6 febrero 201715:28

Discurso y respuestas a preguntas de los medios ofrecidos ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, durante la rueda de prensa conjunta al término de las negociaciones con la ministra de Asuntos Exteriores de Venezuela, Delcy Rodríguez, Moscú, 6 de febrero de 2017

191-06-02-2017

  • ru-RU1 en-GB1 es-ES1

Estimadas señoras y señores,

Las negociaciones que hemos sostenido con mi colega venezolana, la señora ministra Delcy Rodríguez, han transcurrido, como es habitual, en un ambiente de confianza y franqueza y han sido muy útiles.

Venezuela es nuestro socio antiguo y seguro. Nos unen sentimientos de amistad y simpatía recíproca entre nuestros pueblos, un alto grado de confianza y el deseo de interactuar en los ámbitos más diversos.

En primer lugar, hemos dedicado atención a los aspectos clave de las relaciones bilaterales teniendo en cuenta los resultados de las negociaciones sostenidas por los presidentes ruso, Vladímir Putin, y venezolano, Nicolás Maduro, en Estambul en octubre del año pasado.

Hemos constatado la eficiencia de la Comisión Intergubernamental de alto nivel ruso-venezolana que celebró su 12ª reunión bajo la presidencia del vicepresidente del gobierno ruso, Dmitri Rogozin, y la canciller de Venezuela, Delcy Rodríguez, en diciembre del año pasado, en Caracas. Las partes reunidas elaboraron unas medidas concretas para invertir la tendencia hacia la reducción del intercambio comercial a causa de la desfavorable coyuntura económica externa. Los círculos empresariales de ambos países se mostraron interesados en cooperar no sólo en los sectores de energía y materias primas, sino también en la industria farmacéutica y gasística, en el ámbito de uso pacífico de energía nuclear y el espacio.

Hemos destacado también que vamos ampliando los contactos en el ámbito educativo. A las becas destinadas a los ciudadanos venezolanos para cursar estudios en Rusia se agregaron este año 30 becas más ofrecidas por la petrolera estatal Rosneft para formación de especialistas en la Universidad Estatal de Petróleo y Gas de Rusia.

Hemos valorado altamente el efecto de los esfuerzos realizados por Rusia y Venezuela conjuntamente con otros países en aras de estabilizar el mercado mundial de petróleo. Moscú y Caracas hicieron un importante aporte para conseguir una decisión satisfactoria de los países miembros de OPEP y los productores independientes de petróleo   en diciembre del año pasado, en Viena. Compartimos la opinión de que el acuerdo firmado en Viena ayudará a equilibrar, a largo plazo, la demanda y la oferta y a mantener la atracción del sector petrolero para las inversiones. Rusia y Venezuela pasaron a formar parte del Comité de Monitoreo y Coordinación Ministerial de los países pertenecientes a la Organización de Países Exportadores de Petróleo (OPEP) y No OPEP, que controlará el cumplimiento de los compromisos por ellos asumidos de reducir la producción de petróleo. Por nuestra parte ya empezamos a reducir paulatinamente la producción. Hemos confirmado el interés de continuar cooperando en este campo con todos los países signatarios del acuerdo y otros posibles participantes. Más tarde mi colega venezolana se reunirá con el ministro ruso de Energía, Alexandr Novak para estudiar el tema con más detalle. 

La ministra de Asuntos Exteriores de Venezuela, Delcy Rodríguez, me ha informado sobre el desarrollo de la situación política en su país. Por nuestra parte, confirmamos la solidaridad con el pueblo de este país amigo, nuestro apoyo firme a la política del gobierno de Nicolás Maduro dirigida a impedir que se desestabilice la situación, establecer un diálogo nacional en el marco estricto de la Constitución y la legislación de Venezuela para superar las discrepancias que existen en la sociedad.

Es evidente que las fuerzas políticas venezolanas deberán dar pasos para normalizar la situación de forma independiente, sin presiones externas. Al mismo tiempo es muy importante evitar que se exacerben las tensiones internas, que se desenrolle “la espiral de protestas” en perjuicio de las leyes de Venezuela, porque esto está preñado de unas consecuencias impredecibles y peligrosas tanto para el propio país como para los Estados vecinos. Sabemos cómo los intentos de desestabilizar la situación interna en un país conducen a unos resultados muy tristes.

Al analizar los problemas internacionales clave hemos constatado la cercanía de nuestras posturas sobre la mayoría de los mismos. Compartimos la tesis de que la comunicación interestatal debe sostenerse a tenor con los principios de multilateralidad, respeto del derecho internacional e identidad nacional. Estamos en contra las injerencias en los asuntos internos de los Estados soberanos, también de los intentos de orquestar golpes de Estado desde el exterior y el uso extraterritorial de las leyes nacionales, en consonancia con la resolución de la Asamblea General de la ONU “Sobre los esfuerzos para establecer un orden mundial más justo y democrático” aprobada en diciembre de 2015 con el enérgico apoyo de Rusia y Venezuela.

Hemos repasado los resultados de nuestra interacción en el Consejo de Seguridad de la ONU, donde Venezuela estuvo presente en calidad de miembro no permanente en los años 2015 y 2016. Hemos discutido nuestra cooperación en el Consejo de Derechos Humanos de la ONU y otros organismos de Naciones Unidas y en otros foros internacionales donde coordinamos nuestros enfoques. Agradecemos a los socios venezolanos el invariable apoyo de las iniciativas rusas, en particular, tan importantes como la prevención de la glorificación del nazismo, el fomento de la seguridad internacional de la información, las medidas para mayor transparencia y confianza en el espacio ultraterrestre.

Hemos dedicado especial atención a la problemática regional. Nos alegra el seguro crecimiento del prestigio y la influencia de América Latina y el Caribe en la política y la economía mundiales, ya que contribuye a formar un orden mundial policéntrico, y por ello más estable. Celebramos el papel activo de Venezuela en la promoción de los procesos integracionistas en la región. Hemos discutido las posibilidades de fomentar nuestra cooperación en el marco de las organizaciones tan influyentes de América Latina como la Comunidad de Estados Latinoamericanos y Caribeños (Celac), la Unión de Naciones Suramericanas (UNASUR), La Alianza Bolivariana para los Pueblos de Nuestra América (ALBA), MERCOSUR.

Creo que las negociaciones han sido muy intensas. Hemos podido repasar todas las cuestiones que en esta etapa son prioritarias en nuestras relaciones bilaterales y en la agenda internacional.

Quiero agradecérselo una vez más a mi colega, la ministra de Asuntos Exteriores de Venezuela, Delcy Rodríguez.

Pregunta (dirigida a Delcy Rodríguez): ¿Qué postura adopta el gobierno de Venezuela con respecto a los reiterados intentos de la oposición, la mayoría parlamentaria, de destituir al presidente Nicolás Maduro? ¿Y también con respecto a la presión externa que vive el país?

Respuesta: (añade después de Delcy Rodríguez): Me gustaría decir un par de palabras sobre lo que acaba de mencionar la señora Rodríguez. Abogamos consecuentemente porque cualquier país arregle las crisis internas en el marco de la constitución a base de la legislación nacional vigente por vía del diálogo entre todas las fuerzas políticas. Reiteramos esta postura en varias declaraciones del MAE de Rusia, dos de ellas de enero del corriente. Insistimos que la comunidad internacional no debe inmiscuirse en estos procesos sino, por el contrario, ha de propiciar el diálogo en el marco constitucional. Como Ustedes saben, tal apoyo a Venezuela lo brindaron en 2016 los mediadores de UNASUR y la Santa Sede. Nosotros expresamos enérgicamente la solidaridad con estos esfuerzos. Fue todo lo que declaramos. En este contexto nos pareció algo extraño que un parlamento opositor al presidente, tras haber rechazado el diálogo, llamado a la desobediencia cívica y tomado el rumbo a la escalada del conflicto con consecuencias muy graves, acusara a Rusia de entrometerse en los asuntos internos de Venezuela. Considero esta postura es bastante reveladora. Los opositores en el parlamento nunca habían comentado las declaraciones de corte antigubernamental y antipresidencial hechas por toda una serie de los países dentro y fuera de la región. Pero por alguna razón decidieron comentar únicamente la de Rusia que llamaba a observar las leyes y la constitución nacionales.

Si queremos hablar de la injerencia en los asuntos internos, no estaría de más recordar la declaración del entonces vicepresidente de EEUU, Joe Biden, quien en mayo del año pasado  sugirió celebrar en Venezuela antes de finalizar el año 2016 un referendo para revocar el mandato de Nicolás Maduro. Y nadie dijo ni pío.

Conocemos bien el doble rasero de quienes organizan las llamadas revoluciones de colores pensando sólo en sus pretensiones geopolíticas, sin preocuparse en absoluto por el pueblo del país en cuestión ni de las consecuencias que ello implica.

Pregunta: ¿Cuáles son las perspectivas de cooperación entre Rusia y CELAC y, en particular, Venezuela en 2017? ¿Qué opina sobre el intento de bloquear la presidencia de Venezuela en MERCOSUR?

Respuesta: Rusia apoyó las actividades de CELAC, este mecanismo universal latinoamericano, desde sus mismos inicios. Creemos que su existencia manifiesta la tendencia a la formación de un orden mundial más policéntrico, más estable y democrático. Establecimos el contacto con nuestros colegas de CELAC que en muchas ocasiones visitaron nuestro país. El último encuentro tuvo lugar en Sochi, en noviembre del año pasado, donde los ministros del “cuarteto” ampliado de CELAC aprobamos la “hoja de ruta” para desarrollar nuestra interacción en el marco del mecanismo de asociación y cooperación. Este docu7mento es bastante completo y garantiza un carácter estable y progresivo de nuestro diálogo que desembocará, estoy seguro, no sólo en el intercambio de opiniones, sino también en el respeto recíproco de las posturas y la coordinación de nuestros pasos en el escenario mundial.

Al mismo tiempo, desarrollamos, naturalmente, nuestra cooperación con otras organizaciones integracionistas incluidos MERCOSUR, ALBA, CARICOM, Comunidad Andina. Estamos interesados en contactar también con UNASUR.

Pregunta: ¿Qué opina sobre el intento de bloquear la presidencia de Venezuela en MERCOSUR?

Respuesta: No quiero adentrarme en los detalles porque Rusia no forma parte de MERCOSUR. Me atengo a la tesis de que en cualquier organización existen determinados procedimientos que deben ser respetados sin politizarlos.

Pregunta: En Astaná se están celebrando las negociaciones entre los países garantes de la paz en Siria ¿Qué espera de ellas? ¿Puede confirmar que Jordania se haya unido al proceso?

Respuesta: El encuentro que se está celebrando en Astaná desarrolla el primer contacto que tuvo lugar en esta misma ciudad en los días 23 y 24 de enero con la participación de los países garantes - Rusia, Turquía e Irán. Fue un contacto directo entre las delegaciones del gobierno y la oposición que habían firmado el acuerdo sobre el alto el fuego el 29 de diciembre de 2016. Justo antes del encuentro de Astaná el 23 de enero, nuestros colegas jordanos impulsaron a varios destacamentos del denominado Frente Sur, en los que tienen influencia, a unirse al acuerdo en cuestión. Aplaudiremos la ampliación del círculo de los grupos opositores armados que hagan lo mismo, al igual que una interacción más estrecha con nuestros colegas jordanos, teniendo en cuenta, además, que hace un par de años instituimos en Amán el Centro de Información ruso-jordano especialmente para coordinar nuestros pasos para ayudar al arreglo sirio.

El encuentro de hoy en Astaná está dedicada, sobre todo, a desarrollar aquella parte de los acuerdos anteriormente conseguidos que trata del funcionamiento del grupo conjunto de los países garantes que deberá controlar el cumplimiento del alto el fuego por todas las partes. Los militares, en primer lugar, pero con la participación de los diplomáticos discutirán cómo organizar mejor el trabajo de este mecanismo. También los reunidos hablarán de la preparación del siguiente paso; a saber, a la participación del gobierno y los grupos armados de la oposición en la formación de las delegaciones que sostengan las negociaciones políticas, también con el fin de redactar la Constitución para su ulterior discusión por todas las fuerzas políticas, de estimular el proceso de paz inclusivo entre las partes enfrentadas en Siria cuyo resultado será un acuerdo elaborado por los propios sirios.

Cuando presentamos un proyecto de esta Constitución aclaramos que no lo estamos imponiendo sino intentamos estimular el diálogo que, lamentablemente, estaba estancado permaneciendo bajo la égida únicamente del proceso de Ginebra. Vemos que nuestra iniciativa ya despertó las mentes, tanto en el gobierno como en los círculos opositores, también para elaborar la reforma constitucional. Confiamos en que el próximo paso, tras acordar en Astaná el mecanismo de funcionamiento del grupo especial mencionado, se dará en el ámbito político.  

Pregunta: Washington lanza acusaciones contra Irán de patrocinar el terrorismo en la región. ¿Pueden influir en el proceso sirio o en las relaciones ruso-estadounidenses y ruso-iraníes?

Respuesta: Dejo para el cargo de conciencia de los analíticos de diversos medio las especulaciones sobre las posibles acciones y declaraciones de la nueva administración de EEUU. Han llegado a nuestro oído, por supuesto, las declaraciones críticas sobre Irán, pero yo siempre intento oír lo importante y tomarlo como punto de referencia. El presidente de EEUU, Donald Trump, en reiteradas ocasiones, durante la campaña electoral y después de tomar las posesiones como presidente, dijo que el primordial problema de la política exterior es la amenaza del terrorismo internacional, en primer lugar, encarnizada en el llamado Estado Islámico. Si es así, y nosotros por nuestra parte compartimos este objetivo, al igual que la aplastante mayoría de los países del mundo, deberemos tomar en consideración que Irán no había sido sospechado en los vínculos con el EI, Jabhat al-Nusra o las organizaciones terroristas afiliadas e incluidas en la respectiva lista del Consejo de Seguridad de la ONU. Es más, Irán hace su aporte en la lucha contra el EI apoyando las unidades armadas en el territorio sirio en consonancia con la petición del legítimo gobierno sirio. Desde hace mucho tiempo abogamos por crear un auténtico frente antiterrorista (lo propuso el presidente ruso, Vladimir Putin en la Asamblea General de la ONU en 2015). Bajo la misma “sombrilla” deben actuar, de forma coordinada, todos los que ven en el EI una amenaza existencial para muchos países. Evaluando de forma objetiva a los posibles participantes de tal coalición, estoy convencido de que Irán, sin duda, deberá formar parte de nuestros esfuerzos colectivos. Creo que, en cualquier caso, tenemos que empezar la conversación sobre este tema, establecer el diálogo,, conocer las opiniones y los enfoques de cada uno, los hechos. Entre los hechos, por cierto, quiero mencionar el siguiente. Rusia, junto a EEUU, Irán y otros Estados, forma parte del  Grupo de Acción Financiera Internacional (GAFI), el organismo intergubernamental encargado de coordinar la lucha internacional contra el blanqueo y la financiación a actividades terroristas. Los expertos del Grupo preparan informes analizando la situación en cada uno de los países, recientemente lo hizo con respecto a Irán. Yo leí este documento y no encontré en él pretensiones serias contra los iraníes. Es más, la conclusión del informe reconoce que este país hace todo para avanzar hacia las metas propuestas. Por eso creo que será mejor que nos concentremos en los hechos. Desde luego, a veces surgen sospechas que necesitan ser aclaradas, y estamos a favor de ello, para volver a la tarea prioritaria. Y para todos nosotros esta tarea prioritaria consiste en luchar contra el EI y demás terroristas incluidos en las listas del Consejo de Seguridad de la ONU.

Documentos adicionales

Fotografías

x
x
Criterios adicionales de búsqueda