estamos abiertos a un diálogo constructivo, no hemos cerrado las puertas. La gente en Rusia y EEUU esperan que la normalización de las relaciones bilaterales sea posible y, ante todo, goce de demanda. Preferiría que los políticos estadounidense no lo olvidasen, porque hay posturas políticas, programas, disputas y discrepancias y hay las personas en ambos lado del océano que quieren vivir, comunicarse, obtener visados a tiempo y en un plazo estipulado para visitar a sus parientes, participar en los eventos humanitarios y deportivos, organizar las exposiciones, participar en la vida cultural de los dos países.

Es lo que quiere la gente. Los ciudadanos comunes y corrientes de Rusia y de EEUU no quieren que se libre una guerra, aumente la tensión o se produzcan otras confrontaciones políticas. La gente quiere normalizar las relaciones, es evidente. Tengo muchos amigos en EEUU, en Moscú quienes, durante las últimas 24 horas, enviaron muchos mensajes preguntando para qué se hacen las declaraciones que hemos oído, visto y leído en las redes sociales de EEUU. ¿Para qué se debe agudizar la situación en vez de buscar una solución? No sé la respuesta. Partimos de que ya llegó el tiempo hace mucho para normalizar no sólo las relaciones bilaterales sino las relaciones internacionales, en general. Leo muchos artículos y mensajes de los ciudadanos de todo el mundo que dicen lo mismo: es fácil librar un conflicto, pero es difícil arreglarlo. A los intereses y objetivos de los pueblos de todo el mundo sirve tan sólo la normalización de las relaciones, a diferencia de su agudización.

Pregunta: Quisiera preguntar más detalladamente sobre las declaraciones hechas ayer en Twitter, nos orientamos todos a éstas en mayor o menor medida. Ayer usted sostuvo un diálogo específico con el Presidente de EEUU, Donald Trump: hizo la declaración en su red social y usted en la suya.

Respuesta: Escoja palabras con cuidado, o se le acusará a Donald Trump de mantener vínculos con Rusia.

Pregunta: Espero que no. Fueron dos redes sociales: Facebook por un lado y Twitter por el otro. ¿Se hizo habitual aplicar la diplomacia y política a través de las redes sociales? ¿Es oportuno, según usted?

Respuesta: No hay que preguntar a Rusia sino a la sociedad estadounidense sobre la forma de comunicación del Presidente Donald Trump con su pueblo. Los estadounidenses eligieron al presidente y éste eligió la forma de comunicación con los medios, con sus ciudadanos que consideró oportuna. No es nuestro asunto.

Entendemos que el desarrollo de las redes sociales, el crecimiento de su popularidad contribuye evidentemente a la divulgación de la información por estos canales. Es extraño que, a pesar del desarrollo y el crecimiento de la popularidad de las redes sociales, su uso en la diplomacia digital, las mayores potencias occidentales hagan una vuelta de 180º en su actitud hacia éstas. Hace cinco años, nos decían que las redes sociales eran nuevos medios de comunicación con los mismos derechos que tenían los medios tradicionales y un bloguero era periodista. Decíamos que si era así fue necesario plantear la cuestión de su responsabilidad. No estamos en contra de eso, pero la cuestión de responsabilidad es importante. Los medios de comunicación se guían de las normas establecidas, ante todo, es la confirmación y la divulgación de la información de que son responsables. Nos decían que nuestra postura restringe la libertad de expresión.

Ahora la situación es contraria. Londres, París, Berlín se apresuran a adoptar normas estrictas que regulen la actividad de las redes sociales e intentan establecer un control legal sobre las redes sociales.

Otra tendencia curiosa es que las redes sociales se hacen objeto de atención de los organismos públicos y servicios secretos, en particular, en EEUU. Todos oían sobre las reuniones con Mark Zuckerberg que más parecían a los interrogatorios y sobre la presión ejercida en su empresa para que tomase las respectivas medidas. Leímos de esto en los medios de comunicación y vimos qué se emprendía la empresa. Es un paso evidente para protegerse de la presión por parte de los servicios secretos que se ingerieron, de hecho, en la actividad de las redes sociales en EEUU.

Entendemos perfectamente que las redes sociales son medios de comunicación que ofrecen una cobertura muy amplia y su actividad debe controlarse por cuestiones de seguridad, lucha contra el terrorismo. Es necesario prevenir la difusión de tal información a través de las redes sociales. Mientras, está claro que tenemos que diferenciar entre la prevención del uso de los medios de comunicación como herramienta de los terroristas y extremistas y la posibilidad de divulgar la información, la comunicación libre entre la gente que no siente estas fronteras en Internet.

Pregunta: ¿Tiene la parte rusa algunas versiones sobre los objetivos que perseguían Londres y Washington al protagonizar la provocación con los Skripal? ¿Considera usted como una versión posible que este incidente tuvo lugar después del Discurso del Presidente de Rusia ante la Asamblea Federal cuando en los medios de comunicación estadounidenses aparecieron publicaciones de varios senadores de que sería posible encontrar fórmulas de comrpomiso con Rusia?

Respuesta: Esto está directamente vinculado con la situación en Siria, como ya hemos dicho. Además, este asunto forma parte de la agenda general de la campaña antirrusa y está relacionado con el mercado interno de consumo en el ámbito de información y opinión pública de Gran Bretaña, las negociaciones complicadas y dolorosas para Londres sobre el Brexit, otros temas acuciantes que están en la agenda y que pudieron relegarse a un segundo plano tras el incidente. Hay que analizar de manera integral esta provocación dirigida a resolver varias tareas a la vez. Creemos que esta incidente está directamente vinculado con la situación en Siria. Es un intento de privar a Rusia de cualesquiera argumentos en la discusión del uso de armas químicas en Siria. La campaña lanzada contra Rusia tras el incidente en Salisbury coincidió con la provocación con el uso de armas químicas en Siria, cuando se hicieron declaraciones muy agresivas sobre el uso de la fuerza contra Damasco y se refirieron también a Rusia. Así las cosas, en lo que se refiere al incidente en Salisbury, fue evidentemente una provocación integral. He dicho sobre varias direcciones, pero es posible que sean más. No creo que sea nuestra tarea de discutir este tema. Es su tarea buscar la verdad. Nosotros disponemos de un número limitado de recursos para establecer la verdad. No pueden imaginar cuántas notas, cartas y mensajes enviamos a través de la Embajada de Rusia en Gran Bretaña. Mientras, todo queda sin respuesta. ¿Por qué no hacen a la parte británica todas estas preguntas?

Pregunta: Varias horas antes del inicio de su rueda informativa. La Organización para la Prohibición de las Armas Químicas publicó la versión completa y reducida del informe. En la versión completa del informe se describe la fórmula del agente tóxico usado en Salisbury. Se informa que la versión completa del informe se divulgó entre todos los miembros de la OPAQ. Así las cosas, Rusia tuvo que recibir este informe. ¿Han tenido ustedes la posibilidad de leerlo? Si es así, ¿están de acuerdo con los datos y la conclusión sacada?

Respuesta: Hemos tenido acceso sólo a una breve descripción del informe que lo precedió. Hacia el inicio de la rueda informativa no tuve la información sobre la disponibilidad de la versión completa del informe. Claro está, si el informe es accesible, y nosotros estamos interesados en esto más que los demás, los expertos lo estudiarán y harán las respectivas conclusiones. Hemos anunciado ya la lista de preguntas principales a la OPAQ en relación con este asunto y el informe y la hemos repetido hoy. Repito que hasta el inicio de la rueda informativa no tuve acceso a la versión completa del informe.

Pregunta: Hace poco, observamos un conflicto entre Corea del Norte y EEUU con amenazas de destrucción mutua. Mientras, la tensión se disipó, Corea del Norte y EEUU hoy mantienen relaciones más cercanas. Esta situación se repite hoy en Siria entre Rusia y EEUU. En vista de eso, ¿cómo podría usted caracterizar las ánimos entre los Ministerios de Asuntos Exteriores de Rusia y Ucrania?

Respuesta: No veo una lógica en su pregunta. Sólo puedo decir sobre los ánimos entre los Ministerios de Asuntos Exteriores de Rusia y Ucrania. Desgraciadamente estas relaciones no son esperanzadoras. La representación de la Embajada de Ucrania en Rusia y de la Embajada de Rusia en Ucrania lo pone de relieve también. Como se sabe, hace poco, expulsamos mutuamente a los diplomáticos. Partiendo de eso y de mucho otro, se puede constatar que el ambiente entre nuestros Ministerios deja mucho que desear.

Pregunta: ¿Cómo se puede explicar las amenazas de la Administración de EEUU a Siria? ¿Se lanzará una ofensiva contra un Estado soberano? Se anuncian muchas versiones, en particular, que el sector de Defensa de EEUU tiene que gastar los recursos presupuestarios y Donald Trump tiene que reportar ante los “halcones” en el Congreso. Según mi versión personal, esto se debe a la reunión tripartita con la participación de los Presidentes de Rusia, Turquía e Irán celebrada en Ankara varios días antes de que aparecieron las amenazas. Es posible que EEUU emprenda intentos para hacer fracasar el proceso de Astaná obligando a Turquía a elegir: estar con EEUU o contra EEUU.

Respuesta: No puedo refutar su versión, pero la consideraré sólo como versión. Creo que se puede formular la concepción global anunciada ya por la Administración anterior como “Assad must go” (Bashar Asad tiene que irse”). Cambian los tiempos, los presidentes, la administración, pero esta concepción es muy cómoda. Esta concepción existe y está vinculada con una “línea roja” de que nos dicen constantemente. Bajo esta “línea roja” se entiende el uso de las armas químicas por Damasco.

Nos aproximamos un día a la línea peligrosa. El ex Presidente de EEUU, Barack Obama, hizo declaraciones similares al vincular los ataques, el uso de la fuerza con el empleo por Damasco de las armas químicas. Mientras, en aquella época fue posible privar de este argumento a los países y las fuerzas políticas que  asocian las armas químicas con la línea roja, porque en el territorio de Siria hubo armas químicas. Rusia propuso a EEUU y toda la comunidad internacional a realizar de desmilitarización química de Siria, Washington apoyó esta idea que se hizo realidad.

Pasados varios años, Damasco no dispone de las armas químicas, pero la concepción queda. Así las cosas, queda también la idea principal: la “línea roja” que, según los ideólogos de Washington, debe poner en marcha el cumplimiento de la concepción “Assad must go” (Bashar Asad tiene que irse”). Otra vez se trata de las armas químicas. Sea lo que sea, los que realizan esta concepción, los tecnólogos que están por detrás de su elaboración y su cumplimiento, esperan que, durante mucho tiempo, en la opinión pública se asocien dos elementos: Bashar Asad y las armas químicas. Sea lo que sea, esta concepción puede realizarse en algún momento.

Así es la situación. No se puede responder concretamente a la pregunta sobre los motivos de las declaraciones actuales: si son internos o se extienden, entre otras cosas, a las relaciones internacionales también. Son posibles estas dos versiones y muchas otras también. No creo que haya que preguntarlo a nosotros. Hay que preguntarlo más bien a los politólogos, periodistas y representantes oficiales de Washington.

Pregunta: ¿En qué medida es la decisión del mismo Donald Trump?, ¿no se ejerce presión sobre él? Anteriormente, Donald Trump evitó acusar directamente a Rusia y sus autoridades.

Respuesta: No estoy segura de que se puede hablar sobre una presión con el uso de la fuerza, pero es conocido el hecho que, durante un año y medio, se ejerce la presión política. Es la presión que ejerce la parte que perdió y se desempeña como opositora de la administración actual y no sólo critica sino intenta probar que las elecciones fueron ilegítimas y vincula constantemente la actividad del presidente con los comicios pasados. En esta lucha se usa constantemente el factor de Rusia.

Se puede hablar sobre la presión política sin duda alguna, pero no voy a comentar en qué contexto. Sólo puedo confirmar que entendemos que se ejerce la presión política.

Pregunta: A juzgar por las declaraciones de Donald Trump en Twitter, ¿se podría decir que no controla la situación?

Respuesta: Me lo pregunté. En qué medida los líderes de varios países, jefes de departamentos diplomáticos por ejemplo de varios países miembros de la OTAN disponen de la información real?

Hay que preguntarlo a ellos. En qué medida esta información llega hasta la “cumbre” sin cambiar, en qué medida es posible tener acceso a los datos reales, a diferencia de los informes. Cuando Theresa May hizo su declaración preguntamos en qué información se basaba. Nos dijeron que era un informe preparado por los servicios secretos. Posteriormente, se puso de relieve que no era completamente verdadero, porque Porton Down no confirmó la teoría anunciada. Es un  ejemplo del uso por la Primera ministra de Gran Bretaña de la información desmentida dos semanas después por los organismos británicos, incluido el laboratorio Porton Down. Boris Johnson actuó de la misma manera.

La pregunta es buena, pero no hay que preguntarlo a mí, no es para hacer comentarios.

Pregunta: El 10 de abril, se conmemoró el 8º aniversario del siniestro del avión del Presidente polaco cerca de Smolensk. Mis colegas preguntan tradicionalmente sobre la finalización de la investigación y la devolución de los restos del avión. Sabemos las respuestas. Quisiera hacer otra pregunta. Hace muchos años, investigamos con éxito las causas de varias catástrofes, por ejemplo de sus aviones en Rusia y otros Estados. Siempre son claros, exactos. Se sacan las conclusiones rápidamente. ¿Por qué los empleados del Comité de Instrucción de Rusia no pueden finalizar la investigación del siniestro del avión polaco, durante ocho años? Todas las demás investigaciones se realizan operativamente.  

Respuesta: ¿No sabe usted la respuesta a esta pregunta? Se sabe cómo es politizado es este caso en Polonia. La parte rusa descubrió y entregó todo lo que podía a los jueces de instrucción, expertos polacos, los que llevan a cabo la investigación Estuvimos y estamos dispuestos a cooperar plenamente con Varsovia. No se puede reprochar a Rusia de ocultar algo de la parte polaca o negarle el acceso a algo.

Pregunta: Menciona con frecuencia la honestidad. Aquel avión nuestro, Tu-154, le pertenece al Estado polaco. A lo mejor, ¿ha llegado el momento de devolvérselo a su propietario?

Respuesta: Entenderá que su segunda pregunta sobre la devolución de la propiedad está relacionada con su primera pregunta. Quiere saber, por qué el tema no está cerrado en Rusia. Es posible que no sea muy ético, pero me gustaría hacerle la misma pregunta a la parte polaca. ¿Qué es lo que le impide a Polonia cerrar este tema?

Pregunta: Conoce muy bien la respuesta. La parte polaca propone que les sean devueltos los fragmentos del avión, para poder llevar a cabo la investigación como es debido.

Pregunta: ¿Y qué le impide a la parte polaca llevar a cabo la investigación, teniendo en la Federación de Rusia acceso libre a los fragmentos del avión? No hemos obtenido una respuesta clara a esta pregunta.

Pregunta: ¿Si el avión del Presidente de Rusia se estrellara sobre el territorio de Polonia, aceptaría que los fragmentos del avión permanecieran durante varios años en nuestro país?

Respuesta: Creo que si realmente se tiene la intención de llevar a cabo una investigación objetiva y no politizada, los expertos y los especialistas siempre se entenderán. Fue lo que se hizo. Por desgracia, más tarde lo único que recibimos a cambio de una actitud de un nivel de apertura sin precedentes demostrada por la parte rusa y la interacción de los expertos rusos y polacos, fue ver como el tema se politizaba terriblemente en Polonia por una parte de fuerzas políticas. Eso es lo que vemos. Y creo que ésta es la clave para todas sus preguntas. Nos hace la pregunta a nosotros, pero podríamos hacer la misma pregunta a la parte polaca. Las conversaciones en la cabina fueron descifradas y presentadas, además de a la parte polaca, a la comunidad internacional. Están disponibles en Internet.

A pesar de habernos mostrado abiertos al máximo, en Polonia el tema es presentado de tal forma que Rusia no deja de escuchar acusaciones formuladas contra ella. Me refiero a las declaraciones de los políticos polacos y las publicaciones que se hacen en su país y tienen que ver con las acusaciones formuladas contra Rusia, eso no lo puede negar.

Pregunta: ¿No cree que la razón de estas dudas podría radicar en el hecho de pertenecer el avión a Polonia y permanecer sus fragmentos durante 8 años en Smolensk?

Respuesta: ¿Cuáles son sus dudas, si la parte polaca tiene libre acceso al avión? ¿Qué tiene que ver ello con la desconfianza de Varsovia? Porque usted habla de la desconfianza. ¿Acaso puede haber desconfianza, si no sólo la investigación, sino todos los aspectos relacionados con dicha catástrofe se encontraban bajo el control personal de los dirigentes de los dos países? La investigación se amplió, dado el carácter sin precedentes del accidente y el potente golpe que sufrió Polonia. Se propició al máximo la transparencia del proceso. El ex Presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, en más de una ocasión confirmó que a todas las solicitudes de la parte polaca a Varsovia le sería concedida información. Lo mismo se declaró a nivel de expertos y representantes de organismos públicos. Si necesitan trabajar con los fragmentos del avión o con otros materiales o interaccionar con nuestros expertos, bienvenidos sean. Estamos dispuestos a cooperar. Sin embargo, a día de hoy no existe ninguna solicitud de la parte polaca que no obtuviera respuesta. Que yo sepa, por lo menos.

Me gustaría señalar que no soy la persona más indicada para hablar del tema, dado que contamos con expertos que suelen hacerlo. Al mismo tiempo, leyendo las publicaciones en los medios polacos, me veo obligada a prepararme para responder a preguntas sobre dicho tema. Después de cada ola de publicaciones indago, si se le rechazó alguna solicitud a la parte polaca o si se le denegó el acceso a los materiales del caso o a los fragmentos del avión. A día de noy no se han dado casos ni se dan.

Pregunta: Menos la renuncia a devolver los fragmentos del avión.

Respuesta: Hemos vuelto a la pregunta del principio. La investigación en la Federación de Rusia todavía no ha acabado. Podría preguntarle a usted sobre los motivos de por qué en su país también continúa la investigación.

Permítanme subrayar que en cuanto la parte polaca nos solicite algún tipo de materiales o acceso a los fragmentos del avión, lo tendrá. Tenemos claro que, por desgracia, el tema en cuestión se convirtió en una parte importante de la vida política de Polonia. Y aquí radica el principal problema, porque no es cuestión de búsqueda de la verdad ni de trabajo con pruebas o materiales, sino del deseo de mantener dicho deseo a flote permanentemente.

Pregunta: ¿Nos quiere prevenir de hacerlo, no entregándonos los fragmentos?

Respuesta: No. ¿Pero en serio cree que, de entregarse hipotéticamente los fragmentos del avión a Polonia, el tema quedará cerrado?

Pregunta: A mi modo de ver, el proceso se acelerará.

Respuesta: La envergadura que el tema ha alcanzado en los últimos años en el espacio político de Polonia nos hace pensar que el tema en cuestión por desgracia no será cerrado durante mucho tiempo. No es cuestión de que los jueces de instrucción o los expertos trabajen de una manera determinada, sino de que el tema se pretende mantener en los titulares. Leo los artículos que son publicados en Polonia y oigo las declaraciones de los políticos polacos, percibo su deseo de no comprobar los datos, para lo cual habrían de venir y solicitar documentos y datos, sino únicamente de mantener el tema muy a mano.

Pregunta: ¿Cree que sería posible avanzar en el proceso de Ginebra, dados los debates sobre los posible ataques contra Siria?

Respuesta: La postura rusa consiste en que consideramos inadmisible cualquier uso de la fuerza para el arreglo de la crisis. Todas las Resoluciones del Consejo de Seguridad de la ONU indican que la crisis siria ha de arreglarse unicamente por vía pacífica. No es sólo la postura de Rusia, sino la postura compartida por los países miembros del Consejo de Seguridad de la ONU.

Suponemos, por lo tanto que los procesos de Ginebra y de Astaná, así como todos los eventos que pretenden consolidar las fuerzas políticas sirias, las de la oposición y las  progubernamentales son extremadamente importantes para dar forma práctica a este movimiento hacia la paz.

Por supuesto, las declaraciones sobre el posible uso de la fuerza obstaculizan el proceso de la paz, alentando a los terroristas e invitándoles a continuar con sus actividades extremistas.

He dicho ya hoy que, de acuerdo con nuestros expertos que se encuentran en Siria, en cuanto la aviación israelí lanzó los primeros ataques y Washington anunció sus posibles ataques, enseguida empezaron a animarse los grupos terroristas. Dichas medidas no propician la solución del problema, sino que agravan la crisis. Al mismo tiempo, EEUU, Rusia y otros países se comprometieron a dar a la crisis siria una solución pacífica.

Pregunta: Ayer el Presidente de Rusia, Vladímir Putin, mantuvo una conversación telefónica con el Primer ministro de Israel, Benjamin Netanyahu. ¿Qué opina acerca de las relaciones ruso-israelíes, dados los acontecimientos que han tenido lugar esta semana en Siria?

Respuesta: Tenemos la norma de no comentar los eventos llevados a cabo por la Administración presidencial. Dicho organismo y su oficina de prensa se encargan de los pertinentes comentarios. De modo que, si le interesa la conversación telefónica que ha mencionado, debería dirigirse allí.

En cuanto a nuestras relaciones, se van desarrollando de acuerdo con diferentes vectores. Existen temas en los cuales discrepamos. He expuesto ya nuestra postura con respecto a los ataques de Israel. Al mismo tiempo, partimos de que dichos problemas han de solucionarse en un ambiente de confianza. Exponemos nuestras posturas, nos enteramos de las posturas de Israel, intentamos encontrar puntos en común. En cuanto a los ataques aéreos, nuestra postura incluso antes de ello fue expuesta de una manera muy precisa.

Pregunta: Nuestros diplomáticos en más de una ocasión llamaron la atención a la inadmisibilidad de la presencia de grupos de despliegue avanzado cerca de las fronteras rusas y a las numerosas violaciones de los acuerdos internacionales, en concreto el Documento de Viena. Nuestras preocupaciones suelen ser pasadas por alto. ¿A qué se deben dichas reacciones? ¿Se podría cambiar la situación de alguna manera?

Respuesta: Por supuesto, la situación en Europa se ha complicado bastante y lo anunciamos con regularidad. Dado que la OTAN aumenta la presencia en el flanco oriental. Hablando en más detalle, le diré que en el marco de la estrategia de reforzar la presencia avanzada en los países Bálticos y en Polonia, fueron desplegados de forma rotativa cuatro batallones multinacionales puestos en alerta. Para el 1 de febrero de 2018, el número total de efectivos fue cerca de 5.000 personas, lo que equivalía a una brigada de infantería motorizada con el material bélico pesado: en Polonia, Estonia y Letonia se desplegaron batallones con cerca de 1.000 efectivos, respectivamente, y en Lituania, 1.400 efectivos aproximadamente.

Se están llevando a cabo con gran intensidad misiones de patrullaje en el espacio aéreo de los países miembros de la OTAN en Europa del Este.

Los grupos navales permanentes de la OTAN y los buques de los países de la Alianza acudían a los espacios acuáticos de los mares Báltico, Negro y Mediterráneo, entrando también en puertos de los países que no son miembros de la OTAN, incluida Georgia, Ucrania y Finlandia.

El número del contingente estadounidense desplegado actualmente de manera rotativa para reforzar la presencia de la Alianza en el flanco oriental, también en el marco de la operación Atlantic Resolve (Determinación Atlántica), equivale a unas 5.500 personas y es equiparable a dos brigadas de las Tropas Terrestres. Dado el continuo incremento de la financiación del programa “Iniciativa europea para la disuasión”, no se descarta un mayor aumento de la presencia militar estadounidense en la región y una mayor envergadura de las actividades.

Se están haciendo esfuerzos para modernizar las infraestrcuturas militares y civiles de los países de Europa del Este, observándose unas intensas actividades en la celebración de distintas maniobras de los aliados.

De esta manera a día de hoy estaríamos hablando de entre unos 10.000 y 12.000 efectivos dotados de centenares de unidades de material bélico desplegados de forma rotativa y continuada en las zonas donde nunca se habían desplegado antes. Realmente, no deberían estarlo ahora, en tal escala ni para tales plazos, según estipula el Acta Fundacional Rusia-OTAN de 1997.

Es evidente que el objetivo de este esfuerzo atribuido por la OTAN a la supuesta “amenaza proveniente desde el este” es en realidad crear un baluarte para presionar a nuestro país. Al mismo tiempo, Rusia no está interesada en una mayor escalada de la situación cerca de sus fronteras. Llamamos a la Alianza a ponerse a pensar en serio en que dicho tipo de actuación provocadora desencadena inevitablemente escalada de tensiones y degradación de la situación militar y política en Europa, poniendo en peligro de esta manera la seguridad de todos los países del continente, los miembros de la OTAN incluidos.

Pregunta: ¿Cuál, a su modo de ver, será nuestra respuesta a unas nuevas sanciones impuestas por EEUU? ¿Se tomarán medidas idénticas?

Respuesta: No solemos ofrecer comentarios antes de que este tipo de medidas sea tomado. Esta vez no será una excepción. De tomarse las medidas, se hará de manera consolidada y más tarde se anunciarán.

Pregunta: En su reciente entrevista a la Agencia de Información ITAR TASS el Presidente de Azerbaiyán, Ilham Aliev, señaló que relaciones especiales con Rusia representan una de las prioridades de la política extrerior del país. Dada la victoria que obtuvo ayer en las elecciones presidenciales, ¿cuáles podrían ser las perspectivas del desarrollo de las relaciones bilaterales? ¿Qué esferas tienen especial importancia?

Respuesta: Para no hablar por hablar, porque he comentado ya hoy el tema de las elecciones presidenciales en Azerbaiyán, me gustaría decir que sin lugar a dudas seguiremos fomentando con Azerbaiyán unas relaciones que vayan enfocadas a perseguir los intereses de los dos pueblos en diferentes esferas, sean de mutuo beneficio y se basen en el respeto mutuo. Existen unas potencialidades muy grandes. Para la próxima rueda informativa tendré preparado un material abarcador sobre las relaciones ruso-azerbaiyanas que contenga cifras, datos concretos, perspectivas y proyectos prometedores. Creo que será de gran utilidad.

Pregunta: Hoy celebra el día de su fundación la Policía de la seguridad de Estonia. Todos los días, el 12 de abril, este organismmo edita la llamada lista de “enemigos de Estonia”. Los incluidos en ella se convierten en una especie de figuras non grata. En caso de ser medios de comunicación, les es denegada la acreditación y las autoridades se niegan a cooperar con ellos. El año pasado fueron incluidos en dicha lista Rossiya Segodnya y Sputnik. La Policía de la seguridad a lo largo de muchos años califica a Rusia como enemigo de su país. ¿Cabe alguna posibilidad de que Rusia por su parte corrija dicha situación? ¿Sería posible la aplicación de medidas de respuesta?

Respuesta: Es verdad, son bien conocidas las dificultades con las que se topan los medios rusos en Estonia. Se enfrentan a una especie de discriminación oculta, se les deniega la acreditación a los eventos oficiales, como sabemos, los funcionarios públicos tienen prohibido hablar con periodistas rusos. Ahora está la etiqueta del “enemigo”, son, por supuesto, cosas deprimentes que no corresponden en absoluto con los objetivos anunciados por Tallin en la esfera de la defensa de la libertad de la expresión y de acceso paritario a la información. Por desgracia, existen temores de que dicha política esté condicionada por el deseo de limitar las fuentes de información alternativas que ofrecen datos y materiales distintos de la postura oficial de Estonia.

La solución de dicho problema pasa por la interacción con los organismos internacionales sectoriales, tales como la OSCE, en parte la ONU y, por supuesto, el Consejo de Europa. Son quienes se encargan de solucionar problemas con la defensa de la libertad de expresión. Con regularidad llamamos la atención de nuestros socios en la OSCE a datos concretos. También lo haremos esta vez.

Pregunta: Ha mencionado una de las versiones, de acuerdo con la cual Yulia Skripal está aislada en estos momentos del resto del mundo. Una información muy parecida fue difundida por la Embajada de Rusia en el Reino Unido. ¿Cuál podría ser la actuación de la parte rusa? Resulta que una compatriota nuestra puede estar retenida por fuerza no se sabe muy bien dónde. ¿Cuál será la reacción de Moscú?

Respuesta: Es importante un detalle: no disponemos de pruebas de que si se encuentra en el centro médico, o ya seguramente en alguna entidad relacionada con los servicios secretos británicos, por voluntad propia o es retenida allí por fuerza. La confianza ya no cuenta en esta situación, porque fue minada por completo por la actuación de Londres, desde que se nos negó el acceso a los materiales. Dado que el Reino Unido no nos facilita datos sobre el lugar de estancia y el estado de salud de Yulia Skripal, no tenemos información que haya sido facilitada por sus familiares o por algunos medios de fiar, cuyos periodistas se hayan entrevistado con Yulia, sí podemos suponer que es retenida allí contra su voluntad.

La carta publica en su nombre en la página web de Scotland Yard parece bastante extraña. Incluso, dadas las circunstancias en las que se encuentra Yulia Skripal, más que ofrecer respuestas plantea preguntas. Surge la pregunta de si tiene acceso a los medios. El estilo de la carta también parece bastante sospechoso. Dadas las pasiones que este caso ha despertado en el mundo entero, surge la pregunta de si la joven tiene acceso a Internet y a la televisión. ¿Estará al tanto de lo que ocurre detrás de las paredes entre las cuales es retenida? Si está al tanto, presenta un grado de reserva francamente sorprendente en su carta. Sin embargo, me parece que ello podría ser prueba de lo contrario, es decir, del aislamiento real de Yulia Skripal. Aislamiento de los medios y de las fuentes de la información.

Seguiremos haciendo lo que hemos hecho ya: solicitar a la parte británica acceso a la información, participación en la investigación que esperemos se esté llevando a cabo en el Reino Unido y también a las pruebas que no se hayan destruido todavía.

Pregunta: Si el Reino Unido no se muestra muy dispuesto a cooperar con respecto al “caso de los Skripal”, ¿podrían los familiares solicitar búsqueda internacional o presentar una demanda ante el Tribunal de Derechos Humanos, dada esta infracción del derecho al acceso a la información?

Respuesta: Creo que esta pregunta se les debería dirigir a los familiares. Seguramente exiten procedimientos jurídicos, pero mejor que se lo pregunte a los familiares y a sus abogados. Los pasos iniciales que tenían que dar, los dieron por iniciativa propia y no porque alguien los obligara, sino porque realmente eran los familiares más cercanos. Su solicitud fue declinada. No hay nada más que decir. Los mecanismos legales que deberían funcionar en esta situación, no funcionan, por desgracia.

Pregunta: Dadas las múltiples noticias sobre el estado de salud de Jalifa Haftar, expertos occidentales han hecho diferentes pronósticos acerca de la situación política en Libia Oriental que, de acuerdo con ellos, amenaza con convertirse en un vacío del poder. ¿Qué es lo que opinan expertos rusos sobre el particular?

Respuesta: La situación es muy complicada. Por desgracia, no percibimos ninguna tendencia a la mejora. Al mismo tiempo, intentamos mantener el contacto con todas las partes que representan a este antiguo Estado que hoy busca recuperar su condición estatal. Si le interesan más detalles, puedo pedir a los expertos que redacten un comentario más informativo.

Pregunta: ¿Tiene datos acerca del estado de la frontera ruso-bielorrusa durante el Mundial? Ahora los extranjeros no pueden cruzarla, dado que no hay control fronterizo allí.

Respuesta: Solicitaré información a los expertos y se la concederé. Como sabrá, dicho tema fue abordado. En cuanto tenga los datos, se los haré llegar.

Pregunta: A lo largo de 7 años Rusia está luchando contra el terrorismo internacional en Siria. Hubo intentos de hacer el deslinde entre la oposición y los terroristas. ¿Por qué en estos momentos hay una nueva escalada? ¿Acaso no hubo intentos de arreglo pacífico en el Congreso de Diálogo Nacional de Siria celebrado en Sochi?

Respuesta: Existe la opinión de que precisamente la perspectiva del arreglo pacífico y la falta de necesidad del uso de la fuerza fueron motivo de estos intentos desesperados de hacer declaraciones provocadoras sobre el ataque con armas químicas y seguir recurriendo a la fuerza.

 

 

 

Documentos adicionales

Fotografías

x
x
Criterios adicionales de búsqueda