10 mayo 201713:07

Entrevista ofrecida por el ministro de Asuntos Exteriores de Rusia, Serguéi Lavrov, a la compañía interestatal de radio y televisión Mir, 10 de mayo de 2017

930-10-05-2017

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

Pregunta: Comente las recientes negociaciones del presidente ruso, Vladímir Putin, con la canciller de Alemania, Ángela Merkel, y el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan.

Respuesta: En adición con lo que fue dicho en detalle en las ruedas de prensa ofrecidas por los líderes, puedo confirmar que las negociaciones pasaron de modo constructivo. Los resultados fueron distintos, porque se trata de dos países diferentes, nuestros socios diferentes. Nuestras relaciones con Turquía avanzan hoy a un ritmo más positivo que las con Alemania. Es necesario destacar que el volumen de intercambio comercial con la República Federal de Alemania es el segundo más grande después de China. Además, ambas partes manifiestan un gran interés hacia el trabajo conjunto de los círculos de negocios de nuestros países. Los colegas alemanes no abandonan Rusia. Esto confirma nuestras conclusiones de que es anómala la situación actual en que varios nuestros socios europeos y occidentales intentan poner sus enfoques politizados e ideologizados por encima de los intereses económicos fundamentales de sus países y ciudadanos. Me parece que se consolida la tendencia a renunciar a esta anomalía. Mientras, no todos en la UE están dispuestos a conformarse con esto. La llamada minoría agresiva aspira a mantener la unidad general de la UE cueste lo que cueste, mientras que el principio de solidaridad prevé la necesidad de buscar fórmulas de compromiso entre las posturas extremas. Hay los que se oponen categóricamente a la normalización de las relaciones con Rusia y los que se pronuncian por empezar ahora mismo a salir de este punto muerto al que han llevado las sanciones. Repito que no queremos interferir en las discusiones internas, pero vemos cómo están desarrollando éstas en la Unión Europea.

En esta coyuntura, la visita de la canciller de Alemania, Ángela Merkel, fue muy demostrativa. Fue su primera visita en los últimos años. Las negociaciones se celebraron en un ambiente constructivo y práctico, sin que ninguna parte haya intentado aleccionar a la otra, no es nuestro principio. Esperamos que en Europa entiendan también que las relaciones maestro-alumno pertenecen a un pasado remoto. Se abordó la cooperación energética y tecnológica cuando los lazos se basan en un serio interés mutuo. Se discutió también los contactos humanitarios, la actividad del foro Diálogo de San Petersburgo, el Año Dual de intercambios juveniles que llega a su fin. El próximo mes de junio, pasaremos el relevo al nuevo evento bilateral: el Año de cooperación de barrios y municipios. Su inauguración se celebrará a finales de junio en la ciudad de Krasnodar, Planeo participar en esta ceremonia junto con el ministro de Asuntos Exteriores de la República Federal de Alemania, Sigmar Gabriel.

Se abordó también la cooperación en el ámbito de política exterior, las relaciones de Rusia y la Unión Europea. Recordamos a nuestros socios alemanes que hace casi un año en San Petersburgo el presidente ruso, Vladímir Putin, entregó al presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker, un documento no oficial con las ideas concretas para hacer inventario del estado actual de nuestros contactos con la UE y empezar a regresar a la cooperación normal en beneficio de todos. No hemos recibido la respuesta todavía ni la respuesta a la propuesta de la Comisión Económica Eurasiática de establecer contactos de trabajo con la Comisión Europea en Bruselas. Alemania nos envió señales que acogería con entusiasmo tales contactos técnicos y no oficiales entre dos organismos integracionistas. Es un paso pragmático, estamos dispuestos a ir tan rápidamente y tan lejos como estén dispuestos a hacerlo nuestros socios.

Entre los temas de política exterior, se discutió en detalle nuestra actividad en Siria. El presidente ruso, Vladímir Putin, lo abordó en reiteradas ocasiones en su discurso. Hace poco, en Astaná se finalizó una nueva reunión con la participación del Gobierno sirio, la oposición armada, los países garantes (Rusia, Irán y Turquía) y los observadores de la ONU, Jordania y EEUU. En la reunión recibió el visto bueno el documento sobre el establecimiento de las zonas de desescalada apoyado por muchas capitales de Occidente y Oriente Próximo. Este tema se abordó también en detalle en las negociaciones con la canciller de Alemania, Ángela Merkel (hemos hablado de la promoción y la materialización de esta iniciativa), y el presidente de Turquía, Recep Tayyip Erdogan (en lo que se refiere a la agenda internacional). Se coordinaron los enfoques relacionados con la reunión en Astaná.

En el ámbito bilateral, se realizan grandes proyectos. Los presidentes analizaron el proceso de su cumplimiento y lo que es necesario hacer adicionalmente para cumplir con los plazos y garantizar la calidad. Se trata del gasoducto Turk Stream, la central nuclear Akkuyu y la mayoría aplastante de las direcciones de nuestra cooperación económica e intercambios comerciales suspendidos a raíz de los conocidos acontecimientos. Los presidentes dieron las respectivas órdenes y los proyectos se descongelaron. El trabajo continuará en los ámbitos restantes de nuestras relaciones, incluida la necesidad de llevar a cabo un trabajo bilateral más eficaz para revelar a los combatientes y terroristas que se trasladan entre nuestros países, así como cuestiones de seguridad y las relacionadas con las perspectivas de un regreso paulatino hacia un régimen de viajes simplificado.

Pregunta: La intriga principal de los últimos meses es la reunión de los presidentes de Rusia y EEUU. A partir de las elecciones presidenciales en EEUU pasaron más de 100 días y todavía no hay información sobre la reunión del presidente de EEUU, Donald Trump, y el presidente ruso, Vladímir Putin. ¿Qué podría decir al respecto y qué espera Moscú de esta reunión si se celebra?

Respuesta: Sin duda alguna, la reunión de los líderes es muy importante para establecer un contacto personal, ante todo. Esto siempre ayuda posteriormente a trabajar sobre unas u otras cuestiones que abordan los presidentes. Mientras, no diría que es la intriga principal. Los contactos no presenciales sino telefónicos ya se han establecido. El presidente ruso, Vladímir Putin, sostuvo tres conversaciones telefónicas con el presidente de EEUU, Donald Trump. Fueron muy intensas, concretas, sin falsedad y estuvieron dirigidas al desarrollo de nuestras relaciones en beneficio de los dos países y la comunidad internacional, en general. En vista de eso, una atención especial se centra en la crisis siria. En la antesala de la reunión en Astaná, el presidente ruso, Vladímir Putin, informó en detalle al presidente de EEUU, Donald Trump, sobre nuestra visión del progreso. Esto corresponde a las iniciativas propuestas por EEUU a principios del año en curso para formar las condiciones en que se podría garantizar la seguridad de la población civil, poner fin a la violencia en las zonas donde se libran combates encarnizados entre las tropas gubernamentales de Siria y la oposición armada. No por casualidad EEUU alabó las reuniones en Astaná y la redacción del documento sobre la creación de las zonas de desescalada.

Nosotros y EEUU no necesitamos reunirnos para causar un efecto externo ni para hablar sobre una sensación. Rusia y EEUU están convencidos de que cuando los líderes se reúnen, lo hacen no sólo para darse un apretón de manos, sino para entender quién y qué piensa sobre las relaciones mutuas y los problemas internacionales. Nuestros países ejercen tanta influencia en la estabilidad y seguridad internacional que esperarán resultados concretos de esta reunión. Para eso trabajamos de modo intenso en prepararla.

Pregunta: Tras un golpe aéreo contra la base de Shairat, suspendimos todos los contactos con la parte estadounidense, en particular, en el ámbito militar. ¿Se puede decir que hemos retornado a la situación anterior al ataque?

Respuesta: Hace poco, el ministro ruso de Defensa, Serguéi Shoigú, dio comentarios al respecto. No sería ético si yo interviniese en esta área. Dijo que los contactos entre nuestros países nunca se han suspendido, de hecho, y si se han suspendido, no es por nuestra iniciativa.

Pregunta: Tras su visita a Moscú y las negociaciones con el presidente de Rusia, Vladimir Putin, y con Usted, el secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, dijo que, de hecho, en Moscú no se había decidido nada. Transcurridos los primeros cien días de la presidencia de Donald Trump, se anunció que el objetivo más importante había sido aislar a Rusia en la ONU y que ese objetivo había sido presuntamente alcanzado. ¿Qué significa eso, según Usted? ¿Por qué los estadounidenses hacen este tipo de declaraciones?

Respuesta: Es muy difícil contestar a la pregunta de por qué diferentes representantes de la administración de EEUU hacen declaraciones tan opuestas. ¿Quizás aún no se hayan acomodado unos a otros? Hay que orientarse entonces al protagonista, que es en este caso el presidente Donald Trump, quien dio una evaluación muy alta a la visita del secretario de Estado de EEUU, Rex Tillerson, a Moscú y a la reciente conversación telefónica con el presidente ruso, Vladimir Putin. Expresó su deseo de continuar desarrollando nuestros esfuerzos de promover nuestras relaciones en interés común.

Pregunta: ¿Cómo evalúa la lucha antiterrorista de la OTSC? Este año la organización celebra su 25 aniversario. ¿Es eficaz su labor?

Respuesta: La eficacia de la lucha antiterrorista viene determinada, sobre todo, por la posibilidad de consolidar esfuerzos de todos los que son capaces de hacer un aporte en la misma. Hace un año y medio, en su discurso en el 70º período de sesiones de la Asamblea General de la ONU, el presidente ruso, Vladimir Putin, propuso crear un frente universal de la lucha contra el terrorismo. Esta iniciativa sigue en pie. Una coalición realmente unida aún no está formada pero se emprenden esfuerzos concretos en las regiones más diversas, en particular en Oriente Próximo y África del Norte, donde luchamos para no permitir a los terroristas hacerse con el poder en extensos territorios. Al mismo tiempo, prestamos una gran atención a neutralizar la amenaza terrorista cerca de nuestras fronteras, en el territorio de los Estados vecinos, los países de Asia Central. La OTSC prioriza la lucha antiterrorista. Hay que tomar en cuenta que el EI no sólo se instaló en Oriente Próximo y África del Norte (y resiste, aunque acabaremos con él sin falta), sino también en esta etapa el EI intensificó sus actividades en Afganistán, sobre todo, en las zonas del norte del país, las fronterizas con nuestros vecinos y aliados. En el marco de la OTSC, están adoptadas las respectivas doctrinas y estrategias destinadas a desarrollar unos mecanismos concretos de la lucha antiterrorista. Existen también las Fuerzas Colectivas de Despliegue Rápido en la región de Asia Central, las Fuerzas Colectivas de Reacción Rápida y las Fuerzas de Paz. La mayoría de los objetivos de la OTSC (excepto las Fuerzas de Paz) tienen que ver con la lucha antiterrorista. Las unidades correspondientes enviadas por los países miembros de la OTSC para que formen parte de dichas fuerzas, están en permanente disponibilidad operacional, al igual que las bases rusas en Tayikistán, Kirguizistán y Armenia. Es una prioridad confirmada en todos los documentos de las cumbres de los últimos años. Hasta que esta peste esté exterminada tales prioridades se mantendrán vigentes.

Pregunta: La OTSC es una alianza político-militar. Muchas veces lo comparan con la OTAN. ¿Le parece correcto?

Respuesta: No del todo. La Estrategia del Desarrollo de la OTSC no hace ninguna mención a que un país, Estado u organización es nuestro adversario. La OTAN, en cambio, percibe a Rusia como adversario, como una amenaza. Intentan por todos los medios desvirtuar el significado de la labor que realiza la OTSC. Apenas responden a las iniciativas de contacto. Se ve que les resulta difícil comprender que la OTSC es también una organización internacional reconocida por la ONU y la OSCE, participa en sus reuniones y es observador de la Asamblea General de la ONU. Creo que semejante altivez de la OTAN no ayuda a la causa común. En más de una ocasión propusimos unir los esfuerzos de nuestra organización con los de la Alianza para aumentar la eficacia de la lucha antiterrorista en el territorio de Afganistán. En una gran medida el terrorismo en este país se nutre por el narcotráfico cuyos volúmenes incrementaron varias veces durante la operación de la OTAN tras sucesos conocidos de 2001.

Teníamos unos proyectos conjuntos con la OTAN, en particular, en materia de desarrollo de los métodos de la lucha antiterrorista, de diseño de dispositivos especiales para detección remota de las sustancias explosivas, lo cual tiene una gran importancia para garantizar la seguridad de los sitios públicos donde se llevan a cabo eventos de envergadura y el metro. Teníamos programas conjuntos para combatir la narco amenaza proveniente de Afganistán, formar especialistas, prestar servicio de mantenimiento de los helicópteros que Rusia suministró y sigue suministrando a Afganistán y muchas cosas más. La OTAN renunció a todo ello. Adopto la pose tras apoyar el golpe de Estado en Ucrania. Nosotros, en cambio, brindamos apoyo a la población del sureste de Ucrania y Crimea que se habían negado a reconocer el golpe de Estado. Por haberlo renunciado, las nuevas autoridades, los golpistas, organizaron una guerra contra su propio pueblo. Cuando lo denunciamos y dimos los pasos de respuesta la OTAN se enfadó porque había fracasado su proyecto de absorción completa de Ucrania en su zona de influencia y se habían frustrado sus esperanzas de incorporar a Crimea en el plan de establecer un cerco militar a Rusia. Por el enfado a raíz de un hecho histórico y objetivo congelaron todo los que nos unía, también en el ámbito de la lucha antiterrorista. Ahora, superando con grandes dificultades la resistencia de la «minoría agresiva» de la UE, intentan reanudar el diálogo con nosotros. Pero nosotros estamos dispuestos a hablar con ellos sólo a base de equidad, de respeto mutuo de intereses y de búsqueda de un equilibrio de los mismos. Discutiremos los puntos mutuamente admisibles de la agenda, no los que importan únicamente a la OTAN.

Pregunta: Me gustaría hacer la pregunta relativa al proceso de Minsk ¿No tiene sensación de que está estancado?

Respuesta: A esta pregunta dio una respuesta muy detallada el presidente ruso, Vladimir Putin, en la rueda de prensa con la canciller federal de Alemania, Ángela Merkel. Nos preocupa mucho la no implementación de los Acuerdos de Minsk, en primer lugar debido al sabotaje por parte de las autoridades de Kíev. De ello hay muchos ejemplos. Sabotean por completo el proceso político y organizan con regularidad las provocaciones armadas en la línea divisoria con el objetivo de obtener un pretexto para no cumplir con la parte política del Complejo de Medidas aprobado en Minsk. Hay múltiples pruebas de ello, también registradas en los informes de la Comisión Especial de Monitoreo de la OSCE. Al mismo tiempo, el presidente ruso, Vladimir Putin, al igual que la canciller alemana, Ángela Merkel, subrayó que a pesar de ello no vemos ninguna alternativa a los Acuerdos de Minsk. No se conseguirá elaborar nada más constructivo por lo cual nuestra línea común consiste en continuar trabajando en el marco del Cuarteto de Normandía, a nivel de mandatarios, ministros y expertos, y en el marco del Grupo de Contacto, integrado por los representantes de las autoridades de Kíev, de Donetsk y Lugansk, de Rusia y la OSCE. Apoyamos plenamente la actividad de la Comisión Especial de Monitoreo de la OSCE que desempeña un papel muy importante. Lucharemos por garantizar su plena seguridad, sobre todo después del trágico incidente, cuando, a raíz de explosión de una mina, murió un observador de la OCE y varios resultaron heridos. Es una situación muy desagradables ya que los Acuerdos de Minsk tenía que haberse implementado ya pero, repito, no daremos excusas a los que pretenden hacerlos fallar echando culpa por ello a nosotros o a las milicias.

Documentos adicionales

Fotografías

x
x
Criterios adicionales de búsqueda