13 marzo 201716:24

Comentario de la portavoz del Ministerio ruso de Asuntos Exteriores, María Zajárova, en relación con la situación humanitaria en Yemen

477-13-03-2017

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

Nos vemos obligados a dirigirnos de nuevo a la situación humanitaria en Yemen. Tras una nueva escalada de combates, la situación en el país se hace cada vez más catastrófica. Tales valoraciones amenazantes se confirmaron durante una rueda informativa ofrecida el pasado 10 de marzo en el Consejo de Seguridad de la ONU por el Secretario General adjunto de la ONU para Asuntos Humanitarios, Stephen O'Brien. La información citada por él es escandalizante: el representante de la ONU caracterizó la situación en Yemen directamente como “la crisis humanitaria más grave en el mundo”.

Según las estimaciones más modestas, a partir de marzo de 2015, los combates entre las partes yemeníes con la participación directa de la coalizión encabezada por Arabia Saudí ya conllevaron la muerte de al menos 7.500 personas, más de 40.000 personas resultaron heridas. Unas 19 millones de personas necesitan la ayuda humanitaria. Más de 7 millones de personas sufren hambre, la mayoría de ellos son niños. Dos millones de los yemeníes fueron desplazados a nivel interno, incluidas unas 62.000 personas tan sólo por el último mes y medio. Muchos de ellos no han encontrado refugio y viven bajo el cielo abierto, sin hablar de decenas de miles de los refugiados. Debido a la ofensiva lanzada por las fuerzas de la coalición cerca de la ciudad portuaria de Moca, sólo en los últimos dos meses la abandonaron más de 48.000 habitantes.

La aviación de la coalición se destacó con un nuevo episodio sangriente: según la información disponible, el 10 de marzo, bombardeó el mercado de alimentos en la ciudad de Joja. Decenas de civiles murieron y varias decenas resultaron heridas.

Los planes de atacar el mayor puerto yemení de Hodeida suscitan mucha preocupación. Los combates en esta zona no sólo conllevarán inevitablemente un éxodo masivo de la población, sino también cortarán, de hecho, la capital del país – Saná de los canales de suministro de alimentos y de la ayuda humanitaria. No hay necesidad de decir qué consecuencias podrá tener todo eso.

La infraestructura civil de Yemen sigue destruyéndose debido a los bombardeos aéreos. Han sido destruidas las escuelas, hospitales, la infraestructura de transporte. La continuación del bloqueo aéreo y los obstáculos impuestos de modo arbitrario al transporte marítimo es dificultada mucho la llegada al país de alimentos y del combustible. Carecen los medicamentos, por lo que muchos yemeníes mueren de las enfermedades que hoy son curables. En el norte del país, es catastrófica la situación con la ausencia del dinero en efectivo. Los empleados del sector público no reciben el salario durante más de seis meses.

Los terroristas del Estado Islámico y de Al Qaeda que ocuparon varias partes de Yemen, ante todo, el sur del país, aprovechan todo ese caos y agravan aún más la situación humanitaria.

Sin embargo, esta situación no se aborda con frecuencia en los medios de comunicación occidentales ni en informes de las organizaciones no gubernamentales, callándose, de hecho. Occidente no manifiesta interés hacia esta información en foros internacionales tampoco, lo que contrasta mucho con su actividad excesiva en relación con Siria.

La Embajada de Rusia en Saná ayuda enérgicamente a los esfuerzos del equipo para asuntos humanitarios en el país encabezado por Jamie McGoldrick. Gracias a nuestros esfuerzos, se creó una secretaría que coordina la actividad  de la ONU y las autoridades reales en la capital del país, ante todo, para garantizar un acceso de la población a la ayuda humanitaria sin obstáculos.

Exhortamos a cesar de inmediato el uso de la fuerza, independientemente de los argumentos con los que intenten motivarlo. Estamos firmemente convencidos que el conflicto yemení no tiene la solución militar. Las partes deben regresar a la mesa de las negociaciones con la ayuda del enviado especial del Secretario General de la ONU, Ismail Ahmed, con el fin de garantizar un alto el fuego estable y salir al arreglo político del conflicto.

x
x
Criterios adicionales de búsqueda