3 marzo 201809:00

Entrevista concedida por el Ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, al diario etíope Reporter, Moscú, 3 de marzo de 2018

396-03-03-2018

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

 

Pregunta: Rusia y Etiopía celebran el 120º aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas. ¿Qué puede aportar su visita en la cooperación entre los dos países?

Respuesta: En Rusia apreciamos los lazos antiguos y amistosos con Etiopía. Constato con satisfacción que nuestra interacción diversificada se basa sobre los principios de equidad, respeto y confianza mutuos. El diálogo político ruso-etíope es muy intenso y se nutre con la coincidencia o afinidad de las posturas sobre los problemas cruciales de la actualidad.

Partimos de que la próxima visita a Etiopía contribuya a fortalecer los sólidos vínculos entre los dos Estados. Es simbólico que transcurra en el contexto del 120 aniversario del establecimiento de las relaciones diplomáticas. Celebramos que Rusia y Etiopía den mucha importancia a esta fecha memorable organizando una serie de eventos conmemorativos durante todo el año. En Moscú y Adís Abeba se llevarán a cabo los congresos científicos con la participación de los destacados políticos y figuras públicas, los eventos culturales, las exposiciones de  los documentos de archivo. Se está preparando la emisión de los sobres de correo temáticos.

Durante las negociaciones con los dirigentes de Etiopía, con mi colega etíope, el Ministro de Asuntos Exteriores, Workneh Gebeyehu, tenemos previsto discutir las vías de la ulterior intensificación de la cooperación bilateral haciendo hincapié en su componente comercial, económico y financiero y la realización de proyectos conjuntos, en particular, en el ámbito de energía, incluida la nuclear. Entre los proyectos prometedores está el de crear en Etiopía, con apoyo de Rusia, de su propia base científica para el desarrollo de las ciencias fundamentales y aplicadas. Planeamos, por ejemplo, promover la creación del Centro etíope de Ciencia y Tecnologías Nucleares a base de un reactor de investigación de diseño ruso.

Confiamos también con que los resultados de la visita ayuden a mejorar la coordinación en la política exterior entre nuestros países.

Pregunta: Últimamente se observa una notable militarización en la zona del Cuerno de África, la intensificación de las actividades  cerca de sus costas de los Estados del golfo Pérsico, ricos en petróleo, lo cual amenaza la seguridad de los países allí ubicados a de la región en general. ¿Cuál es la postura de Rusia al respecto?

Respuesta: La situación en el Cuerno de África, durante últimos decenios, se caracteriza por la existencia de numerosos conflictos interestatales, disputas territoriales y contradicciones, problemas socio-económicos y humanitarios, importantes retos en el ámbito de seguridad, incluidos el terrorismo, la piratería, la delincuencia transfronteriza, tráfico de drogas.

Los factores mencionados siguen siendo la principal razón de aumento del gasto militar de los países de la región, de la presencia de múltiples bases militares y armadas extranjeras.

Rusia aboga, de forma consecuente, por arreglar las contradicciones exclusivamente con medidas pacíficas y político-diplomáticas. En este contexto, el crecimiento de los volúmenes de armas – tanto en la zona del Cuerno de África como en otras partes del mundo – provoca una seria preocupación. Más aún porque los colosales recursos destinados a estos fines podrían destinarse al desarrollo socio-económico y ayuda humanitario.

Por supuesto, cada país tiene derecho a determinar los óptimos parámetros de su seguridad nacional. Al mismo tiempo partimos de la necesidad de respetar rigurosamente el principio de la indivisibilidad de la seguridad, es decir, de no fortalecer la propia seguridad a costa ajena.

En algunos casos, como es el de Somalia, la presencia militar de la Misión de la Unión Africana (AMISOM) representa el componente clave de apoyo al gobierno federal de este país en su lucha contra la organización terrorista de Al-Shabab, cuyas actividades ponen en peligro toda la región. Tomando en consideración la situación en este país, Rusia aboga por que la comunidad internacional continúe tomando medidas para aumentar el potencial del ejército somalí y las unidades de AMISOM.

Pregunta: ¿Qué opina de la guerra en Yemen, donde la coalición de los países miembros del Consejo de Cooperación para los Estados Árabes del Golfo está realizando la operación contra las organizaciones yemeníes? Siendo uno de los principales actores en Siria la parte rusa ve el final de estas confrontaciones en la península arábiga? ¿Cuál es problema básico?

Respuesta: Seguimos con atención el desarrollo de la situación político-militar y humanitario en Yemen. Estamos seriamente preocupados porque, a consecuencia de las acciones combativas en este país, haya numerosas víctimas mortales y heridos, haya quedado destruida o fuera de servicio una gran parte de la infraestructura civil, incluidos los centros médicos.

Partimos, igualmente, de que es posible poner fin al persistente conflicto interno en Yemen con la participación de la «coalición árabe» sólo a través del dialogo, el respeto mutuo de los intereses de todas las fuerzas políticas de Yemen.

Al mismo tiempo hay que estar preparados a que será difícil conseguir la reconciliación nacional de un día para otro. Las partes enfrentadas tienen acumuladas demasiadas acusaciones, no siempre infundadas. Semejante estado de cosas acondiciona la incapacidad de las fracciones yemeníes de regresar a una discusión constructiva de las posibilidades de superar estas contradicciones, lo cual constituye, a día de hoy, el principal problema en el contexto del arreglo de la crisis en este país. No obstante, esto no deberá ser motivo de quedarnos con los brazos cruzados.

Estamos convencidos de que la comunidad internacional, en primer lugar, la ONU, a la que concedemos el papel central, tiene que continuar persuadiendo a los protagonistas yemeníes de renuncia a la violencia y sentarse a la mesa de negociaciones.

Por nuestra parte, vamos a seguir impulsando este trabajo. Lo venimos haciendo desde el principio del conflicto yemení y comunicándonos con todos de los que puede depender la posibilidad de encauzar la situación en Yemen hacia la paz.

Al mismo tiempo, damos pasos prácticos en materia de ayuda humanitaria a la población de Yemen. Ahora estamos estudiando la posibilidad de enviar otro convoy humanitario.

x
x
Criterios adicionales de búsqueda