10 noviembre 201613:57

Discurso y respuestas a preguntas de los medios ofrecidos por el ministro ruso de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov, durante una rueda de prensa conjunta con el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación de la República de Benín, Aurelien Agbenonci, Moscú, 10 de noviembre de 2016

2082-10-11-2016

  • de-DE1 en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

Estimadas damas y caballeros,

Hemos sostenido unas negociaciones eficaces con la delegación de Benín encabezada por el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación de la República de Benín, Aurelien Agbenonci. El ministro de Economía y Finanzas de la República de Benín, Romuald Wadagni, forma parte de esta delegación también. Hemos aprovechado esta oportunidad para abordar una amplia gama de temas de la agenda bilateral e internacional.

Nuestras relaciones son tradicionalmente amistosas. Hemos acordado emprender pasos concretos para profundizar nuestro diálogo político, los lazos comerciales y económicos y en el ámbito de las Humanidades, así como fortalecer el marco jurídico de nuestras relaciones.

Hemos destacado especialmente las potencialidades que hay en tales direcciones importantes como la infraestructura de transporte, el desarrollo de las tecnologías más avanzadas de exploración, extracción y procesamiento de recursos minerales, la creación de nuevas plantas de generación de energía. Nuestros colegas están interesados también en investigar las potencialidades de proyectos concretos en el sector agrícola, el turismo.

La delegación sostendrá hoy reuniones en la Cámara de Comercio e Industria de Rusia con los representantes del sector de negocios ruso, durante las que estas cuestiones se abordarán con más detalle. Hemos acordado que, en el marco del Ministerio de Asuntos Exteriores, vamos a prestar apoyo a los contactos directos similares con la participación de organizaciones públicas y empresas privadas de Rusia y Benín.

Hemos acordado continuar la cooperación en el ámbito de preparación de los cuadros de Benín en las universidades rusas. Nos alegra que las becas otorgadas a este país gocen de demanda. Estaremos dispuestos a aumentar el número de tales becas.

Hemos confirmado también la disponibilidad de intensificar la cooperación militar y tecnológica con Benín. Tenemos un respectivo acuerdo intergubernamental.

Hemos hablado mucho sobre problemas regionales y globales, en el contexto del orden multipolar y policéntrico de las relaciones internacionales que está formándose, entre otras cosas. Nuestros enfoques hacia cuestiones de la agenda internacional coinciden o son afines. Rusia y Benín se pronuncian por el respeto hacia el Derecho Internacional, el papel protagónico coordinador de la ONU, la necesidad de respetar el derecho de los pueblos a determinar independientemente su futuro. Nos pronunciamos por arreglar todas las crisis y conflictos sólo por vía política y diplomática. Esto se refiere a todos los conflictos que desgraciadamente continúan en el continente africano: en la República Democrática del Congo, Burundi, Sudán del Sur, la República Centroafricana. El señor Agbenonci tiene mucha experiencia de trabajar con los países africanos en el marco de la ONU. Sus valoraciones del desarrollo de la situación en África serían muy útiles para nosotros.

Hemos hablado también sobre la situación en Oriente Próximo y el Norte de África: en Siria, Libia y otras consecuencias de la llamada “primavera árabe”. Hemos confirmado nuestra postura que consiste en que cualesquiera conflictos deben arreglarse, ante todo, mediante un diálogo de las partes involucradas, procesos de reconciliación nacional, tomando en consideración enfoques de los países de la respectiva región. Esta postura de Rusia es aplicable plenamente en los casos cuando los problemas africanos se abordan en el Consejo de Seguridad de la ONU. Insistimos siempre en que las decisiones tomen en consideración la postura de la Unión Africana y varias organizaciones subregionales del continente africano.  

Hemos centrado una atención especial en las perspectivas del incremento de nuestra interacción en el marco de la ONU y otros foros para movilizar a la comunidad internacional hacia la lucha contra el terrorismo y el extremismo internacional.

Creo que nuestras negociaciones han sido fructíferas y han permitido esbozar varias direcciones concretas para aplicar esfuerzos conjuntos. Hemos acordado continuar el diálogo. Estoy convencido de que muchos de los planes propuestos hoy se realizarán en un futuro previsible.

Pregunta (dirigida a ambos ministros): ¿Comenten las elecciones que se celebraron en EEUU, desde el punto de vista jurídico, entre otras cosas? 

Respuesta: El presidente ruso, Vladímir Putin, ya dio ayer nuestras valoraciones de estos comicios, cuando pronunció un discurso en el Kremlin, durante la ceremonia de entrega de las cartas credenciales.

Respetamos la elección del pueblo estadounidense, estamos abiertos a la interacción con el nuevo presidente de EEUU, como sería en todos los casos, independientemente de los resultados de las elecciones. Naturalmente, esperamos que las relaciones entre Rusia y EEUU que viven hoy un momento difícil se mejoren y se hagan normales, lo que responde a los intereses de nuestros pueblos y de toda la comunidad internacional.

En lo que se refiere a los aspectos jurídicos, sólo puedo decir que hay un aspecto jurídico internacional, porque EEUU asumió compromisos ante la OSCE de organizar la observación internacional de elecciones. Esta observación fue organizada. La OSCE ya ha publicado un informe preliminar de. A pesar de varias observaciones, en este informe se reconoce que los comicios corresponden en plena mediada a todos los estándares internacionales que existen. Es una parte del marco jurídico.

Claro está, hay una parte interna del marco jurídico: la legislación estadounidense, su sistema electoral que es muy específico, como saben ustedes. Este sistema prevé que el jefe de Estado no se elige mediante elecciones directas, sino a través de un colegio de electores. Hubo casos (no es por primera vez), cuando el candidato que reunió la mayoría de votos de la población no obtuvo esta mayoría en el colegio de electores. A propósito, cuando el cargo de Secretario de Estado de EEUU lo ocupaba Condoleezza Rice, sosteníamos tales diálogos filosóficos sobre la democracia y sobre sistemas estatales, en general, sobre sistemas que se aplican en varios Estados para organizar el proceso político, la vida política allí. Dijo que sabían que su sistema era lejos de ser perfecto y, en cierta medida, podía calificarse como injusto, porque la mayoría de votos de la población no garantizaba la victoria, pero el sistema de EEUU era así, los estadounidenses se habían acostumbrado a éste, por eso no había motivo para preocuparse. Y no nos preocupamos. 

Pregunta: Washington reconoció la muerte de 63 civiles en los ataques aéreos de la coalición encabezada por EEUU en Iraq y Siria, pero nadie le acusa de cometer crímenes de guerra, a diferencia de Rusia. Washington reconoce con frecuencia la muerte de civiles, promete investigar tales casos, pero sigue actuando de conformidad con su plan, como si no hubiera pasado nada. ¿Quizás Rusia pueda usar una táctica similar?

Respuesta: Creo que es amoral e ineficaz aprovechar una u otra tragedia humanitaria para ganar puntos políticos. Desgraciadamente, observamos que tales intentos se emprenden en relación con los procesos que tienen lugar en Oriente Próximo y el Norte de África, sea en Siria o en Iraq. Aquí es evidente la aplicación de un doble rasero.

En lo que se refiere al llamado daño colateral que es un término inventado por los estadounidenses para explicar las causas de víctimas entre civiles durante las campañas militares, al contar cómo la Fuerza Aeroespacial de Rusia ayuda al Gobierno legítimo de Siria a luchar contra los terroristas, nosotros y el Ministerio ruso de Defensa destacamos que siempre cuando se asesten golpes se toman todas las medidas de precaución necesarias para minimizar el daño causado a los objetos de infraestructura civil y, aún más, a la población civil y, en el mejor caso, evitarlo.

Cuando nos acusan de que la Fuerza Aeroespacial rusa asesta golpes contra unos u otros objetos de infraestructura civil, siempre insistimos en que nos presenten las pruebas. Hubo muchos casos, cuando varios Estados u organizaciones no gubernamentales internacionales afirmaron que uno u otro objeto (escuela, edificio de la guardería infantil, etc.) quedó destruido tras nuestros ataques y el Ministerio ruso de Defensa presentó en reiteradas ocasiones pruebas documentales que esto no tenía nada que ver con la realidad. Estaremos dispuestos a investigar cualesquiera hechos, pero, en realidad, nadie nos ha presentado todavía hechos concretos.

En general, se puede hablar durante mucho tiempo sobre el modo de presentar la información en relación con procesos similares en Siria e Iraq. Citaré un ejemplo. Hace varios días, el Consejo de Seguridad de la ONU aprobó una resolución que condena las acciones del Estado Islámico en la ciudad iraquí de Mosul donde la población civil se usa como escudo vivo y exigió poner fin a esto. Centramos la atención de nuestros colegas en que lo mismo pasa en Alepo oriental, a diferencia de que allí las riendas del poder no las tiene el Estado Islámico, sino el Frente al Nusra al que se subordinan todos los demás grupos de la oposición armada que están en esta parte de  la ciudad. No permiten tampoco a la población civil que salga de la ciudad por los corredores humanitarios organizados por las autoridades sirias con apoyo de la parte rusa y usan a civiles como escudos humanos. En esta situación nuestros socios occidentales no se apresuran a alzar su voz contra esta actividad antihumana, lo que hace pensar de nuevo que Occidente está dispuesto a luchar de alguna manera contra el Estado Islámico, pero sigue protegiendo al Frente al Nusra, porque tiene por lo visto algunos planes en relación con este grupo extremista.

Subrayo de nuevo que estamos interesados en que los esfuerzos de la comunidad internacional para superar las crisis en Siria, Iraq y otros puntos calientes sean sinceros, honestos y no se acompañen con los intentos de ganar puntos geopolíticos, con los intentos de promover abiertamente sus propios éxitos y difamar las acciones de Rusia y nuestros socios en los procesos en que nuestros colegas no están interesados.

Documentos adicionales

Fotografías

x
x
Criterios adicionales de búsqueda