10 febrero 201800:01

Mensaje de felicitación del ministro de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia, Serguéi Lavrov, con motivo del Día del Diplomático, Moscú, 10 de febrero de 2018

206-10-02-2018

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

Queridos amigos,

Antes que nada, quisiera felicitar a todos los diplomáticos rusos, a nuestros veteranos con motivo de su fiesta profesional.

El servicio diplomático de Rusia que hunde sus raíces en la remota historia, se apoya en sólidas tradiciones. En todas las épocas, en este dominio trabajaron unos verdaderos patriotas y profesionales. Muchos de ellos dejaron una notable impronta en los anales del Estado ruso. Merecen mención los nombres de Nikita Panin, Alexander Bezborodko, Alexander Gorchakov, Nikolái Guirs, Andréi Gromiko y Yevgueni Primakov. En el servicio diplomático se desempeñaron figuras insignes de la literatura rusa, entre ellos Alexander Pushkin, Alexander Griboyedov, Fiodor Tiutchev, Alexéi Tolstói. Este día festivo rememoramos a nuestros compañeros que sucumbieron en los frentes de la Gran Guerra Patria o se inmolaron cumpliendo su deber profesional. La memoria de ellos quedará para siempre en nuestros corazones.

La herencia recibida supone serios compromisos. Con tanta más razón que la situación no se torna más tranquila.

Poniendo en práctica la política exterior multivectorial aprobada por el Presidente de la Federación de Rusia, Vladímir Putin, la diplomacia hace su aporte al robustecimiento de la soberanía y la seguridad de Rusia.

Nuestra política exterior independiente, consonante con los intereses nacionales, cuenta con el apoyo de la sociedad rusa. Ningunas amenazas o presiones nos obligarán a revisarla. La abrumadora mayoría de los Estados del mundo ven en Rusia un garante natural de la estabilidad global, valedora de los principios clave de la comunicación interestatal, tales como la supremacía del Derecho Internacional, el papel protagónico de la ONU, la igualdad soberana de los Estados, el respeto a la identidad nacional de los pueblos y a su derecho de determinar ellos mismos las vías de su desarrollo.

Hoy por hoy, vamos impulsando una interacción constructiva en formas más diversas con numerosos socios extranjeros en todos los continentes, contribuyendo al surgimiento de premisas externas favorables para un dinámico desarrollo interno del país. Vamos promoviendo una agenda constructiva apuntada a mancomunar los esfuerzos de la comunidad mundial ante la amenaza terrorista y otros desafíos globales.

Estoy convencido de que en este periodo de suma responsabilidad para Rusia, cada empleado del Ministerio – en la planta matriz, en nuestras legaciones en el exterior, en las oficinas en las entidades federadas de Rusia – seguirá trabajando con espíritu innovador, creatividad y eficacia. De todo corazón les deseo a los diplomáticos rusos, a sus familiares y seres queridos, a nuestros queridos veteranos, salud, bienestar y mayores éxitos en el servicio a la Patria.

¡Vuelvo a felicitarles con motivo de la fiesta, queridos amigos!

Documentos adicionales

Fotografías

x
x
Criterios adicionales de búsqueda