16 diciembre 201418:10

Comentario del Departamento de Información y Prensa del Ministerio de Asuntos Exteriores de Rusia en relación con la reclamación por parte de Dinamarca de la plataforma continental del Ártico

2888-16-12-2014

  • en-GB1 es-ES1 ru-RU1 fr-FR1

Dinamarca es uno de los cinco países que limitan con el Ártico que reclama el derecho a poseer un sector de la plataforma continental del océano Ártico. Los demás son Rusia, Noruega, Canadá y Estados Unidos. En 2001, Rusia fue el primer país en reclamar sus derechos sobre la plataforma continental.

El 15 de diciembre, Dinamarca solicitó a la Comisión de Límites de la Plataforma Continental (CLPC) extender sus fronteras a la plataforma continental a 200 millas náuticas de la costa, de conformidad con la Convención de las Naciones Unidas sobre el Derecho del Mar de 1982. Se trata de un sector de la plataforma que se encuentra al norte de Groenlandia. Rusia ya conocía los planes de Dinamarca en relación a esta cuestión. Es más, era evidente hace ya tiempo que Dinamarca reclamaría una expansión de la plataforma continental hasta el Polo Norte, o incluso por encima del Polo Norte. Rusia hará una reivindicación similar con la revisión de su reclamación, que se está redactando actualmente. Precisamente teniendo en cuenta esta circunstancia, durante toda la presentación de solicitudes nuestros países han cooperado estrechamente y seguirán cooperando en esta cuestión.

Cabe señalar que la CLPC no tiene plenos poderes para "asignar" un sector de la plataforma continental a un país específico ni para delimitar sus aguas. Su misión es asegurar, en base a los datos científicos presentados, si una determinada zona se considera plataforma continental, es decir, si se trata de una extensión submarina del continente o si se trata de un tramo profundo del fondo marino que no puede reclamar ningún país.

Los posibles sectores adyacentes de la plataforma continental de nuestros países en altas latitudes del Ártico se demarcarán de forma bilateral, mediante negociaciones y de conformidad con el derecho internacional. Sin embargo, la CLPC deberá confirmar que los sectores del fondo marino que reclaman Rusia y Dinamarca efectivamente son parte de la plataforma continental. En consecuencia, no es esta una cuestión que pueda resolverse en un día. Teniendo en cuenta la carga de trabajo de la CLPC, la petición danesa, según los cálculos actuales, no será revisada antes del transcurso de 10-15 años.

 

 
16 de diciembre de 2014
 
 
x
x
Criterios adicionales de búsqueda