8 marzo 201712:37

Conferencia de la ONU sobre la coexistencia pacífica de las religiones en el contexto de la protección de los cristianos

446-08-03-2017

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

COMUNICADO DE PRENSA

 

El 7 de marzo, en el Palacio de las Naciones en Ginebra, al margen del 34º período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU, se celebró una conferencia de alto nivel “El respeto mutuo y la coexistencia pacífica como condición de la paz y la estabilidad interreligiosa: apoyo de los cristianos y los representantes de otras religiones”. Los organizadores de este evento fueron Armenia, el Vaticano, Líbano y Rusia. A éstos se adhirieron Brasil, Hungría, Grecia, España, Chipre, Serbia y Croacia.

El presidente del Departamento de Relaciones Exteriores Eclesiásticas del Patriarcado de Moscú, el Metropolitano Hilarión, el ministro de Comercio Exterior y Asuntos Exteriores de Hungría, Peter Szijarto, el viceprimer ministro y ministro de Asuntos Exteriores de Croacia, Davor Ivo Stier, inauguraron la conferencia.

El foro contó con la participación de la jefa del Instituto Europeo de la Democracia y Cooperación, Natalia Naróchnitskaya, la vicepresidenta de la Sociedad Imperial Ortodoxa Palestina, Elena Agápova, el arzobispo de Ginebra y Europa Occidental de la Iglesia Ortodoxa Rusa en el Extranjero, Mijaíl, el presidente de la Dirección Espiritual de los musulmanes de la República de Tataristán, Kamil Samigullin, miembros de la organización internacional Catedral Rusa Universal, los representantes de los círculos sociales y políticos, jerarcas eclesiásticos, científicos, políticos, diplomáticos y periodistas.

La discusión celebrada fue una continuación lógica de la conferencia sobre este tema celebrada en Ginebra hace dos años con la participación del ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, así como de la declaración conjunta de 65 Estados “Apoyo de los derechos humanos de los cristianos y otras comunidades, especialmente, en Oriente Próximo” hecha en el marco del 28º período de sesiones del Consejo de Derechos Humanos de la ONU por iniciativa de Rusia, el Vaticano y Líbano.

En el curso de la conferencia, se destacó que la persecución de los cristianos en el mundo adquirieron hoy las dimensiones amenazantes. Se señaló que en Oriente Próximo y en el Norte de África los cristianos se desplazan de su tierra natal y se exterminan físicamente por los grupos extremistas, continúa la destrucción bárbara del patrimonio cultural cristiano. Como consecuencia, la presencia cristiana en esta región se reduce rápidamente.

Los ponentes citaron en reiteradas ocasiones la declaración conjunta del Patriarca de Moscú y Toda Rusia, Kiril, y el papa y obispo de Roma Francisco firmada el año pasado en La Habana con la exhortación hacia la comunidad internacional a emprender esfuerzos inmediatos para frenar el éxodo masivo de los cristianos de los países de Oriente Próximo.

Una atención importante se centró en la discriminación y la persecución de la Iglesia Ortodoxa Ucraniana del Patriarcado de Moscú en Ucrania y los problemas que afrontan los cristianos en los países europeos.

Los participantes subrayaron que en muchos casos la intensificación de los ánimos radicales anticristianos es una reacción a la imposición agresiva de valores y normas ajenos a la sociedad. En vista de eso, se destacó una importancia especial de la instrucción religiosa que debe convertirse en una herramienta eficaz para prevenir el extremismo. Se hizo constar que la profundización y la ampliación de los conocimientos sobre la religión cristiana, así como el estudio de los fundamentos de otras ciencias religiosas pueden salvar a muchos de la caída en la trampa de la ideología extremista.

En el curso del evento, se enfatizó la importancia del diálogo basado en el respeto mutuo, la unión de esfuerzos de la gente con distintas convicciones religiosas para mantener la paz. Se exhortó en reiteradas ocasiones a la comunidad internacional a proteger los derechos de los cristianos en el mundo y confirmar la fidelidad a la observación del derecho a la libertad de cultos estipulado en los documentos fundamentales de protección de derechos

Rusia seguirá prestando una atención especial en los problemas importantes y acuciantes de la protección de los cristianos, el apoyo de la paz y el diálogo entre las religiones, incluso en las regiones azotadas por los conflictos.

x
x
Criterios adicionales de búsqueda