19 junio 201711:15

Respuesta ofrecida por el ministro de Asuntos Exteriores de la Federación de Rusia, Serguéi Lavrov, a una pregunta de los medios durante la rueda de prensa conjunta convocada por los ministros de Asuntos Exteriores de los países del grupo BRICS, Pekín, 19 de junio de 2017

1204-19-06-2017

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

Pregunta: el terrorismo sigue siendo uno de los retos fundamentales que encara la comunidad mundial. ¿Podrían los países de BRICS consolidar sus esfuerzos de cara a la crisis siria? ¿Se puede hablar de algún mecanismo de control que sobre el cese del fuego ejercerían los representantes de estos países, incluyendo en las zonas que están en fase de formación? Ayer, EEUU tomó bajo su control el puesto fronterizo sirio At Tanf al sur del país. ¿Cree Ud. que un mayor protagonismo de EEUU, sin previo acuerdo del Gobierno sirio, complicaría el proceso de arreglo?

Respuesta: Los países de BRICS se pronuncian unánimes por la necesidad de elevar la eficacia de la lucha antiterrorista. En el marco de BRICS funciona un grupo de trabajo para la lucha antiterrorista que ya celebró dos reuniones y posee grandes capacidades de acción. Es preciso desarrollar la cooperación en este ámbito entre diversos departamentos. Compartimos la opinión común sobre la necesidad de que en esta labor participen los ministerios de asuntos exteriores y organismos especializados en la lucha antiterrorista con tal de prevenir los atentados terroristas, intercambiando a tales efectos la correspondiente información.

Claro que nuestros cinco países no neutralizar a solas el terrorismo global, por lo cual abogamos por unos esfuerzos de mayor envergadura. Quisiera recordar la iniciativa de crear un frente antiterrorista universal promovida por el Presidente de la Federación de Rusia, Vladímir Putin. Esta iniciativa mantiene su vigencia también hoy. Confío en que las recientes resoluciones tomadas por la Asamblea General de la ONU para concretar la iniciativa del secretario general de la ONU, António Guterres, de crear una oficina antiterrorista en la organización, contribuirá a avanzar en este dominio. Rusia participará enérgicamente en este trabajo.

Por lo que se refiere al arreglo sirio, todos los países de BRICS están interesados en que se cumpla la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU. Hemos escuchado hoy una alta valoración dada por nuestros colegas y amigos a los esfuerzos que emprende Rusia, también junto con Turquía e Irán, en el marco del proceso de Astaná, la cual agradecemos. Sus participantes volverán a reunirse en Astaná el próximo 10 de julio. En esta reunión tomará parte el emisario especial de la ONU para Siria, Staffan de Mistura. Justamente en esta reunión las partes tienen previsto terminar de consensuar los parámetros concretos, las características del régimen que debe existir en las zonas de desescalada y por el perímetro de las mismas. Como ustedes saben, cuando dicha iniciativa fue adelantada en la reunión anterior en Astaná el pasado 4 de mayo, el memorándum aprobado contenía la cláusula que los países garantes (Rusia, Turquía e Irán) celebrarían la incorporación a este proceso de terceros países que ni siquiera están representados en Astaná. Vuelvo a repetir, están claros los parámetros concretos, estaremos dispuestos a estudiar las propuestas de otros países interesados en hacer su aporte a la materialización de esta iniciativa.

Por lo que se refiere a la situación en Siria, sin lugar a dudas, partimos de que es imprescindible respetar en plena medida la soberanía e integridad territorial de este país, tal como lo estipulan la resolución 2254 del Consejo de Seguridad de la ONU y otros documentos de Naciones Unidas. Cualesquiera “operaciones terrestres” (los participantes en las hostilidades en aquellas localidades son muchos) deben concordarse con las autoridades de Damasco. Justamente así procedemos nosotros junto Turquía e Irán cuando promovemos el proceso de Astaná. Todas nuestras iniciativas y propuestas las consensuamos con el Gobierno sirio. Creemos que todos los demás deben proceder de igual modo, con tanta más razón cuando se trata de la toma de algunos territorios en Siria, incluyendo aquellos que puedan suscitar preguntas respecto a los verdaderos designios de quienes toman estos territorios. Exhortamos a EEUU y cuantos participen de una u otra forma en operaciones terrestres a garantizar la coordinación de nuestro trabajo. Las zonas de desescalada constituyen una de las posibles variantes de avance en la solución de la crisis. Invitamos a todos a evitar acciones unilaterales, a respetar, subrayo, la soberanía de Siria y a incorporarse a nuestra labor común concordada con el Gobierno de Siria.

Documentos adicionales

Fotografías

x
x
Criterios adicionales de búsqueda